DOMINGO SEGUNDO DE ADVIENTO

IIº DOMINGO DE ADVIENTO

OS BAUTIZARÁ CON ESPÍRITU SANTO
1ªLect.:ISAÍAS 40,1-5.9-11:Preparadle un camino al Señor¡
Sal.84,9ab-10.11-12.13-14.:Muéstranos, Señor, tu misericordia
2ªLect:IIªPe,3,8-14:Esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva
Evangelio:Mc.1,1-8:Preparadle el camino al Señor

El profeta Isaías continúa mostrándonos los sentimientos de Dios .El mismo que ofendido se siente airado y celoso ante el pecado de su pueblo Israel, ofrece una corriente de consuelo y compasión:”Hablad al corazón de Jerusalén. Gritadle: está pagado su crimen.”Dios mismo es “como un pastor que apacienta el rebaño”,”su mano los reúne”.”Lleva en brazos los corderos, cuida de las madres”
Mas el profeta que tan tiernamente nos habla de Dios, exhorta al creyente a prepararse para acoger la gloria de Dios. Ha de entrar en el desierto de su vida, un lugar difícil, inhóspito, corrigiendo, enderezando, ordenando lo que impide ver, sentir y contemplar a Dios.
Ha de superarse, mejorar  para percibir y escuchar la voz del heraldo: AQUI ESTA VUESTRO DIOS. Nuestro mundo interior, nuestro desierto está lleno de ruidos, de ambiciones y nuestra conciencia, dormida y bloqueada, no puede acoger la presencia de Dios que como don viene para que ” tenga vida abundante y vida en plenitud”(Jn.10,10).San Agustín con cierto desasosiego llegó a exclamar: Temo que el Señor pase de largo en mi vida.”
Paz, misericordia, fidelidad, justicia son las diversas tonalidades con que se manifiesta la salvación de Dios.
También el Apóstol Pedro nos pone en vela ante el DIA DEL SEÑOR que inaugurará “un cielo nuevo y una tierra nueva”.Destacando la paciencia  de Dios ”que quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan”,señala la gravedad del acontecimiento : “Esperad y apresurad la venida del Señor cuando desaparecerán los cielos consumidos por el fuego y se derretirán los elementos ”Pide al creyente una vida santa y piadosa irreprochable .Es la virtud de la esperanza animosa, activa y responsable.
El fragmento del evangelio según S.Marcos:”Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”,indica un escenario nuevo para completar la acción salvífica de Dios en favor de los hombres .La palabra “evangelio”,”Buena nueva””Buena noticia” tiene el sentido del mensaje  que impacta, alegra y sobrecoge. Lo nuevo es Jesucristo con un Precursor, Juan el Bautista que predica un bautismo de conversión de los pecados ,de transformación radical.
Lo significativo y relevante del Evangelio es “Jesucristo” a quien reconoce  Juan el Bautista: yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias”.Y es precisamente El “quien os bautizará con Espíritu Santo”.Porque toda la historia del pueblo de Israel, toda nuestra historia humana está salpicada de idolatrías infidelidades, de engaños, de cultos superficiales y es manifiesta la incapacidad del hombre para cumplir los mandatos Los profetas lo han denunciado y anuncian un tiempo en que Dios mismo ”infundirá su Espíritu  en el interior para responder a la alianza con Dios”.
El nos bautizará con Espíritu Santo, nos transformará, nos cambiará y nos dará fuerza para cumplir los mandamientos en que se concreta el amor a Dios y al prójimo. Todas las leyes ,los mandamientos, las bienaventuranzas, sin el Espíritu Santo nos matan. El Espíritu Santo que ha sido derramado en nuestros corazones con el amor de Dios hará posible la respuesta del hombre con amor.
“Esperad y apresurad la venida del Señor.”Cuentan que el sacerdote de la parroquia anunció que el domingo siguiente vendría a la  iglesia el mismísimo Jesucristo. y la gente acudió en tropel para verlo .No predicó ,se limitó a sonreír y dijo:¡Hola¡.Todos le ofrecieron la casas pero al final convinieron que lo mejor  era que pasará la noche en la Iglesia. A la mañana siguiente cuando llegaron a la iglesia sacerdote y fieles descubrieron que la Iglesia había sido profanada pues todas las paredes estaban llenas de pintadas con la palabra :¡CUIDADO¡ Dondequiera que uno mirara,¡cuidado¡¡cuidado ¡cuidado¡
El primer impulso de  la gente fue borrar todo rastro de aquella profanación pero…¡Acaso Jesús realizó tales pintadas…¡Y entonces aquella palabra misteriosa ¡CUIDADO¡ comenzó a surtir efecto. Comenzaron a tener cuidado con las Escrituras y consiguieron servirse de ellas sin fanatismo. Comenzaron a tener cuidado con los sacramentos sin caer en la superstición. El sacerdote comenzó a tener cuidado con su poder sobre los fieles y aprendió a ayudarle sin necesidad de controlarlos. Todo el mundo comenzó a tener cuidado.
La palabra en cuestión que fue motivo de escándalo aparece inscrita en la parte superior de la entrada de la iglesia y si pasas por allí de  noche puedes leerla en un enorme rótulo de luces de neón multicolores.
Señor, rico en misericordia, acude compasivo al vernos desvalidos, danos sabiduría para sopesar los bienes de la tierra amando intensamente los del cielo

INMACULADA CONCEPCIÓN

ALÉGRATE,MARÍA,LLENA DE GRACIA

1ªLect.:Gn.3,9-15.20:Establezco hostilidades entre ti y la mujer
Salmo97,1.2.-3ba.3bc-4:Cantad al Señor un cántico nuevo
Ef.1.3-6.11.12:Dios nos elIgió oen la persona de Cristo
Evangelio:Lc.1,26-38:El Señor está contigo

La confesión de Jesús muerto y resucitado por nuestra salvación difunde luz desbordante sobre el misterio de la humanidad redimida. Y en esta humanidad adquiere singular relieve la persona de María, Madre de Jesús, que en su adolescencia recibió una especial visita del ángel Gabriel. Fue saludada en el gozo del Señor: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.
Decir Inmaculada, sin mancha, sin pecado es decir llena de gracia, llena de Dios, agraciada con la simpatía de Dios. Y sorprendida por esta abundante bendición que la conturba María con fe y confianza exclama: HAGASE EN MI SEGUN TU PALABRA
Ninguna reserva, ningún egoísmo cabe entre Dios y aquella joven mujer. Por don, por gracia, María se halló íntegra, sin pecado, sin doblez, sin egoísmo. Toda entregada a Dios coopera para que lo “imposible para los hombres sea posible para Dios: redimir al hombre empecatado, autosuficiente, curvado sobre sí.
El misterio de la Concepción Inmaculada de María por los méritos de su Hijo Jesucristo apunta al misterio de iniquidad y pecado de los hombres.
El fragmento del libro del Génesis que ha sido proclamado nos descubre a Adán (primer hombre) y a la primera mujer Eva involucrados en la tragedia del pecado. Prescindiendo, desobedeciendo, fascinados por la fruta del conocimiento prohibido deciden su propio vivir y al caer en la cuenta de su mal paso, al sentirse culpables, desplazan su culpa también a la serpiente, al tentador. Arraigados en su egoísmo y complacencia han perdido el horizonte de Dios de la vida.
Pero el mismo Señor que al crear todo lo hizo bien, que creó al hombre y a la mujer a su “imagen y semejanza”,no se arrepintió de su creación y pensó en una estirpe nueva, una mujer nueva, María madre de Jesucristo, Nueva Eva. Ella será digna morada de su Hijo en quien ”nos eligió-antes de crear al mundo-para que fuésemos santos e irreprochables ante El por el amor”(Ef.1,3ss.) .
María, la llena de gracia, sin pecado, hermosa ,Nueva Eva, con su Sí a Dios ha cooperado para que en Jesús volvamos a vivir la condición de Hijos de Dios
Celebrando la Inmaculada Concepción de María, exaltamos su presencia, nos unimos a la corriente de generaciones que desde su prima Isabel la han llamado dichosa, bienaventurada,”porque ha creído en el Señor”.Y junto a ella reconocemos que su Hijo Jesucristo redunda en alabanza de Dios y nosotros mismos “seremos alabanza de su gloria”
Concédenos, Señor, por intercesión de María llegar a ti limpios de nuestras culpas.

