DUODÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

DUODÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

1ªLct:Jr.20,10-13:Libra la vida del pobre de manos de los impíos

Sal.68,8-10.14.17.33-35:Que me escuche tu gran bondad,Señor.

2ªLct: Rm.5,12-15:El don no se puede comparar con la caída.

Evangelio. Mt.10,26-33: No tengáis mieido a los que matan el cuerpo.

 

NO TENGÁIS MIEDO A LOS QUE QUE MATAN EL CUERPO , NO PUEDEN MATAR AL ALMA

 

Después de haber celebrado los grandes misterios de la fe cristiana con los tiempos litúrgicos de Adviento, Navidad, Cuaresma ,Pascua(Resurrección, Ascensión y Pentecostés) y las Solemnidades de la Sma.Trinidad.  Corpus Christi y el Corazón de Jesús ,nos situamos en el tiempo ordinario, tiempo donde también discurre el fluir de la vida de la Iglesia.

Acompañados por la Palabra de Dios, en el fragmento de la primera lectura, el profeta Jeremías nos cuenta los sufrimientos de su quehacer profético en nombre de Dios ,con esta expresión: ”Pavor en torno” porque experimenta el acoso de los enemigos que le van a   “delatarlo”, ”intentar seducirlo”, ”violarlo” y destruir. El único recurso: ”a Él encomiendo mi causa” .Espera que se cumpla la palabra del salmista inspirado: ”cantad al Señor que libra la vida del pobre de manos de los impíos”

También en nuestro mundo ambiente el hombre justo, honrado y sincero está expuesto a la incomprensión y a la persecución. Los medios de comunicación nos hablan de que determinadas personas son hostigadas, atacadas y zaheridas. Algún juez, algún obispo al mostrar  su pensamiento acorde con lo que dice la doctrina de la iglesia ,sufre el acoso de aquellas que quieren imponer su ideología. No digamos de los mártires cristianos de nuestros días. Esto nos llena de tristeza. Las reacciones de los perseguidores llevan en el trasfondo que se sienten denunciados por el bien, la justicia, la honradez y sinceridad de las personas. ”Se oponen a nuestros planes”

¡Que me escuche tu gran bondad¡¡Por tu gran compasión vuélvete hacia mi¡ le cabe al creyente y al hombre de buena voluntad guiado por La luz del sentido común o de su conciencia

San Pablo en la Carta a los Romanos da cuenta del pecado y de la muerte en el mundo: «todos pecaron», ”todos están privados de la gracia” .La muerte desde Adán hasta Moisés….incluso los que no habían pecado como Adán(pecado personal y pecado de «origen») por pertenecer a la raza humana.

Destacada esta situación pecadora, desordenada y desorientada ahora viene la gran noticia: «Si por culpa de uno todos murieron por Jesús se desbordó la gracia y la benevolencia de Dios». ¡Oh félix culpa que mereció tal Redentor¡ ,se expresará S.Agustín en un arrebato de fe y de gracia y recogida en el Pregón Pascual de la Liturgia del Sábado Santo.

Jesús en el evangelio también inculca al discípulo una actitud firme pues se va a sentir tentado a abandonar en la encrucijada de la persecución por causa de la verdad: «No tengáis miedo a los que matan el cuerpo no pueden matar el alma.

Este mundo tan complejo, tan rico, tan bueno y en ocasiones  tan cruel(por la libertad que tiene el hombre) está bajo el fundamento del sentido, la razón, la justicia, el amor, la verdad. Pero está también transido por el sinsentido y soberbia de los hombres.»El tiempo pondrá a cada uno en su lugar» decimos vulgarmente.

En los próximos días vamos a celebrar el nacimiento de Juan el Bautista, mártir de la verdad, también  la memoria de los Santos Juan Fisher y Tomás Moro que se opusieron a las pretensiones morales del rey Enrique VIII de Inglaterra. A veces tenemos la sensación de que el mal es más fuerte que el bien. Jesús insiste: «No tengáis miedo…si uno se pone de parte de mi Padre yo también me pondré de su parte ante el Padre del cielo».

Concédenos vivir siempre con amor y respeto a tu santo nombre…»…estableces en el sólido fundamento de tu amor» «Te agrademos con la ofrenda de nuestro amor…Que la Eucaristía sea prenda(anticipo, adelanto)de salvación»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *