DECIMOTERCER DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct:Re.4,8-11.14-16ª:Ese hombre un santo; se quedará aquí

Sal.88,2-3.16-17.18-19:Cantaré eternamente las misericordias de Dios

2ªLct:Rm.6,3-4.8-11:Por el bautismo fuimos sepultados con Él en la muerte

Evangelio: Mt.10,37-42:El que no toma su cruz no es digno de mi

Al proclamar este fragmento del Evangelio de San Mateo adivinamos la figura de Jesús con la conciencia vivísima de su grandeza que habla con autoridad y reclama atención, seguimiento y adhesión incondicional a quien desee ser su discípulo.

Es serio y radical el ámbito de la familia que nos constituye y afirma en nuestras raíces vitales. Nuestros padres y hermanos o nuestros amigos son el suelo nutricio de nuestro yo. De ahí el mandamiento: “Honrarás a tu padre y a tu madre”.

Pues Jesús pide a su discípulo anteponerle a Él .También se nos dice “abandonará el hombre a su padre y as su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne” .Así de importante y vital  es la familia para nuestro desarrollo.El seguimiento de Jesús lo es más.

Jesús atrae a sus discípulos al centro y esencia de la vida. ¿Qué es ser cristiano?¿Quién es un cristiano? Un héroe, un dechado de virtudes y perfecciones??. Un discípulo de Jesús es alguien que se adhiere a Jesús porque en su interior ha experimentado un susurro de llamada:¡Ven¡¡Sígueme ¡Ha sido tocado por su gracia  y “lo vende todo como porque ha  encontrado un tesoro que llena su corazón”Es alguien  que vive y aprende de Jesús. Recibe la vida de Él y la entrega por Él

Lo que distingue al creyente cristiano es la persona de Jesús. Su amor, su seguimiento, su actitud de conocerle y amarle…estar siempre aprendiendo con Jesús .Así podemos apreciar y entender a S.Pablo: ”Todo lo estimo pérdida con tal de conocer a Jesús que me amó y se entregó pro mi…””Mi vivir es Cristo” ”ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mi”.

El creyente cristiano ordena su vida,sus talentos,sus energías,sus cualidades,sus defectos y carencias,su profesión y su trabajo desde la luz de Jesús.

Seguir a Jesucristo es asimilarnos al bautismo: ”incorporados a su muerte”, ”viviremos con Él, despertado de entre los muertos por la gloria del Padre”. No se trata de ser supercristianos o una élite de soberbios, sino gente que agradece al Señor su elección: «Dichoso el pueblo que sabe aclamarte, tu nombre es su gozo cada día».

Ser cristiano todos los días comporta una actitud de confianza activa, de acción de gracias, a veces de oscuridad y sequedad. Es vivir el misterio del sacramento del bautismo: sumergirnos en la pasión, muerte y resurrección de Cristo, auxiliados por el Espíritu Santo que habita en nosotros como en un templo y que viene en ayuda de nuestra debilidad. Por eso le pedimos que todos los días nos encuentre dignos de ser y llamarnos cristianos. Y que podamos decir: todo lo puedo en aquel que me conforta.

El Señor es más generoso y abundante que nosotros. Aquella sunamita le había dicho a su marido: Este hombre(Eliseo)me consta que es un santo, preparémosle una habitación. Si, aquella mujer y su marido que sufrían su esterilidad reciben una gracia: El año que viene, abrazarás a un hijo».A veces un matrimonio que se creía estéril, al poco tiempo de adoptar uno niño o una niña resulta que ella ha quedado embarazada. ¡Como si la generosidad desencadenase la fecundidad ¡ Así son las cosas de Dios y de Jesús: «el que dé de beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca a uno de estos pobrecillos sólo porque es mi discípulo, no perderá su paga, os los aseguro». El Señor es abundante y misericordioso. Hoy también me asocio al salmista: Cantaré eternamente las misericordias del Señor, anunciaré tu fidelidad por todas las edades».

