SEGUNDO DOMINGO ORDINARIO

SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO-2

1ª Lct.Is.62,1-5:El marido se alegrará con su esposa

Sal.95,1-2ª.2b-3.7-8ª.9-10ª:Contad a todos los pueblos las maravillas del Señor

2ªLct.:1ªCo 122,4-11:El mismo Espíritu reparte a cada uno como a él le parece.

Ev.:Jn.2,1-12: En Caná de Galilea Jesús manifestó sus signos.

 

La fiesta del bautismo del Señor en el río Jordán por Juan el Bautista con la extraordinaria manifestación de la Divina Trinidad, la efusión del Espíritu Santo y la indicación del Padre: ¡Este es mi Hijo el amado, escuchadle¡ , ha dejado un perfume de unción y de gracia en nosotros que también hemos sido declarados hijos de adopción por ser bautizados en el nombre de Jesús.

Jesús presentado ante Israel como el Ungido, el Mesías fue  impulsado por el Espíritu, su amigo inseparable,a ir al desierto, donde tentado, resultó  vencedor y así  inició su pública misión evangelizadora.

Y he aquí hoy presente con su madre y sus discípulos en una boda de Caná, adelantando una de sus acciones evangelizadoras, un signo a instancias de su madre aunque “todavía no ha llegado mi hora”.

Jesús con este primer milagro o “signo “ en el decir de S.Juan, la conversión del agua en vino, se revela o manifiesta como como Enviado: ”Dios está aquí”, ”¿Qué es esto? ¿Con qué autoridad lo hace?.¿Por qué esta autoridad en sus palabras ?¿Quién éste?… 

Jesús realiza un signo poderoso, admirable y muestra la cercanía y misericordia de Dios en una situación difícil como la de una boda en la que falta el vino, ingrediente de toda fiesta. Y regala “un vino nuevo” de gozo y alegría y los novios y familia quedan en buen lugar.

¿Qué sería de aquellos novios y aquellos invitados? De los discípulos se nos dice que «creció la fe de sus discípulos en Él».

Los milagros a los que Juan designa signos son hechos maravillosos, admirables que llaman la atención ,nos dan una lección, una enseñanza: “Dios está aquí”. ¿Estamos nosotros listos para que el Señor actúe y realice signos o milagros o creemos que son asuntos de otros tiempos o meros adornos en el evangelio?.

En el milagro toda la realidad natural  es reparada o restaura o ampliada . Abre las puertas de un mundo nuevo como anticipo de la vida plena más allá  de la muerte cuando todo sea restaurado en Cristo  y quedará sometida la muerte.

Se le atribuye a S.Juan de Macías de Ribera de Fresno(Badajos) el milagro del arroz de Olivenza, que se produjo el 23 de enero de 1949 en la población extremeña de Olivenza cuando la cocinera de la Institución Hogar de Nazaret, Leandra Rebollo, natural del pueblo de San Juan Macías, nombró al entonces beato cuando faltaba el cereal para los pobres, y el arroz de pronto comenzó a aumentar desmesuradamente en la olla siendo requeridas varias más para completar la comida. Este hecho fue reconocido como milagro oficial por la Iglesia Católica en 1974.

¡Milagro¡¡Milagro¿ Un signo de cercanía y misericordia.

¿Y el milagro del matrimonio? Hoy pedimos a Jesús para que se presente en nuestros hogares , en nuestra comundiades religiosas y renueve, cure, sane a tantas familias.

Pilar, una mujer creyente escuchó en una catequesis de adultos que un catequista les había hablado de Jesús como alguien presente en nuestra vida y en nuestra casa y como un simil o comparación “en nuestra mesa y comida” y ella ni corta ni perezosa, durante un tiempo cuando ponía la mesa colocaba  incluso un plato para Jesús. ¡No sé cómo se lo tomarían mi marido y mis hijos¡-comentaba con gracia-pero lo que es a mí “Creció mi fe en Él”. Lo dice el evangelio. Ante este signo “creció la fe de sus discípulos en Él.

Un hombre paralítico a punto de divorciarse acudió a una peregrinación a Nuestra Sra.de Lourdes y en la gran iglesia subterránea vio como a su lado otro paralítico se levantó para asombro de todos y de él mismo. A Él no le habían curado. Al volver a casa recibe una acogida calurosa por parte de su mujer y sus hijos. Esta fue su espléndida curación de su magtrimonio y familia ,de sentirse apoyado, querido por los suyos.

Jesús ,es el mismo hoy ,ayer y siembre, nos ha ungido con su Espíritu y para que continuemos anunciando el evangelio, nosotros que somos su iglesias ,nos regala ministerios, dones y carismas. A unos hablar con sabiduría, otros hablar con inteligencia, otros con el don de la fe ardiente y  potente, a otros curar(curación por camino natural-la medicina- o a veces por camino sobrenatural, hacer milagros, profetizar(anunciar con convicción profunda en nombre de Dios; distinguir buenos y malos espíritus, orar en lenguaje arcano( orar en lenguas extrañas…); a otros interpretarlos. Todo para el bien común aunque el carisma mayor es el amor.

«Por amor de Sión y de Jerusalén y de la ciudad de Dios, y del encuentro de Dios con su pueblo no callaré». La alegría que encuentra el marido con su esposa la encontrará tu Dios contigo.¡Qué brote la alegría al celebar el amor de Dios manifestado en Jesucristo¡

“Cada vez que se celebramos este memorial del sacrificio de Cristo, se realiza la obra de nuestra Redención.” ”Que los días de nuestra vida se fundamenten en la paz.” “Derrama tu espíritu de caridad para que permanezcamos en el mismo amor” 

 

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

 

1ªLct.:Is.42,1-4.6-7:Mirad a mi siervo a quien prefiero

Sal.28,1ª.2.3.ac-4.3b y 9b-10:El Señor bendice a su pueblo con la paz.

2ªLct.:Hechos 10,34-38:Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo.

Evangelio: Lc.3,15-16.21-22:Después del bautismo de Jesús el cielo se abrió.

 

Hemos celebrado la Solemnidad de la Epifanía del Señor o Manifestación a los pueblos gentiles, pueblos paganos, pueblos no judíos y hoy estamos celebrando la Fiesta del Bautismo del Señor o manifestación pública de Jesús al pueblo de Israel como Mesías, Cristo o Ungido.

Si con nuestra imaginación seguimos a Jesús camino del Jordán nos topamos con Juan Bautista que predica un bautismo de conversión para el perdón de los pecados y al estar enfrente del “Cordero que quita el pecado del mundo” se resiste a realzarlo con Jesús hasta que éste le persuade de la conveniencia de ser bautizado.

Jesús es bautizado en el Jordán – desde entonces” las aguas corren perfumadas”, expresión querida de algún Padre de la Iglesia- y al punto se abre el cielo, desciende el Espíritu santo en forma de Paloma y se oye la voz del Padre: ”Este es mi Hijo, el amado, el predilecto, escuchadlo”.

Jesús recibe un  bautismo de purificación de los pecados, Él que es Santo, y lo consumará con el sacrificio de su vida para el perdón de los pecados, para la redención de la humanidad y suscita una manifestación gloriosa de la Trinidad. Recibe la Unción del Espíritu Santo, su compañero inseparable en su misión evangelizadora.

Jesús recibe una primera Unción en la eternidad pues entre el Padre y el Hijo hay una relación de amor que es el Espíritu Santo. Recibe una segunda unción del Espíritu Santo en el tiempo, en su Encarnación, pues fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo en el seno de María Virgen y una tercera en este momento del bautismo en el Jordán como presentación pública de su condición de Mesías que anunciaron los profetas.

Este Ungido, Mesías o Cristo tiene la cualidad de Siervo que establece el Reino de Dios con justicia y derecho  como nos ha recordado Isaías y “pasará haciendo el bien, curando enfermedades y dolencias” como nos ha recordado la carta de S.Pedro. Restaurará existencias humanas “pues la caña cascada no la quebrará, ni el pábilo vacilante lo apagará.

Este es el Hijo amado, el predilecto, escuchadle. Este es quien bautizará con Espíritu Santo y fuego que queme toda maldad para producir frutos de justicia y caridad. Éste es quien nos bautizará con Espíritu Santo, nos hará criaturas nuevas  e imprimirá en nuestro corazón la ley nueva del amor como gracia “para pasar haciendo el bien como Él”.

¿Qué trascendencia tiene para nosotros celebrar un año más esta Fiesta del Bautismo de Jesús. ”Que la actualización repetida de nuestra Redención sea para nosotros fuente de gozo incesante”. Precisamente para nosotros que hemos sido bautizados con agua y Espíritu Santo y Confirmados con la Unción  del Espíritu Santo”.

Por eso ahora en esta celebración te invito a que personalmente le pidas a Jesús con fe y humildad: Bautízame, Señor, con tu Espíritu, renuévame, Señor con tu Espíritu y así durante la semana persiste en la súplica pues el Señor te sorprenderá. El Señor no hace cosas nuevas sino nuevas las cosas. El nos renueva, nos anima nos aconseja, nos cura con su Espíritu.

Una nueva experiencia íntima de Dios, la confesión potente de Jesús es el Señor, un amor nuevo a la Palabra de Dios, a la Eucaristía, una devoción singular a la Madre de Dios, un redescubrimiento de los sacramentos, sentido potente de la oración de alabanza, cercanía y simpatía los pastores de la Iglesia y una renovación de dones y carismas del Espíritu Santo para el apostolado de la Iglesia.

A algunos en movimientos de la iglesia, también  a nivel personal a otros  y a muchos en la corriente actual de gracia  que recorre todas las iglesias (Católica, ortodoxa, protestante…)la “Renovación en el Espíritu Santo», afecta este nuevo impulso del Espíritu Santo .Cristianos de todos los estados de vida: Obispos, seglares, sacerdotes, consagrados han sentido en su vida la renovación de la vida cristiana. No es ningún sacramento especial ,ni novedad particular sino la renovación de la vida Cristiana en el Espíritu Santo que se pide con humildad y se asocia a la oración de los hermanos. Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI han saludado a esta gracia actual  y recientemente el Papa Francisco como una «chance» u oportunidad para la vida de la Iglesia.

Ved, en la Eucaristía hay dos efusiones del Espíritu Santo sobre los dones que van a ser consagrados y sobre la comunidad después de la consagración. Una oportunidad para invocar y dejarnos tocar por el Espíritu santo «Señor y dador de vida»

“Concede a  tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo la perseverancia en el cumplimiento de tu voluntad “;”las ofrendas se conviertan en aquel sacrificio con el que Cristo nos purificó del pecado del mundo” ”Que escuchemos con fe la palabra de tu Hijo para que podamos llamarnos y ser en verdad tus hijos”.   

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR

 

1ªLct.Is.60,1-6:La gloria del Señor amanece sobre ti.

Sal.71,2.7-8.10-11-12-13:Se postrarán ante ti los reyes de la tierra.

2Lct.:Ef.3,2-3ª.5-6:Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos

Evangelio. Mt.2,1-12:Venimos de Oriente para adorar al Rey.

 

También esta Solemnidad de la epifanía del Señor o de los Reyes Magos de Oriente, tan querida para los niños, despierta en nosotros el encanto ,la admiración y el estupor por las figuras de los tres magos que le presentan a Jesús las ofrendas de oro como Rey, incienso como Dios y mirra como hombre.

Esta poesía, este encanto que se recoge en cada nacimiento nos lleva a un estupor superior cuando somos guiados por la Palabra de Dios que con motivo de esta solemnidad se ha proclamado.

El texto del profeta Isaías estremece el corazón del creyente judío y ahora el del creyente cristiano: ”Levántate, brilla, Jerusalén que llega tu luz, la gloria del Señor amanece sobre ti”

El profeta Isaías insiste en que Dios está a favor de su pueblo, en que va a manifestarse como luz de todos los pueblos y hasta los reyes de Arabia y de Sabá, vendrán a Jerusalén. Y suscitará alegría radiante porque brillará su gloria. Vendrán con incienso, oro y alabanzas  del Señor.

S.Pablo redunda en esta mismo acento del profeta Isaías que quiebra la mentalidad tribal  o particularista del pueblo de Israel. Él es el pueblo elegido de Dios pero sin excluir a los demás pueblos.

Se quejaba amablemente una cristiana egipcia en una asamblea de oración de que Egipto aparecía siempre como negativo en la Biblia pero un sacerdote le contesta: mujer ¿Y quién recibió a la emigrante Sagrada Familia? Egipto. ¡Qué admirable acogida¡

  1. Pablo manifiesta: ”se me dio a conocer por revelación el misterio que no había sido manifestado en otros tiempos y ahora por el Espíritu se ha revelado que también los gentiles son coherederos de Jesucristo”. Pues “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”.

Celebramos esta epifanía o manifestación de Dios a todos los pueblos y nos acercamos al relato del evangelio .En los Magos de Oriente apreciamos el itinerario fantástico, idílico, entusiasta de estos tres estudiosos del movimiento de las estrellas que anhelantes de una luz esperanzadora siguen a la estrella que los guía hacia Jerusalén para enterarse aún más dónde está al que buscan y observan que en el Rey hay un interés por saberlo también , pero  su mala intención entorpece el camino de los magos .

