FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA: JESUS, MARIA Y                                                JOSÉ

 

1ªLct.:Eclesiástico 3,3-7.14-17ª:El que teme al Señor honra a sus padres

Sal.127,1-2.3.4-5:Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos

Col.3,12-21:La vida de familia vivida en el Señor.

Evangelio :Lc.2,41-52:Lo encuentran en medio de los doctores.

 

Nuestra madre la Iglesia después de haber celebrado la Solemnidad del Nacimiento de Jesús, nos invita a acercarnos a la  humilde familia de Nazareth: Jesús, María y José y así acercarnos también a nuestras familias con amor e inteligencia, iluminados por la luz que viene de la Palabra de Dios.

El fragmento del libro del Eclesiástico ha puesto de relieve la autoridad del padre y de la madre sobre los hijos, recordando el cuarto mandamiento de la ley de Dios: ”honrarás a tu padre y a tu madre” y elogia la actitud de los hijos que ante sus padres ancianos que ya flaqueen, cuidan de ellos y les siguen honrando. Es como una limosna, un donativo a fondo perdido que redundará incluso sobre el perdón de los pecados.

Con el salmo responsorial ensalzamos la belleza y bendición de un hogar con una madre fecunda de hijos y con una actitud familiar importante: el temor de Dios y el respeto.

S.Pablo después de mostrar las actitudes cristianas que se derivan de una fe vigorosa y sincera: entrañas de misericordia, comprensión, perdón que tienen como cima el amor y están sostenidos por la paz de Cristo, insta a recibir la Palabra, la sabiduría, la acción de gracias, el cántico inspirado del corazón. Luego la palabra para el matrimonio…”maridos y mujeres amaos; hijos, obedeced; padres actuad sin exasperación hacia vuestros hijoss”.

Las primitivas comunidades cristianas dejaban un aura de elevada moralidad, que su testimonio facilitaba, entre otras circunstancias, a la expansión de la fe cristiana.

Algunos estudiosos de las ciencias antropológicas ponen de relieve que las ideas judeocristianas a lo largo de los siglos, sobre el amor intersexual y el matrimonio, han ido propiciando la categoría de este ideal. Han liberado de matrimonios forzados, realizados por intereses y han alentado y propuesto la libre elección de los esposos movidos por el afecto y la apertura a los hijos.

Pero sabemos de las dificultades que sufre  la institución familiar en este mundo postcristiano que adora en extremo el progreso técnico-científico(bueno en sí siempre que no se trastorne que no vaya de la onda a la bomba atómica tan destructiva. Con el bisturí podemos cuidar o quitar la vida. La ciencia y la técnica sin ética puede ser peligrosas…  ).Dolorosamente al progreso científico-técnico no le acompaña un progreso moral que es actitud y conquista de la persona y ahí le duele a la sociedad en lo que se manifiesta de  descreída y soberbia.

No hay recetas, no tenemos la varita mágica para arreglar complicadas situaciones. Nuestra madre la iglesia y nosotros y tantos matrimonios y familias nos podemos ofrecer como mediadores, intercesores con oración, con testimonio y con el diálogo y la comunicación. Ayer escuchaba en la radio el testimonio de un matrimonio humilde ceilandés o Sri Lanka que después de la reconstrucción de su matrimonio actúa con gran amor y dedicación al servicio de otros matrimonios.

S.Agustín apunta en las confesiones que su madre, excepcional confidente de sus vecinas, siempre ponderaba las actitudes mejores de ellas y evitaba la murmuración y el chismorreo. Su confidencia honrada evitaba males mayores a sus amigas.    

Movimientos familiaristas, grupos de matrimonios y de novios, cursos de preparación para el matrimonio, -el mejor cursillo para novios comienza en casa-, mediadores, abogados, médicos en favor de la familia y otros… son bienvenidos.

Siempre doy gracias por el regalo de mis padres y mis hermanos que me han dado lo mejor.

