TRIGÉSIMO DOMINGO ORDINARIO

TRIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.Jeremías 31,7-9:Congregaré a ciegos y cojos
Sal.125,1-2ab.2cd-3.4.-5.6:El Señor ha estado grande con nosotros ye estamos alegres.
2ªLct.:Hebreos 5,1-6:Tú eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec
Evangelio: Mc.10,46-52:Maestro que pueda ver.

El domingo pasado contemplábamos el rostro de Jesús, Siervo doliente que ha venido a servir y no para que le sirvan, inaugurando una corriente de discípulos y servidores de un mundo nuevo y reconciliado que transciende el mundo sometido por los grandes de la tierra.
Vuelve hoy la Palabra de Dios en la Carta a los Hebreos, a prolongar la revelación del rostro de Jesús que como Sumo y eterno sacerdote, lleno de debilidades, excepto del pecado, y por ello compresivo y compasivo, que se ofrece a Dios por la humanidad doliente. Lo que los sacerdotes de la antigua alianza hacían muchas veces: ofrecer sacrificios por el pueblo, Jesús, siendo sacerdote y víctima al mismo tiempo, lo ofrece de una vez para siempre(“ephafax”). El sacramento del sacerdocio ministerial pone de relieve que este hombre ordenado actúa en la persona de Jesucristo para celebrar los misterios de Dios y es llamado a configurarse con el estilo y vida de Jesús. El sacerdocio común de todos los cristianos diferente del sacerdocio ministerial es también llamado a participar activamente en el culto al Dios vivo de Jesucristo en el Espíritu Y es justamente aquí en la entraña del servicio y la donación ,del cumplimiento de la voluntad del Padre donde se encuentra la contenida la energía salvífica que como una onda expansiva irradia, luz, vida liberación, salud y plenitud.
El cristiano no busca el sufrimiento por el sufrimiento sino que en Jesús ,crucificado por amor, lo transciende en la vida gloriosa del Resucitado. Y así se une al alborozo del profeta: ”Gritad de alegría, regocijaos con el resto que se siente salvado y curado”. El Señor conduce a su pueblo entre consuelos :”ciegos y cojos, preñadas y paridas…una gran multitud…se marcharon llorando, los guiaré entre consuelos”. Dios nos consuela, está con el solo, con nosotros. Así que alguna vez hemos podido decir con el salmista:” Cuando el Señor cambió la suerte de Sión nos parecía soñar. La boca se nos llenaba de risas y la lengua de cantares .El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”. El profeta Jeremías como los demás profetas que han lamentado el desvarío, el pecado del pueblo, celebra y anima al pequeño resto de Israel y ahora a nosotros a gritar, alabar y regocijarse porque el deseo de Dios es la salvación de los hombres.
Esta historia de Dios con nosotros se hace como más visible en Jesús encontrándose con el ciego Bartimeo. Todos nos podemos imaginar la situación limitada y pobre de aquel hombre y la esperanza que anida en su corazón cuando le dicen que está pasando Jesús. Seguramente ha oído que Jesús de Nazareth ha curado a otros enfermos y se ha dicho así mismo:¿por qué no me va a poder curar a mi. Pensad en la fe que ponemos en la fama de algunos médicos y a lo que estamos dispuestos a hacer por la curación de un ser querido. Los Doctores Barraquer, Castroviejo,en el campo de la oftalmología y tantos otros¡cuanta admiración y agradecimento han despertado¡. Pues él sacando fuerza y coraje de su corazón comienza a gritar:¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mi¡ Como si todo su ser se concentrase en un punto y emitiese un dardo, jacula, una saeta disparado al corazón de Jesús. Algunos anacoretas del desierto cifran su oración en esta jaculatoria o corta y penetrante frase. Un impacto ardiente, confiado.
