VIGÉSIMO SEXTO DOMINGO ORDINARIO

VIGÉSIMO SEXTO DOMINGO ORDINARIO

 

1ªLct.:Ez.18,25-28:Cuando el malvado se convierta de su maldad, salvará su vida

Sal.24,4bc-5.6.-7.8-9:Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.

2ªLct.:Filp.2,1-11:Tened entre vosotros los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús.

Evangelio: Mt.21,28-32:Los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios.

 

El fragmento del libro del profeta Ezequiel es, en realidad, un canto precioso al hombre libre creado por Dios que puede decir sí al proyecto de Dios sobre su existencia o frustrar su plan huyendo de sus responsabilidad sumergiéndose en el abismo del desorden y pecado. La fuerte conciencia colectiva en el pueblo de Israel propiciaba el que el individuo quedase perdido en el anonimato y como carente de autonomía e individualidad, de ahí que tanto lo bueno como lo malo se atribuyese a la colectividad. Precisamente el profeta Ezequiel nos despierta a la libertad y responsabilidad personal. «Si el justo se parta de su justicia y comete la maldad, muere por la maldad que cometió…si el malvado se convierte de su maldad y practica el derecho, él mismo salva su vida».

Aunque condicionados por nuestras vivencias pasadas, nuestro temperamento y nuestras pasiones hay en nosotros una zona de libertad y responsabilidad y ya no podemos usar la muletilla:”Nuestros padres comieron la fruta y nosotros sufrimos la dentera “.No podemos echar la culpa a los demás de lo que nos sucede.”Cuando el justo se aparta de su justicia, muere y si se convierte de los delitos cometidos ciertamente vivirá y no morirá”.

Necesitamos una familia, una comunidad humana, un grupo social, una iglesia donde desarrollar nuestra vida. Sabemos de las repercusiones positivas y negativas que tienen para nuestra vida. Determinadas corrientes culturas pretenden  hacer de las personas una copia igual, ”todos por el mismo rasero” .Por eso el ingrediente de nuestra fe reclama  libertad y responsabilidad; crecimiento personal conforme a los dones que cada uno ha recibido. De ahí que también el creyente suplique: ”Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas, haz que camine con lealtad”. ”Haz ,Señor que adquiramos uno corazón sensato”

Erase una vez una campo de concentración en que vivía un prisionero que, a pesar de estar sentenciado a muerte, se sentía libre y carente de temor. Un día apareció en medio de la explanada tocando una guitarra y una gran multitud de se arremolinó en torno él pa ra escuchar, porque bajo el hechizo de la música, los que le oían se veían como él libres del miedo. Cuando las autoridades de la prisión lo vieron, prohibieron al hombre volver a tocar. Pero al día siguiente, allí estaba él de nuevo, cantando y tocando su guitarra, rodeado de una multitud. Los guardianes se lo llevaron de allí sin contemplaciones y le cortaron los dedos.Y una vez más, al día siguiente, se puso a cantar y a hacer la música que podía con sus muñones sanguinolentos. Y esta vez la gente aplaudía entusiasmada. Los guardianes destrozaron su guitarra.Al día siguiente, de nuevo estaba cantado con toda su alma ¡Y qué forma tan pura y tan inspirada de cantar ¡La gente se puso a corearle y mientras duró el cántico ,sus corazones se hicieron tan puros como el suyo y sus espíritus igualmente  invencibles. Los guardianes estaban esta vez tan enojados que le arrancaron la lengua. Sobre el campo de concentración cayó un espeso silencio, algo indefinible y como inmortal.Al día siguiente estaban de nuevo balanceándose y danzando al son de una música que sólo el podía oír. Y al poco tiempo todos alzaban sus manos y danzaban en torno a su sangrante y destrozada figura, mientras los guardianes estaban como inmovilizados y no salían de su estupor. 

Cuando el creyente cristiano acoge en su vida a Jesucristo ,su modo de vivir toma un sentido nuevo y  ensaya a vivir “los cielos nuevos, la tierra nueva, la Jerusalén celeste y gloriosa”.Su estilo de comportamiento moral tienden a ser como el de Jesús: ”un mismo amor y sentir, nada de rivalidades ni envidias sino humildes, verdaderos, fraternos”. Así se resume el talante cristiano: ”Tened entre vosotros los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús, que se anonadó, se hizo obediente hasta la muerte y Dios le dio un Nombre sobre todo nombre”.