Las dificultades de los padres de Jesús en su visita al templo. El reproche de la madre y los proyectos de Jesús:”los asuntos del Padre” iluminan también nuestras dificultades familiares. Jesús permanecía en obediencia y crecía en sabiduría y sus padres también crecían en el conocimiento de su hijo al que no acababan de comprender.

Concédenos que imitando sus virtudes domésticas y su unión en el amor lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo. El cielo que hemos experimentado en nuestra casa, en nuestra familia ampliado, sanado, plenificado por el gozo en el hogar del cielo.No existe la felicidad dec´ía  el descreído Berrtolucci,»menos en casa de mi madre».¡Dulce y templado hogar para todos sin excepción¡ 

Por María y José guarda nuestras familias en tu gracia y en tu paz. Después de las pruebas de esta vida podamos gozar en el cielo de su compañía ¡ Admirable compañía¡

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

                        NATIVIDAD DEL SEÑOR 2021

1ªLectura:Isaías 9,2-7:Un Hijo se nos ha dado

Sal.95,1-2a.2b-3.11-12.13:Hoy nos ha nacido el Salvador:El Mesías,el Señor

2ªLectura:Tito,2,11-14:Ha aparecido la gracia de Dios para todos los hombres

Evangelio:Lc.2,1-14:Hoy os ha nacido un salvador

 

1ª Lct: Is.52,7-10:¡Qué hermosos los pies del mensajero que anuncia la paz¡

Sal.97…Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

2ªLct.:Heb.1,1-6: Dios nos ha hablado por su Hijo.

Evangelio: Jun.1,1-18: La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.

 

En esta noche santa en la que celebramos el recuerdo del Nacimiento de Jesús, nos sentimos todos contagiados por la magia y poesía, por el bullicio y alboroto que aunque secularizado, contiene un tono familiar y festivo y nos remite a la nostalgia de paz y alegría que anhelan todos los corazones humanos.

Nosotros, también en esta noche, en esta celebración eucarística a las 12 de la misma nos disponemos a buscar entre tantos adornos y abalorios de la Navidad el misterio entrañable de Belén del que brota una luz pura y cálidamente envolvente .

El dramaturgo español Antonio Buero Vallejo afirma que la luz sería una buena definición de Dios. En sus dramas se sirve de los ciegos para poner de relieve la búsqueda de la justicia, la paz, la esperanza, un mundo mejor.

Un mundo estropeado , caduco y ciego y  el deseo de ver lo mejor

Por eso ya hemos comenzado la celebración con la oración colecta y su súplica feliz: concédenos gozar en el cielo del esplendor de su gloria a los que hemos experimentado la claridad de su presencia en la tierra.

Hemos escuchado la Palabra de Dios y el profeta Isaías, también iluminado, nos ha ofrecido el perfil entrañable del enviado, del ungido, del Mesías que acalla el fragor de la guerra y la violencia y se muestra como un niño, el Hijo, príncipe de la paz que establece el reino de Dios sobare la justicia y el derecho. Y ¡Qué hermosos son los pies del mensajero que anuncia la paz¡

La Palabra de Dios, dice S.Gregorio Magno, crece en los que la leen, esto es el Espíritu Santo amplia, ilumina, acrecienta su comprensión y nos acerca al misterio de la gracia de la salvación :Jesús se entrega por nosotros para rescatarnos de toda impiedad para aguardar la dicha de su aparición gloriosa con vida sobria, honrada y religiosa dedicados a las buenas obras.

Así llenos de luz nos acercamos al nacimiento con Jesús María y José, los pastores, los ángeles, todos envueltos en la claridad de la gloria del Señor y el canto :Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Dicen atrevidamente algunos teólogos que los acontecimientos de nuestra salvación son más reales ahora que cuando sucedieron. Porque la luz del Espíritu Santo amplia, explica, agiganta lo que Dios ha hecho y una corriente grandiosa  de creyentes la han ido recibiendo  y transmitiendo

Hoy tantas personas pueden adornar el Belén en torno al Niño. Padres, madres, policía, médicos, enfermeros…servicios de orden que hacen el bien y muestran la gloria del amor de Dios que nos ha amado primero para que nosotros amemos como el nos amó.

