SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO
1ª Lect: Bar.5,1-9:Dios mostrará su esplendor sobre ti.
Sal.125,1-2ª.2cd-3,4-5.6:El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres
2ªLct: Flp 1,4-6.8-11.Manteneos limpios e irreprochables para el día de Cristo
EV.Lc.3,1-6:Tooos verán la salvación de Dios.

En la liturgia o acción de culto de la Iglesia vivimios este tiempo de Adviento,de esperanza en el Señor que llega o que viene, y nos sentimos acompañados por la Palabra de Dios en los Profetas(especialmente Isaías) y en el Evangelio de Jesucristo según S.Lucas.El horizonte de la Palabra que nos orienta es la esperanza como posesión de los bienes de la salvación y como virtud activa que mueve e impulsa nuestra vida de creyentes.
En el fragmento del evangelio de S.Lucas que hemos escuchado apreciamos cómo la historia salvífica de Dios se sitúa en la historia humana:”en Tiempos del emperador romano Tiberio,de Poncio Pilato,gobernador de Judea y de los sumos sacerdotes Anás y Caifás” Y ocurre algo significativo,solemne:”La Palabra de Dios vino sobre Juan ,hijo de Zacarías en el desierto”.
¿Qué hacía en el desierto Juan Bautista,precursor del Señor”,alabado por Jesús como “de entre los nacidos de mujer nadie mayor que Juanp el Bautista”?Predica un bautismo de conversión para el perdón de los pecados .
El bautismo o ser bautizado alude a sumergirse en el agua,bañarse,purificarse.Alude a limpieza,vida,a renacimiento,regeneración .Alude a Conversión(metanoia)a un cambio muy especial de la existencia humana entera…Implica una situación de iniquidad,de pecado,de desvarío.En los profetas la conversión significa volver a la Alianza,a la amsitad con Dios que se expresa en los mandamientos.Se trata de entrar en el desierto como ámbito espiritual de soledad,de nada,de desconcierto y desarmonía ,allanando colinas,elevando valles que aluden a los pecados,vicios,desvíos de la personalidad humana.Se trata de un proceso de arrepentimiento,de penitencia,de poda, de DOMA(que no eliminación o represión”) de nuestras tendencias más vivas:ser,tener,placer,para un control humanizante.Todo ello en clima de gracia y de don de Dios “porque sin mi no podésis hacer nada”.S.Agustín nos dirá que nuestra vida es como un recipiente,a veces lleno de hiel,y necesita ser vaciado,pulido,saneado para llenarlo de miel”.Es un proceso a veces doloroso por el apego de nuestras desordenadas pasiones y apetitos.
El gran poeta y diplomático francés Paul Claudel a quien le visitó la gracia de Dios en unas vísperas de Nochebuena en Notre Dame de Paris(en una de las columnas de la catedral hay un epitafio que recuerda este suceso) ,narra, en su testimonio de conversión ,que durante algún tiempo,por un lado inundado por la gracia e interiormente sentirse como una casa destartalada,como unas placas tectónicas descoyuntadas y desajustadas,necesitado de un orden y equilibrio por la historia personal de costumbres desordenas,de vicios y pecados.Se sentía necesitado de renacimiento y regeneración.
Nosotros,viatores,caminantes a quienes nos ha visitado la gracia y la esperanza y nos sentimos pecadores,llenos de defectos,necesitados de conversión,la vida de cada día es un a oportunidad de penitencia y de doma de nuestros impulsos.El trabajo,la profesión,la convivencia, a veces, son ocasiones de sufrimientos,de paciencia para crecer y madurar.No sólo en sentido negativo(“No hacer esto o lo otro”)sino en sentido constructivo:de escuchar,comprender sonreir.. Tan dados como somos a la murmuración ,a la crítica y al resentimiento la conversión al Señor puede pasar por ahí en esta semana,hermanos.
Y como telón de fondo en este tiempo acoger el canto de esperanza que nos regala el Señor por medio del profeta Isaías:”Envuélvete en el manto de la justicia y ponte en la cabeza la diadema de la gloria perpetua” “Porque Dios guiará a Israel entre fiestas,a la luz de su gloria,con su justicia y su misericordia” Así es:”manto de justicia”,”manto de gracia”,”manto de misericorida”.¿Os dais cuenta del regalo que el Señor nos entrega,sí,hoy,aquí a cada uno de nosotros?¡Pongámonos este manto de justicia¡¡Gocemos de este momento de gracia¡
Imaginaos que en la Gran Vía de Bilbao encontramos tiendas de alta costura,de vestidos elegantes y costosos.Una dama se acercva y oberva un elegantísimo vestido.¡Que bien me sentaría¡,piensa,pero …¡qué precio¡.Un dependiente,el dueño de la atienda. se fija en la escena,se acerca y le dice:señora,es suyo,prúebelo y llévelo¡.¡Oh ,no,no puedo,es muy costoso,responde ella. ¡Es suyo¡ insiste el dueño ,el precio:la alegría de verla a ud.tan agraciada y contenta.Dios se alegra por nuestro manto de justicia que es misericordia y gracia y nos ayuda en la respuesta a su gracia de allanar,pulir,renovar,ornamenar con árboles fragantes nuestro camino a veces tortuoso y deficiente.”Necesitamos crecer más y más en penetración y sensibildiad de los valroes para llegar al día de Cristo limpios e irreprochables,”cargados de frutos de justicia”.
“Señor,rico en misericordia…que los afanes de este mundo no impidan salir animosos al encuentro de Cristo…danos sabiduría…acude compasivo en nuestra ayuda y por la comunión de este sacramento danos sabiduría para sopesar los bienes de la tierra amando intensamente los del cielo”

