VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO SEGUNDO ORDINARIO

 

1ªLct.:Jr.20,7-9:La Palabra del Señor se volvió oprobio para mí

Sal.62,2.3-4.5-6.8-9:Mi alma está sedienta de ti,   Señor, Dios mío

2ªLct.:Rm.12,1-2:Ofreceos vosotros mismos como sacrificio vivo.

Mt.16,21-17:El que quiera venirse conmigo que se niegue a sí mismo y me siga

 

La explicación que Jesús da a sus discípulos de “tener que subir a Jerusalén y padecer mucho  por parte de senadores, sumos sacerdotes y letrados, ser ejecutado y resucitar al  tercer día” y la reprimenda dirigida a Pedro, nos señala el profundo realismo de su identidad personal.

Se puede apreciar cómo Jesús asume en su vida la voluntad del Padre, lo que supone vivir la condena, el rechazo de las autoridades religiosas, la pasión,  la cruz y la muerte.

Ante toda tentativa de negar la humanidad de Jesús, la Encarnación del Verbo, estas palabras ponen de relieve que Jesús es hombre. Ya les había dicho que no dijeran a nadie que Él era el Mesías por temor a confusiones sobre su identidad. Ahora no les impone silencio sino les explica, les habla claramente de quién es y a dónde va.

En este fragmento evangélico que ha sido proclamado se superponen dos imágenes del Mesías que laten ya en el A.Testamento: el Siervo doliente y el Hijo del Hombre que viene con poder. En lo que dice y hace apreciamos esta identificación con el Siervo doliente.

Los apóstoles, los amigos de Jesús, bien que se sentirían orgullosos de acompañar a aquel hombre que tantos signos y prodigios hacía, que era bien visto por el pueblo.

Pero Jesús va directamente al meollo de su misión y la de sus discípulos: ”quien quiera ser mi amigo, tome su cruz  y me siga, Se ha de desposeer, despegar y me ha de  seguir. Dar la vida ,entregarse.

La cruz de Jesús es revelación ,revela a Dios y a los hombres. Cómo es Dios y cómo somos los hombres. La filosofía griega preanuncia esta idea: el gran filósofo Platón se pregunta  cómo podría obtenerse en ese mundo un hombre completamente justo. La justicia de un hombre sólo llega a la perfección cuando él mismo asume la apariencia de injusticia sobre sí mismo. El verdadero justo es el que en este mundo es el incomprendido y el perseguido. A todo cristiano impresiona profundamente  ese texto 400 años antes de Cristo. Cuando apareció el justo por excelencia fue crucificado y ajusticiado y nos dice despiadadamente quién es el hombre que escarnece, azota al amante. La verdad del hombre su carencia de verdad. Mas la cruz no sólo revela al hombre, sino a Dios. En el abismo de la repulsa humana se manifiesta más aun el abismo inagotable del amor divino. ”Los amó hasta el extremo” ,en expresión de S.Juan y que retoma la Plegaria Eucarística IV en el relato de la consagración.

Rechazamos el aspecto doloroso de la vida, pensamos en clave de confort, y bienestar aunque tarde o temprano nos damos de bruces con el dolor

Todos los días los medios de comunicación nos ofrecen sucesos dolorosos de muertes violentas. En estos días estamos celebrando el duodécimo  aniversario del accidente aéreo en Madrid.¡Cuánto dolor en las familias que han perdido seres queridos. Dolor de los que fallecieron, de los responsables de la empresa.Lamentamos en estos días la muerte de los contagiados por el coronavirus, de los entierros sin poder hacer convenientemente  los duelos .Y al tiempo el  dolor de los que han abrazado el dolor: Policías, bomberos, personal sanitario…,médicos,sacerdotes…Ante tanto dolor: o desesperación o esperanza activa dando amor y mirando a Jesús doliente: “al que traspasaron” pero también el que transfigurado, dijo: “todo se cumplirá…”y al tercer día resucitará”

Dejemos que la Palabra de Dios “sea para nosotros fuego ardiente”, que como a Jeremías nos alimente y nos afecte tanto que exclamemos: ”intentaba contenerla y no podía”. O con el salmista: ”mi carne tiene ansia de ti como tierra reseca, agotada sin agua”,” me saciaré como de enjundia y de manteca y mis labios te alabarán jubilosos”, ¡Oh Dios tu eres mi Dios ,por ti madrugo¡

Al mismo tiempo que recibimos la Palabra que revela a Jesucristo y su misión,interiorizamos las palabras de S.Pablo: “presentad vuestros cuerpos, vuestras vidas, vuestras personas ,como hostia viva, santa, agradable a Dios; transformaos por la renovación de la mente para discernir lo que es voluntad de Dios, lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto”.