¿Qué quieres que haga por ti? Jesús realizó y continúa realizando un signo poderoso que le devuelve la vista rompiendo aquella situación triste como la de tantos enfermos. Este mundo a veces tan doliente es quebrado y abierto a otro santo libre, amoroso ,reconciliado. Un mundo abierto al Dios de la vida y de la alegría. Este el sentido profundo de los milagros y curaciones: abrirnos a un mundo restaurado, reconciliado salvado. Naturalmente que la medicina es el camino para restaurar a la naturaleza enferma pero a veces el Señor actúa como gracia para reparar nuestro cuerpo enfermo.
Bartimeo ha recibido una curación física una apertura de sus ojos al mundo exterior rico y fascinante, lleno de luz; ha visto a Jesús de quien había oído cosas admirables, ha sido tocado en sus ojos interiores por la grandeza de Jesús que aparece compasivo, misericordioso, atento a los que sufren. A él y a cuántos presencian el signo les suscita una honda pregunta y les regala respuesta grandiosa:¿Quién es éste?¡Magnífico quien da vista a los ciegos¡ Y luego el evangelio nos dice que Bartimeo le seguía por el cam ino,por un camino nuevo de fe, visión y salvación. Los milagros, las curaciones de Jesús mueven a la fe, al seguimiento, a la salvación integral.
Brota no solo la admiración ante el signo sino la luz de la amistaqd y el seguimiento de aquel que se manifiesta con tanto poder y tanto amor: ¡Jesús de Nazareth¡.
Aquí, ahora, hoy, nos reconocemos creyentes cansados, indiferentes, resignados. Jesús que es el mismo hoy, ayer y siempre, presente ahora aquí está pasando entre nosotros Por gracia hemos recibido la fe, una nueva luz, una amplitud de visión que nos impulsa al coraje y la audacia para vivir con esperanza y optimismo .Y nos dice: Pablo, Ainoa, Carmen, Joseba, Carlos ¿qué quieres que haga por ti? Respóndele libre y profundo. Manda al corazón de Jesús un deseo ardiente y audaz: Jesús Hijo de David, ten compasión de mí, que vea, que crea, que ame, que espere,que me cures..
Recientemente se expresaba un no creyente diciendo que encontraba pocos creyentes hablando de Dios. Conviene hablar de Dios, conviene recordar el desafío del gran escritor ruso Dostotoieski: Si Dios no existe, todo está permitido que otro creyente vierte en: Si Dios existe, todo es diferente. Y no para convertirlo en retórica o discusión de inteligentes sino para afirmar el sentido y la profundidad de la vida, del amor, del sufrimiento y de la muerte. La fe no es una carencia de conocimiento que un día la ciencia pudiera conseguir. Ella se mueve en un ámbito trascendente diferente al ámbito del conocimiento científico que tiene sus leyes y estrategias.
El gran dramaturgo español Antonio Buero Vallejo se sirve de personajes ciegos para describir la realidad trágica de la existencia y en algún momento llega a decir que la imagen con que mejor definiría a Dios sería la luz. La fe como “nuevo ojos para ver”
Tanto creyentes como no creyentes necesitamos una luz, una esperanza :pase lo que pase Dios está en la cruz y en la luz ,en la muerte y en la resurrección.
Vamos todos a la obra de la fe en el Dios vivo Padre de Ntro Señor Jesucristo que ha derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo. Que nos dediquemos, como dice San Agustín ,a la obra mayor de nuestra vida: “curar los ojos del corazón para ver a Dios”.
Señor aumenta nuestra fe, esperanza y caridad y para conseguir tus promesas concédenos amar tus preceptos.¡Que nuestra celebración sea para tu gloria y tu alabanza. Que un día poseamos plenamente cuanto celebramos ahora en estos ritos sagrados.

VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO ORDINARIO

VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO  ORDINARIO

1ªLct.: Is.53,10-11:Cuando entregue su vida como expiación
Sal 32:Que tu misericordia venga sobre nosotros
2ªLct.:Hb.4,14-16:Se compadeció de nuestras debilidades
Evangelio: Mc.10,35-45:El Hijo del Hombre ha venido para dar su vida en rescate por todos.

Estamos celebrando la jornada mundial de las misiones-DOMUND-con uno lema tan sugestivo: CAMBIA EL MUNDO. Con tantas comunidades cristianas extendidas por todo el mundo, con tantos misioneros que han dejado su patria y anuncian y celebran el misterio de Jesucristo nos volvemos hacia el Señor y lo escuchamos
El profeta Isaías,en el capítulo 53,describiéndonos la figura de un personaje misterioso a quien designa como “Siervo de Yahvé”, nos acerca y nos ayuda a atravesar la frontera escandalosa del dolor y del sufrimiento para encontrarle sentido, ya que “El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento pues con lo aprendido ,mi Siervo justificará a muchos, cargando con sus crímenes”
Tantos crímenes, violaciones, sufrimiento de inocentes, tantos holocaustos antiguos y modernos llevan a tantas preguntas:¿Qué hace Dios?¿Por qué guarda silencio?¿Por qué actúan así los hombres?
Podemos mirar hacia otro lado, cerrar las puertas, negar la realidad, desasosegarnos y desesperarnos o fijando nuestros ojos en Jesús, el Siervo doliente de Dios,”mantengamos la confesión de la fe ya que tenemos un sumo sacerdote, un pontífice( puente) que se compadece y ha sido probado en todo menos en el pecado”(Hb.4,15) pues como ha dicho Isaías:”cuando entregue su vida como expiación(borrar las culpas con un sacrificio), verá su descendencia, prolongará sus años”
Cierto médico, algunos años después de la segunda guerra mundial ,examinaba a una mujer judía que llevaba una pulsera hecha de nueve dientes de oro.”Bonita pulsera ”observó el médico.”Sí-respondió la mujer”…Este dientecillo es de Miriam y este otro de Esther y este otro de Samuel…”Y así siguió mencionando el nombre de sus hijos e hijas ”Nueve hijos y todos fueron llevados a la cámara de gas”. A la pregunta de cómo podía vivir con semejante destino ella respondió que actualmente dirigía un orfelinato en Israel”(Zaügle,A.Viktor Frankl. Una biografía, Herder,2000). El sufrimiento ha encontrado su sentido, su orientación, es fecundo, prolonga el amor, la misericordia, la justicia.”Cuando se tiene un porqué,se puede soportar el cómo”.
Jesús causaba admiración por la autoridad de sus palabras y por resistirse a las modas y pareceres de su tiempo La lógica del mundo ,reflejado en el corazón los hijos de Zebedeo, pide estar al lado de quien puede tener influencia:”concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda”
Jesús comprende el deseo primario y desordenado de quienes lo admiran pero a continuación les abre su corazón y les da a conocer otra faceta de su persona que desconocen:¿Acaso sois capaces de beber el cáliz que voy a beber?
“Beber el cáliz” es signo del sufrimiento .Un rasgo decididamente histórico de la vida de Jesús es la conciencia vivísima que tiene de su destino: su muerte, su entrega al Padre por nosotros y nuestra salvación:”el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan sino para servir y dar su vida en rescate por todos”Aquí radica la diferencia del cristianismo con otras religiones.Ellas pretenden ponerse en contaco con Dios a través de oraciones y sacrificios,buscan a Dios,presentan méritos para granjearse el beneplácito de Dios.Suben a Dios. En el cristianismo,Dios gratutitamene viene al encuentro del hombre para salvarlo.
Y añade,”los grandes de la tierra los oprimen y tiranizan”.Entre vosotros, el que quiera ser el primero sea vuestro servidor.¿Quién de nosotros,en nuestra propia profesión, no puede adoptar una actitud de servicio y misericordia?La profesión,el trabajo con dedicación e inteligencia es una forma de amor social.¡Cuantas ocasiones de nuestra vida pueden tener motivos de amor y misericordia¡Una de las palabras claves que aparecen en los textos del Concilio Vaticiano II es la DIAKONIA(servicio)aplicado tanto a la Jearquia(los pastores) com.o a los fieles
El discípulo de Jesús, despojado de sus apegos, liberado de sus demasías, se acerca con seguridad al trono de la gracia que nos auxilia oportunamente.
Los misioneros viven este servicio anunciando el evangelio en situaciones a veces de auténtica persecución. Que Jesús Crucificado, el Justo los fortaleza y consuele:” Jesús, el Hijo de Dios es compasivo con nuestras debilidades ”porque ha sido probado en todo exactamente como nosotros menos en el pecado” Pensando en ellos y compartiendo nuestro bienes por medio de un donativo, ayudamos a realizar el deseo de Jesús: Id por todo el mundo anunciando la buena noticia de la salvación.
“Señor, concédenos un corazón libre”, “que tu gracia nos purifique ”que participando frecuentemente en la Eucaristía disfrutemos de tus beneficios en la tierra y crezca nuestro conocimiento de los bienes del cielo”.

