CUARTO DOMINGO DE PASCUA

CUARTO DOMINGO DE PASCUA

1ªLct.:Hch.4,8-12:Ningún otro puede salvar

Sal.117,1.8-9.21-23.26.28cd y 29:la piedra que desecharon los arquitectos es ahora

La piedra ngular

2ªLct.1ªJn.3,1-2:Veremos a Dios tal cual es

Evangelio:Juan 10,11-18:El buen Pastor da la vida por sus ovejas

Los encuentros de los Apóstoles con Jesús resucitado han estado salpicados por la alegría, el estupor, la sorpresa, la duda y la fe vibrante y esperanzada: HEMOS VISTO AL SEÑOR .

Llenos de Espíritu Santo se sintieron impulsados a proclamar la gran noticia:”Quede claro a vosotros y a todo Israel que ha sido Jesús Nazareno a quien vosotros crucificasteis a quien Dios resucitó de entre los muertos…Por eso este se presenta sano”

Jesús crucificado y resucitado prolonga su acción salvífica en la joven iglesia que se sorprende y reconoce signos de salvación visible como la curación de este paralítico.

Si ya en el Antiguo Testamento los profetas revelan que Dios es como el pastor de su pueblo. Si Jesús lavó los pies a sus discípulos y les habló de entrega y servicio hoy nos alegramos profundamente al escuchar a Jesús como Buen Pastor que conoce a sus ovejas y es conocido por ellas.

Los que hayamos conocido o pertenecido a una cultura rural, sabemos del conocimiento y cercanía del pastor que conoce una por una a sus ovejas aunque nos parezca que todas son iguales.

Jesús se acerca a cada uno de nosotros porque nos ama y no conoce y quiere que le conozcamos por medio del amor y de la entrega de la vida.

“Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues, lo somos¡ Esta noticia sí que hemos de recodarla e interiorizarla  permanentemente. Pues cuando se manifieste seremos semejantes a El porque le veremos tal cual es”.Y este anhelo hondo colmado es nuestra felicidad.

Pero la plenitud, la alegría, regocijo de ser hijo de Dios se realiza cuando ejercitamos el amor siendo pastores de nuestros hermanos .

Padre, madres, médicos, servidores del orden público y en la vida social, catequistas…tantas formas de ejercer el pastoreo, la cura de las almas, el cuidado de los demás, la preocupación por los demás .Pensad en tantas perronas anónimas que hacen el bien a los demás no están lejos de Jesús Buen Pastor, no están lejos del reino de los cielos.

Hoy de manera especial celebramos la jornada de las Misiones Agustinianas en el marco de oración por las vocaciones a una consagración especial: vida religiosa y sacerdotal con un lema tan hermoso: JESÚS ESTÁ BUSCÁNDOTE. Supliquemos ardientemente por las vocaciones al matrimonio cristiano para que sean generosos en la vida familiar y el Señor suscite religiosos y sacerdotes que lo sigan con fidelidad iy amor.

Supliquemos: Señor, has dado a la iglesia el gozo inmenso de la Resurrección de Jesucristo, concede a ese débil rebaño de tu hijo la alegría eterna y que la actualización repetida de nuestra redención(en los sacramentos)sea fuente de gozo incesante y tenga parte en la admirable victoria de su Pastor.

DOMINGO TERCERO DE PASCUA

TERCER DOMINGO DE PASCUA

1ªLect.: Hech.3,13-15.17-19:Matasteis al autor de la vida pero Dios lo resucitó

Sal.4,2.4.7.9:Haz brillar sobre nosotros el resplandor de tu rostro

2ªLect.: IJn.2,1-5ª:El es víctima de propiciación por nuestros pecados

Evangelio: Lc.24,35-48: Les abrió el entendimiento ara comprender las Escrituras.

Llenos de Espíritu Santo, mostraban su valor predicando la gran noticia:”Rechazasteis al Santo, al justo, pedisteis el indulto de un asesino , matasteis al autor de la vida pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos.

Explican los apóstoles la  intervención poderosa de Dios afirmando que El Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, de nuestros padres, de Jesús y de este paralítico ahora curado es el Dios de la vida que perfora la enfermedad, la muerte, la injusticia dejándose tocar por la maldad pero venciéndola y superándola.

Más aún, los apóstoles, recuperados de sus miedos y cobardías por Jesús resucitado, dirigiéndose al pueblo judío muestran su comprensión:”Lo hicisteis por ignorancia…” ”Arrepentíos, convertíos y se os perdonarán vuestros pecados” Porque  la situación más desesperada y pecadora en que se encuentra cualquier persona es oportunidad y gracia para la manifestación de Jesús, víctima de propiciación para todos. Es abogado ante el Padre.