“Siembra, Señor en nuestros corazones el amor de tu nombre para que nuestra vida sea más religiosa”. “Que se cumpla por tu poder lo que celebramos en estos misterios”.

“Saciados con el pan del cielo te pedimos, Señor, que el amor con que nos alimentas fortalezca nuestros corazones y que nos mueva a servirte en nuestros hermanos.

 

 

VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 22,19-23:Colgaré de su hombro la llave del palacio de David

Sal.137,1-2ª.2bc-3.6 y 8bc:Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

2ªLct.:Rm.11,33-36:Él es origen, guía y meta del universo.

Evangelio: Mt.16,13-20: Tú eres Pedro y te daré las llaves del reino de los cielos.

Hoy Jesús en el evangelio proclamado, actualiza para nosotros la misma pregunta que dirigiera a sus discípulos:¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?¿Quién soy yo?¿Qué dices de mí?

Pedro en nombre de los demás contestó: eres tan famoso como Juan Bautista , Elías o Jeremías. Eres un profeta. Yo digo. Tú eres el Cristo, el Ungido, el Hijo de Dios. Algo así como: más importante y grande que ellos.

El comentario de Jesús nos indica que Pedro hizo una confesión que le superó , algo así como…”¡no sabes lo que dices¡”:”Dichoso tú, Simón, porque esto no te lo ha revelado nadie de carne y hueso sino mi Padre”

Y les mandó a sus discípulos que no dijeran a nadie que era Él el Mesías. Esta confesión podría ser malinterpretada debido a las diversas opiniones que sobre el Mesías tenían especialmente las autoridades religiosas judías.

Jesús se ha ido manifestando en su persona ,en la palabra y en lo signos llenos de poder y curación. Ha puesto de relieve “la gran conciencia  que tiene de sí mismo”. Así lo percibe la ente y así lo perciben sus discípulos. ”Nadie ha hablado como Él”.”No habla como los escribas y fariseos, habla con autoridad¡ “Ved que en otro tiempo se os dijo…pero y os digo”.Sin embargo cuando les habla de subir a Jerusalén ,de ser condenado, de la cruz, la resistencia es inmediata por parte de Pedro: Eso no sucederá.

También la paciencia de Jesús les insta a:”…el que quiera ser mi discípulo tome su cruz y me siga, sea servidor…conviene que yo me vaya para enviaros un Abogado, un Paráclito que os revele la verdad”. Jesús constituye a Pedro con un ministerio o servicio especial en la nueva comunidad cristiana. El ministerio petrino, el ministerio del Papa es un servicio de amor y de confirmación de la fe de los creyentes. Con toda su fuerza y energía ha urgido el Papa a los jóvenes de la JMJ: “No neguéis a Jesucristo”. ”El no quita sino da” .

Hasta cierto punto, Jesús está presente en la cultura actual.  Libros, películas, ensayos, Jesús Superstar. Se cuenta que algunos condenados al ver la película de la Pasión de Mel Gibson se han sentido culpables.

Sin embargo Jesús no está presente en cuanto a la confesión explícita   del «crucificado y resucitado que es nuestro Salvador.» Ya que  ”nadie puede decir Jesús es el Señor sino es con la fuerza del Espíritu Santo”. ”¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento el de Dios¡¡Qué insondables su decisiones  y qué irrastreables sus caminos¡

Es preciso hacer un gran acto de fe en Jesucristo.¡ Que se cumplan las palabras de otro gran apóstol, S. Pablo :”Todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Cristo que me amó y se entregó por mí”.