DOMINGO VIGÉSIMO OCTAVO

DOMINGO VIGÉSIMO OCTAVO  ORDINARIO

1ªLct.:Sb.7,7-11:En comparación de la sabiduría tuve en nada la riqueza.
Sal.89,12-13.14-15.16-17:Sácianos de tu misericordia y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
2ªLct.:Hb.4,12-13:La Palabra de Dios juzga los deseos e intenciones del corazón
Evangelio: Mc.10,17-30:Vende lo que tienes y sígueme

Este hermoso canto a la sabiduría, al hombre sabio, a la vida con sabor, prudencia y equidad, transciende a lo que el corazón anhela en primera instancia:”la piedra preciosa””el oro””los cetros””los tronos”,”Tener”,”poder” y” ser”.El espíritu de sabiduría ,más que la salud y la belleza es una “luz cuyo resplandor no tiene ocaso” y guía al hombre sabio ,colmado, pleno, realizado, logrado, porque es dueño y no dominado por las apariencias de la felicidad.
“Sácianos de tu misericordia y toda nuestra vida será alegría y júbilo””Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato”.

El sannyasi(devoto musulman) había llegado a las afueras de la aldea y acampó bajo un árbol para pasar la noche. De pronto llegó corriendo hasta él un habitante de la aldea y le dijo:¡La piedra¡¿la piedra¡¡Dame la piedra preciosa¡
-¿Qué piedra?,preguntó el sannyasi.La otra noche y se me apreció en sueños el Señor Shiva, dijo el aldeano y me aseguraría que si venía al anochecer a las afueras de la aldea entraría a un sannyasi que me daría una piedra preciosa que me haría rico para siempre
El sannyasi rebuscó en su bolsa y extrajo una piedra.”Probablemente se refería ésta, dijo mientras entregaba la piedra al aldeano”.
“La encontré en un sendero del bosque hace unos días .Por supuesto que puedes quedarte con ella. El hombre se quedó mirando la piedra con asombro.¡Era un diamante¡ Tal vez el mayor diamante del mundo pues eran tan grande como la mano de un hombre.
Tomó el diamante y se marchó. Pasó la noche dando vueltas en la cama totalmente incapaz de dormir. Al día siguiente al amanecer fue a despertar al sannyasi y le dijo:”DAME LA RIQUEZA QUE TE PERMTIE DESPRENDERTE CON TANTA FACILIDAD DE ESTE DIAMANTE”.
He aqu í la sabiduría de un hombre que se desprende de un tesoro con tanta facilidad y de quien aprecia “la libertad de corazón y espíritu” en este sabio hombre.
Esta sabiduría del hombre y de Dios tiene un nombre:La Palabra de Dios que llega al corazón del hombre.Quien se deja empapar por la Palabra de Dios comprende que es ”viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos” Así que beber del torrente de delicias que brotan de la Palabra de Dios, estar a solas con Dios, ser invadidos por el Espíritu de Sabiduría, de Consejo, de discernimiento es el camino para llegar a una vida lograda y feliz ”a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas” pues de Él hemos recibido “gracia tras gracia”.