1er.DOMINGO DE ADVIENTO

VELAD MIENTRAS ESPERÁIS AL SEÑOR
1ªLect.:Is.63,16b-17;64,1.3b-8:¡Ojalá rasgases el cielo y bajases¡
Sal.79,2ac y 3b.15-16.18-19: Señor, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve¡
2ªLect.:1ªCo 1,3-9:Aguardamos la manifestación de Ntro Sr.Jesucristo
Evangelio:Mc.13,33-37:Velad pues no sabéis cuando vendrá el dueño de la casa

El color morado de los paramentos en las celebraciones  al comienzo del nuevo año litúrgico despierta en nosotros la atención para contemplar el Misterio de Jesucristo que llega .El Adviento(adventus: llegada) es el tiempo litúrgico comprendido entre el primer Domingo de los 4 que lo componen y la vigilia de la Navidad. Este  tiempo lleva un marcado acento de expectación, de espera confiada, de esperanza ,ante la llegada del Señor y nuestra madre la Iglesia nos ofrece la Palabra de Dios en los profetas, especialmente en el gran profeta Isaías vibrante y esperanzado.
El fragmento del profeta Isaías que ha sido proclamado y que forma parte, según los estudiosos de la Biblia, del largo poema 63,7-64,11, tiene una forma de un salmo de súplica colectiva , semejante a los salmos 44 y 89 y a las Lamentaciones. Las referencias de 63,18 y 64,9-10 a la ruina de Jerusalén y del templo el año 587,indican que el recuerdo de la catástrofe está aún próximo. El poema data de los comienzos del destierro. La evocación de la historia pasada (63,7-14)está de acuerdo con la teología del deuteronomista: DIOS CASTIGA A SU PUEBLO REBELADO Y LUEGO LO SALVA.
El profeta como un vidente de penetrante mirada y de amplia y profunda visión detecta el mal de la comunidad en la que vive: la injusticia, fruto de un corazón endurecido, curvado sobre sí y lejos de Dios. Creados para Dios viven lejos de Dios.La ardorosa súplica del profeta ante la maldad del hombre pide una intervención contundente y poderosa para desarmar al hombre pecador “entregado al poder de su culpa”:”¡Ojalá rasgases el cielo y bajases derritiendo los montes con tu presencia. Como la lucha de tantos sacerdotes, siquiatras y sicólogos con obsesivos compulsivos, de tantas madres con esposos o hijos alcohólicos, drogadictos o violentos o de tantos educadores con niños y jóvenes difíciles.
Luego el profeta recurre a un sutil chantaje, acude a los sentimientos de Dios: Señor, Tú eres nuestro padre, nosotros somos la arcilla y Tú el alfarero. Somos obra de sus manos.¡Mira que somos tu pueblo¡¿Qué van a decir los pueblos extranjeros?
La bondad de Dios con nosotros se ha manifestado gratuitamente llamándonos por su Hijo Jesucristo a participar en su vida íntima y hemos sido enriquecidos con toda clase de bienes y de dones y ahora “aguardamos la manifestación de Ntro Señor Jesucristo”.”El nos mantendrá firmes hasta el final para que no tengan de qué acusarnos en el tribunal de Jesucristo, Señor nuestro.
Por eso mientras peregrinamos, sometidos a pruebas y dificultades, la palabra ardiente y sazonada de Jesús se actualiza de nuevo para cada uno y para todos: Mirad, vigilad, velad pues “no sabéis cuando vendrá el dueño”.No se trata de una espera obsesiva y paralizante, de querer dominarlo y saberlo todo o de vivir con angustia y temor ante el futuro sino con una saludable tensión de rica y optimista esperanza. En cada día de nuestra vida se hace presente  Señor quien juzga las obras del amor o del egoísmo.
Hoy ,especialmente en nuestra sociedad tan plural y relativista, dominada por las modas y “lo políticamente correcto”, hemos de vivir vigilantes, atentos, informados, sanamente críticos para que nos no sintamos atrapados y anestesiados por el fulgor momentáneo de la posesión, de la apariencia, de la mentira rentable. También los cristianos podemos ceder a lo que un mundo engañoso y aparente nos presenta como verdadero. Junto a hombres de buena voluntad: escritores, artistas, periodistas, intelectuales, informados y atentos  que se resisten a las imposiciones ideológicas del momento, servimos responsablemente a la sociedad con el ejercicio de una crítica sana y razonable .Con realismo esperanzado nos preocupamos por la buena salud moral de nuestra sociedad, tan fácilmente manipulable. Nuestra conciencia personal y comunitaria nos pide buscar no sólo la salvación personal sino también la de todos nuestros hermanos
Todos recordamos el cuento de Christian Andersen. Unos supuestos sastres acuden al palacio del Rey para hacerle un traje especial. Hacen creer al monarca y a los cortesanos, bajo la amenaza de algún castigo, que el rey lleva un traje bellísimo, a todas luces invisible, y se organiza un desfile solemne para que la gente crea ver al rey elegantísimo hasta que un niño entre la multitud grita: El Rey va desnudo. La historia humana también nos presenta situaciones de un autoengaño colectivo por interés o por miedo a  la verdad y a la libertad.
En está actitud y disposición vigilante interiorizamos la oración de nuestra madre la Iglesia:”Aviva el deseo de salir al encuentro de Cristo, acompañados por las buenas obras”.”Que la Eucaristía sea para nosotros prenda de salvación”.”Que en esta vida moral descubramos el valor de los bienes eternos y a poner en ellos nuestro corazón.