En nombre de la comunidad agustiniana Feliz Pascua de Navidad.

Rebosando de gozo ,concédenos  la gracia de llevar una vida santa y un día la perfecta comunión de Cristo en su gloria.

Que se realice en nosotros las palabras del profeta: ¡Qué hermosos los pies del mensajero… que trae la paz y consuela.¡

Hemos escuchado que “La Palabra se hizo carne , en ella hay vida y hemos contemplado su gloria.” Que nuestras palabras, como la Palabra de Dios, sean  creadoras de bien y de comunión arrojen lejos  toda palabra ofensiva  y destructora, mentirosa.

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

DOMINGO IV DE ADVIENTO

 

1ªLct.:Miqueas 5,2-5ª.:Pequeña Belén, de ti saldrá el jefe de Israel.

Sal79,2ac.3b.15-16.18-19:¡Oh Dios¡, restáuranos, que brille tu rostro o nos salve,

2ªLct.:Hebreos 10,5-10:Aquí estoy para hace tu voluntad.

Evangelio. Lc.1,39-45:¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor

 

El pueblo de Israel, el Profeta Isaías y Juan el Bautista han sido y son nuestros compañeros de camino en la espera del Señor que ha venido, viene y vendrá.

Nos han mostrado a un Mesías, ungido, lleno de sabiduría, fortaleza, conocimiento, consejo, piedad y temor de Dios .Un Enviado lleno de misericordia y de consuelo. Un bueno y solícito Pastor.

Nos han mostrado la ciudad nueva de Dios, la nueva Jerusalén, ciudad de la paz y de la alegría por el banquete de bodas, celebrado con manjares suculentos y vinos generosos.

Nos han mostrado la intervención de Dios en favor de su pueblo Israel, cual mujer abandonada que ahora es madre feliz de hijos.

Ha emergido la figura de Juan Bautista predicando uno bautismo de conversión de los pecados para preparar el camino del Señor que llega. Ha indicado que el Señor bautizará con Espíritu Santo y fuego y establecerá una alianza eterna.

Esta esperanza, esta espera confiada y creativa está ceñida por la humildad y la paciencia.

Y he aquí cómo emerge la figura de María que ha recibido un saludo de gracia, el don de la maternidad divina virginal por obra del Espíritu Santo.

Ha recorrido un camino de fe en su turbación y asombro, igual que su esposo José, quien confundido, ha sido visitado por la luz del Espíritu Santo en un sueño que lo ha transformado y devuelto al hogar.

La intervención de Dios, la venida de Dios en la carne  realiza un recorrido desde el silencio y la sencillez: ”Y tu, Belén de Efrata, pequeña, de ti saldrá el jefe de Israel. Pastoreará con la fuerza del Señor.”

Toda la historia religiosa de la humanidad ha buscado, a tientas, alcanzar a Dios, ha pretendido tocarle y acercarse a Él ,lo ha hecho con continuos ritos, oraciones y sacrificios siempre repetidos. Pues ahora el Señor ha trastocado este movimiento religioso del hombre. Dios mismo, el Verbo de Dios, su Hijo, se ha hecho carne, ha venido a nosotros haciéndose sacerdote, víctima y altar de una vez para siempre .Ha ofrecido el sacrificio de su propia persona para salvarnos.