Esta sabiduría y Palabra de Dios encarnada nos ofrece un ejemplo singular en la vida de Jesús y en la vida de la iglesia. Este hombre que se acerca a Jesús, conocido como “el joven rico del evangelio”, llamándole “maestro bueno”, se manifiesta como alguien encantado por la personalidad radiante de Jesús. Se siente tan cautivado por Jesús que le invade la curiosidad de saber qué ha de hacer para ser como El o semejante a El.
El joven rico le formula la pregunta:¿qué haré para heredar la vida eterna?.Siente nostalgia de lo que verdaderamente nos hace felices. Por un lado lo desconoce y por otro lo anhela como verdaderamente real.”No lo buscaríamos si al mismo tiempo no lo conociéramos ”(San Agustín).San Juan de la Cruz expresa el seguimiento enamorado de la esposa en busca del amado con ”Un no sé qué que queda balbuciendo”.
El buen sentido de aquel joven le ha llevado a una vida ordenada, moralmente buena. Practica los mandamientos, es una “buena persona”.Dice el evangelio que “Jesús se le quedó mirando con cariño” y con un rayo de luz potente le descubre lo que le faltaba:”Vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres y luego sígueme”.
Porque Jesús mismo es la respuesta a su pregunta, Jesús es el tesoro por quien vivir sufrir, amar y morir. Entrar en el ámbito u hogar de Jesús implica conocerlo, caminar con El, entregar la vida y aceptar ser moldeado por El. Y lo que nos impide completar esta feliz aventura iniciada por Dios, por el Señor, todos lo sabemos: es la riqueza con tantos nombres: poder, lujo, placer, vanagloria, apariencia, egotismo. Todos nos sentimos como muy apegados a la riqueza que suplanta y ocupa el lugar de Dios, de Jesucristo.
El encuentro con Dios, con Jesucristo que por puro don, pura gracia se nos ofrece como plenitud y felicidad lleva consigo soportar “una poda” “un desasimiento””una muerte” pues “si el grano de trigo no cae en tierra y muerte no pude dar fruto pero si muere da fruto abundante”.Además es preciso consentir que “el Padre pode las ramas para que los sarmientos de la vid den más fruto” .
No se trata de que abandonemos nuestras actividades, los bienes del mundo, las riquezas, las cualidades y talentos y nos vayamos al desierto. Algunos son llamados a ir al desierto, otros a seguir de una manera especial al Señor. Y también en el desierto, y en la dedicación especial al Señor s han de recibir pruebas, podas, denuncias. A veces pensamos que hacemos cosas a favor de Dios y sucede que nuestro ego afectado es el Dios a quien adoro.
Dice también san Pablo, quien esté casado como si no lo estuviera, quien posee riquezas como si no las poseyese Todo es transitorio y llevamos semillas de lo eterno ,de lo imperecedero, de lo esencial .Lo definitivo es el Reino de Dios y su justicia y lo demás por añadidura
Fácilmente pudiéramos movernos entre el desprecio de los bienes del mundo y la absolutización de los mismos. Y con sentido común y sensatez es fácil deducir que “nadie se lleva algo al otro mundo”.
En estos días he leído una carta al director del periódico de un paciente de Depresión quien después de haber sufrido mucho siendo defraudado por personas de las que más esperaba reconoce que se han acercado a ella otras personas anónimas a las que da gracias de corazón. Se siente como nueva, ha encontrado la alegría de vivir y da gracias por su enfermedad y por las personas que la han ayudado y también por quiens le han defraudado.
Un multimillonario holandés con un cáncer incurable recibe por intercesión de un grupo de cristianos el signo de su curación y ordena que parte de sus riquezas sean dirigidas a potenciar un proyecto de Evangelización 2000 a través de los medios de comunicación.
Descubrimos a hombres y mujeres prudente y sabios, llenos de luz, ricos en hondura, a veces con grandes fortunas pero con el orden de Dios.
Como Pedro podemos preguntar y a nosotros¿que nos vas a dar? Responde Jesús ,yo mismo soy tu premio.
Señor, que tu gracia nos preceda y acompañe siempre de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien””que así como nos alimentas con el cuerpo y sangre de tu Hijo, nos hagas participar de su naturaleza divina.

DOMINGO VIGÉSIMO SÉPTIMO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO SÉPTIMO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ª Lct.:Gn.2,18-24:Serán los dos una sola carne
Sal.127,1-2.3.4-5.6:Que el señor os bendiga todos los días de nuestra vida.
2ªLct.:Hb.2,9-11:El santificador y los santificados proceden todos del mismo.
Evangelio:Mc.10,2-16: Lo que Dios ha nido que no lo separe el hombre.

