UNDÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO UNDÉCIMO DEL TIEMPO ORDINARIO.

1ªLct: Ez.¨17,22-24:Ensalza los árboles humildes

Sal.91,2-3.13-14.15-16:Es bueno dar gracias al Señor

2ªLct:2ªCo.5,6-10:En destierro o en patria nos esforzamos en agradar al Señor

Evang.:Mc.4,26-34:Es la semilla pequeña que se hace más alta que las demás hortalizas.

           LO PEQUEÑO ES HERMOSO

Por el profeta Ezequiel, el Señor promete realizar una acción sencilla y a la vez espléndida en contraste con otras acciones espectaculares de su poder pues , Él,es ”Señor Dios de los ejércitos”, ”creador de todo cuanto existe por medio de su Palabra”. Este ejercicio sencillo y simbólico consiste en “arrancar una rama tierna del alto cedro y plantarla en la cima de un monte elevado y se haga un cedro noble” ofreciéndonos  un mensaje vivo y cabal: ”Yo el Señor humillo a los árboles altos y ensalzo a los árboles humildes” .Aquí resuena la voz de María en el Magníficat : “derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes”, ”porque ha mirado la humildad de su esclava» y “ha hecho obras grandes por mi” .Así es el modo de actuar de nuestro Dios, paciente, rico en misericordia que no avasalla y oprime. El profeta Ezequiel que recoge las tribulaciones de un pueblo en el exilio y las esperanzas de una intervención de Dios mediante la fuerza y el poder insinúa un camino de Dios desde la sencillez de una planta que se hará vigorosa.

Un economista alemán Schumacher ha escrito un libro “Lo pequeño es hermoso” para convencernos de la necesidad de una economía sostenible pues los bienes naturales (los combustibles, la energía) son limitados. Ha de ser humanizada y controlada la economía. Justicia, armonía, belleza y salud para una economía justa. He leído en un dominical del 7 de junio actual que en un pueblo en la frontera entre Centroáfrica y el Congo , una monja católica, enfermera en un hospital, y un imán musulmán trabajan por la reconciliación de cristianos y musulmanes. Pequeñas y al mismo sabrosas noticias en una humanidad que sufre por tanto desamor .Sor María Concetta y Moussa Bawa suscitan esperanza; son pacientes y misericordiosos con la gente que acude a ellos.

Por eso podemos decir con el salmista  ”el justo crecerá como una palmera, se alzará como un cedro del Líbano, plantado en la casa del Señor”. «En la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso.»

Esto es lo que insinúa Jesús anunciando el Reino de Dios…»como una semilla que germina y va creciendo sin que se sepa cómo»   o «como un grano de mostaza la semilla más pequeña que se hace grande»

Esta es la perla preciosa, el tesoro escondido del evangelio, de la buena noticia, el centro de su predicación: ”El reino de Dios está entre vosotros”. Cuando Jesús predica el Reino de Dios se está refiriendo a un acontecimiento presente y futuro(los ciegos ven, los cojos andan) y futuro(“un cielo nuevo y una tierra nueva”,”un festín de manjares suculentos y vinos generosos) cuyo Rey y soberano es Dios(Poderoso Creador y Padre).Este acontecimiento del Reino de Dios implica la liberación de todos los males(liberación integral del cuerpo y del espíritu).Se configura como una nación santa y un pueblo escogido, una comunidad universal, cuya expresión visible es la Iglesia la cual no agota todo lo que es el Reino de Dios. El reino de Dios es como la utopía (Un  lugar sin lugar), lo que todo hombre sueña como máxima realización de sus deseos, un deseo de felicidad infinita

Frente a nuestros cansancios, nuestras prisas e impaciencias es preciso recordar las palabra de Jesús expuesta a través de parábolas o relatos de la vida que nos sitúan en un plano más elevado e iluminado de significado. Jesús nos explica como va desarrollándose esta semilla, planta, geranio delicado al que hemos de cuidado pero que crece mientras dormimos ,mientas vivmos.  Por eso Jesús a sus discípulos les ayudaba explicándoles su significado. De nuevo como creyentes que hemos recibido el baño de la gracia necesitamos también el baño de la palabra, hacernos discípulos a los que el Espíritu enseña, ilumina y explica.