JESUCRISTO,REY DEL UNIVERSO

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

1ªLct.:Ez.34,11-12.15-17:A vosotras, ovejas mías, os voy a juzgar
Sal.22,1-2ª.2b-3.5-6:El señor es mi pastor , nada me falta.
2ªLct.:1ªCo.15,20-26ª.28:Devolverá el reino de Dios Padre, para que Dios sea todo en todo.
Evangelio. Mt.25,31-46:Se sentará en el trono de su gloria y separará a unos de otros.

DIGNO ES EL CORDERO DEGOLLADO DEL HONOR,LA GLORIA Y LA
                                            ALABANZA

Con la Solemnidad de Cristo Rey del Universo, termina el ciclo litúrgico y nos disponemos a comenzar otro con el tiempo de Adviento.Para sondear el alcance y significado de esta celebración nos propone nuestra madre, la Iglesia ,la palabra de Dios que ha sido proclamada.
El profeta Ezequiel nos muestra la imagen de Dios como un pastor que sigue el rastro de su rebaño.  Dios pastor que cuida su rebaño,  se preocupa,  sufre y  ama. Un Dios que tiene sentimientos, que es compasivo .Al mismo tiempo nos presenta la imagen de un rebaño descarriado, herido, enfermo. Dios solícito pastor:”El mismo apacentará a sus ovejas”.
Una leyenda cuenta que a un hijo depravado le pidieron el corazón de su madre y el aturdido muchacho después de asesinarla y tomar su corazón, huyendo para presentar  su abominable credencial tropezó y cayó. Al punto una voz le susurró: ¿te has hecho daño ,hijo mío?.Así son los sentimientos de Dios Padre , Jesús su Hijo y del Espíritu.
El salmista nos sitúa en el corazón del creyente que percibe a Dios como pastor bueno que procura pastos nutritivos,  fortalece , orienta y  unge con el perfume del Espíritu Santo hasta preparar una morada” por años sin término”, feliz y eterna.
Afirmada la gracia de Dios y el pastoreo del Señor que es compasivo, la palabra de Dios, con un sano realismo apunta a la tragedia del hombre, de la familia humana. Herida por la muerte y fragmentada ,corriente arriba, llega al pecado del primer hombre, de Adán, que hace que la persona humana viva curvada sobre sí misma(curvatus seipsum). Ávida y tentada siempre de satisfacer su propio ego ,hace que en su corazón se originan tantas consecuencias de desorden y maldad:”tuve hambre y no me disteis de comer, estuve en la cárcel y no me visitasteis, forastero y no me hospedasteis”. “Por un hombre vino la muerte, por Adán todos murieron…”Así resume S. Pablo el “misterio de iniquidad”.Y el mundo sufre por falta de amor.
Pero Dios no se ha arrepentido de haber creado al hombre por eso el mismo en persona en su Hijo Jesús, el Nuevo Adán ,ha realizado un camino inverso: “siendo de condición divina se anonadó, se hizo obediente, cargó con nuestros crímenes y tuvo una muerte ignominiosa. Todo como expresión del sumo amor y entrega. Así  expresa S.Agustín el misterio de la persona de Jesús: “Victor quia víctima”, Vencedor porque fue víctima. Aquí se encuentra el meollo del Reinado de Jesús:”si por uno hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección; si por Adán todos murieron ,por Cristo todos volverán a la vida”.
Jesús resucitado es primicia de todos los que han muerto.”Cristo tiene que reinar hasta que haga de sus enemigos estrado de sus pies. El último enemigo aniquilado será la muerte”
El camino humilde y confiado del creyente cristiano mira a Jesucristo su Señor, lo contempla crucificado y glorioso, Siervo doliente a quien Dios le ha dado la razón en todo, en el ejercicio de entrega y amor:”el que quiera ser el primero sea vuestro servidor”,”cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos conmigo lo hicisteis”.
El Reinado de Jesús, el Señorío de Jesús y el juicio de Jesús sobre la humanidad será de justicia , de paz y de amor. Un amor tan claro y concreto como hacer el bien incluso a los enemigos:”porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber… estuve en la cárcel y me visitasteis…”
La gracia, la bondad, el pastoreo de Dios y de Jesús en modo alguno cierra los ojos ante la maldad del hombre que se autocondena encerrándose en sí mismo :”porque tuve hambre y no me distéis de comer, tuve sed y no me distéis de beber, estuve enfermo y no me visitasteis…”.Por todo ello para que no se frustre el proyecto el deseo salvífico de Dios sobre toda la creación y el Reinado Universal de su Hijo Jesucristo la ferviente e incesante súplica de la Iglesia:”haz que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado, sirva a tu majestad y te glorifique sin fin”, “que tu Hijo conceda a todos los pueblos el don de la paz y la unidad”.
Más allá de los entresijos y vaivenes de la historia, a veces tan trágicos y oscuros, el sano y esperanzado optimismo del creyente sueña que “el último enemigo aniquilado será la muerte cuando Cristo lo entregue todo al Padre”.
Renovado el deseo de conocer cada día más y más el misterio de Jesucristo,¡ ojalá¡ que cada día decidamos hacer el bien, amar como Jesús
“Señor, quisiste fundar todas la cosas en tu Hijo muy amado, haz que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado, sirva a tu majestad y te glorifique sin fin” .”Te ofrecemos el sacrificio de reconciliación, concede a todos los pueblos el don de la paz y la unidad”. ”Recibido el alimento de la inmortalidad, quienes nos gloriamos de obedecer los mandatos de Cristo, rey del Universo, podamos vivir eternamente con él en el reino del cielo”.

TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO ORDINARIO

TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO ORDINARIO

1ªLct.:Prov.31,10-13.19-20:Trabaja con la destreza de sus manos
Sal.127,1-2.3.4-5:¡Dichoso el que teme al Señor¡
2ªLct.:1ªTes.5,1-6:El día del Señor legará como el ladrón en la noche.
Evangelio: Mt.25,14-30:Como has sido fiel en lo poco pasa al banquete de tu Señor.