El autor sagrado del libro del Génesis se sirve de un relato simbólico para revelarnos la acción creadora de Dios “que modela de arcilla todas las bestias del campo” y le encarga al hombre la tarea de “poner nombre a las cosas”.Dios crea al hombre para que continúe y prologue su creación.
En la maravilla de la creación que culmina con la creación del hombre falta un detalle para que sea completa. El autor sagrado recurriendo de nuevo al simbolismo, nos presenta a Dios Creador sumergiendo al hombre en un letargo:”Se durmió, le sacó una costilla y le cerró el sito con carne. Trabajó la costilla haciendo un mujer y se la presentó al hombre”.Lleno de admiración y regocijo exclamó:”¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne” He aquí la hermosura y riqueza del amor humano intersexual, hombre y mujer, iguales en dignidad pero diferentes. He aquí el plan de Dios sobre el matrimonio: ”ser una sola carne”.
Los estudiosos serios de la antropología cultural reconocen que las ideas judeocristianas acerca del matrimonio han influido para liberar a este consorcio entre hombre y mujer de las apetencias interesadas de las familias y clanes, o de las imposiciones para que esta institución sea fruto de la elección libre, del afecto y de la apertura al hijo como expresión del amor. Una gran riqueza para la civilización e integración del amor intersexual.
La elevación del matrimonio al grado de sacramento, Gran Signo, Misterio de Salvación y del amor de Dios al hombre y Cristo a su Iglesia, corona la belleza y la alegría del amor entre el hombre y la mujer y nos sitúa ante la actitud grave y contundente con que Jesús se manifiesta ante la pregunta capciosa de los judíos.:No le está permitido al hombre separar lo que Dios ha unido.
Este es un momento de acción de gracias para todos cuantos hayáis realizado con éxito, este proyecto de amor humano. Es un momento de acción de gracias de todos aquellos que somos hijos y hemos recibido tanto de nuestros padres. Seguramente que desde la sencillez y entrega diaria hay muchos matrimonios encantados con su amor.
A la hermosura y celebración del amor matrimonial coronadas por el sacramento le acompaña el ingrediente del sacrificio, de la ofrenda, de la donación, del sufrimiento. La poda de los sarmientos para que den más fruto(Juan, 15) resume la peripecia de cualquier creyente cristiano ,sea cual sea su estado de vivida, que ha optado por seguir a Jesucristo. Por eso al fondo de nuestra existencia, tal como nos refiere la carta a los Hebreos me muestra Jesús doliente,”coronado de gloria y honor por su pasión y muerte” Se nos enseña que “Dios juzgó conveniente para llevar a una multitud de hijos a la gloria, perfeccionar y consagrar con sufrimientos al guía de sus salvación”.
Porque todos somos conscientes de los sufrimientos, tribulaciones y situaciones violentas que se dan en el ámbito del matrimonio y de la familia. Sabemos del deterioro de la convivencia, del sufrimiento de los niños.
Hay personas anónimas, cristianos ,familias que en su vida de cada día apoyan, consuelan, confortan a matrimonios en situación difícil. Hay movimientos familiaristas :Movimiento familiar cristiano ,Matrimonios de Ntra Sra.,Encuentros matrimoniales, Relación de ayuda sicológica que ofrecen la iglesia con la colaboración de profesionales, Escuelas de padres, Catecumenados de adultos. Y los cursillos para novios, realzados con tanto cariño y dedicación por matrimonios y sacerdotes.
Ante corrientes superficiales que banalizan el valor del matrimonio y la familia según el sentido común y el plan de Dios, es necesaria la onda expansiva de tantos testimonios que ponen de manifiesto que es posible y real la realización del proyecto de Dios. Un estupendo e inteligente catedrático de derecho canónico nos decía en una de sus clases cuando en los años 70 se debatía la ley del divorcio en Norteamérica, que lo más grave de las leyes divorcistas es la conciencia social que va creando de que “no sea posible que un hombre y una mujer puedan realizar este proyecto de ser una comunidad de vida y amor responsablemente abierto a la vida”.Esto va minando y desarmando la conciencia de los jóvenes.
En el año 1981 la Iglesia celebró un Sínodo sobre la familia y el papa Juan Pablo II dirigió a toda la iglesia una exhortación llamada Familiaris Consortio.Más recientemente el Papa Francisco emitió la exhortación postsinodal Amoris Laetitia sobre el matrimonio.De vez en cuando releo sus líneas principales donde se nos exhorta al cuidado de la familia y de los matrimonios .En el apartado “los divorciados casados de nuevo” la recomendación de nuestra madre la Iglesia al discernimiento de estas situaciones complejas, se mueve entre la comprensión misericordiosa y la verdad saludable de la indisolubilidad del matrimonio. Aun cuando no pueden ser admitidos a la comunión eucarístíca…”los pastores ayuden a los divorciados, procurando con solicita caridad que no se consideren separados de la iglesia pudiendo y debiendo participar en su vida. Se les exhorte a escu char la palabra de Dios, frecuentar el sacrificio de la de la misa, perseverar en la oración e incrementar las obras de caridad …
Pidamos al Señor que lo que a veces parece imposible a los hombres lo haga posible el Dios del amor .
Una nota simpática en el pontificado de Juan Pablo II fue la beatificación de dos matrimonios: Hasta el momento se han realizado dos beatificaciones de matrimonios: la de Luis y María Beltrame Quattrocchi (2001) y la de los padres de Santa Teresita del Niño Jesús, Louis Martin y Zélie Guérin, en 2008. Pero en la actualidad hay son varios los procesos de canonización de matrimonios: Manuel Casesnoves y Adela Soldevila, en Valencia; Fernando Crespo y María de Miguel, en León, y el matrimonio Balmori, en México, Tomás Alvira y Paquita.
Un escritor espiritual de nuestros días también escribe teniendo encuentra la dificultad de la convivencia: hay santos canonizados de todas los estados de la vida, hay beatificados ya matrimonios, se ha beatificado a religiosos que vivían en comunidad.¿Cuán se beatificará también a una comunidad toda entera?
Señor, que desbordas los méritos y deseos de los que se suplican, derrama tu misericordia y concédenos aquello que no nos atrevemos a pedir””Santifica a los que tú mismo has redimido””Sacia nuestra hambre y nuestra sed en estos sacramentos” Que nos transformemos en lo que hemos recibido”