Algo ha ocurrido en la vida de aquellos hombres y mujeres que dicen ser Testigos de la resurrección de Jesús. Nos manifiestan como dos planos que se entrecruzan y se interfieren: un plano terreno, visual ,táctil, sensible de Jesús que afirma que no es un fantasma, que come con ellos y otro plano espiritual, trascendente:”Se presenta en medio de sus discípulos”,”no acaban de creer por la alegría”, seguían atónitos, como restregándose los ojos, llenos de miedo, de sorpresa, alarmados, dudando.

En su paciente pedagogía Jesús resucitado “les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras: el Mesías padecerá y resucitará de entre los muertos al tercer día”.

Hoy nosotros ,al cabo de 2000 años nos encontramos con el testimonio actualizado de aquellos discípulos dignos de fe y confianza, en la corriente de vida eclesial impulsada por el Espíritu Santo de Jesús que hace nueva y eterna esta gran noticia de salvación. También nosotros, reunidos en el nombre de Jesús somos sorprendidos gozosamente por el Espíritu Santo de Jesús resucitado que abre y renueva nuestro entendimiento al leer las Escrituras y profesar la fe católica:”padeció ,fue crucificado y resucitó al tercer día”.Pues también en nosotros se ha cumplido la “predicación de la conversión y el perdón de los pecados” en su nombre.

En esta jornada de  Caritas por un futuro bien empleado nos solidarizamos por quienes sufren en la situación de paro de “sinsentido” y desesperanza. Al tempo que compartimos los bienes como fruto de la resurrección de Jesús anhelamos que encuentren una forma de emplear bien su tiempo y su vivir. Que se llenen de esperanza y a todos nos quepa poder orar así ”para que el pueblo cristiano exulte siempre al verse renovado y rejuvenecido en el espíritu. Y que se afiance la esperanza de resucitar gloriosamente”

El anuncio de Jesucristo crucificado y resucitado hace que la Iglesia exulte de gozo y se vea movida por tanta alegría al anhelar la participación en el gozo eterno.

DOMINGO SEGUNDO DE PASCUA

DOMINGO SEGUNDO DE PASC UA

1ªLct.:Hch.4,32-35:Todos pensaban y sentían lo mismo

Sal.117,2-4.16ab-18.22-24:Dad gracias al Señor porque es bueno.

2ªLct.:Jn.5,1-6:Por la resurrección de Jesucristo par una esperanza nueva.

Evangelio: Jn.20,19-31:Dichosos los que crean sin haber visto.

El miedo, la tristeza, la huída ,la clausura, el abandono, la deserción y la negación por el doloroso final de Jesús han dado paso la alegría y a la paz “ y los  creyentes pensaban y sentían lo mismo…lo poseían todo en común”.Aunque  con tintes ideales se nos describa estos primeros momentos de la iglesia primitiva no podemos dejar de reconocer que el testimonio de la resurrección de Jesús, la persona de Jesús resucitado cambia la vida de las personas y cambia sus actitudes y comportamientos:”todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios y todo el que ama  a Aquel que da el ser ama al que ha nacido de él”.Y aquel y aquellos tocados por Jesucristo están  convencidos de que “el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad”.

Y la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular” , la cruz de Jesucristo es  escándalo para la judíos , necedad para los griegos pero poder de salvación para el que cree.”Este es el día en que actuó el Señor: sea nuestra alegría y nuestro gozo”

El Evangelista San Juan nos refiere otro encuentro de los discípulos de Jesús con el resucitado. Señala que estaban “con las puertas cerradas por miedo a los judíos”. Y de nuevo Jesús toma la iniciativa trascendiendo los condicionamientos espaciales “se pone en medio de ellos” saludándolos:¡Paz a vosotros ¡Han venido de la huída, del llanto, de la tristeza, del miedo y ahora sienten la paz del resucitado.

Jesús se dejó ver y mostró las señales de sus manos y costado que le unían al crucificado ahora ya transfigurado. Y el fruto de este encuentro fue la alegría de ver al Señor que exhalando su aliento les dio su Espíritu Santo  enviándolos al mundo como el Padre le había enviado a El

Este encuentro con el resucitado ,después del realismo sangriento y doloroso del Viernes , fue tan singular que no parecía  creíble de inmediato. Por eso ante el testimonio alegre y espontáneo de todos los que” habían visto al Señor”, Tomás, apodado el Mellizo, que no había estado allí, se sentía hasta molesto y acudió al argumento del realismo craso y superficial: Si no lo veo no lo creo. Pidió pruebas, exigió tocar la realidad y desde ese momento él también quedó atrapado en sí mismo por “las puertas cerradas”.