«Señor, concédenos vivir fuera de las tinieblas del error y permanecer siempre en el esplendor de la verdad». «Unidos a ti en caridad perpetua, demos frutos que siempre permanezcan» .

 

DUODÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

DUODÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

1ªLct:Jr.20,10-13:Libra la vida del pobre de manos de los impíos

Sal.68,8-10.14.17.33-35:Que me escuche tu gran bondad,Señor.

2ªLct: Rm.5,12-15:El don no se puede comparar con la caída.

Evangelio. Mt.10,26-33: No tengáis mieido a los que matan el cuerpo.

 

NO TENGÁIS MIEDO A LOS QUE QUE MATAN EL CUERPO , NO PUEDEN MATAR AL ALMA

 

Después de haber celebrado los grandes misterios de la fe cristiana con los tiempos litúrgicos de Adviento, Navidad, Cuaresma ,Pascua(Resurrección, Ascensión y Pentecostés) y las Solemnidades de la Sma.Trinidad.  Corpus Christi y el Corazón de Jesús ,nos situamos en el tiempo ordinario, tiempo donde también discurre el fluir de la vida de la Iglesia.

Acompañados por la Palabra de Dios, en el fragmento de la primera lectura, el profeta Jeremías nos cuenta los sufrimientos de su quehacer profético en nombre de Dios ,con esta expresión: ”Pavor en torno” porque experimenta el acoso de los enemigos que le van a   “delatarlo”, ”intentar seducirlo”, ”violarlo” y destruir. El único recurso: ”a Él encomiendo mi causa” .Espera que se cumpla la palabra del salmista inspirado: ”cantad al Señor que libra la vida del pobre de manos de los impíos”

También en nuestro mundo ambiente el hombre justo, honrado y sincero está expuesto a la incomprensión y a la persecución. Los medios de comunicación nos hablan de que determinadas personas son hostigadas, atacadas y zaheridas. Algún juez, algún obispo al mostrar  su pensamiento acorde con lo que dice la doctrina de la iglesia ,sufre el acoso de aquellas que quieren imponer su ideología. No digamos de los mártires cristianos de nuestros días. Esto nos llena de tristeza. Las reacciones de los perseguidores llevan en el trasfondo que se sienten denunciados por el bien, la justicia, la honradez y sinceridad de las personas. ”Se oponen a nuestros planes”

¡Que me escuche tu gran bondad¡¡Por tu gran compasión vuélvete hacia mi¡ le cabe al creyente y al hombre de buena voluntad guiado por La luz del sentido común o de su conciencia

San Pablo en la Carta a los Romanos da cuenta del pecado y de la muerte en el mundo: «todos pecaron», ”todos están privados de la gracia” .La muerte desde Adán hasta Moisés….incluso los que no habían pecado como Adán(pecado personal y pecado de «origen») por pertenecer a la raza humana.

Destacada esta situación pecadora, desordenada y desorientada ahora viene la gran noticia: «Si por culpa de uno todos murieron por Jesús se desbordó la gracia y la benevolencia de Dios». ¡Oh félix culpa que mereció tal Redentor¡ ,se expresará S.Agustín en un arrebato de fe y de gracia y recogida en el Pregón Pascual de la Liturgia del Sábado Santo.

Jesús en el evangelio también inculca al discípulo una actitud firme pues se va a sentir tentado a abandonar en la encrucijada de la persecución por causa de la verdad: «No tengáis miedo a los que matan el cuerpo no pueden matar el alma.

Este mundo tan complejo, tan rico, tan bueno y en ocasiones  tan cruel(por la libertad que tiene el hombre) está bajo el fundamento del sentido, la razón, la justicia, el amor, la verdad. Pero está también transido por el sinsentido y soberbia de los hombres.»El tiempo pondrá a cada uno en su lugar» decimos vulgarmente.