VIGÉSIMO SEXTO DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO SEXTO ORDINARIO

 

1ªLct.:Nm.11,25-29:¡Ojalá todo el pueblo del Señor sea profeta¡

Sal.18,8.10.12-13.14:Los mandatos del Señor alegran el corazón

2ªLct.:Santiago 5,1-6:Vuestra riqueza está corrompìda

Evangelio: Mc.9,37-42.44.46-47:El que no está contra nosotros está a favor nuestro

 

La lectura del libro de los Números nos sugiere que así como el pueblo veía en Moisés a un hombre de Dios que hablaba con Dios y les hablaba de Dios ahora es también un grupo de ancianos reunidos por Moisés quienes también llenos del espíritu de Dios, como Moisés, hablan, exhortan, consuelan o denuncian con la autoridad de Dios.

 Incluso alguien, asombrado, detecta   que dos de los ancianos que no están reunidos con Moisés, Eldad y Medad ,les ha dado también por profetizar.

El Espíritu de Dios desborda la capacidad humana y “ se derrama sin medida”, no tiene límites

Y Moisés replica: ¡Ojalá¡ todo el pueblo de Dios fuera profeta y recibiera el espíritu de Dios. Somos cristianos, ungidos, pueblo de sacerdotes, reyes y profetas. Somos profetas de Dios y urgidos a ser sus profetas. Hoy necesitamos hombres y mujeres, solteros, casados, sacerdotes, seglares, que  nos hablen de Dios con espíritu profético, con la potencia de Dios que atraviese la debilidad de la palabra y de la voz humana. Yo he visto en la Catedral de Zaragoza a multitud de gente rodeando a un profeta de nuestros días, el P.Emiliano Tadif, canadiense a quien el Señor le había ungido con un carisma especial de curación acompañando el anuncio del evangelio. Todo el mundo quería tocarlo y había que rodearlo .Con mucha sencillez había gente que decía;¡Este hombre un profeta de Dios porque al predicar el evangelio con signos de curación la gente quedaba prendida de de una palabra :Jesús está vivo y continúa con nosotros.