Se nos dice que los científicos antes de concretar y materializar sus hallazgos han realizado un ejercicio intelectual, espiritual, de fe y razón hasta encontrar su complejidad y plasmarlo en leyes reguladoras. Con esfuerzo, dificultad y anhelo han hallado ya lo que una inteligencia superior ha proyectado.

A veces, el camino de la fe que es gracia, don ,en su desarrollo y crecimiento, podemos encontrarnos con obstáculos de nuestra parte o de nuestro entorno. Esta Solemnidad de Epifanía del Señor , esta manifestación del Señor es una oportunidad para una renovación de la gracia de conocer a Jesucristo, de abandonarnos a la acción de su Espíritu que suscita en nosotros la alegría y el encanto. Un ejercicio noble, sincero, ingenuo, infantil en el mejor de los sentidos, para ofrecerle al Señor el obsequio de nuestra  vida y extender su luz ,su esplendor.

“Concede a los que ya te conocemos por la fe, gozar un día, cara a cara, las hermosura infinita de tu gloria”. ”Que los, dones de tu Iglesia no son ni oro, incienso y mirra sino Jesucristo”.   

DOMINGO SEGUNDO DE NAVIDAD

SEGUNDO DOMINGO DESPUÉS DE NAVIDAD

 

1ª Lct.:Eclesiástico 24,1-4.12-16:La sabiduría habita en medio del pueblo elegido

Sal.147,12-13.14-15.19-20:La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.

2ªLct.:Efesios 1,3-6-.15-18:Nos predestinó a ser hijos suyos por Jesucristo.

Evangelio. Juan 1,1-18:La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.

 

“La palabra de Dios se hizo carne y habitó entre nosotros y hemos contemplado su gloria”. Esta es la tonalidad de esplendor, de luz y de gloria que acompaña nuestras fiestas de Navidad.

“Al mediar la noche su carrera, su Palabra todopoderosa vino desde el trono real de los cielos”(Sab.18,14-15).

Continuamos acompañando a los ángeles, pastores, magos de Oriente; a María y a José en la adoración al Hijo de Dios, hecho carne. Y así el Verbo de Dios , la Palabra,  nos abre su corazón para revelarnos la vida íntima de Dios uno y trino y el proyecto de Dios sobre el hombre.

Esta Palabra de Dios , Jesús es sabiduría del Altísimo que abre la boca en la Asamblea del Santísimo y recibe la admiración y alabanza de los santos ,de la muchedumbre de los escogidos.

Esta Palabra de Dios nos revela que “hemos sido elegidos para ser santos e irreprochables en su presencia por el amor” y a “ser alabanza de la gloria de su gracia”.

Ha sido proclamado el prólogo del Evangelio de S.Juan como la obertura de un oratorio sacro; como una síntesis de la Persona de Jesús que viene de la derecha del Padre y se establece en el mundo para salvarlo desplegando su acción evangelizadora y sanadora.

En el principio existía la Palabra que estaba junto a Dios y era Dios. En el principio está el Logos, la razón, la inteligencia, el sentido, el amor; no el caos, la sinrazón, el azar, el sinsentido, “el acaso”, ”la materia”. En el Principio existía el Espíritu que crea la materia y la imprime complejísimas ordenaciones y leyes. Afirmación solemne del Dios vivo, sabio, inteligente y amor.

En la Palabra había vida y era la luz de los hombres. Vino a los suyos y no lo reconocieron pero a los que lo recibieron les dio poder para ser hijos de Dios si creen en Él. He aquí en resumen la inmensa y buena noticia de la salvación y la tragedia del hombre encerrado en si mismo  y opuesto al Dios del amor.

Este grandioso baño de la Palabra que estamos recibiendo nos impulsa a  suplicar “espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo e ilumine los ojos del corazón para comprender la esperanza a la que nos llama”.