De vez en cuando conviene traer a nuestro corazón la pregunta de Jesús: ¿Quién dices tú que soy yo?¿Quién soy yo para ti? He aquí el testimonio de un sacerdote…Estaba en una iglesia de Milán y una mamá y su hijo de 5 años a los que acompañaba al llegar  ante una imagen de Jesús crucificado, pregunta el niño Y ése ¿quién es?. .El sacerdote  titubea y al fin responde :Éste es alguien que en muchas ocasiones ha llenado y llena mi corazón de felicidad…Amigo ,también a mi y también a ti?

 Confiesa en tu corazón: Jesús es el Señor, es mi Señor ,es nuestro Señor…  “para que nuestros corazones estén fundamentados en la verdadera alegría”, ”condúcenos a perfección tan alta y mantennos en ella de tal forma que en todo sepamos agradarte”, ”concédenos los dones de la unidad y de la paz en tu Iglesia”. 

 

 

 

VIGÉSIMO DOMINGO ORDINARIO

VIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 56,1.6-7:A los extranjeros les traeré a mi monte santo.

Sal.66,2-3.5.6 y 8:¡Oh Dios¡,que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Rm.11,13-15.29-32:Los dones y la llamada de Dios son irrevocables para Israel.

Evangelio: Mt.15,21-28: Mujer ¡qué grande es tu fe¡

 

El profeta Isaías abre una oquedad en la conciencia nacionalista de Israel que se siente el pueblo elegido y amado de Dios:”a los extranjeros que perseveran en mi alianza los traeré a mi monte santo y los alegraré en mi casa de oración”. “¡Oh Dios que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben ¡Que le teman hasta los confines del orbe¡¡Qué Dios es tan grande como nuestro Dios¡

El apóstol Pablo sin embargo señala una trágica brecha entre Dios y su pueblo que ha rechazado a Jesús: ”siento una gran pena y un dolor incesante pues por el bien de mis hermanos, los de mi raza y sangre ,quisiera incluso ser un proscrito lejos de Cristo”(Rm.9,1-5) aunque a la vez una esperanza ”si su reprobación es reconciliación   del mundo ,¿qué será su reintegración sino un volver de la muerte a la vida?” .Aun doliéndose por esta situación de su pueblo mantiene la esperanza de su vuelta al Señor. “Pues los dones y la llamada de Dios son irrevocables” Pues “Dios nos encerró a todos en desobediencia para tener misericordia de todos”. “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen a al conocimiento de la verdad”.

Jesús en el Evangelio manifiesta la conciencia salvífica particular que el pueblo de Dios tiene sobre sí mismo: ”El les contestó: Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel”. El apóstol Mateo que habla a cristianos venidos del judaísmo señala esta limitada conciencia de Israel porque el mismo Jesús en su diálogo con la samaritana amplia el ámbito de culto a Dios  “Llegará un tiempo en que ni en Jerusalén ni en Garizim  daréis culto al Padre”, ”los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad” (Jn.4,7-24)

Más aún, Jesús muestra su corazón y el “sin acepción de personas”, y ”rico en misericordia”. Ante el grito lastimero de una mujer cananea con la pesada carga de su hija gravemente enferma: ”Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David”, Jesús tocado por la poderosa fe de aquella mujer exclama: ¡qué grande es tu fe¡ ,que se cumpla lo que deseas.

La fe, la oración del creyente encuentra aquí un estilo de relación vigorosa con el Dios de la vida especialmente en los momentos difíciles y duros de la existencia. Es confiada sin condiciones, es audaz, atrevida y constante. Es como una saeta lanzada con fuerza al corazón de Dios. En la espiritualidad cristiana las jaculatorias, iacula: saeta, avivan  y resumen el contenido de nuestra oración y fe: Ten compasión de mi, Jesús hijo de Dios vivo¡. ”Madre del Buen consejo, ruega por nosotros¡ Dirijamos nuestra oración confiada así al Señor.