En los próximos días vamos a celebrar el nacimiento de Juan el Bautista, mártir de la verdad, también  la memoria de los Santos Juan Fisher y Tomás Moro que se opusieron a las pretensiones morales del rey Enrique VIII de Inglaterra. A veces tenemos la sensación de que el mal es más fuerte que el bien. Jesús insiste: «No tengáis miedo…si uno se pone de parte de mi Padre yo también me pondré de su parte ante el Padre del cielo».

Concédenos vivir siempre con amor y respeto a tu santo nombre…»…estableces en el sólido fundamento de tu amor» «Te agrademos con la ofrenda de nuestro amor…Que la Eucaristía sea prenda(anticipo, adelanto)de salvación»

 

SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y DE LA SANGRE DE JESUCRISTO

SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y SANGRE DE JESUCRISTO

 

1ªLct.:Dt.8,2-3.14b-16ª:Te alimentó con el ,maná que tu no conocías ni conocieron tus padres

Sal.147,132-13.14.16.19-20:Glorifica al Señor,Jerusalén.

2ª.Lct.:1ªCo.16-17:El pan es uno y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.

Evangelio: Jn.6,51-59: Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.

 

Todos ,de una u otra manera, nos hemos sentido contagiados con el esplendor de las procesiones del Corpus Christi en pueblos y ciudades. El tiempo primaveral, o veraniego como en este año, las flores, lo  cánticos, el fervor de los creyentes, el entusiasmo de los niños de primera comunión…Todos nos hemos sentido emocionados cantando “El amor de los amores…Dios está aquí”

El Espíritu Santo de Pentecostés reciente, el impulso de Jesús resucitado nos mueve a adorarlo en su Cuerpo y Sangre eucarísticos.

Más con la actitud de adoración de honor y alabanza nos sentimos orientados al momento de la institución del sacramento de la Eucaristía en el día de Jueves Santo: TOMAD Y COMED , ESTO ES MI CUERPO QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.»TOMAD Y BEBED ESTA ES MI SANGRE QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS”. Una poderosa confesión de fe en la Presencia real y sustancial de Jesucristo en las especies de pan y vino consagradas. ”El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros y hemos contemplado su gloria”. Dios se hizo hombre y continúa haciéndose de modo supereminente presente en el sacramento de la Eucaristía: ”presencia verdadera, personal, real y sustancialmente”. Jesús también está presente en la Palabra proclamada, en la comunidad reunida en su nombre, en el ministerio de los sacerdotes y en la caridad. En las Escrituras y en la fracción del pan lo reconocieron los de Emaús

Jesús se ofrece, se entrega, se parte, se reparte de modo que “El que me come vivirá por mí” pues “mi carne es vida para el mundo”.

De nuevo la pedagogía amorosa de Dios y de Jesucristo conducen al hombre a la plenitud de la vida, a saciar el hambre y la sed de Dios, impresas en su corazón a pesar de sus torpezas, confusiones e idolatrías.

El fragmento del libro del Deuteronomio nos recuerda los cuarenta años de Israel por el desierto afligido por mil calamidades pero sobre todo por el hambre y la sed con la intervención portentosa de Dios en su favor con “el maná del desierto” y la “roca de agua viva”, y lo que es más con la advertencia rigurosa de “que no sólo de pan vive el hombre sino de todo cuanto sale de la boca de Dios”.No olvides que Dios te sacó de Egipto, no olvides que el Señor es tu Dios que no puedes llenar tu corazón atiborrándolo con placeres efímeros y engañosos. Se vive por el sentido y con la hondura de la vida es comunión y participación. La comida como necesidad natural , superando la glotonería y el placer egoísta, eleva su tono en la celebración de la fiesta, en el compartir y comunicar la alegría de vivir.  

De modo que Jesús nos invita a “HACED ESTO EN MEMORIA MÍA”, ”Cada vez que coméis este pan y bebéis de este cáliz anunciáis la muerte del Señor hasta que vuelva”.