 Y así esta revelación y manifestación de Dios que se hace hombre ,también desde la sencillez de dos mujeres bendecidas y agraciadas, María e Isabel, provoca el estallido de la gracia y la alegría jubilosa: “En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, saltó la criatura en mi vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y gritó: “Bendita tu…Dichosa porque has creído… Y María también en la alegría del Espíritu Santo exclamará: Proclama la grandeza del Señor, se alegra mi Espíritu…

He aquí al Cordero que quita el pecado del mundo: “Aquí estoy para hacer tu voluntad…”He aquí a María: hágase en mi según tu palabra…He aquí la humanidad nueva del Nuevo Adán, Jesús ; la Nueva Eva, madre de los creyentes y los nuevos hijos de Dios.

¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? También podemos exclamar ante tanta gracia con la que el Señor quiere bendecirnos…

En el diario espiritual del Rey Balduino, su director espiritual el cardenal Suenens nos describe el itinerario realizado en la difícil búsqueda de novia para el Rey. Una mujer creyente irlandesa afincada en Bélgica sugiere dirigirse a la nobleza española hasta llegar a Fabiola Mora  de Aragón quien pensó que sería otra mujer la elegida . Pero la señalada era ella. Ambos en una visita al Santuario de Lourdes recibieron la convicción de su matrimonio que también fue visitado por el sufrimiento por falta de descendencia pero que con fe paciente y esperanzada hicieron un servicio magnífico al pueblo belga.

Derrama, Señor, tu gracia en nuestras almas para que quienes por el anuncio del ángel hemos conocido la Encarnación de tu Hijo, por su Pasión y su cruz seamos llevados a la gloria de la Resurrección.       

 

                   

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

                       III DOMINGO DE ADVIENTO

1ª Lct.:Sofonías 3,14-18ª.:Alégrate m y gózate , Jerusalén.

Sal.Isa.12,2-3.4bcd.5.6:Gritad jubilosos.”Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel¡”

2ªLct..Filipenses 4,4-7:Os lo repito: estad alegres

Evangelio Lc.3,10-18:¿Qué hemos e hacer?

 

En la tradición litúrgica la celebración de este tercer domingo lleva el sobrenombre de GAUDETE (Imperativo de Gaudio: Alegraos, regocijaos en el Señor).Y se le añade una nota de color a la casulla del sacerdote :el rosa, señal de alegría.

El profeta Sofonías dirige a la hija de Sión  y a Jerusalén una orden vibrante y ardorosa :”Regocíjate ,hija de Sión, grita de júbilo, Israel, alégrate Jerusalén. Porque el Señor está  en medio de ti. El se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta”. Cuando han fracasado todas las estrategias humanas, cuando se han sentido defraudados por los malos gobernantes, cuando a los “pobres de Yaveh”(“los anawim)han soportado tribulaciones y persecuciones y han sido rectos en los caminos de la justicia y el derecho de Dios y han soportado la desesperación y la angustia, esta poderosa palabra del Profeta Sofonías ha acrecentado su esperanza para volar raudos por la vida con la alegría íntima que les da el Señor. En estos días también el profeta Isaías nos decía: «los que esperan en el Señor son como las águilas…sus alas levantarán …caminarán y no se cansarán…Nuevas fuerzas tendrán los que esperan en el Señor ”

 Igualmente S.Pablo exhorta a los creyentes de Filipos : Estad siempre alegres en el Señor os lo repito: estad alegres. El Señor está cerca. ¡Qué vivencia tan profunda del apóstol y qué convicción de la presencia poderosa del Señor resucitado¡

No menos ardiente es el salmista: ”Gritad jubilosos habitantes de Sión:¡Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel¡

Pero ¿cómo conseguir estar alegres?¿Los acontecimientos, las noticias de cada día nos dejan  margen para estar alegres y contentos? Sin embargo han personas que cada día se levantan y van a la calle, a su trabajo y profesión con el deseo de cumplir bien su trabajo y hacer el bien cuesto lo que cueste. Aunque rodeadas y tentadas por la desesperación abren su corazón a la esperanza y se apoyan en el Dios de la vida y la esperanza. ¿Acaso la alegría es fruto de una acción voluntarista: quiero estar alegre e inmediatamente lo consigo ?Sabemos los mecanismos a los que recurren las personas para conseguir artificial y ficticiamente estar alegres: comida abundante, alcohol, droga, danzas desenfrenadas. Pero estas actitudes y prácticas no hacen brotar la alegría desbordante. Es un fruto del Espíritu que acompaña al don y la entrega generosa de la persona honrada  y del creyente que ha puesto su confianza en el Señor.