Hermanos, redundando en la idea que ayer ofrecíamos, es preciso dejarnos sorprender, ilustrar, instruir animar, sanar por la Palabra de Dios, por Jesús. Es preciso acercarnos al evangelio cada día y durante unos minutos parar nuestra maquinaria imaginativa interior y exterior para tocar y ser tocados y por el evangelio, la buena noticia ¡Qué grandioso el conjunto de  los textos de la sagrada escritura que para cada día del año  nos propone la iglesia en la liturgia eucarística¡

Una familia al borde de la desesperación porque uno de sus miembros ha caído en el alcoholismo y le era difícil abstenerse, después de recurrir a médicos y psicólogos, es invitada a unas reuniones sobre la Palabra de Dios en la parroquia. En una de esas reuniones alguien abriendo la Biblia al azar lee: “mejor que vino son tus amores” y aquel hombre al escuchar este mensaje se sintió conmocionado y curado. Y cuando sentía ganas de beber acudía a “mejor que vino son tus amores”.S.Agustín también se sintió curado cuando en la finca de Casiciaco”(Milán) ,al azar, abrió las cartas de S. Pablo en rom.13 y leyó: “no en comilonas ni borracheras …sino revestíos de nuestro Señor Jesucristo”. O S.Antonio abad, que oyendo el fragmento del evangelio: “si quieres ser perfecto, vende cuanto tienes , dalo a los pobres y sígueme”, abandonó todo para ir al desierto y convertirse en padre de muchos monjes

Sanados, bañados, curados, tocados por la Palabra de Dios, siempre actual pues como dice el gran Padre de la Iglesia, S.Gregorio Magno, la Palabra de Dios crece cuando se lee.

Que te reconozcan los pueblos Señor, por el esplendor de tu luz. ”Nos enseñas el camino de la verdad y nos prometes la vida de la gloria.

SOLEMNIDAD DE SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

SOLEMNIDAD DE LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA

 

1ªLct.:Números 6,22-27:Invocarán mi nombre y los bendeciré.

Sal.66,2-3.5.6 y 8:El Señor tenga piedad y nos bendiga.

2ªLct:Ga.4,4-:Dios envió a su Hijo nacido de mujer.

Evangelio: Lc.2,16-21:Encontraron a María, a José y al niño.

 

 

Al anochecer del año 431, enterada la comunidad cristiana de Éfeso, con antorchas acuden al lugar donde los Padres conciliares habían declarado solemnemente que al ser María, Madre de la persona del Verbo, Dios y hombre, María es la madre de Dios, es la Teotokos.

Al confesar la maternidad divina de María confesamos la humanidad y divinidad de Jesús ,”nuestro Salvador”.

¡Qué importante y trascendental fue tal acontecimiento y lo sigue siendo pues ya en los primeros tiempos del cristianismo aparecieron diferentes ideas sobre la identidad de Jesús¡.

Todos recordamos cómo en un momento apresan a Pablo por causa de la predicación sobre Jesús y éste acude al César porque ser siente ciudadano  romano y pide juicio justo.

Los procuradores romanos Félix y Festo resumen la acusación hasta con cierta ironía y la causa les parece sin importancia: se trata de un hombre Jesús que ha muerto y Pablo dice que vive.

Si ,si, por un nombre, por Jesús-«le pusieron por nomfre Jesús» como ha dicho el evangelista-  , Pablo está decidido a dar la vida: ”todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Él que me amó y se entregó por mi”. Llegar al conocimiento de Él.

Este “Él”, no es cualquier nombre, profeta, hombre famoso, filósofo, un genio religioso. ”Él es el Hijo de Dios hecho hombre, nacido de María Virgen que es la Madre de Dios.

Vamos a comenzar uno año nuevo 2022.Seguro que todos queremos comenzar el año con espíritu nuevo, realista pero esperanzador.

Muchos han sido los intentos, también entre los cristianos en cambiar el mundo, hacerlo más justo y contemplamos los extremos a que se ha llegado con sistemas económicos, políticos, sociales que muchos de ellos han aplastado a la humanidad.

¿Por qué no nos disponemos a volver a conocer y a amar a Jesús, a sentirnos amados por él, a acercarnos al evangelio con sencillez y honestidad,a emprender o reemprender el camino con Él?

Recordáis a Naamán el general sirio a quien el profeta Eliseo le ordenó bañarse en el Jordán 7 veces y el soberbio respondió que ¡ mejor agua que la del Abana y Farfar…y sus servidores le convencieron que era una cosa fácil lo que le mandaba para su curación…

No se trata de hacer grandes cosas. Diariamente durante unos minutos leo el evangelio-el evangelio de cada día-luego medito con María que rumiaba en su interior lo que iba viendo de su Hijo y crecía en su conocimiento y comprensión…María antes de dar a luz a su Hijo fue en su mente discípula. Formémosle en nuestro corazón   (S.Agustín)

Que experimentemos la intercesión de aquella de quien hemos recibido a tu Hijo el autor de la salvación, Príncipe de la paz.

Que así como nos llega de gozo el comienzo de las salvación, nos alegremos un día de alcanzar su plenitud