Frente a nuestro tedio y fastidio, frente a nuestra rutina incluso en nuestra prácticas religiosas, es precisa una fe ardiente, vigorosa, vibrante, una fe que mueve montañas: ”si tuvieras fe como un granito de mostaza…tú le dirías a la montaña, muévete, muévete…”Una mujer había acudido a una gran asamblea de cristianos del movimiento de la Renovación carismática en Rímini(Italia) Había reunidos alrededor de unos 20.000 católicos .Durante  la comunión un sacerdote emite palabras de conocimiento anunciando curaciones que el Señor  realizaba en la asamblea y…una mujer de 47 años ha venido afligida a este retiro de oración y sufre de dolor de cabeza pues hace un año su hijo se suicidó y ella teme por su condenación…Pues alégrate, mujer ,tu hijo en el último momento se arrepintió y está con el Señor. Esta noche notarás cuando llegues al hotel que ya no te duele la cabeza. Al tercer día de la asamblea en Rímini(Italia) uno de los servidores anunció que se había presentado ante los organizadores del retiro la mamá del hijo que se había suicidado tal como el P.Emiliano Tardif había anunciado. Y la asamblea estalló en un aplauso de acción de gracias. JESÚS está vivo, querido hermanos y está actuando también aquí entre nosotros. Hoy le pedimos que renueve nuestra fe, la haga la ardiente y vigorosa.

Siempre en cualquier familia alguno de sus miembros ha abandonado la fe y las madres son las primeras heridas por ese desacierto de sus hijos. Y son las que van a lograr ese milagro de Dios .Recuerdo que al visitar el Santuario dedicado a Sta Rita en Milán, centro de peregrinaciones y de gracias como lo es del de Casia, en la bajada a la cripta del santuario junto a una hornacina donde había una pequeña imagen de la santa ,vi de soslayo el rostro atribulado y al mismo tiempo fervoroso de una mujer que suplicaba silenciosamente. Me impactó aquella escena y me convencí de que Dios estaba respondiendo a aquella mujer que seguro estaba intercediendo por algún hijo.

Todos somos intercesores, también por lo que no nos caen bien., por nuestros adversarios  pues así nos parecemos a Dios “que hace llover sobre justos e injustos, malos y buenos”

“Señor, infunde tu amor en nuestros corazones para que amándote en todo y sobre todo consigamos alcanzar las promesas que superan todo deseo”. Pues esta es nuestra recompensa: ”al ofrecerte lo que tú nos diste ,merezcamos recibirte a ti mismo”  

 

 

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA A LOS CIELOS

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARIA A LOS CIELOS

 

1º Lct.:Crónicas 15,3-4.15-16;16,1-2:Instalaron en el centro de la tienda el arca de Dios.

Sal.131,6-7.9-10.13-14:Levántate, Señor, ven a tu mansión.

2ªLct.: 1ªCo.15,54.57:Nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo

Evanglio: Lucas 11,27-28:¡Dichoso el vientre que te llevó¡

 

1ªLct.:Apocalipsis 11,19ª;12,1-6ª.10ab.:Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal.

Sal.44,11.12ab.16:De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro

2ªLct.:1ªCo.15,20-26:Primero, Cristo como primicia; después todos los cristianos.

Evangelio: Lc.1,39-46:El poderoso ha hecho obras grandes por mí.

Imaginamos el momento en que María ,llena de júbilo, convencida íntimamente, exclama: ”Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador…Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí”.

Después de la turbación por aquel anuncio del ángel :”Ave Maria, llena de gracia, el Señor está contigo …” y aquella pregunta inquietante:¿Cómo podrá ser esto si no conozco varón …, María fue llevada al interior del misterio de Dios para saberse y sentirse  agraciada por Dios,  elegida, llena de Dios. Es la Madre de Dios, la madre de Jesucristo que recorre un singular camino hasta llegar junto a la cruz de su Hijo acompañada por Juan y algunas mujeres.Y acompañará a la iglesia naciente en Pentecostés. 

Ante el júbilo compartido con su prima Isabel, ésta le dice: ”Dichosa tú que has creído”. Toda una cascada de gracia y bendición baña a aquellas dos mujeres y María ya ha respondido admirablemente:” Hágase en mí según tu Palabra”

“María ,dice S. Agustín, fue discípula de su Hijo antes que Madre” por eso “María  es más por haberlo concebido antes en la fe que en la carne”.