Un converso de nuestros días, Leonado Mondadori, presidente de una gran Editorial italiana que se había divorciado dos veces y unos años antes de su grave enfermedad  había acogido la gracia de la conversión, después de mucho tiempo se encuentra con su legítima esposa, Paola, quien le manifestó si se había hecho la plástica o cirujía estética pues le notaba tan contento y sonriente a quien siempre le había notado serio. Sí, he realizado la cirugía estética …”del alma”. He  encontrado al Señor.

¿Qué hemos de hacer? –preguntan los  judíos impactados por la Palabra de Dios que les dirige Juan el Bautista. ¿Qué hemos de hacer cada uno de los que hoy nos encontramos  celebrando la Eucaristía?

Reparte una túnica, no exijas más que lo establecido. No extorsiones, ni abuses. Abre el alma, el corazón y las manos. Comparte tu vida. Escucha, comprende, ayuda, agradece los bienes  que has recibido, ordena y orienta el ejercicio de la caridad hacia los que lo necesitan.

Juan el Bautista continúa su predicación: acoged al que viene que os bautizará con Espíritu Santo y fuego. El fuego signo de destrucción, lo es también de purificación, cauterización, liberación del pecado. El bautismo de conversión para el perdón de los pecados que predica Juan Bautista ,presentará una novedad singular con la Resurrección de Jesús. ”Recibiréis fuerza de los alto para interiorizar y cumplir la alianza que el pueblo tantas veces ha frustrado”. Y así nosotros mismos tan autónomos, tan pagados de nuestro orgullo ,tan pecadores, también recibiremos fuerza de lo alto

Termina el evangelio de hoy: ”Exhortaba al pueblo y le anunciaba  la Buena Noticia.

Esta es la causa de la verdadera alegría: Dios con nosotros, Jesucristo su Hijo amado y el Espíritu Santo que nos inunda con su amor.

Recordad cómo al final del discurso de Pedro en los Hechos de la Apóstoles en que predica la pasión, muerte y resurrección de Jesús muchos compungidos, afectados por el mensaje preguntan:¿Qué hemos de hacer?. Y Pedro responde: Bautizaos en el nombre de Jesús ,se os perdonarán los pecados y recibiréis el Espíritu Santo.

¿Qué hemos de hacer nosotros en medio de nuestro mundo desencantado y sufriente que necesita esperanza y alegría? Renovar nuestra fe en Jesús y disponernos a las actitudes de caridad ,justicia y verdad que comparte en el nombre de Jesús.

Pidamos una nueva efusión del Espíritu Santo sobre nuestra vida para que la libere, la purifique de sus pecados, cauterice sus heridas, nos caldee.”Que esta comunión que hemos recibido nos purifique de todo pecado” .”Que te ofrezcamos siempre este sacrificio como expresión de nuestra propia entrega .

“Concédenos ,Señor, llegar a la Navidad-fiesta de gozo y salvación-y poder celebrarla con gozo desbordante.”Así “la paz de Dios que sobrepasa todo juicio custodie nuestros corazones”   

 

 

 

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE

                                      MARIA

 

1ªLct.:Gn.3,9-15.20:Establezco hostilidades entre ti y la mujer

Sal.97,1.2-3ab.3bc:Cantad al Señor un cántico nuevo

2ªLct.:Ef.1,3-6.11-12:Dios nos ha elegido en la persona de Cristo.

Evangelio: Lc.1,26-38:Alégrate, María, llena de gracia.