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE
MARIA

1ªLct.:Gn.3,9-15.20:Establezco hostilidades entre ti y la mujer
Sal.97,1.2-3ab.3bc:Cantad al Señor un cántico nuevo
2ªLct.:Ef.1,3-6.11-12:Dios nos ha elegido en la persona de Cristo.
Evangelio: Lc.1,26-38:Alégrate, María, llena de gracia.

SANTOS E IRREPROCHABLES ANTE ÉL POR EL AMOR

La fe Iglesia confiesa solemnemente que María de Nazareth, por privilegio de Dios y por los méritos de Jesucristo fue preservada del pecado original desde su concepción. Se cumplen 164años de esta declaración dogmática (1854) aunque ya desde 1467 se celebra en toda la iglesia esta fiesta. El pueblo cristiano desde hace muchos siglos espontáneamente se identificaba con esta fiesta de la Virgen.
Como hemos escuchado en la Palabra de Dios, una sencilla joven judía, María de Nazareth se siente sorprendida en su recogimiento y oración por las palabras misteriosas del Arcángel Gabriel, enviado por Dios :ALÉGRATE, LLENA DE GRACIA .
Así es llamada María: llena de gracia” Simpecado””Toda hermosa y santa”.El misterio de Dios la sobrecoge y la introduce en su vida divina. Ante el proyecto de Dios para que sea madre de su Hijo con asombro y estupor pregunta:¿Cómo PUEDE SER ESTO?
En este divino avasallamiento de su morada por Dios abundante y en el gozoso desbordarse del Espíritu de Dios sobre su persona una sencilla y definitiva palabra de respuesta: HEME AQUÍ, HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA.
El misterio del Hijo de Dios, Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne, en quien hemos sido elegidos por amor, ilumina la singularidad y privilegio de su Madre, María de Nazareth, llena de gracia, Inmaculada y confirma nuestra elección como hijos a pesar del pecado.
A la rebeldía y desobediencia del primer hombre” Adán” y de la primera mujer “Eva” ,María “la nueva Eva” ,en el decir de los padres de la Iglesia, se incorpora al plan salvífico de Dios con un .HEME AQUÍ, HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL S EÑOR.
María Inmaculada, llena de gracia, disponible, nos pone en el camino para comprender la historia de nuestro linaje humano: rebelde, desobediente, de radical autonomía, de hedonista apego a sus deseos,”curvado sobre sí mismo”, como lo describe S.Agustín ,que se resiste al Dios de la vida.
Dios que “nos ha elegido en la persona de Cristo para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor”,” nos ha destinado a ser sus hijos”, “a ser alabanza de su gloria” ,ha hecho que las hostilidades entre el linaje del pecado y el de la mujer nueva, se inclinen al triunfo del amor sobre el egoísmo y así la mujer Eva sea “madre de los que viven”.
El Señor da a conocer su victoria: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. Hoy, al celebrar a María Inmaculada, llena de gracia, el Espíritu Santo que la cubrió con su sombra, recrea en nuestra memoria y corazón el gran honor y preciosa dignidad de ser cristianos ,hijos de Dios, llamados a ser “santos e irreprochables ante El por el amor.
“Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclamad al Señor tierra entera, gritad, vitoread, tocad.”Y nosotros nos unimos a las alabanzas de tantas generaciones que llaman a María “Dichosa porque ha creído””Bendita entre todas las mujeres” porque mirando la humildad de su sierva el Señor ha “hecho obras grandes por mi”.
Señor, como a ella la preservaste limpia de toda mancha, guárdanos también a nosotros por su poderosa intercesión, limpios de todo pecado .Que el sacramento que hemos recibido repare en nosotros los efectos de aquel primer pecado

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO.

1ª Lct: Jeremías 33,14-16: Suscitaré a David un vástago legítimo.
Sal 24,4ab-5ab.8-9.10 y 14:A ti, Señor, levanto mi alma.
2ª Lct.:1ªTs.3,12-4.2:Que el Señor os fortaleza interiormente.
Evangelio: Lc.21,25-28.34-36:Se acerca vuestra liberación.

                      EN TI,SEÑOR,PONGO MI ESPERANZA
La palabra de Dios que ha sido proclamada ilumina el sentido del tiempo litúrgico de Adviento que alude a la 1ª y 2ª venida del Señor(parusía) y a la esperanza que alienta y enardece.
El profeta Jeremías desde su atalaya de hombre de Dios que con dolor ha contemplado los desaciertos y torpezas de los dirigentes del pueblo de Israel con dos exilios(Nínive y Babilonia)y que ha tenido que denunciar las situaciones de infidelidad del pueblo, siendo motivo de sufrimiento, rechazo, persecución y finalmente martirio; ahora emite un comunicado esperanzador: ”suscitaré a David un vástago legítimo que hará justicia y derecho…Vivirán tranquilos y la llamarán ”Señor, nuestra justicia”.
Nos imaginamos el sentimiento de postración, abandono y desesperación de un pueblo siempre hostigado y perseguido. Y ahora, un profeta, un hombre de Dios ,promete un futuro esperanzador: un Mesías, un nuevo David que restablecerá, el orden, la justicia, el derecho. ¡No es poca la esperanza en un Mesías que restablezca la justicia¡.
Después de una mañana ajetreada para el juez que ha de tratar el último caso, pide a los abogados de éste sean breves en sus exposiciones. Uno de ellos, cruzando los brazos exclama:¡Vale¡ Solo pido que a mi cliente le hagan justicia. ¡Ese era su anhelo y digamos no pequeño¡
Nosotros también necesitamos explicar e interpretar los acontecimientos difíciles de la vida de cada día. A veces pensamos que la ciencia y loa técnica, la razón instrumental y la estrategia pueden arreglar las situaciones y nos construimos un caparazón de autonomía capaz de devorarnos. Pero hay situaciones complejas y difíciles que nos afectan y son como hendiduras, perforaciones en nuestra alma por donde puede llegar la luz de la esperanza.
Hay un canto que:” Nos es con las armas, ni la violencia como el mundo cambiará…solo el amor lo salvará…y con tu Santo Espíritu”
Así es como la esperanza bulle en el corazón de la gente, salpicada y rodeada de situaciones injustas, dolorosas ,de soledad .La esperanza perfora el caparazón autosuficente y autónomo para dejar pasar la luz de otra forma de vivir.La esperanza es como uno talismán,un tesoro,es como “la memoria del futuro”(todo de Diosy en Dios amor),es como una” melodía en el fondo de nuestra memoria”,”una convicción íntima de quee todo resultgará bien”.
Y ante esta palabra y promesa ,un cántico de esperanza: ”Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas, haz que camine con lealtad porque Tú eres mi Dios y mi Salvador”.
S.Pablo en el fragmento de la primera carta a los tesalonicenses que hemos escuchado centra nuestra atención en la venida de Jesús que ya ha acontecido y que acontecerá cuando al final venga con todos los santos.Ha predicacdo la gracia de Dios y ha inaugurado una comunidad cristiana con un nuevo estilo de vivir”el amor mutuo y a todos hasta rebosar.Y así se vive la esperanza con humildad,amor,respeto,confianza y paciencia.
En la residencia de ancianos que visito dirigida por la Hermanas Misioneras Capuchinas del Trabajo cuando llega el momento de ir al comedor, es aleccionador ver como se acercan despacio,algunos llevan a otros en la silla de ruedas,todos van lentos y respetuosos.Dándose tiempo,sin atropellar,ni alterar,dejando que cada uno siga su ritmo .Esto es vivir de esperanza.
En el fragmento del evangelio, Jesús alerta sobre la venida del Hijo del Hombre,alguien tan importante y significativo,tan excelso que ha de tener un escenario especialísimo de aparición (simbólico y real).Lo importante es que ÉL VIENE.Se entrecruzan lo simbólico y lo concreto,lo solemne y lo espectacular como la conflagración y convulsión cósmica(Sol,luna y estrellas,…sufrimientos,injusticias,enfermedades)que desperezan y despiertan al hombre de su autonomía soberbia y su torpeza para abrirse a lo que es más grande que lo que se piensa sobre la realidad: “no es nada más que esto”.
Porque esta es la esperanza realizada:Aquí está el Señor.Pero esta virtud que es gracia,don,regalo,merece nuestra colaboración…nuestra vigilancia,nuestra sobriedad(vicio,dinero,bebida que embotan).
¿Qué me sugiere vivir con esperanza?¿En qué ocasiones difíciles de tu vida ha brotado o se ha hecho presente la esperanza como viritud o fuerza del corazón que te ha llenado de paz?
Dentro de unos momentos cuando termine la Eucaristía y vuelvas al fragor de la existencia piensa para tus adentros :llevo en mi corazón guardado el fuego y calor de la esperanza…la convicción íntima de que pase lo que pase”cualesquiera sean los vericuetos por donde discurra la historia,ésta está en manos del Señor.Un gran filósofo frances,Gabriel Marcel se expresa diciendo que “espero que el final será de la paz y la alegría”.
Por la esperanza gustamos ya algo de lo que nos dará al final el Señor(Spes salvi).La razón de la esperanza es la resurrección de Cristo.
Aviva el deseo de salir al encuentro de Crsito,acompañados de buenas obras.Que la Eucaristía sea prenda,arra,anticipo de la salvación.Tú nos enseñas ya en nuestra vida mortal a descubrir el valor de los bienes eternos y a poner en ellos nuestro corazón.

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

1ªLct.:Daniel 7,13-14:Su poder es eterno, no cesará
Salmo 92,1ab.1c-2.5.:El Señor reina vestido de majestad
2ªLct.:Ap.1,5-8:A Jesucristo, a El la gloria y el poder por los siglos
Evangelio: Juan 18,33-37:Tu lo dices: soy rey.

La fidelidad del anciano Elezar a la ley de Dios negándose a comer carne prohibida o beneficiarse de una simulación prefiriendo antes morir que quebrantarla; el coraje de la madre de los 7 hijos macabeos viéndoles morir antes que pecar; la rebelión del judío Matatías antes que renegar de su fe o la angustia y tristeza del invasor Antioco que al final de su vida se da cuenta del daño causado en Jerusalén, es terreno abonado para una respuesta del Dios de la alianza a la pregunta del fiel israelita por el sentido de la vida y de la muerte. Estos mártires, testigos, son como una brecha perforada en la frontera entre el más acá y el más allá.
El libro de la Sabiduría nos responde que Dios no abandona a los justos y el profeta Daniel nos ofrece la revelación de Dios que del polvo resucitará a unos y otros continuarán en la ignominia de la muerte.
Pero este tránsito entre el más acá y el más allá viene promovido y alentado por una figura egregia que el profeta Daniel nos ofrece en su sueño o visión: vi venir una especie de hombre y se le dio poder, honor y reino. Su poder es eterno y su reino no acabará.
En medio del caos, la muerte, la injusticia, el sufrimiento y  la angustia, se abre el camino del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de vivos. Dios de amor y verdad, de misericordia. Una persona viva se pone al frente de la multitud fiel y buena.
En la plenitud de lo tiempos, aquel Siervo Inocente cargando con los delitos de la humanidad y el Hijo del Hombre viniendo con poder y majestad toman forma humana en Jesús, El Hijo de Dios, la Palabra eterna acampando con los hombres que se ofrece como luz, vida y salvación pues “a quien crea en Él le da el poder de ser hijo de Dios”
Jesús, actuando como un hombre cualquiera “ se rebajó haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de Cruz”.Por eso Dios lo levantó y le concedió el” nombre sobre todo nombre”.
Jesús pasando haciendo el bien, anunciando el reino de Dios de justicia, vida, amor y verdad a favor de los pobres y necesitados, fue condenado, coronado de espinas por “querer hacerse rey” de los judíos aunque el había dicho ”mi reino no es de este mundo””el que quiera ser el primero sea vuestro servidor” y “ved que los poderosos de la tierra tiranizan a los pueblos pero entre vosotros no ha de ser así”
Jesús, coronado de espinas ,en la cruz, totalmente desarmado ,perdonando a los hombres que no saben lo que hacen, confiando en Dios ,entrega su espíritu y “levantado, atrae a todos hacia sí”.
Jesús, el Rey del universo, es el proyecto salvífico de Dios sobre el mundo y la humanidad, realizado. El es el camino, la verdad y la vida que desde la debilidad y el servicio nos impulsa a creer que “pase lo que pase”, todo acabará bien. Quien elige a Jesucristo sabe que es mejor perder la vida que elegir la injusticia y el sufrimiento de los hombres pero especialmente de los débiles.
Cristo ,Rey del Universo, es el sueño hecho realidad de tantos  creyentes que aunque caminen por cañadas oscuras, saben que les espera el Señor como Buen Pastor.
En el funeral por el eterno descanso del rey Balduino, el cardenal de Bruxelas Malinas, Monseñor Daneels dijo: “hay algunos reyes que también son pastores de su pueblo”.La vida admirable de este monarca le llevó también en ocasiones a acercase a la pobreza y debilidad de las personas.
No es con la fuerza ni la violencia como el mundo cambiará. Solo el amor lo salvará.
Señor, que quisiste fundar todas las cosas en tu Hijo muy amado, Rey del universo, haz que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado sirva a tu majestad y te glorifique sin fin. Que tu Hijo conceda a todos los pueblos el don de la paz y la unidad. Que quienes nos gloriamos de obedecer los mandatos de Cristo, Rey del universo, podamos vivir con él en el Reino del cielo.
Hoy,es para cada uno de nosotros una oportunidad. En estos días por el libro del Apocalipsis,de la revelación, se nos ha dicho:”mira que estoy a la puerta y vengo,si me dejas pasar comeremos juntos”(Ap.3,20).Jesús ,el Siervo de Dios,el Hijo del hombre,el Rey del universo es el Señor. Confesarle como Señor,confesarle como mi Señor el aceptarle como dueño de mi vida y de mi muerte,de mis alegrías y sufrimientos.Por eso “si tus labios confiesan que Jesús es el Señor…”todo lo puedo en aquel que me conforta”. Le dio el nombre sobre todo nombre…a aquel que siendo de condición divina,se anonadó y se hizo obediente hasta la muerte.Pero el que quiera ser el primero en el Reino sea vuestro servidor…Comenzad a hacer un ensayo e invocad:Jesús, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Señor…Tú eres mi Señor.

TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO

TRIGÉSIMO TERCER DOMINGO 
1ªLct.:Dn.12,1-3:Entonces se salvará tu pueblo
Sal.15,5-8.9-10.11:Protégeme ,Dios mío que me refugio en ti
2ªLc.10,11-14.18:Cristo ofreció por los pecados un solos sacrificio.
Evang.:Mc.:13,24-32:Verán venir al Hijo del Hombre

Recién ordenado sacerdote, cuando estaba aprendiendo a dar los primeros pasos en la acción pastoral, en la parroquia que los agustinos estábamos construyendo en Móstoles(Madrid);en una ocasión, una familia me pidió que un niño de 11 años con leucemia que pronto iba a morir,fuese el padrino de su sobrino. Acompañé gustoso a aquella familia y de vez en cuando, durante la ceremonia del bautismo, miraba a aquel niño que pronto moriría y le pedía  a Jesús para que me diese luz e iluminase aquella  doliente situación familiar.
Aquí, ahora en esta Eucaristía de la 1 ,hay niños, jóvenes, adultos y la perspectiva de la muerte se extiende lejos.Tenemos como la iompresión de que no nops vamos a morir. Como creyentes en Jesús que nos ha regalado un sentido común ,una razón y una fe, abrimos el corazón y la inteligencia espiritual del amor a fin de acercarnos sin estridencias, pero con seriedad y madurez al “misterio de la muerte”y “el más allá”

Conforme nos vamos acercando al final del año litúrgico nuestra madre la Iglesia nos ofrece la Palabra de Dios que ilumina y da sentido a nuestro final de la vida, nuestra muerte. Una vida temporal sin fin ,nos suspendería del aburrimiento y escepticismo; sería una vida sin sabor y sin concierto. Nosotros esperamos un “cielo nuevo y una tierra nueva de amor y felicidad” ,”de alegría y gozo eternos”.
Próximos al tiempo de Jesús, la Revelación de Dios sobre el más allá de la muerte, sobre la resurrección de lo muertos y la retribución personal de los justos adquiere una relevancia muy notable. El pobre profeta Jeremías, acosado, martirizado y obligado a denunciar los pecados del pueblo, no tenía conciencia de una retribución final en el caso de morir. Su única defensa: acogerse y confiar en el Señor.
Pero notamos cómo en el libro de la Sabiduría 3,1-9:los justos esperaban seguros la inmortalidad ;4,7-15: el justo aunque muere prematuramente, tendrá el descanso. Importantísimo el fragmento del 2º libro de los Macabeos. 7,1,20-31:la madre y sus siete hijos mártires a los que asegura una esperanza después de la muerte :Dios les devolverá la vida; En 2º Mac.12,43-46:El valeroso caudillo Judas organiza una colecta para el sacrificio por los pecados de los caídos en la batalla. No hubiera tenido sentido orar por los muertos sin la esperanza de una retribución más allá de la muerte. Hoy, ahora, el fragmento del profeta Daniel 12,1-3: de los que duermen en el polvo,muchos despertarán; unos para la vida otros para la muerte; responden a la pregunta por el destino del justo y su retribución después de la muerte.
Es decir: el premio, la retribución personal del justo es la vida plena, la resurrección. En cambio el castigo es la muerte, permanecer en el polvo.
¿ Cuántos se salvarán? ¿Cuándo vendrá el Hijo del hombre? A la primera pregunta Jesús no contesta sino que indica. Vosotros entrad por la puerta estrecha que lleva a la vida. A la segunda Jesús responde: Ni los ángeles ni el Hijo del Hombre sino el Padre.
En el evangelio según S. Marcos Jesús con un trepidante ropaje literario describe la venida del Hijo del Hombre con poder y majestad para reunir a los elegidos. También Jesús como intentando que los discípulos no se distraigan con lo espectacular y asombroso del momento ,centra el acontecimiento en la venida del Hijo del Hombre y en los que lo reciben.
Invita Jesús a interpretar nuestra vida y sus signos. Así como en la vida de la naturaleza, la higuera verde, nos indica que se aproxima el tiempo de los frutos, así la vida del hombre ha de irse preparando para la llegada del Hijo del Hombre, el final de la existencia, del que nos sabemos ni el día ni la hora. Aquí y ahora vamos preparando nuestro final”porque el Reino de Dios está en medio e vosotros”
Lo definitivo es que mientras todo pasará, las palabras de Jesús, la verdad de Jesús no pasará: Jesús ha ofrecido un sacrificio, de una vez para siempre, para derribar la muerte.
El gran pensador Julián Marías, recientemente fallecido, notaba que la teología y predicación actual había dejado a un lado el sentido de la muerte, la vida del más allá, la vida eterna.
Porque es la esperanza en la vida eterna, el estar con Dios para siempre el impulso que nos anima a hacer este mundo más amable , humano y solidario:”tengo siempre presente al Señor con Él a mi derecha no vacilaré”. La esperanza en la vida eterna con Dios nos mueve a vivir con ilusión y solidaridad la presente: se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas y mi carne descansa serena”
Y esta es nuestra esperanza:” No me entregarás a la muerte ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. Me enseñarás el sendero de la vida ,me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha””Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento y los que enseñaron a muchos la justicia como las estrellas por toda la eternidad”
Es como si dijéramos que el amor de Dios que nos atrae y nos lleva fuese indestructible y por tanto su amor, su potencia nos llevase más allá de la finitud, más allá de la muerte. ”Y aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad porque con la muerte la vida no termina, se transforma”.
En una carta la madre de Sta.Teresa del Niño Jesús decía :“Teresita me preguntaba el otro día si iría al cielo. Le contesté que sí, a condición de que fuese muy buena. Ella replicó:
-Sí, pero si no fuese buena ,iría al infierno. Sé muy bien lo que haría entonces: volar a ti que estarías en el cielo.¿Cómo se las arreglaría Dios para cogerme ?Tú me apretarías fuertemente entre tus brazos.
Leí en sus ojos que estaba positivamente convencida de que nada podría hacerle Dios si se escondía entre los brazos de su madre.”
Una simpática historia narrada por un escritor alemán moderno nos ayuda a tener un sentido de la vida eterna más que todos los intentos de explicación racional. En un monasterio medieval vivían dos monjes unidos entre sí por una profunda amistad espiritual. Uno se llamaba Rufus y el otro Rufinus. En todo su tiempo libre no hacían otra cosa que tratar de imaginar y describir cómo sería la vida eterna en la Jerusalén celestial. Rufus, que era capataz, se la imaginaba como una ciudad con puertas de oro, constelada de piedras preciosas; Rufinus que era organista, como toda resonando melodías celestes.
Al final hicieron un pacto: el que de ellos muriera primero volvería la noche siguiente, para garantizar al amigo que las cosas eran precisamente como las habían imaginado. Habría bastado una palabra. Si era como habían pensado, diría simplemente: taliter!, es decir, precisamente así; si fuera otra cosa, diría: aliter, distinto!
Una tarde, mientras estaba al órgano, el corazón de Rufino se paró. El amigo veló tembloroso toda la noche, pero nada; esperó con vigilias y ayunos durante semanas y meses, y nada. Finalmente, en el aniversario de la muerte, de noche, en un halo de luz, el amigo entra en su celda. Viendo que calla, es él quien le pregunta, seguro de la respuesta afirmativa: taliter? Es así ¿verdad? Pero el amigo sacude la cabeza en signo negativo. Desesperado, grita: aliter? ¿Es diferente? De nuevo un signo negativo con la cabeza. Y finalmente de los labios cerrados del amigo salen, como en un soplo, dos palabras: Totaliter aliter: ¡Totalmente distinto! ¡Es algo muy diverso! Rufus entiende volando que el cielo es infinitamente más de lo que habían imaginado, que no se puede describir, y poco después muere también él, por el deseo de alcanzarlo .
El hecho, naturalmente, es una leyenda, pero su contenido es al menos bíblico. «El ojo no vio ni oído oyó, ni nunca entró en el corazón de hombre lo que Dios ha preparado para aquellos que lo aman» (cf. 1 Cor 2,9). San Simeón, el Nuevo Teólogo, uno de los santos más queridos en la Iglesia Ortodoxa, tuvo un día una visión; estaba seguro de que había contemplado a Dios en persona y, seguro de que no podía haber nada más grande y radiante de lo que había visto, dijo: «¡Si el cielo no es más que esto, me basta!» El Señor le respondió: «Verdaderamente eres muy mezquino, si te contentas con estos bienes, porque, en relación con los bienes futuros, ellos son como un cielo pintado en papel, en comparación con el cielo verdadero» .
Cuando se quiere atravesar un estrecho, decía san Agustín, lo más importante no es quedarse en la orilla y aguzar la vista para ver qué hay en la orilla opuesta, sino subir a la barca que lleva a la orilla. Y también para nosotros lo más importante no es especular sobre cómo será nuestra vida eterna, sino hacer lo que sabemos que nos conduce a ella. Que nuestra jornada de hoy sea un pequeño paso hacia ella
Señor,concédenos vivir alegres en tu servicio, porque en servirte a ti consiste el gozo pleno y verdadero. Que esta ofrenda sea agradable a tus ojos y nos consiga los gozos eternos. Que el memorial que tu Hijo nos mandó celebrar aumente la caridad en todos nosotros
Agradezcamos al Señor el misterio de su Iglesia ,cuerpo de Cristo, que es quien nos dona esta gran noticia, quien nos alienta y acompaña.