Celebrar el misterio de la Asunción de María a los cielos, “sin experimentar la corrupción del sepulcro”, como su Hijo, es reconocer y resaltar la obra graciosa y grandiosa de Dios con la humanidad que eligiendo a María como Madre de su Hijo la corona con la gloria y la vida eterna. ”La muerte ha sido absorbida en la victoria.¿Dónde está, muerte tu aguijón”(1ª Co 15,54-57)

La alegría, el júbilo, la fiesta de tantas generaciones en torno a la “Dormición de María” “Tránsito de María”, “Asunción de María” ; el que tantos pueblos de España celebren esta gran solemnidad pone de relieve la seriedad de la vida que no oculta “los sufrimientos de la humanidad” pero más la afirmación y confesión de Jesús crucificado y glorioso primicia de los que van a resucitar “como su Madre María y los que crean “pues nuestra vida está escondida con Dios en Cristo” hasta que se revele la manifestación plena de los hijos de Dios”.

Una hermosa leyenda se nos ofrece sobre la imagen del Tránsito de María, patrona de Zamora. Una imagen yacente de María cautiva la admiración de cuantos la contemplan. Un día llegó un peregrino al convento de clarisas de Zamora a quien la comunidad recibió y le dispensó alojamiento .Como gratitud a aquella acogida él les pidió un recinto privado al que no deberían de acceder mientras él estuviera allí.Después de varios días la Madre superiora picada por la curiosidad se acercó a observar por la ranura de la puerta y vio una gran claridad. Tomo la llave, abrió la puerta y ¡oh, qué maravilla¡, se encontró ante una espléndida imagen de la virgen durmiente en su lecho¡ Se acercó más y descubrió que le faltaba el dedo índice de la mano derecha¡ Ella interpretó que su curiosidad femenina había impedido la conclusión de aquella imagen celestial pues también se le reveló que aquel peregrino había sido un ángel.

María en su Asunción es “figura y  primicia de la Iglesia que un día será glorificada”.

“Señor, has elevado en cuerpo y alma a los cielos a la Inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo concédenos que aspiremos a las realidades divinas y participemos con ella de su misma gloria en el cielo”. ”Haz que nuestros corazones abrasados en tu amor, vivan siempre orientados hacia ti”. ”Que por la intercesión de la Virgen María que ha subido a los cielos, lleguemos a la gloria de la resurrección”

Como amadores de Dios, salvados por Jesús y felicitando a la Madre de su Hijo Jesucristo y nuestra Madre, continuamos en esperanza anhelando el encuentro                        definitivo con el amor pleno cuando Dios sea todo en todos.

 

 

 

DECIMONOVENO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

DECIMONOVENO DOMINGO ORDINARIO.

 

1ªLct.:1º Re.19,9ª.11-13ª:Aguarda al Señor en el monte.

Sal.84,9ab-10.11-12.13-14:Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.

2ªLct.:Rm.9,1-5:Quisiera ser un proscrito por el bien de mis hermanos.

Evangelio: Mt.14,22-33:Mándame ir hacia ti andando sobre el agua

Todos los que ahora estamos aquí reunidos hemos decidido que en nuestra vida Dios sea nuestro Señor, el sentido, la fuerza y la orientación de nuestro vivir.

Pero nuestra vida nos es un recorrido rectilíneo, trazado y vivido con rectitud de ahí que en determinadas ocasiones nos podamos sentir desconcertados, indecisos, ásperos, secos, tentados, desilusionados. En alguna ocasión hasta podemos exclamar pero…¿dónde está Dios?

Al profeta Elías ,conforme nos ha referido el fragmento del 1er libro de los reyes, lo sorprendemos en una situación lastimosa. Ha denunciado, ridiculizando, a los falsos profetas que adoran a Baal, ha recriminado a la reina Jezabel y ahora se siente perseguido. Ha tenido que huir y refugiarse en el monte de Dios, Horeb. Cansado, recibe la visita de Dios por medio de un susurro: ”al oírlo, se cubrió el rostro con el manto y salió a la entrada de la gruta”.  

