DECIMISÉPTIMO DOMINGO ORDINARIO

DECIMOSÉPTIMO DOMINGO ORDINARIO

1ªLct.2º Reyes 4,42-44:Comerán  y sobrarán

Sal.144,10-11.15-16.17-18.:Abres tú la mano y nos sacias.

2ªLct.:Ef.4,1-6:Un solo cuerpo,un Señor, una fe,un bautismo

Evangelio.Jn6,1-15:Repartió a los que estaban sentados todo lo que quisieron.


El profeta Eliseo , lleno de espíritu, ordena a Bal-Salisá entregar el pan de las primicias y grano reciente a la gente para que coman y así “ Dios que  es abundante y generoso” contagia al hombre  para que esté a favor de todo viviente.

En un mundo de tanta pobreza Dios es abundante y llama al hombre a poner a prueba esta faceta de Dios:”dáselos a la gente para que coman”,”comerán y sobrará”.Su mismo valedor el profeta Elías que pidió pan a la pobre viuda de Sarepta en tiempo de hambruna y ésta compartió el pan con su hijo y el profeta probó el auxlio y la abundancia de Dios para con el hombre

La tragedia de nuestra humanidad se encuentra en el corazón del hombre que en vez de compartir y abrirse se encierra en su ego. A un productor de maíz le dieron un premio por la calidad del mismo. ¿Cómo lo logra usted?. Comparto mi semilla con los vecinos para que cuando llegue la polinización  nos sintamos beneficiados unos y otros. Los entendidos nos dicen que en el mundo hay riqueza para todos pero  el drama es que la gente muere de hambre. Se han presentado muchas utopías, a veces perversas. Sólo la utopía del Reino que pasa por la conversión del corazón y el amor gratuito puede realizar un mundo más justo.

Por eso la colaboración que el cristiano ofrece al mundo:”que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Humildad, amabilidad, comprensión, sobrellevándoos con amor. Esforzaos  en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz”.

Con el mismo tono se presenta Jesús en el evangelio: una multitud ávida de alimento de sentido  y amor y ávida de pan de  pan para comer. También Jesús que realiza signos de poder curando a los enfermos, recreando un mundo herido ,se atreve a realizar un signo de multiplicación del pan material, profecía o adelanto significativo del sacramento eucarístico que iba a instituir en la última cena..

Dios quiere uno mundo abundante de pan y de vida , que sobre y no se desperdicie. Por eso Jesús que multiplica el pan insta a los discípulos:”dadles vosotros de comer” pues que duda cabe que un modo de dar de comer al hambriento es la solidaridad y el compartir. En la famosa obra de teatro del autor italiano Diego Fabri “Proceso a Jesús”, hay un momento en que el fiscal se encara con los apóstoles para echar por tierra los milagros de Jesús,en concreto al multiplicación de los panes. En todo caso el milagro estuvo en que Jesús suscito la solidaridad para compartir el alimento que tenía en su “capacho” la gente que le seguía.¡Y no fue poco milagro¡ exclama irónico el fiscal. Los apóstoles no aceptaron el argumento y testificaban que Jesús hacía obras admirables. “porque Dios estaba con él” Entonces ¿por qué no creisteis en él y le abandonasteis?. Nuestra fe murió al morir Él. Sí .Jesús realizó signos y continúa realizando signos para que se vea que Dios está con nosotros horadando el muro del mal y nos pide la colaboración en la recreación de un mundo nuevo de vida, pan, sentido y , amor .

Es digno de mención el  milagro de la multiplicación del arroz por la intercesión de S.Juan Macías hermano dominico de Extremadura  y afincado en Perú en el S.XVI.

Todo sucedió un frío 23 de enero de 1949. El hambre y la pobreza de la posguerra está presente en toda España y, sobre todo, en las provincias más rurales donde miles de personas subsisten gracias a los comedores benéficos regentados por religiosas. Estamos en la Institución Benéfica de San José, en Olivenza, pequeño pueblo de la provincia de Extremadura.

Leandra Rebollo, la cocinera del hospedaje, no está hoy de buen humor. Las donaciones a la institución en los últimos días han sido prácticamente inexistentes y se encuentra ante la tristeza de tan solo tener tres tazas de arroz (750 grs) para verter en la enorme olla. Hoy los pobres no comerán y para las niñas internas, apenas llegará para engañar sus estómagos.