Jesús sirviéndose otra vez de una parábola concreta este modo de vivir cristiano, partiendo de un ejemplo de la vida ordinaria. Dos hijos y una orden o encomienda a ambos por parte del padre:”Ve a trabajar hoy en la viña”.Dos respuestas. Una negativa, rebelde, primaria, inmediata. Luego la reflexión y la sensatez se imponen en la vida humana digna y responsable. La segunda respuesta afirmativa pero falsa describe los recovecos torcidos de la persona humana, fácil para la hipocresía la apariencia y la inmadurez de un ego siempre hambriento de placer y bienestar. Jesús denuncia la desfachatez e inmadurez del hijo:”Los publicanos y prostitutas los llevan la delantera en el Reino de Dios”. “Sí, los pecadores, aquellos que han tocado el fondo del mal, que se han sentido tal mal que al primer soplo del espíritu del bien y del amor ”creyeron en Jesús, se arrepintieron; mientras los inmaduros y arrogantes o vanidosos han continuado con su pecado de impenitencia o resistencia a la fe que implica arrepentimiento y cambio de vida pues “Dios que te creó sin ti no te salvará sin ti”(S.Agustín)

Señor,que manifiestas especialmente tu poder con el perdón y la misericordia,derrama tu gracia para que deseando lo que nos prometes consigamos los bienes del cielo.Señor, que nuestra oblación te sea grata y   renueve nuestro cuerpo y nuestro espíritu para que participemos de la herencia gloriosa de tu Hijo, cuya muerte hemos anunciado y compartido.”    

 

 

 

VIGÉSIMO QUINTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO QUINTO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Isaías 55,6-9:Mis planes no son vuestros planes.

Sal.144,2-3.8-9.17-18:Cerca está el Señor de los que lo invocan

2ªLct.:Filipenses.1,20c-24.27ª.:Para mí la vida es Cristo.

Evangelio: Mt.20,1-16: ¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?

MIS CAMINOS NO SON VUESTROS CAMINOS

 

Reconocemos que en ocasiones nos sucede lo mismo que a los obreros de la primera hora. Protestaron no por el salario que habían recibido según el convenio, sino porque a los últimos les dieron el mismo salario.

Nuestras reacciones impulsivas, primarias, afectadas por los prejuicios, nos impiden captar los detalles y necesitamos aprender a mirar, escuchar, oler, tocar…

¡Qué bueno y hermoso que alguien nos enseñe a  mirar un cuadro o una obra de arte o a escuchar una obra musical ¡El detalle de las lágrimas de S. Pedro pintado por el Greco, o el movimiento de la rueda en las Hilanderas de Velásquez o el efecto de la tormenta que produce la orquesta en la sinfonía de Beethoven. Todo ello nos eleva a un plano grandioso del esplendor de la vida iluminada.

Jesús en el anuncio del evangelio del Reino de Dios se sirve de un instrumento valioso como es la parábola: narración sencilla de un acontecimiento real o ficticio de la vida ordinaria que nos ilustra llevándonos a un plano más denso de la vida.

Jesús cuya preocupación es que los hombres acojan el Reino de Dios, el rostro de Dios como Padre bueno y misericordioso a través de esta parábola nos enseña a mirar la vida desde la gratuidad, la alegría y la abundancia de Dios y no desde la fragilidad del hombre que actúa por el mérito, la recompensa, el precio o el reconocimiento.

Mirar la vida desde Dios misericordioso y gratuito implica activar en nosotros el deseo de “buscar al Señor mientras se le encuentra”, ”porque mis planes no son vuestros planes”.

El testimonio de un joven matrimonio italiano en quien testimonió que al año de la muerte de su madre volvió a la fe de la iglesia. Él lo atribuye a la intercesión de su madre.

«Estos son los que vienen de la gran tribulación, han blanqueado sus vestidos en la sangre del cordero»: unos, los mártires, los testigos, los siempre humildemente fieles, los cristianos de la primera hora sencillos e intercesores .Otros, los que han estado lejos del Señor, pero que han escuchado a la gracia, se han vuelto al Señor de la vida no sin llanto, lucha y quebranto pero ahora reconciliados y perdonados.

JOE ESTHERAS ,el famoso guionista de Instinto Básico, Show Girls o Pulp Fiction ha vivido una conversión a la fe cristiana. En 2008 publicó el testimonio de su conversión al catolicismo en un libro que se llama “Crossbearer: A memoir of faith (Portador de Cruz: un recuerdo de FE).

En el verano del año 2001, Eszterhas fue diagnosticado con cáncer de garganta. Debió someterse a una delicada cirugía y recibió la orden médica de dejar el alcohol y el tabaco. Eszterhas tenía 56 años, siempre tuvo un estilo de vida alocado y sabía que cambiar sus hábitos no sería fácil.

Un día, que Eszterhas describe como “infernalmente caluroso”, estaba caminando por la calle cuando se dio cuenta que su vida había tocado fondo. “Me estaba volviendo loco. Estaba muy nervioso. Temblaba. No tenía paciencia para nada. Cada terminación nerviosa demandaba un trago y un cigarrillo”, recuerda.

Se sentó en el piso, comenzó a llorar y de repente comenzó a rezar. “Por favor, Dios, ayúdame”, dijo. En ese momento, se dio cuenta de que no rezaba desde niño. “No podía creer lo que había dicho. No supe por qué lo había dicho. Nunca antes lo había dicho”, recuerda.

Inmediatamente, Eszterhas se sintió sobrecogido por un sentimiento de paz y se acabaron sus temblores. En ese momento, tal como le ocurrió a Saulo camino a Damasco, vio “una luz brillante, deslumbrante, casi cegadora que me hizo cubrir mis ojos con las manos”.

Para Eszterhas, esta experiencia fue determinante. Pasó de dudar sobre poder vivir sin tabaco ni alcohol, a saber que podía vencerse a sí mismo y triunfar. “La Eucaristia y la presencia del cuerpo y sangre de Cristo está en mi mente y es una experiencia sobrecogedora. La Comunión es poderosa y es casi un sentimiento celestial”, afirma.

Mirar con ojos nuevos es lo mismo que convertirnos, dejarnos llevar por Dios a donde nos resistimos porque implica morir a los espejismos y prejuicios de nuestro “ego”. Hemos de entregar la vida para recuperarla. Hemos de modular y liberar nuestras resistencias y apegos para recibir el aire fresco de la gracia.

San Pablo convertido al Señor de su riguroso fariseísmo, entregado al anuncio del evangelio entre los gentiles con ardor y entrega ,enamorado de Jesucristo, es capaz de expresarse así: ”por un lado deseo partir para estar con Cristo y por otro quedarme en es la vida por vosotros.”. Lo importante es que llevéis una vida digna del Evangelio de Cristo.

Decidamos caminar con el Señor, deseemos al Señor, oremos incesantemente para  recibir la luz de la vida. Dice S. Agustín: tu oración es tu deseo .Y tu deseo de estar y vivir con Dios dilata tu capacidad para recibir todo bien”.

“Señor, concédenos cumplir tus mandamientos para llegar así a la vida eterna””Que tu pueblo alcance en el sacramento eucarístico los bienes en que ha creído por la fe”.

“Cerca está el Señor de los que lo invocan”  

 

 

 

VIGÉSIMO CUARTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO.

 

1ªLct.:Eclesiástico 27,33-28,9:Perdona la ofensa a tu prójimo y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas.

Sal.103,1-2.3-4.9-10.11-12.:El Señor es compasivo y misericordioso ,lento a la ira y rico en clemencia.

2ªLct.:Rm.14,7-9:En la vida y en la muerte somos del Señor.

Evangelio: Mt.18,21-35:No te digo que le perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

El libro del Eclesiástico nos da cuenta de los sentimientos que afloran en el corazón humano: furor, cólera, odio. rencor, venganza cuando se siente ofendido más si esa ofensa  se percibe como con intención retorcida por parte del prójimo. Así suele ser la reacción inmediata(«motus primo primi: primer movimiento).¡Ojo por ojo…diente por diente…¡¡El que la hace la paga¡ Pero el sabio, el autor sagrado  ayuda al creyente a calcular la respuesta que se ha de dar a la agresión o a ese error inconsciente del ofensor. «Del vengativo se vengará el Señor y llevará cuenta de sus culpas. «El vengativo, el rencoroso, el que odia lleva su propio castigo en el delito, en el pecado lleva su pena. No significa negar la realidad de la ofensa y cerrar los ojos a lo sucedido. La Palabra de Dios nos orienta en nuestras respuestas

Un escritor y periodista acudió con un amigo a primeras horas de la mañana al quiosko de los periódicos y al pedir el periódico el dependiente se lo tiró con desafección. El periodista lo recogió con tranquilidad y el amigo le dijo: pero no le dices nada a esa falta de educación. No, respondió, no quiero que él dicte y ordene mi  respuesta, mi conducta.

El Señor nos dice: Perdona la ofensa a tu prójimo y se te perdonarán los pecados, reconociendo que también nosotros podemos y de hecho ofendemos a otros.

Con el rencor en el corazón ¿cómo pedir la salud al Señor? Modernamente los médicos nos dicen que las emociones negativas  pueden afectar también a nuestro organismo físico y hasta enfermar. Bien, no se trata de perdonar para no enfermar y por eso el motivo que el Señor nos da es :»piensa en tu fin», en la muerte, en lo definitivo, en lo que merece la pena…»recuerda los mandamientos, la alianza del Señor».

Una hermosa sinfonía de textos en los profetas y los salmos nos hace vibrar  con la compasión y misericordia de Dios «rico en clemencia…lento a la ira»(Sal.86,15)»clemente y compasivo»(Sal.145,8)…;»Dios no guarda rencor»(Jeremías 3,12);»no está eternamente enojado…»(Is.57,16)…»Dios clemente, tardo a la cólera»(Jonás 4,1)»;»clemente y tardo a la cólera»(Joel 2,13).

Y así nos vamos adentrando en la novedad del Reino de Dios que anuncia Jesús con un orden nuevo en las relaciones humanas. El misterio de su muerte y resurrección es la sanción grandiosa al perdón de todo corazón que el hombre ofendido como Jesús crucificado perdona ,disculpa y aguanta sin límites, porque el amor de Dios no pasa nunca. Así «si vivimos, vivimos para Dios, si morimos, morimos para Dios. En la vida y en la muerte somos de Dios» .Este orden nuevo es  que desea el Señor que se infiltre en este mundo a veces trágico, resentido, odioso. Como el grano de trigo, como la mostaza, aunque débiles fructifican y se expanden. Por eso la consigna evangélica es: «Perdónanos como perdonamos…»(Mt.6,12)…»Si al presentar tu ofrenda en el altar tienes algo contra alguien ve y reconcilíate»(Mt.5,23-24″Si vosotros perdonáis…os perdonarán»(Mt.6,14-15t),»No des tu corazón a la tristeza y evítala recordando tu fin»(Eclesiásstaico.38,20).

Jesús con la parábola del siervo sin entrañas nos ayuda a entrar en razón  en el movimiento difícil de las ofensas y el perdón( El origen de la palabra: Perdón;   Perdonar: (Del latín per y donāre, dar). per, que significa «con insistencia, muchas veces» y donare, que significa «donar, dar». El prefijo per intensifica el verbo que acompaña, donare.)Jesús invocando la gracia, la compasión del dueño de la vida» que hace llover sobre malos y buenos», que es compasivo, denuncia la cortedad del hombre injusto que ahora quiere aplastar a su deudor después de que su dueño le ha perdonado hace poco tiempo. Jesús quiere romper el círculo vicioso  del odio y del rencor que emponzoña las relaciones humanas y busca otra salida a los conflictos humanos. Al Hijo del hombre le ha costado la muerte y así decir: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen»(Lc.23,34) y por eso ha podido decir a Pedro: perdona hasta setenta veces siete». La madre Teresa dirá: «Ama hasta que duela».

-Del libro de S.WIESENTHAL, Les fleurs du soleil, Paris,1969:Kart herido de muerte pide antes de morir ser llevado a presencia de un judío para hacer delante de él  su confesión y pedirle perdón. Se trata del autor que habiendo sido designado para ellos debe escuchar el relato de la masacre de casi doscientos judíos, muchos de ellos niños en la que Karl participó. El relato es alucinante, los prisioneros fueron apiñados en una casa a la que los soldados prendieron fuego..S.Wissenthal  escucha  hasta el final el relato y no pronunció ninguna palabra: Mi decisión está tomada. Sin decir palabra dejó la habitación”.El autor se preguntará más tarde si hizo bien:”al final toda mi vida ha girado en torno este rechazo.”Esa duda conducirá a Wissenthal a interrogar a varias personalidades judías y cristianas para recabar opinión.

-Jacques Lebreton, soldado francés de 1,90 de estatura,  privado de sus manos y sus ojos por la explosión de una granada sin seguro que ignorante de la situación le había pasado el su vecino, preso del pánico.En el principio de la 2ª. guerra mundial(1940 en Lybia) Harán falta cinco años para recobrar una autonomía física mínima , quince para perdonar antes de dedicar su vida a testimoniar su experiencia humana y espiritual”.(J.Lebreton Sans yeux e sans mins Casterman,Paris 1966.

Hoy también Jesús presen te aquí en la asamblea pasa en medio de nosotros y quiere que le presentemos todo nuestras heridas interiores, nuestros resentimientos, nuestros traumas.Una palabra tuya basta para sanarnos.

La Comunidad cristiana de S.Egidio, afincada en Roma ,pero presente en el muchas partes del mundo, es llamada como instrumento de mediación en muchos conflictos, algunos con buenos resultados.

Señor, míranos, para que sintamos el efecto de tu amor concédenos servirte de todo corazón. Que la oblación que ofrece cada uno en honor de tu nombre sirva para la salvación de todos. La acción de este sacramento penetre en nuestro cuerpo y nuestro espíritu para que sea tu fuerza y no nuestro sentimiento(alto, bajo, indiferente, rencoroso, reconciliado, pacífico) quien mueva nuestra vida.

 

VIGÉSIMO TERCER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO TERCERO

 

1ªLct.:Ez.33,7-9:Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre

Sal.94,1-2.6-7.8-9:¡Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis vuestro corazón.

2ªLct.:Rom.13,8-10:La plenitud de la ley es el amor.

Evangelio: Mt.18,15-20:Si te hace caso has salvado a tu hermano.

 

NO ENDUREZCÁIS VUESTRO CORAZÓN

Al profeta Ezequiel ,el Señor le encomienda una misión especial: ”ser atalaya-lugar elevado desde donde se observa mucho espacio de tierra o mar-de la casa de Israel, y así corregir al malvado para que se corrija y cambie de conducta. El Señor viene a asociar la salvación del profeta a su grave responsabilidad con el pecador a quien debe amonestar y corregir. ”El amarás a Dios y al prójimo como a ti mismo” ,comienza por responsabilizarse con el destino del malvado. Caín después de haber asesinado a su hermano Abel oye la voz de Dios:¡Cain,Caín, ¿dónde está tu hermano Abel?  Y Caín atolondrado responde ¿Acaso soy yo su guardián…? Pues sí…esta es la encomienda de Dios de preocuparnos por el hermano.

Seguramente que en ocasiones habéis tenido que ejercer vuestra autoridad maternal o paternal con vuestros hijos o con vuestros colaboradores en la profesión(¡Algunos profesionales o empresarios son auténticos maestros en la motivación o corrección de sus empleados. No les llaman la atención ante los demás con resentimiento sino en privado y razonadamente. Así me comentó un empresario de la restauración)No es agradable llamar la atención o corregir pero esa es nuestra tarea.

Hemos de llamar a las cosas por su nombre y en nuestra sociedad se ha instaurado un relativismo destructor: ”Todo es relativo…depende como se mire” y en todas las profesiones encontramos a personas que son profetas, hombres y mujeres que no renuncian a su conciencia aunque se vean acosados y perseguidos. No hace mucho tiempo contemplamos a quienes defendían la legalidad en Cataluña. Una fotografía: la seriedad y preocupación de los constitucionalistas saliendo del parlamento y  al letrado mayor del Parlamento y al secretario general  negándose a tramitar la Ley del referendum por considerarla ilegal. Seguramente les habrá costado sufrimiento y persecución y acoso por cumplir con su deber ,pero gracias a ellos, la humanidad mantiene su dignidad y nobleza aunque sólo sea por parte de unos pocos como los anawin o pobres de Yahvé en el pueblo de Israel, fieles a la alianza con  Dios. Hay comportamientos que nunca deben realizarse: «no cometerás adulterio, no robarás ,no envidiarás etc., expresiones de la ley del amor como nos ha recordado S.Pablo en Rom.13,8-10, porque degradan a la persona que los comete y viola la dignidad de las personas a las que se ofende.Si,exite una muletilla de «…con tal de no hacer daño al prójimo…yo puedo hacer lo que quiera…».Lo que ocurre es que cuando uno va en una barca con su sitio reservado y comienza a agujerearle también se llena de agua los demás asientos reservados de la barca. Vemos que también falla el sentido común que debería ser el más común de los sentidos.

De ahí la palabra tajante del salmo: «Ojalá escuchéis hoy su voz, no endurezcáis el corazón» como en Meribá(disputa),como el día de Massa (tentación) en el desierto. Esta es la tentación del hombre que libre, puede oponerse , resistirse y rechazar a Dios que es Roca de donde brota el agua en el desierto(Ez.17,1)o sobre la que se edifica el templo(2S.24,18).Estas son las quejas de Dios en el desierto con su pueblo:Dt32,15:come Jacob, engorda Yerusum(toro) y desprecia la salvación», Oseas 13,6:se saciaron, se engrió el corazón y se olvidaron de mi; Is.63,10:se rebelaron, contristaron al Espíritu Santo…;Jeremías 5,7:»¿Como te voy a perdonar?…Me dejaron por el no-dios.

El fragmento del evangelio de S.Mateo prolonga el toque de atención del profeta Ezequiel que se siente atalaya de Israel para dar un toque de alarma al malvado para que se convierta de su mala conducta. Uno, dos hermanos, la comunidad, la iglesia, son convocados para reprender la acción grave o pecado del hermano para que cambie de conducta(situaciones graves: idolatría, adulterio, apostasía, asesinato…).En 1ªCo 5,11 se nos dice: no os relacionéis con quien llamándose hermano es impuro, avaro, idolatra, ultrajador, borracho o ladrón. Con estos ni comer».

Después de ejercer la pedagogía de la corrección fraterna, la Iglesia ,la comunidad, consciente de su misión de pastorear, regir, ordenar, gobernar, atar y desatar en su ministerio también puede imponer penas a quien comete determinados delitos que hieren a la comunidad. No tanto por imponer penas cuanto por manifestar la gravedad de los delitos, impropios de un creyente. Y si ni siquiera hace caso a la comunidad, considéralo como un pagano o publicano(indeseable por su avaricia en el cobro de impuestos).No tanto que la comunidad lo  condene o excomulgue sino que él mismo se excomulga, sale de la comunidad. «Guardaos de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido(Rm.16,17 )

«No odies a tu hermano pero corrígelo»(Lv.19,17).En Lc.17,3:» Cuidaos de vosotros mismos…Mt.18,15-20:corrección fraterna…Dt 19,15:»Un solo testigo no es suficiente para condenar culpa o delito sino es por la declaración de 2 ó más testigos y  será firme la causa».

También la palabra de Dios en Mt.16,19):»lo que ataréis en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desataréis en la tierra quedará desatado en el cielo» o  Juan 20,23:»a quienes les perdonéis los pecados les quedarán perdonados…pone de relieve la autoridad dada a la iglesia para penalizar a los hermanos que rompen la comunión.

Luego la promesa dulce y esperanzada y consoladora de Jesús después de la advertencia: «si dos se ponen de acuerdo para pedir para pedir algo ,mi Padre se lo dará…cuando dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» Jesús está ahora aquí .Dejémosle libre, no le atemos las manos, para que moviéndose con libertad nos llene con su Santo Espíritu, con paz , alegría y gozo. A Jesús, a veces no le dejamos entrar en nuestra vida o una vez dentro de nosotros no le dejamos salir para que sea conocido y amado de todos.

Señor, nos ha redimido y hecho hijos, míranos con amor de Padre para que alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna .Tú, fuente de paz y amor sincero, concédenos glorificarte y unirnos fielmente a ti. Con tu palabra, tu pan del cielo, alimentas y vivificas a tus fieles. Que merezcamos siempre participar de tu vida divina.