Jesús lavó los pies a sus discípulos y les dijo que el siervo no es más que el amor así que haced vosotros lo mismo. ”HACED ESTO EN MEMORIA MÍA. TOMAD Y COMED”.

Vitalmente Jesús nos impulsa a hacer lo mismo con nuestra vida: “TOMAD, COMED. ”Nos impulsa a dar a comer nuestra vida en memoria de Jesús.

Pero este es el escándalo la piedra de tropiezo. ¿Cómo puede darnos Éste a comer su carne? ¿Cómo puedo y entregar mi vida, partir mi vida si siempre hay personas avaras e insaciables dispuestas a aprovecharse?. Seguramente en vuestro entorno habéis visto personas generosas, altruistas, dispuestas a ayudar. Esos testigos del amor, la amistad, la generosidad nos sitúan en el ámbito de Dios amor y de Jesús, el hijo de Dios echo carne para salvarnos, redimirnos y saciar nuestra vida de felicidad eterna.

En la celebración del Cuerpo y Sangre de Jesús entregado como alimento salvífico recordamos que alguien en la historia con su vida entregada expresó el amor de Dios por nosotros hasta morir en la cruz. Pero Dios le dio razón resucitándolo.

Y por eso tantas personas que en su vida no han hecho otra cosa que darse, sufriendo injusticias por amor a la familia, a la verdad, a la justicia son reconocidas por el “AMOR DE LOS AMORES”.

Mas también Jesús Eucaristía es un impulso a la unidad de los cristianos pues  en esto reconocerán que sois mis discípulos “si os amáis”.El pan que partimos ¿no nos une a todos en el cuerpo de Cristo? El pan es uno y así nosotros, aunque somos muchos formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan”.

¡Qué bien entiende la Iglesia que junto a la palabra y  la Eucaristía vive ejerciendo la caridad compartiendo sus bienes .Este es el gran sentido de Caritas Universal, Nacional, Diocesana ,Parroquial o Congregacional.

¿Cómo sucederá esto?¿Cómo puede darnos este a comer su carne?.Dice Jesús: “Yo vivo por mi Padre, del mismo modo que quien me come vivirá por mi”.

Tomad y comed, esto es mi cuerpo, tomad y bebed esta es mis sangre. Haced esto  en memoria mía.

Al recibir el cuerpo y la sangre eucarísticos “el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la gloria futura”. Cuando participamos en el banquete eucaristíco se nos da una prenda, pignus, un anticipo del banquete eterno. ¡Qué mejor imagen de la felicidad eterna que un banquete de bodas, una comida familiar sana y festiva en la que la alegría plena sea completa porque  el Padre,el Hijo y el Espíritu Santo nos han reunido en el amor y la fiesta.

«Señor, que experimentemos constantemente el fruto de tu redención». «La comunión de tu cuerpo y tu sangre, signo del banquete del reino, nos llene del gozo eterno de tu divinidad»

 

SOLEMNIDAD DE LA SMA.TRINIDAD

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

1ª.Ex.34,4b-6.8-9:Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso.

Salmo: Dan.3,52.53.54.55.56:A ti gloria y alabanza.

2ªLct.:2ª Co 13,11-13:La gracia de Jesucristo, el amor de dios y la comunión del Espíritu Santo.

Evangelio: Jn.3,16-18: Dios mando a su Hijo al mundo para que se salve por Él.

Jesús a quien imaginamos tan cercano y misericordioso ”pues ungido por el Espíritu santo pasó haciendo el bien y curando toda dolencia” como nos refieren los evangelios, lo escuchamos complacidos por su sabiduría y verdad pues “ no habla como los escribas y fariseos sino con autoridad” y además cautiva a la gente:”¿Quién es éste que manda callar a los espíritus inmundos?””¿Quién es éste que calma la mar?”.