Mientras vierte el arroz en la olla, le viene a la mente la imagen del beato Fray Juan Macías, místico natural de Ribera del Fresno, pueblo cercano donde había nacido la propia Leandra, a la vez que pronunciaba las palabras:

“Hoy, beato, los pobres sin comida”.

Dejando el arroz cociendo, salió de la cocina para realizar otras tareas y al rato, cuando volvió para moverlo un poco, quedó totalmente perpleja ante lo que había sucedido: la enorme olla en la que estaba cocinando su exigua cantidad de arroz, se encontraba totalmente llena, aunque no se había derramado ni un solo grano. Esto era totalmente imposibleLeandra salió nerviosa en busca del sacerdote para relatarle lo ocurrido, pero el cura se encontraba ausente, aunque la madre de éste acudió para comprobar lo que le había narrado Leandra. Todavía estupefactas por el milagroso hecho, distribuyeron el arroz de la primera olla en otra similar, porque tal cantidad no habría podido cocer bien en una sola. Ante el revuelo montado en la cocina, otras mujeres de la comunidad acudieron prestas y fueron también testigos de lo que continuó ocurriendo. Ante sus ojos, observaron como el arroz de ambas ollas volvió a crecer hasta dejarlas de nuevo rebosantes. Algunas salieron a las calles de Olivenza al grito de “¡Milagro, milagro!”, y la noticia corrió como la pólvora en toda la localidad.

La multiplicación del arroz tuvo lugar durante cuatro horas y, donde en un principio tan solo había cantidad para mal alimentar a las niñas del hospedaje, comieron más de trescientos comensales, muchos de ellos llegados incluso de las poblaciones cercanas, que corrieron hasta allí cuando se enteraron de la prodigiosa noticia. Muchos comieron el arroz muchas horas después de haber sido cocinado y, pese a ello, el arroz se mantuvo en su punto exacto, como si estuviese recién cocinado.

Los prodigiosos hechos no tardaron en llegar, vía Obispado de Badajoz, al vaticano. El papa Pío XII puso en marcha dos comisiones de investigación; una a cargo del dominico Benito Gangoiti y otra constituida por un tribunal del propio Obispado de Badajoz.

San Agustín comentando la multiplicación de los panes y los peces recurre a la imagen de la palabra y del discurso que guarda en su corazón y que al comunicarlo a los demás gozan de su sabiduría y él no pierde el gusto de lo que ha comunicado. Así es la multiplicación de la bondad y el amor. “Cristo no quita nada, lo da todo” dice Benedicto XVI.

El Señor es abundante, distribuye el pan eucarístico para que teniendo vida abundante podamos compartir nuestros bienes con los necesitados de tal modo “ nos sirvamos los bienes pasajeros que podamos adherirnos a los eternos”.En este tiempo de crisis económica vemos a la Iglesia ejercitar este compartir a través de las acciones de cáritas parroquiales  y otras instituciones benéficas.

Abres tú la mano, Señor y  sacias a todo viviente”



DECIMOSEXTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO DECIMOSEXTO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct:Jer.23,1-6:Reunir el resto de mis ovejas y les pondré pastores

Sal.22:El señor es mi pastor

2ªLct.:Ef.2,143-18:El es nuestra paz

Evang.Mc.6,30-34:Andaban como ovejas sin pastor.

El profeta Jeremías nos muestra  a Dios como pastor de su pueblo.

En el contexto rural en que se mueve ,el pastor es una figura entrañable que vive en sintonía con las ovejas a las que distingue una por una y siempre busca lo mejor de sus pastos.

Esta imagen de Dios como Buen Pastor le sirve también para reprochar la conducta de todos aquellos reyes, profetas, sacerdotes que teniendo la misión de apacentar a su rebaño lo abandonan a su suerte y  las ovejas sufren y se dispersan.

El profeta, lleno de esperanza  también se atreve a dibujar la silueta de un pastor futuro, El Señor nuestra justicia”,quien impartirá justicia y derecho.