De nuevo, el encuentro con el resucitado” estando las puertas cerradas”.Y Jesús exagerando su presencia carnal, espacial y temporal despierta a Tomás de su sueño materialista e incrédulo. Lo eleva de su mirar y tocar  a la realidad inmediata y lo sitúa en  la dimensión nueva de mirar y ver que es la fe.”¡Porque has visto has creído ¡Mejor: dichosos los creen sin haber visto¡ Esto es: Jesús resucitado con las señales de sus llagas es visto en la realidad de la visión creyente. Ni arrianos ni docetas que o bien niegan la divinidad de Jesús o  su humanidad.

Este encuentro con Jesús resucitado, visión en la fe del crucificado ahora glorioso desarma a los hombres ,rompe amorosamente sus defensas y máscaras para entregarse a  amar a Dios y al prójimo hasta compartir la vida toda, poniéndolo todo en común” porque  han descubierto lo único y necesario: vivir de y para  Jesucristo que nos amó y se entregó por nosotros.”

Este es  tiempo para  vibrar y orar con el salmista: No he de morir, viviré para contar las hazañas del Señor. Pues la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular¡ Sea nuestra alegría y nuestro gozo¡.

Pero si el Espíritu del Señor, don regalado a la Iglesia,”reanima la fe de su pueblo con el retorno anual de las fiestas pascuales”,¡qué bueno es pedirle “acreciente los dones de su gracia para que comprendamos mejor la inestimable riqueza del bautismo que nos ha purificado, del Espíritu que nos ha hecho renacer y de las sangre que nos ha redimido a ¡”,como hemos suplicado con la oración Colecta de este domingo.¡Otra oportunidad para renovar los sacramentos de nuestra iniciación cristiana .BAUTISMO ,CONFIRMACION  Y EUCARISTIA sentirnos enviados a dar testimonio de Jesús con el don de la alegría y de la esperanza.

“Que la fuerza del sacramento pascual que hemos recibido persevere siempre en nosotros”.


DOMINGO DE PASCUA

DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCION DEL SEÑOR

1ªLct.Hch.10,14ª.37-43:NOSOTROS HEMOS COMIDO Y BEBIDO CON EL DESPUÉS DE SU RESURRECCIÓN.

Salmo 117,1-2.16ab-17.22-23:ESTE ES EL DÍA EN QUE ACTUÓ EL SEÑOR

2ªlLct.:Colosenses 3,1-4:NUESTRA VIDA ESTA ESCONDIDA CON CRISTO EN DIOS.

Evangelio:Juan 2,1-9:HASTA ENTONCES NO HABÍAN ENTENDIDO LA ESCRITURA:QUE EL HABÍA DE RESUCITAR

En la Vigilia pascual que anoche celebramos nuestra madre la Iglesia nos ofreció la abundante Palabra de Dios que desde la Creación del mundo, pasando por la gran liberación del pueblo de Dios de la esclavitud de Egipto hasta el clamor de los grandes profetas para volver a la alianza con Yavéh, volvimos a renovar la memoria y el sentido de que estamos creados para la vida y no para la muerte, a pesar de los sufrimientos, y vicisitudes dolorosas por las que podamos pasar “porque nuestra vida está  con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo ,vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis juntamente con él en gloria.

¡Qué vivos y reales fueron los acontecimientos de la pasión y muerte del Jesús¡¡Qué bajeza la del traidor Judas¡¡Qué cobarde la actitud de Pedro o la huída de los demás discípulos¡ Si miramos a nuestro corazón también el Maestro nos puede decir aquí y ahora: El que esté libre de pecado tire la primera piedra¡ Vigilad y orad.

El discípulo amado ,María ,la madre y algunas mujeres ofrecieron consuelo y cercanía.

Pero la desolación y tristeza de aquellos días fueron transfiguradas por un acontecimiento especial tan real y vivísimo que desconcierta y trastorna la humilde mirada de aquellos seguidores de Jesús.