 

 SANTOS E IRREPROCHABLES ANTE ÉL POR EL AMOR

 

La fe Iglesia confiesa solemnemente que María de Nazareth, por privilegio de Dios y por los méritos de Jesucristo fue preservada del pecado original desde su concepción. Se cumplen 167años de esta declaración dogmática (1854) aunque ya desde 1467 se celebra en toda la iglesia esta fiesta. El pueblo cristiano desde hace muchos siglos, espontáneamente se identificaba con esta fiesta de la Virgen.

Como hemos escuchado en la Palabra de Dios, una sencilla joven judía, María de Nazareth se siente sorprendida en su recogimiento y oración por las palabras misteriosas del Arcángel Gabriel, enviado por Dios :ALÉGRATE, LLENA DE GRACIA .

Así es llamada María: «llena de gracia” Simpecado””Toda hermosa y santa”.El misterio de Dios la sobrecoge y la introduce en su vida divina. Ante el proyecto de Dios para que sea madre de su Hijo  con asombro y estupor pregunta:¿Cómo PUEDE SER ESTO?

En este divino avasallamiento de su morada por Dios abundante, y en el gozoso desbordarse del Espíritu de Dios sobre su persona, una sencilla y definitiva palabra de respuesta: HEME AQUÍ, HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA.

Nos acercamos devotos y emocionados al misterio  de la Santísima Virgen María, reconociendo los privilegios que el Señor le ha otorgado por ser Madre de su Hijo: Inmaculada Concepción ,Virginidad, Maternidad Divina, Asunción al cielo y nos acercamos también a ella ,Nueva Eva, madre de los creyentes, como la primera discípula de su Hijo en el camino de la fe que la llevó hasta estar “iusta crucem lacrimosa”, junto a la cruz, acogiendo el encargo de Jesús :he ahí a tu hijo.

El misterio del Hijo de Dios, Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne, en quien hemos sido elegidos por amor, ilumina la singularidad y privilegio de su Madre, María de Nazareth, llena de gracia, Inmaculada y confirma nuestra elección como hijos a pesar del pecado.

A la rebeldía y desobediencia del primer hombre” Adán” y de la primera mujer “Eva” ;María “la nueva Eva” en el decir de los padres de la Iglesia, se incorpora al plan salvífico de Dios con un .HEME AQUÍ, HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL S EÑOR.

María Inmaculada, llena de gracia, disponible, nos pone en el camino para comprender la historia de nuestro linaje humano: rebelde, desobediente, de radical autonomía, de hedonista apego a sus deseos,”curvado sobre sí mismo” como lo describe S.Agustín que se resiste al Dios de la vida.

Pero Dios que “nos ha elegido en la persona de Cristo para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor”,” nos ha destinado a ser sus hijos”,” a ser alabanza de su gloria”, ha hecho que las hostilidades entre el linaje del pecado y el de la mujer nueva se  inclinen al triunfo del amor sobre el egoísmo y así la mujer Eva, “madre de los que viven” señale a   María  «Nueva Eva», madre de los creyentes .

El Señor da a conocer su victoria: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. Hoy, al celebrar a María Inmaculada, llena de gracia, el Espíritu Santo que la cubrió con su sombra, recrea en nuestra memoria y corazón el gran honor y preciosa dignidad de ser cristianos ,hijos de Dios, llamados a ser “santos e irreprochables ante El por el amor.

“Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclamad al Señor tierra entera, gritad, vitoread, tocad.”Y nosotros nos unimos a las alabanzas de tantas generaciones que llaman a María “Dichosa porque ha creído””Bendita entre todas las mujeres” porque mirando la humildad de su sierva el Señor ha “hecho obras grandes por mi”.

Señor, como a ella la preservaste limpia de toda mancha, guárdanos también a nosotros por su poderosa intercesión, limpios de todo pecado .Que el sacramento que hemos recibido repare en nosotros los efectos de aquel primer pecado