Así es como la oración del salmista se torna segura, confiada, tierna, pletórica de felicidad: El Señor es mi pastor ,nada me falta” ,”me unges la cabeza con perfume y mi copa rebosa”,” tu bondad y misericordia me acompañarán toda la vida”

El pastoreo y cuidado de Dios hecho real y visible en su Hijo Jesucristo ”por cuya sangre hemos recibido la redención”,como nos advierte San Pablo, alcanza hasta eliminar el odio entre dos pueblos :judíos y gentiles. Ha creado un hombre nuevo “reconciliando y pacificando”.

Jesús interiorizando la imagen del buen Pastor  después de la experiencia evangelizadora que han realizado sus apóstoles, los reúne: Venid, vamos a descansar un poco, a un sito tranquilo.”Eran tantos los que iban y venían que no tenían  tiempo para comer”

Jesús, objeto de seguimiento por la multitud” sintió lástima porque andaban como ovejas sin pastor y se puso a enseñarles con calma”.

En estos últimos tiempos  recibimos la noticia del ejercicio de pastoreo de Benedicto XVI con una encíclica de contenido social dirigida a las Iglesia, y a todos los hombres de buena voluntad: Charitas in Veritate. Caridad en la verdad.

Necesitamos realizar un ejercicio del amor inteligente frente a la crisis económica en nuestro mundo moderno que es también crisis de valores. El hombre, la sociedad, el mundo no puede vivir sin amor, sin justicia. Este mundo tan tecnificado y con tantos logros no puede comprar la felicidad que es don y regalo de Dios y don de los hombres entre sí.

Padres de familia, profesores, profesionales de la salud, agentes de orden público, obispos, sacerdotes, religiosas…tantas personas…  llamados a ser pastores, cuidadores unos de otros, elevamos hoy nuestra mirada  a Jesús y le decimos: El Señor es mi pastor nada me falta.

Señor, muéstrate propicio y enciéndenos en la fe esperanza y amor para cumplir tu ley del amor.

Este tiempo vacacional es oportuno para realizar la palabra de Jesús:”venid vosotros solos a  un sitio tranquilo a descansar un poco.”Para poder vivir y así pastorear necesitamos estar  con Jesús en calma y contemplación,

DOMINGO QUINCE DEL TIEMPO ORDINARIO

DOMINGO XV DE TIEMPO ORDINARIO

1ª Lct.:Amós 7,12-15:Ve y profetiza a mi pueblo

Sal.84,9ab-10.11.12..13-14.:Muéstranos ,Señor, tu misericordia

2ªLct.:Efesios 1,3-14:Nos eligió antes de crear el mundo

Mc.6,7-13:Los fue enviando

Si Jesús había dicho a Andrés, Santiago y Juan que el Hijo del Hombre no tenía donde reclinar la cabeza…si Jesús era el hombre libre que iba de un sito a otro anunciando el evangelio del reino ,ahora les envía a sus discípulos de dos en dos  con liberad y disponibilidad total. En unos sitios les reciben y en otros no y a los que les reciben les da un signo: las paz.

Luego ellos anuncian el evangelio de la conversión con signos y prodigios. Con Jesús, la buena noticia del Reino es acompañada por signos que indican que Dios está aquí amando, curando, consolando. Los discípulos también atestiguan los signos de curación que acontecen cuando se predica el Reino

Como cada domingo nos reunimos para actualizar la presencia de Jesús resucitado que nos da qué pensar; nos da su Espíritu y nos recuerda.:yo estoy con vosotros.

Cuando Juan pablo II el 22 de octubre de l1978 inauguró su pontificado dijo: No tengáis miedo, abrid las puertas a Cristo, el mundo se conmovió. Esta palabra la retomó Benedicto XVI en la inauguración de su pontificado y dirigiéndose a los jóvenes: Cristo no quita nada, absolutamente nada, lo da todo y dirigiéndose a los hombres de estado les dijo :Cristo no quita nada ,lo da todo. Os quita la mentira, la injusticia, el enriquecimiento injusto.

Recordamos lo que dice S.Pablo:”En Cristo hemos sido llamados a ser hijos de Dios santos e irreprochables , a ser eternos.””El nos ha destinado en la persona de Cristo-por pura iniciativa suya-a ser hijos en su querido Hijo”.