Su manera de hablar y actuar es una feliz pedagogía humana y divina que revela esplendorosa la verdad llena de vida y de amor sobre el Padre- «Mi Padre y vuestro Padre»- Con una intimidad dulce nos revela :”El Padre y yo somos una misma cosa”. ”Quien me ve a mi ha vito al Padre”, ”Nadie puede ir al Padre sino es por mi”.”Vosotros, decid así Padre nuestro…”Pero también con gravedad y hondura :”He aquí que estoy para hacer tu voluntad”. ”Aparta de mi este cáliz pero no se haga mi voluntad sino la tuya”. Al mismo tiempo nos sentimos sobrecogidos en su presencia invisible.

En otros momentos más solemnes y nostálgicos por su inmediata ausencia, Jesús dirigirá la atención de sus discípulos a la presencia de otra persona, el Espíritu Santo de la verdad: ”conviene que yo me vaya para enviaros de parte el Padre el Espíritu Santo, Defensor que permanecerá siempre con vosotros”.” Me voy pero volveré a vostoros” ”El os enseñará todas las cosas y os recordará todas mis palabras”. ”Comprenderéis que yo estoy en mi Padre y que vosotros estáis en mí y yo en vosotros”.

Así los apóstoles, la Iglesia de todos los tiempos se ha convertido en cauce humilde y fuerte del torrente de vida y amor que es la familia divina: Padre, Hijo y espíritu Santo.

La persona humana entiende  que no se puede sostener sin el amor, la amistad ,la intimidad compartida. Somos seres relacionales. La soledad es su propia condena, el infierno. “Dios  es uno pero no es solitario”(S.VII-6ºConcilio de Toledo).,sino tripersonal.

Resulta precioso recibir esta gran noticia del Dios de la vida que se manifiesta como comunidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Luego los teólogos han derrochado talento ,arte e inteligencia ,amor, para hacernos comprensible este misterio de amor trinitario para que el hombre viva por el amor, lo confiese por la fe y lo explique con la razón. S.Agustín que dedicó un libro a este misterio” De Trinitate” recurrirá a una analogía de las facultades humanas de la persona: memoria, inteligencia, voluntad permaneciendo en la unidad de la persona son distintas. Un pálida imagen del misterio pero uno intento estupendo de dar razón de nuestra fe trinitaria.

Se cuenta que el Hermano Reginaldo, secretario de Santo Tomás de Aquino le apremiaba al santo a que escribiese más y el contestó: Desde que he experimentado me parece nada cuanto he escrito”.

El misterio de la Santísima Trinidad no es uno ámbito para la elucubraciones y lucimientos intelectuales, aunque tengamos que dar razón de nuestra fe en su misterio, sino para el agradecimiento pues “el Señor es compasivo, misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad “,“dichosa la nación cuyo Dios es el Señor” que se acerca hasta nosotros como se acercó hasta Moisés para que tengamos vida eterna, vivamos en el amor y en reconocimiento mutuo.

Frente al ateísmo que amenaza con condenar al hombre a su soledad y  frustración, el cristiano da testimonio de que “Dios entregó a su Hijo único para que los que creen el tengan vida eterna” .

Confesamos la fe en el misterio la Santísima Trinidad y en su comunión y relación íntima” que nos ha sido revelada y apreciamos que “el amor de Dios y el Espíritu Santo derramado en nuestros corazones”, ”nos hace templos de su Espíritu”, es decir “inhabitados por la Santísima Trinidad”. ”Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos”, pues lo somos y aún no se ha manifestado lo que seremos…La santa Isabel de la Trinidad, carmelita de Dijon, contemporánea de Sta Teresa del Niño Jesús, descubrió su vocación profunda ser “alabanza de la gloria” 

Señor, concédenos profesar la fe verdadera, conocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su unidad todopoderosa.

“Que la gracia de Ntro…Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con vosotros”. ”Tened uno mismo sentir y vivid en paz”