El relato evangélico de S.Mateo nos narra también la zozobra y angustia que vivieron los discípulos en el mar con la barca a la deriva ”sacudida por las olas”. Y Jesús que “después de despedir a la gente subió al monte a solas para orar “, se acercó a sus discípulos asustados y le dijo: ”Ánimo, soy yo ,no tengáis miedo”

Tan apegados estamos a la tierra, a los asuntos de cada día, tan dominados por ellos, que cualquier acontecimiento desdichado o no previsto, nos asusta  y desorienta. Hemos perdido la capacidad de escuchar  e interpretar los acontecimientos desde la mirada lúcida de la fe.

Desde luego que Pedro el apóstol, el líder de los discípulos de Jesús que habría de morir por el Maestro es el prototipo de aquello que a veces nos sucede ante la adversidad. ”Comenzó a hundirse y gritó: ”Señor, sálvame”.

“¡Qué poca fe¡¿Por qué has dudado?” es el reproche de Jesús a Pedro. En cuanto Jesús estuvo con ellos, amainó el viento, se sintieron seguros y lo reconocieron: ”Realmente eres Hijo de Dios”

Circula un hermoso canto de un cantautor cristiano uruguayo ,Luis Alfredo Díaz.: ”Una tarde en la playa” que hace alusión a una hermosa leyenda en la que S.Agustín paseando por la playa sorprende a un niño llenando con agua un hoyo en la arena y S.Agustín le dice que es imposible llenar aquel hoyito con el agua de todo el mar. A lo que contesta el niño que más imposible es para Agustín comprender el misterio de la Sma Trinidad sobre el que está meditando. Imagina Luis Alfredo que un hombre está buscando a Dios y no lo encuentra y pregunta a mucha gente que le contesta: “está aquí, esta allá”  , pero él no  lo ve”. Se va a pasear y  a pensar a la playa, junto al mar

entonces tristemente

a la playa regresé

vi a un niño jugar

en la arena y me acerqué

“Oh¡ oh¡ ¿dónde dónde esta Dios?

sé que todo lo ha hecho Él

pero ¿dónde dónde esta Dios?,

 no lo se(bis)

El niño sonriendo

me dijo: yo lo encontré,

vive dentro de mi

desde que en el creí.

y allí mismo en la arena

un largo rato lloré

destruyendo  mi yo

hasta que nació él

Oh,Oh Dios vive dentro de mi

Sé que ´El vive dentro de mi

desde que como el niño aquel

   en el creí

:”Oh,Oh, Dios vive dentro de mi, sé que Él vive dentro de mi desde que como el niño aquel en Él creí”.

El creyente a veces puede sentirse tentado por la “incredulidad”: “Me importunan las ideas de los materialistas peores” .así se expresaba Sta.Teresa de Lisieux o del  Niño Jesús. Pero el no creyente también se siente con la incertidumbre de poder afirmar siempre su incredulidad ,de que “quizá sea verdad” la posición del creyente

Somos peregrinos en la fe. El Señor nos acompaña y está dispuesto a dilatar nuestra visión , a ayudarnos a crecer en ella. Por eso con tanto amor nos reprocha:¡Qué poca fe¡¿Por qué has dudado? De ahí que Él nos inste a estar a solas con Dios, a orar, a retirarnos a nuestro interior, a escuchar y a aprender a estar en silencio. La actitud del creyente es Mirar a Jesús pues “el justo vivirá por la fe”(Habacuc 1,12-2,4) El jueves pasado , 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración de Jesús es una indicación preciosa para dejarnos invadir por la luz de la Resurrección del Señor, un recuerdo sublime de nuestro ser contemplativos en la acción o descubrir la presencia de Dios en nuestro vivir cotidiano.

Hay muchos cristianos: sacerdotes o seglares que han redescubierto el gusto por la oración silenciosa, por la contemplación. Ella es como un impulso maduro para la acción fecunda, jugo sabroso para la vida que ensancha y dilata el corazón para amar al prójimo.

“Señor, aumenta en nuestros corazones el espíritu filial” y “los dones que le has dado a tu iglesia par a que pueda ofrecértelos, transfórmalos en sacramento de salvación” y “la comunión en los sacramentos afiance la luz de tu verdad”