AL QUE TIENE SE LE DARÁ Y AL QUE NO TIENE SE LE QUITARÁ

Al escuchar este fragmento del libro de los Proverbios que canta la excelencia de la mujer hacendosa, inmediatamente llega a nuestra mente la figura de nuestros padres, abuelos o conocidos y nos decimos interiormente : en ellos se ha cumplido esta palabra:”cantadle por el éxito de su trabajo, que sus obran la alaben en la plaza”.
De estas personas podemos decir: han tenido una vida lograda. Nos hemos sentido beneficiados por su vida entregada.
Cuando nos acercamos a la vida de estas personas tan alabadas por la palabra de Dios:”abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre…la que teme al Señor merece alabanza”;descubrimos que el camino de su vida está iluminado por el sentido transcendente de Dios.”Sois hijos de la luz e hijos del día”.El Señor, nosotros mismos les sorprendemos en su entrega diaria y constante.
Hoy también Jesús recurriendo a una parábola, la de los talentos, ilumina la gravedad y seriedad de la vida del hombre. Llamada por Dios a la existencia toda persona humana recibe unos dones, talentos, habilidades, aptitudes y se siente impulsado a plasmarlos en su vida concreta, negociando, trabajando.
La parábola nos remite a la vida ordinaria donde se negocia con éxitos y fracasos, donde las personas lo intentan de nuevo o se retiran y viven con bajo rendimiento y se vuelven parásitos de la sociedad. Pero esta misma parábola nos envía a la dimensión trascendente de nuestra vida, nos sitúa en el final de nuestras vidas en la presencia de Dios que nos ha regalado la existencia y que nos pide cuentas. “Y este día del Señor llegará como un ladrón e la noche”.Ya nuestra vida de cada día tiene el tono trascendente,”El más allá se hace presente en el más acá” pues “el reino de los cielos está dentro de vosotros”,”el que cree tiene ya vida eterna”. La llegada como un ladrón en la noche y la vigilancia debida, pone de manifiesto la gravedad y seriedad de la vida humana:”vivamos sobriamente”.El tremendismo o desasosiego por la llegada de la hora final el creyente la tiene moderada porque “vosotros nos vivís en tinieblas sino que sois hijos de la luz e hijos del día”
“Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”. Dios-dice S.Agustín-no predestina a nadie a la condenación” pero” Dios que te creó sin tu consentimiento no te salvará sin tu colaboración”.Dios por gracia es quien no salva. Es la persona quien se “autocondena”.
En el marco de la pasada celebración de la Iglesia Diocesana trajimos a nuestra conciencia la Misión de la Iglesia ,prolongación de Jesús glorioso que movida por el Espíritu Santo actualiza el misterio de la salvación de Cristo en el mundo por la Palabra de Dios, la celebración de los sacramentos y la actuación de la caridad..En una magnífica conferencia, pronunciada en Murcia, el año 2002,el entonces cardenal Ratzinger sobre universalidad salvífica de Jesucristo y de la Iglesia acudiendo a la parábola de los talentos dijo:”El talento que se nos ha dado, el tesoro de la verdad, no se debe esconder, debe transmitirse a otros con audacia y valentía para que sea eficiente y para que penetre y renueve la humanidad como lo hace la levadura .
Hace unos años el ministro pakistani de minorías religiosas Shabahz Bhatti,fue asesinado en un atentado en Islamabad perpetrado por integristas islámicos.Pese a todo, cuando el ministro fue asesinado, su hermano Paul ha narrado cómo se vio ante la disyuntiva fundamental de su vida: “En su funeral me di cuenta de que sólo tenía dos opciones: rendirme ante los enemigos de Shabahz y quitarme de en medio o continuar con su lucha”.Fue entonces cuando acepté el encargo de seguir la labor de su hermano, como Delegado Especial del Gobierno Paquistaní para las minoría religiosas.
En esta 1ª Jornada Mundial de los pobres instituida por el Papa Francisco volvemos a hacernos conscientes del amor de Dios,de Jesucristo, que recibimos gratuitamente y lo vivimos en una comunidad crisiana como es la Iglesia.Y nos sentimos también impulsados a compartir este mismo y amor y nuestros propios bienes con los demás especialmetne con los más necesitados.Mensualmente realizamos la colecta de Cáritas a la que tan magnánimamente colaborais y os agradecemos.Hoy especialmente recordamos a tantos desafortudados y pobres para que también nosotros podamos ayudarles.
La Iglesia de Jesucristo humildemente, pastores y fieles, continua anunciando y celebrando la salvación de Jesús y pide al Señor ”concédenos vivir siempre alegres en tu servicio porque en servirte a ti, creador de todo bien, consiste el gozo pleno y verdadero”.”Que el memorial que tu Hijo noS mandó celebrar aumente la caridad en
todos nosotros.”