Hoy el Señor que nos ha regalado esta palabra viva nos envía a dar palabras de esperanza y consuelo, nos envía a sembrar y hacer crecer el Reino de Dios que es amor, paz ,compañía, esperanza. Hoy tu palabra, mi palabra puede ser creadora del Reino de Dios. Cercanos, vecinos, amigos, niños, jóvenes, ancianos una palabra nuestra ungida por el Señor puede curar sus vidas. Dice Jesús: «os envío para que deis fruto abundante». Por los gestos sencillos de cada día vamos haciendo crecer el Reino «sabiendo que no quedará sin premio el vaso de agua dado a un hermano por mi causa», como dice Jesús

San Pablo por medio de la fuerza y la violencia quiso cortar de raíz la fe en Jesucristo como una herejía dentro del judaísmo y después de su encuentro con Jesús y de su dedicación a predicarlo  se expresa con tanta humildad y sabiduría: «vivimos desterrados lejos del Señor, caminamos sin verlo» pero «es tal nuestra confianza» que deseamos morir para estar junto al Señor». Merece la pena esforzarse para agradarle y recibirle a Él que es nuestro `premio. Cuando se expresa así Pablo ha atravesado, como apóstol del Señor, muchas vicisitudes con alegrías y sufrimientos. Así es la densidad de vida en Cristo Jesús. Este es el ceñidor de todo creyente cristiano implicado en la construcción de un mundo más justo. » Deseamos morir para estar con el Señor»

Oh Dios, fuerza en nuestra debilidad, ayúdanos a guardar tus mandamientos y agradarte con nuestras acciones y deseos. «Por estos dones, alimento del cuerpo y sacramento que renueva nuestro espíritu», concede  gozar del auxilio de estos dones». Que la comunión en los misterios, expresión de  nuestra unión contigo realice la unidad de tu Iglesia. 

 

 

SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

SOLEMNIDAD DEL  CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

 

      TOMAD Y COMED ESTO ES MI CUERPO

 

1ªLct. Ex.24,3-8:Es la sangre de la alianza que hace el Señor con vosotros.

Sal.115,12-13.15. y 16bc.17-18:Alzaré la copa de la salvación

2ªLct.:Hb.9,11-15:Jesús  mediador de una nueva alianza.

Ev.Mc.14,12-16.22-26:TOMAD Y COMED, TOMAD Y BEBED.

 

Moisés comunica al pueblo lo que el Señor le ha dicho y los mandatos que ha de cumplir y ordena a algunos jóvenes israelitas ofrecer al Señor holocaustos y vacas como sacrificio de comunión.

La sangre derramada sobre el altar y la aspersión al pueblo con la misma es expresión de la alianza o pacto que Dios establece con su pueblo. «Después tomó el documento de la alianza y se lo leyó en voz alta». Y el pueblo respondió: Haremos todo lo que manda el Señor y le obedeceremos»..

Este rito repetido, repetido anualmente, es anticipo del sacrificio de Jesús, que es al mismo tiempo Sumo y Eterno Sacerdote y víctima que de una vez para siempre-epafax-entrega su vida al Padre por nosotros y por nuestra salvación. Jesús-así se expresaba de S.Agustín -por este sacrificio llegó a ser vencedor porque antes fue víctima,»victor quia victima».

La eucaristía es el sacramento del Cuerpo y sangre de Jesucristo que se ofrece por nosotros en la misa bajo las especies del pan y del vino y es banquete de comunión. Es la actualización de la entrega de Jesús al Padre para que ,salvados del pecado, tengamos vida  abundante.

El fragmento de la carta a los hebreos que ha sido proclamado señala una nota singular en el sacrificio de Jesús respecto al sacrificio de la antigua alianza: «si la sangre de los animales sacrificados devuelve a los profanos la pureza externa ¡cuánto más la sangre de Jesús podrá purificar nuestra conciencia de las obras muertas llevándonos al culto del Dios verdadero» Una lección preciosa para nuestra vida interior y evangélica. Nuestra vida mediocre, insulsa necesita un revulsivo, un poco de ácido mordiente que mortificándos nos dé vida. Un escritor y predicador de nuestros días compartía esta experiencia. «Se veía como una cueva de estalagmitas y estalactitas, columnas calcáreas formadas por gotas que se aposentan unas en otras a lo largo de mucho tiempo y nos dan este espectáculo magnífico. Veía a mi alma como con columnas calcáreas de defectos y costumbres pecaminosas imposibles de derribar y el Señor me hizo comprender que por medio de la comunión sincera del cuerpo y la sangre de Jesús podría derribar lo que a mi me era imposible» .Este es Jesús, el mediador de una nueva alianza. Jesús no ha entrado destruyendo y derribando con furor nuestros pecados y crímenes. Jesús ha disuelto el pecado del mundo, cargando con  el precio de su muerte como expresión del sumo amor. 

Jesús en la última cena adelanta su entrega en la cruz, consagrando el pan y el vino: “Tomad y comed esto es mi cuerpo; tomad y bebed esta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos.

La Eucaristía que es sacrificio, ofrenda de la vida de Jesús es también banquete de comunión con Cristo y con los hermanos. Jesús entra en comunión con nosotros realizando y recreando la comunión entre los hermanos.

Esta comunión con Cristo y los hermanos, Jesús desea prolongarla sin “límites”. Quiere que hagamos lo mismo que El. Desea que tengamos el coraje, la audacia de la fe para poder decir también a los hermanos :Toma, come ,esta vida mía es para ti. Un sacerdote santo decía: Por la mañana cuando celebro la misa «Yo soy el sacerdote y Él la víctima…Cuando salgo a mis tareas Él es el sacerdote y yo la víctima

Al comer y beber al Señor ”el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la futura gloria” .Esta es la gracia, el impulso para poder compartir nuestro alimento, también material, con los hermanos más necesitados.

Haz, Señor, que al venerar el misterio de tu cuerpo y de tu sangre experimentemos constantemente el fruto de tu redención. 

 

 

 

SOLEMNIDAD DE LA SMA.TRINIDAD

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

 

1ªLct.:Dt.4,32-34.39-40:Reconoce que el señor es el único Dios

Sal.32,4-5.6 y 9.18-19.20 y 22:La Palabra del Señor hizo el cielo

Rm.8,14-17:Los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios esos son hijos de Dios

Evang.:Mt.28,16-20:Bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

 

Ya hemos confesado el misterio de la Santísima Trinidad al santiguarnos en el Nombre del Padre…;al comienzo de la misa en el saludo: la gracia de N.S.J.,el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo…Con el himno del gloria hemos alabado a la Sma.Trinidad y hemos recitado la oración colecta invocando al Padre Todopoderoso que ha enviado al mundo la Palabra de la verdad y el Espíritu de la santidad para revelar al hombre su misterio.Y hemos concluido la oración por N.S. Jesucristo que vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos….Toda una cascada de alabanzas a la Trinidad.Personal y comunitariamente alabamos este misterio

En el fragmento del Deuteronomio ,Moisés confiesa la excelsa Majestad de Dios, creador, que se digna acercarse a un pueblo con signos y prodigios para salvarlo y liberarlo de la esclavitud de Egipto. Insta a su pueblo a reconocer en su corazón ”al único Dios del cielo y de la atierra” y lo impulsa también a guardar sus mandamientos que le harán feliz. Sí, Dios único, un solo  Señor.

Este Dios creador, único, Señor de todo es un solo Señor. Es solo pero no solitario, sino solidario porque se ha revelado como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Una sustancia y tres personas en relación- perijóresis,  circuminsessio (residir en torno) y circumincessio (avanzar alrededor) admirable lenguaje de los teólogos para acercarse al misterio que nos asombra 

Por eso, ”Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor , el pueblo que Él escogió ”

Este Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra no está allá arriba solitariamente. Aunque trascendente  , no es inaccesible, es cercano, tan cercano que está en nosotros como Espíritu Santo que nos hace hijos, que nos da no uno espíritu de esclavos para recaer en el temor, sino un Espíritu de hijos que nos hace clamar Abba: Padre¡ papaíto- la invocación infantil al Padre  que  los cristianos han conservado en el lenguaje original como impacto de esta Palabra en labios de Jesús-.

La excelsa majestad de Dios creador se ha acercado tanto a nuestro corazón que a los creyentes les hace sentir inhabitados por Él, por la Trinidad. Y se ha acercado tanto que se ha encarnado en su Hijo Jesús que a lo largo de su vida temporal fue emitiendo palabras, signos de su familiaridad con el Padre y el Espíritu Santo.

Después de su glorificación, su Resurrección, les dijo a sus apóstoles: ”Id al mundo entero, anunciad el evangelio bautizando en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”

Nuestra madre la iglesia, con gran empeño , con inteligencia y amor, ha querido explicar reflexionando sobre este misterio con palabras y lenguaje inteligente y excelso: naturaleza, sustancia, persona en relación,  limitado, sobre este misterio que no es que no comprendamos, sino que no terminamos de comprender, pero que nos plenifica y nos eleva  y nos nutre de amor, belleza y estupor.

¿Qué hacer ante tamaño misterio de la Trinidad? Con la oración colecta de este día”: Profesar la fe verdadera(Padre, Hijo y Espíritu Santo),Conocer su gloria(no solo conocimiento,  frío sino vital,íntimo,cálido) y Adorar, admirarnos, llevar la mano a la boca como expresión de estupor, admiración. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Gloria al Padre,al Hijo y al espíritu santo.Amén

 

 

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS

 

1ªLct.:Hch.2,1-11:Se llenaron todos de Espíritu Santo

Sal.103,1ab.24ac.:Envía tu espíritu y repuebla la faz de la tierra

2ªLct.:1ªCo.12,3b-7.12-13:Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu

Evangelio Jn.20,19-23:Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Todos recordamos ,por la Historia Sagrada, la construcción de la Torre de Babel(Bill o Bibl=embrollar)que dio lugar al nombre de Babilonia(=”puerta de Dios”).

“Ea, se dijeron los hombres, edifiquemos una ciudad y una torre con la cúspide en los cielos y hagámonos famosos por si nos desperdigamos por toda la faz de la tierra.

Pero Dios confundió su lenguaje y los desperdigó por la tierra. Según el autor sagrado Dios ve en esta actitud un pecado de soberbia y de orgullo y el castigo es la confusión y la diversidad de lenguas.

De ahí que el Evangelista San Lucas nos narra el acontecimiento de Pentecostés, de la Venida del Espíritu Santo sobre la Iglesia como el don, la gracia, el regalo que crea la unidad entre los que hablan distintos idiomas, cuando narran las maravillas de Dios ,o cuando se comunican desde el amor de Dios. El Espíritu Santo los pone de acuerdo.

Estaban reunidos orando juntos .De pronto un viento recio(ruah=viento, aliento; no se ve pero se siente) resuena en toda la casa y unas “lenguas como llamaradas”(el fuego como elemento destructor pero también forjador, purificador, cauterizador)posándose en cada  uno de ellos.

Todos quedaron “llenos de Espíritu Santo” empezando a hablar en lenguas extranjeras ,cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería. Judíos de todos las partes del mundo conocido les oían hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia.