Nos envía al mundo a realizar los signos de su reino: justicia, fraternidad, paz.

Pero no recuerda: Mi reino no es de este mundo y nosotros rezamos: venga a nosotros tu Reino. Por eso nuestra oración es súplica confiada que espera recibir como don y gracia :”rechazar lo que es indigno del nombre cristiano y cumplir cuanto en él se significa”,”crecer continuamente en santidad” y que “al celebrar el sacramento de la Eucaristía acrecentar en nosotros el fruto de la salvación

DOMINGO CATORCE DEL TIEMPO ORDINARIO

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Ez.2,2-5:Sabrán que hay un profeta en medio de ellos

Sal.122,1-2ª.2bcd.3-4:Misericordia, Señor, misericordia

2ªLct.2ªCo.12,7-10:Presumo de mis debilidades, porque así residirá en mi la fuerza de Cristo.

Evang.Mc.6,1-6:No desprecian a un profeta más que en su tierra

Un profeta es aquel que en nombre de Dios anuncia, consuela, exhorta, anima o denuncia por la palabra o por gestos o símbolos.

En la primera lectura vemos que este es el sentimiento de Ezequiel. Movido por el Espíritu denuncia la infidelidad de su pueblo aunque no le hagan caso. “Pero que se sepa que es un profeta.”

En el evangelio la impresión de la gente ante lo que Jesús hace y dice reacciona con incredulidad:”¿Pero quién es éste? ¿No es uno de los nuestros?¿Por quién se tiene? “En su propio pueblo Jesús, la Palabra de Dios es rechazada. No pudo hacer milagros por su        falta de fe.”Solo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos”.”Encadenaron su palabra”;”vino a los suyos y no le recibieron”;”si tuvierais fe como un grano de mostaza… “”hombres de poca fe”……La persona camina entre la fe y la incredulidad que en cierto modo es otro tipo de fe. Por eso ante las situaciones difíciles y adversas, la persona con fe o creyente es como una luz en el camino de los hombres, un profeta de Dios necesario.

Sin embargo Jesús es considerado por el pueblo como un gran profeta con autoridad y realizó gran cantidad de signos y milagros como expresión de su palabra:” el Reino de Dios está en medio de vosotros, creed en el evangelio.Sorprende ver  que en el evangelio cómo Dios realiza signos en atención a la fe de quienes los anhelan.Así Jesús se expresa en ocasiones:”¡Qué grande es tu fe¡” “¡Tu fe te ha curado ”.Al don y gracia del evangelio es preciso responder con fe y confianza activa y así es efectiva fructuosa: ve, que se cumpla según crees.

Hoy también se actualiza la Palabra. Nos reunimos en su nombre en torno a la palabra de Dios que se proclama, a la fracción del pan,  la caridad y a los pastores.

Dejamos que hable el Señor, y realice su salvación: Nos ama,  consuela,  alegra y denuncia para que nos convirtamos.”Si el grano de trigo no cae en tierra y muere no puede dar fruto, si muere da fruto abundante”. Se trata de crecer y madurar en la fe.

Celebremos la palabra de Dios, dejemos que resuene en el mundo y aunque débiles ,los cristianos “nos sentimos un pueblo de profetas , reyes y sacerdotes que proclaman las hazañas de Dios”.Sentimos consoladoras las palabras de S.Pablo: “Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad”

Nos convertimos en signos de contradicción.”Pero cuando soy débil, entonces soy fuerte” Un gran polemista novelista, periodista inglés K.G.Chesterton convertido al catolicismo decía: “cuando uno se convierte a la Iglesia católica al entrar ,ella no  te pide quitar la cabeza(pensar y no ser borrego) sino por respeto quitarse el sombrero (prejuicios, egoísmos ) y además a los cristianos les cabe la misión de ir  contra corriente para defender al mundo de caer en la moda, en la modorra borreguil. Nos orienta y despierta a lo humano. Cuenta el papa cómo su padre, un gendarme alemán, alentaba contra el nazismo que llegó a adueñarse del corazón alemán

Que el Señor nos de la palabra de la verdad y de la vida y seamos al de la tierra y luz del mundo.

Señor, concede a tus fieles la verdadera alegría, que alcancen la vida eterna y perseveremos siempre cantando tu alabanza.