María Magdalena, las mujeres, con piadoso atrevimiento quieren dejar el sepulcro de Jesús adornado y honroso.¡Había hecho tanto bien¡ Pero Jesús no estaba en el sepulcro y lo primero que pensaron: Se lo han llevado. A una visión realista del cadáver  de Jesús le sigue ora visión realista: No está en el sepulcro, luego lo han llevado.

Pero fueron llegando a la gran a la gran revelación de Dios:”Lo mataron colgándolo de uno madero, pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver no a todo el pueblo sino a los testigos que él había designado”.

Y lo dijo y continúa diciéndolo Pedro, si, el que había negado y renegado.¡Qué vergüenza¡¡Qué llanto hasta recuperar a Jesús¡ Pues ahora, el mismo e impulsivo Pedro predica: Sepa toda la casa de Israel que Dios ha resucitado a su Hijo Jesús¡

Y entonces todos estamos en una nueva dimensión si acogemos la gracia y la visión:

También nosotros resucitaremos porque Jesucristo vive y es el  Señor .

Qué consolador: Simón Pedro entró en el sepulcro y vio las vendas y el sudario enrollado. Y después,el discípulo amado. Juan  :vio y creyó .Se les manifestó la acción de Dios pues “no habían entendido la Escritura: que el Había de resucitar de entre los muertos”.

Demos rienda suelta a todas nuestras facultades para recibir la unción del Espíritu y confesar convencidos y contentos: JESUS VIVE y es mi Señor.


SÁBADO SANTO

SÁBADO SANTO

VIGILIA PAS CUAL .

1ªLct: Gn.1,1-31. 2,1-1

Sal.103: Oh señor envía tu Espíritu

2ªLct.:Ex.14,115-15,1: La Pascua judía

Sal.Ex.15:Cantemos al Señor sublime es su victoria

3ªLct:Is.55,1-11:Sellaré con vosotros alianza perpetua.

Sal.Is.12,1-6:Sacaréis aguas con gozo de la fuentes de la salvación.

4ªLct.Ez.36,16-28:Derramaré sobre vosotros un agua pura.

Sal..41:Como busca la cierva corrientes de agua viva.

Rom.6,3-11:Cristo una vez resucitado de entre los muertos ya no muere más

EvangelioMc.16,1-8:Jesús el nazareno, el crucificado ha resucitado.

En el fragmento del evangelio según San Marcos se nos refiere que algunas de las mujeres que acompañaron a Jesús hasta su muerte en la cruz guardaban todavía en su corazón un sentimiento de piedad hacia el muerto Jesús y un coraje sereno como para finalizar el rito de veneración última al cadáver.

No midieron bien sus fuerzas pues se dieron cuenta  de  la dificultad de la piedra pesada a la entrada del sepulcro. ¡Pero la intuición y la corazonada vencen tantas dificultades¡ Ahora toma la iniciativa Dios de la vida ,la misericordia y la justicia. Se adelanta la revelación de Dios, se manifiesta su misterio y las mujeres no tiene n que  actuar:”¿Buscáis a Jesús el Nazareno, el crucificado? No está aquí. Ha resucitado.

Recordemos la sorpresa de María en su Anunciación: Ave, Maria, llena de gracia .Ella se turbó a  y ante la iniciativa de Dios para que fuese Madre de Jesús:¿Cómo puede ser eso pues no conozco a varón?…El Espíritu Santo te cubrirá con su sombra…lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.

Lo inaudito es que el Dios invisible tome carne humana, entre en el torbellino de la corriente humana y vuelva ahora a manifestarse al recrear la personalidad encarnada de su Hijo Jesús resucitado para una vida transfigurada.

Id y decídselo a los  discípulos y a Pedro: El va por delante. Allí lo veréis

Espanto, temblor, admiración, estupor, miedo. Ahora comienza la historia transfigurada con Jesús resucitado y sus amigos con las manifestaciones de Jesús resucitado irán modulando su ver las cosas. La memoria vivificada se iluminará y serán capaces de dar la vida por lo que han visto y oído.

Ellos, constituidos en comunidad de Jesús asistidos por el Espíritu Santo actualizarán en todas las generaciones la gran noticia: Jesús ha resucitado, Jesús vive. La vida triunfó          de  la muerte, la luz venció al infierno.

Somos llamados a recibir esta corriente de gracia y a dejar destruida nuestra personalidad de pecadores por nuestra adhesión a Jesús resucitado. Esta suerte, esta gracia la vivimos en el sacramento del bautismo.

Volvamos a pues renovar nuestra incorporación a Jesucristo recordando nuestro propio bautismos para  andar en una vida nueva.