Pentecostés, la Venida del Espíritu Santo, es la acción poderosa de Dios que renueva, repara, reconstruye, vivifica, cauteriza hace nuevas las cosas, hace nueva a la humanidad.

El creyente con el salmista reconoce: Les retiras el aliento y expiran y vuelven a ser polvo; envías tu aliento y los creas y repueblas la faz de la tierra.

Por eso nadie puede decir “Jesús es el Señor” sino es bajo la acción del Espíritu Santo. Y cuando los creyentes se abren a la acción del Espíritu Santo, quedan llenos de El, felices, agraciados, sirviendo al evangelio y a la comunidad de múltiples formas: pastores, sacerdotes,  catequistas, lectores, educadores, sirviendo a los pobres(atentas mesas de caridad) padres y madres de familia cristiana, educadores de sus hijos ,consagrados por el Reino de Dios. Son dones del Espíritu Santo que a quienes los posen y a quienes reciben de ellos su bien ,los llena también de alegría, paz, gozo, serenidad. Son los frutos del Espíritu Santo.

Como los discípulos de Jesús hoy nos encontramos en el cenáculo, en este lugar de culto. Y hoy también nos pide abrir las puertas de nuestra casa para recibir su Santo Espíritu. ”Paz a vosotros” ”Recibid el Espíritu Santo”. El resucitado nos enseña sus llagas cicatrizadas y gloriosas que señalan el lado doloroso de la vida pero nos regala su Espíritu para soñar una ciudad reconciliada y alegre. Hoy también se renueva la oración sacerdotal de Jesús del precioso capítulo 17 del evangelio de S.Juan…”Padre, te ruego por ellos y por los que han de creer en la palabra de ellos…”Aquí estamos todos los creyentes de tantas y tantas generaciones de cristianos.

Hoy le pedimos al Señor :“no dejes de realizar en el corazón de sus fieles, aquella mismas maravillas que obraste en los comienzos de la predicación evangélica ” y por el Espíritu Santo  nos haga comprender la realidad misteriosa de este sacrificio y nos lleve al conocimiento pleno de toda la verdad revelada” ”Que el Espíritu Santo sea siempre nuestra fuerza y la Eucaristía acreciente en nosotros la salvación”      

 

 

 

SEXTO DOMINGO DE PASCUA

SEXTO DOMINGO DE PASCUA

 1ªLct.:Hch.10,25-26.34-35.44-48:El don del Espíritu Santo se derrama también sobre los gentiles.

Sal.97,1-2-3ab.3cd-4:El Señor revela a las naciones su justicia

2ªLct.:1ªJn.4,7-10:Dios es amor

Evang:Jn.15,9-17:Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos

 

La lectura  de  los Hechos de los apóstoles, pone de manifiesto la llamada universal a la salvación. El apóstol Pablo recibe el impulso del Espíritu Santo para anunciar el evangelio a los “gentiles”(los no judíos).Y ahora el mimo apóstol Pedro constata que el Centurión romano Cornelio ha sido tocado por la gracia de Jesucristo, por el Espíritu Santo. «Bajó el Espíritu Santo sobre los que escuchaban.. hablaban «lenguas extrañas» y proclamaban la grandeza de Dios» y los «creyentes circuncisos se sorprendieron que el Espíritu Santo se derramara sobre los gentiles»

Y Pedro “mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo, solemnizando esta acogida de la gracia con el Sacramento del Bautismo y con la incorporación a la comunidad eclesial.

Al mismo tiempo que se verifica esta línea de expansión del evangelio de Jesús por el testimonio y contagio de los apóstoles y discípulos, la iglesia continúa proclamando y celebrando la Palabra con el poder del Espíritu Santo que se derrama y provoca la admiración y el reconocimiento de las maravillas de Dios “En lenguas extrañas”, un lenguaje jubiloso, un balbuceo feliz como el de los niños que desean pero no saben expresar y su madre los entiende. La oración en «lenguas extrañas» es el gozo y el júbilo al ser tocados por la gracia de Dios.

El mismo Espíritu Santo que mueve a Pedro y a Pablo a predicar con audacia y coraje, al discípulo amado, San Juan, le introduce en una meditación prolongada y fructuosa sobre Jesús en comunión con el Padre y el Espíritu y la relación con sus discípulos.

Lo primero que destaca Juan en la relación del creyente con Jesús es:”A vosotros os llamo amigos””No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien o he elegido”.

También en la primera carta de Juan(2ª lectura):”En esto consiste el amor :no en que nosotros hayamos amado a Dios sino en que Él nos amó  y nos envió a su Hijo.

Volvamos a recordar el movimiento asombroso en nuestra fe de discípulos cristianos: Dios, Jesús, se acerca a nosotros. Jesús viene a nosotros para darnos un mandamiento nuevo:”Que os améis unos a otros como yo os he amado”, ”el amor más grande es dar la vida por los amigos”. He aquí el amor loco de Dios, el amor hasta el extremo

La vida de los santos canonizados y no canonizados ,o la de tantos héroes y heroínas en la vida ordinaria son pruebas de que lo “imposible para los hombres es posible para Dios: dar la vida por los amigos «y de que «sólo el amor es digno de fe».

Un delicioso diálogo entre el padre y el hijo en «Como en un espejo» de Igmar Bergman, atormentados por la enfermedad de Kathin nos  sugieren la presencia de Dios aún en la tragedia y sufrimientos humanos:

 El hijo.- ¿Para ti Dios y el amor son un mismo fenómeno?…Háblame, papá.

El padre.- Encuentro en ello como si mi vacío se colmase de riqueza y mi desesperación de vida. Como si me hubiera llegado la amnistía en una condena a muerte.

El hijo.- Tus palabras son terriblemente irreales, papá; pero veo que crees lo que dices y eso me impresiona hasta lo más íntimo… Si es como tú dices Karim estaría como rodeada de Dios, puesto que la amamos de verdad.

El padre.- Sí, yo lo creo. (El adolescente se echa a correr por la playa. De repente se detiene y murmura: «Mi padre ha hablado conmigo»).

Álvaro Iglesias, el héroe de Madrid que en los años ochenta, al pasar con su moto frente a un piso en llamas, se bajó de la misma, entró  en el edificio y fue sacando personas hasta que volvió a entrar y ya no pudo salir. O el héroe, más reciente,  Jesús Neira que por defender a una mujer recibió una salvaje paliza con el peligro de haber pedido la vida. Ha manifestado que “volvería a hacer lo mismo”.

Y aquí se halla  la gracia y el valor para “dar la vida”:”Todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer…todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo concederá”Jesús nos da a conocer la intimidad de Dios que es amor del Padre:»tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo»,»yo y el Padre somos una sola cosa»;gracia de Jesucristo:»cumplir la voluntad del Padre»,»dar la vida por todos los hombres»,»nadie conoce al Padre sino el Hijo»;y comunión del Espíritu Santo:»de parte del Padre os enviaré el Espíritu Santo».El corazón de Dios es trinitario»que se derrama para la salvación del mundo.

De esta respuesta a la gracia y al amor del Señor se deriva un signo y un fruto transformante: la alegría ”Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros y vuestra alegría llegue a plenitud”

Hoy estamos celebrando la jornada del enfermo. Nos hacemos conscientes del mundo de los enfermos para acercarnos a ellos con el amor de Jesús. Nos acercamos a sus familias y a los profesionales de la salud. Damos gracias al Señor por cuantas personas visitáis a los enfermos en nombre de la comunidad parroquial.

Concédenos continuar celebrando con fervor estos días de alegría», “que los sacramentos pascuales»transformen nuestra vida y se manifiesten en nuestras obras»,»que podamos participar más dignamente en los misterios de tu amor»,»  den en nosotros fruto abundante y el alimento que acabamos de recibir fortalezca  nuestra vidas «.