Esta manifestación profética que consuela, instruye, cura, a veces también denuncia. Este ejercicio es el que realiza Santiago:¡Ay de vosotros…ricos.. vuestra riqueza está corrompida…el jornal defraudado a los obreros está clamando contra vosotros, os habéis cebado para el día de la matanza”.

En “Un hombre para la eternidad” sobre la figura de Tomás Moro, injustamente martirizado, hay un epílogo que resume el final de sus acusadores

Un narrador entona el epílogo

La cabeza de Tomás Moro quedó clavada en la Puerta del traidor durante un mes. Luego su hija, Margaret, la quitó de allí y la conservó hasta su muerte. Cromwell fue decapitado por alta traición cinco años después de Moro. El arzobispo fue quemado en la estaca. El duque de Norfolk tenía que haber sido ejecutado por alta traición pero el rey murió de sífilis la noche antes. Richard Rich se convirtió en Canciller de Inglaterra y murió en su lecho.

Y se continúa ejerciendo este profetismo:”el misionero irlandés que en Tailandia sale por la noche a liberar a niños del comercio sexual, el médico Dr.Poveda que se manifiesta ante clínicas abortivas para ofrecer otra solución a la mujer   

En el evangelio de los domingos pasados Jesús preguntaba a sus discípulos:¿Quién dice la gente que soy yo? Y contestaban: Moisés, Elías, Jeremías o uno de los profetas. La gente veía en Jesús a un gran profeta a alguien que venía de Dios.,que hablaba con Dios y hablaba de Dios.

El tono profético, la fuerza de la palabra llena de fuego de Jesús en el evangelio que hemos escuchado, descansa en dos acentos: en su propia persona que realiza signos de poder y en aquellos que aún no siendo sus discípulos lo ejercen en su nombre: quien no está contra mi está a mi favor, quien diere un vaso de agua por ser mi discípulo no quedará sin recompensa. Dar un vaso de agua a alguien que no es cercano a mis familia, mis intereses, es toda  una actitud  de solidaridad y altruismo, de dar la vida como Jesús. El Espíritu Santo se derrama superabundantemente

Y una palabra profética y ardiente que denuncia : quien escandalice a un niño, quien le haga mal, le induzca al mal sea arrojado fuera.

El viernes santo de 2005 el Papa Juan Pablo II no pudo asistir ,como todos los años ocurría,al Via Crucis en el Coliseo. Se le pudo ver sólo de espaldas rezando en su capilla. Las meditaciones y oraciones las redactó el cardenal Ratzinger .Un ejercicio de profetismo, quemando como la sal, pues en la tercera caída hace alusión al sufrimiento  por su misma Iglesia: ¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! … La traición de los discípulos, la recepción indigna de su Cuerpo y de su Sangre es ciertamente el mayor dolor del Redentor, el que le traspasa el corazón. No nos queda más que gritarle desde lo más profundo del alma: Kyrie, eleison – «Señor, sálvanos» (cf. Mt 8,25).

 Si algo te induce al mal córtalo: las riquezas corrompidas, vuestros bienes herrumbados ,el jornal defraudado y tantas miserias humanas…. Porque  lo definitivo, lo importante es el Reino de Dios.

Ricos, pobres, empresarios, trabajadores, sacerdotes, seglares , profesionales todos, imbuyamos nuestra actividad con los criterios del reino de Dios: amor, paz, justicia, caridad.

Como nunca terminamos de convertirnos  y estamos en camino siguiendo a Jesús junto a las denuncias que el Señor hace de  nuestras mediocridades y  pecados ponemos la súplica de nuestra madre la iglesia quien se dirige así: Señor, que manifiestas especialmente tu poder con el perdón y la  misericordia, renueva nuestro cuerpo y nuestro espíritu para que participemos de la herencia gloriosa de tu Hijo”