VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO ORDINARIO

VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO  ORDINARIO

1ªLct.: Is.53,10-11:Cuando entregue su vida como expiación
Sal 32:Que tu misericordia venga sobre nosotros
2ªLct.:Hb.4,14-16:Se compadeció de nuestras debilidades
Evangelio: Mc.10,35-45:El Hijo del Hombre ha venido para dar su vida en rescate por todos.

Estamos celebrando la jornada mundial de las misiones-DOMUND-con uno lema tan sugestivo: CAMBIA EL MUNDO. Con tantas comunidades cristianas extendidas por todo el mundo, con tantos misioneros que han dejado su patria y anuncian y celebran el misterio de Jesucristo nos volvemos hacia el Señor y lo escuchamos
El profeta Isaías,en el capítulo 53,describiéndonos la figura de un personaje misterioso a quien designa como “Siervo de Yahvé”, nos acerca y nos ayuda a atravesar la frontera escandalosa del dolor y del sufrimiento para encontrarle sentido, ya que “El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento pues con lo aprendido ,mi Siervo justificará a muchos, cargando con sus crímenes”
Tantos crímenes, violaciones, sufrimiento de inocentes, tantos holocaustos antiguos y modernos llevan a tantas preguntas:¿Qué hace Dios?¿Por qué guarda silencio?¿Por qué actúan así los hombres?
Podemos mirar hacia otro lado, cerrar las puertas, negar la realidad, desasosegarnos y desesperarnos o fijando nuestros ojos en Jesús, el Siervo doliente de Dios,”mantengamos la confesión de la fe ya que tenemos un sumo sacerdote, un pontífice( puente) que se compadece y ha sido probado en todo menos en el pecado”(Hb.4,15) pues como ha dicho Isaías:”cuando entregue su vida como expiación(borrar las culpas con un sacrificio), verá su descendencia, prolongará sus años”
Cierto médico, algunos años después de la segunda guerra mundial ,examinaba a una mujer judía que llevaba una pulsera hecha de nueve dientes de oro.”Bonita pulsera ”observó el médico.”Sí-respondió la mujer”…Este dientecillo es de Miriam y este otro de Esther y este otro de Samuel…”Y así siguió mencionando el nombre de sus hijos e hijas ”Nueve hijos y todos fueron llevados a la cámara de gas”. A la pregunta de cómo podía vivir con semejante destino ella respondió que actualmente dirigía un orfelinato en Israel”(Zaügle,A.Viktor Frankl. Una biografía, Herder,2000). El sufrimiento ha encontrado su sentido, su orientación, es fecundo, prolonga el amor, la misericordia, la justicia.”Cuando se tiene un porqué,se puede soportar el cómo”.
Jesús causaba admiración por la autoridad de sus palabras y por resistirse a las modas y pareceres de su tiempo La lógica del mundo ,reflejado en el corazón los hijos de Zebedeo, pide estar al lado de quien puede tener influencia:”concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda”
Jesús comprende el deseo primario y desordenado de quienes lo admiran pero a continuación les abre su corazón y les da a conocer otra faceta de su persona que desconocen:¿Acaso sois capaces de beber el cáliz que voy a beber?
“Beber el cáliz” es signo del sufrimiento .Un rasgo decididamente histórico de la vida de Jesús es la conciencia vivísima que tiene de su destino: su muerte, su entrega al Padre por nosotros y nuestra salvación:”el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan sino para servir y dar su vida en rescate por todos”Aquí radica la diferencia del cristianismo con otras religiones.Ellas pretenden ponerse en contaco con Dios a través de oraciones y sacrificios,buscan a Dios,presentan méritos para granjearse el beneplácito de Dios.Suben a Dios. En el cristianismo,Dios gratutitamene viene al encuentro del hombre para salvarlo.
Y añade,”los grandes de la tierra los oprimen y tiranizan”.Entre vosotros, el que quiera ser el primero sea vuestro servidor.¿Quién de nosotros,en nuestra propia profesión, no puede adoptar una actitud de servicio y misericordia?La profesión,el trabajo con dedicación e inteligencia es una forma de amor social.¡Cuantas ocasiones de nuestra vida pueden tener motivos de amor y misericordia¡Una de las palabras claves que aparecen en los textos del Concilio Vaticiano II es la DIAKONIA(servicio)aplicado tanto a la Jearquia(los pastores) com.o a los fieles
El discípulo de Jesús, despojado de sus apegos, liberado de sus demasías, se acerca con seguridad al trono de la gracia que nos auxilia oportunamente.
Los misioneros viven este servicio anunciando el evangelio en situaciones a veces de auténtica persecución. Que Jesús Crucificado, el Justo los fortaleza y consuele:” Jesús, el Hijo de Dios es compasivo con nuestras debilidades ”porque ha sido probado en todo exactamente como nosotros menos en el pecado” Pensando en ellos y compartiendo nuestro bienes por medio de un donativo, ayudamos a realizar el deseo de Jesús: Id por todo el mundo anunciando la buena noticia de la salvación.
“Señor, concédenos un corazón libre”, “que tu gracia nos purifique ”que participando frecuentemente en la Eucaristía disfrutemos de tus beneficios en la tierra y crezca nuestro conocimiento de los bienes del cielo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *