SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA

1ªLct.:Hch.2,42-47:Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común
Sal.117: Dad gracias al Señor porque es bueno
2ªLct.:1ªPe 1,3-9:Por la resurrección de Jesucristo para una esperanza nueva.
Evangelio. Jn.20,19-31:A los ocho días llegó Jesús.

Los relatos evangélicos nos refieren que los discípulos de Jesús tenían las puertas cerradas por miedo a los judíos.Lo abandonaron, huyeron, lo traicionaron y negaron, se dispersaron. Ahora se reunían al menos para compartir la pena y la tristeza por el maestro tan querido.
Algunas mujeres alertan que han visto al Señor. Pedro y Juan corren al sepulcro y se sorprenden al verlo vacío.”Juan vio y creyó”.Los dos discípulos de Emaús lo reconocen al partir el pan y “en el ardor de las Escrituras”.Juan lo vuelve a reconocer al lado del lago:¡Es el Señor¡ Y ahora cuando están reunidos aparece Jesús resucitado. Los apóstoles balbucean para narrarnos este acontecimiento excepcional: HEMOS VISTO AL SEÑOR….
No dejan de ser tan racionalista y carnales como nosotros ,a dos mil años de distancia de estos testimonios. Por eso Tomás, uno de ellos ,que todavía no había gozado de aquella revelación de Jesús resucitado, no da crédito a lo que le dicen sus compañeros: “Si no veo, no creo…”
La exclamación de Tomás:”Señor mío y Dios mío” es una confesión de fe, una respuesta a la gracia de Jesús resucitado que excede su capacidad natural de querer abarcarlo , controlarlo y conocerlo todo.
La presencia poderosa de Jesús resucitado es tan desmesurada que sólo con unos “ojos nuevos” y una respuesta desde la fe y desde la gracia podemos acoger esta entrañable y esencial verdad: ¡Jesús vive¡, ¡ha resucitado¡. Está lleno de gloria, sentado a la derecha del Padre. Los apóstoles “que vieron al Señor” en una experiencia singular dieron también un paso en la fe. Nosotros hemos de dar un paso en la fe ante tal fecundo testimonio. Por eso Jesús exclama: “Dichosos los que crean sin haber visto”.
Todos los signos, las apariciones de Jesús resucitado movieron a los apóstoles a anunciar el Evangelio, dando incluso su vida y con una finalidad racional y cordial: “para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios y para que creyendo tengáis vida en su Nombre”.
Lo que Jesús resucitado y la fe en Él desencadena, nos lo ha referido S.Lucas en el fragmento de los Hechos de los apóstoles. Salieron de su escondrijo a la luz del sol,al público.Acudían a la enseñanza, a la oración, vivían la fraternidad y “alababan a Dios con alegría”.Imaginaos por un momento en que todos los que en esta mañana estamos aquí reunidos,estuviéramos libres de prejuicios de manías y antipatías hacia nuestros hermanos,y a todos nos embargase la convicción profunda de que Jesús ha resucitado y de que pudiésemos compartir esa fe y hablar sin miedo del Señor ¿no creeis que estaríamos como inundados por un amor comunitario que nos llevaría a decir “es verdad tenían un alma sola y un solo corazón”?Esta comunidad ideal cristiana es un motivo y horizonte para recibir como gracia y colaborar en nuestros día a día¡En una ocasión S.Pablo,conmocionado hasta lo profundo, para significar la carga explosiva que lleva el mensaje del “crucificado ahora resucitado y vivente” se expresó así :”Si Cristo no ha resucitado vana es nuestra fe,somos unos locos y necios… pero Cristo ha resucitado y también nosotros resucitaremos.
Por el poder del Espíritu Santo la iglesia que permanece, nos ofrece permanentemente  estos testimonios de fe que ha cambiado la vida de tantos hombres y mujeres creyentes.
A nosotros mismos nos ocurre lo que predica S.Pedro:”no habéís visto a Jesucristo y lo amáis, no lo veis y creéis en El y os alegráis con gozo inefable y transfigurado””Alegraos aunque de momento tengáis que sufrir un poco en pruebas diversas” y “seáis acrisolados como el oro”.¡Que palabras tan consoladoras para cuantos seguimos a Jesucristo y  deseamos que todos también lo lleguen a conocer y a creer en Él
Señor,reanimas la fe de tu pueblo con el retorno anual de las fiestas pascuales .Acrecienta en nosotros la gracia para que comprendamos mejor la inestimable riqueza del Bautismo que nos ha purificado, del Espíritu que nos ha hecho renacer(Confirmación) y y de la sangre que nos ha redimido(Eucaristía)” “Que renovados por la fe y el bautismo consigamos la eterna bienaventuranza””Que la fuerza del sacramento pascual que hemos recibido persevere siempre en nosotros”.

PASCUA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

DOMINGO DE PASCUA 2017

1ª Lct.: Hechos de los Apóstoles: Lo mataron colgándolo de un madero pero Dios lo resucitó.
Sal117,1-2.16ab-17.22-23: :Este es el día en que actuó el Señor.
2ª Lct.:Co.3,1-4: Vuestra vida está con Cristo escondida en Dios.
Evangelio: Jn.20,1-9:El otro discípulo vio y creyó.

El desenlace final de la pasión dolorosa de Jesús fue una muerte ignominiosa de cruz como uno bandido o delincuente. Y luego el silencio. Le abandonaron, le traicionaron, le negaron sus discípulos. Solamente su madre y el discípulo amado y unas cuantas mujeres le ofrecieron piedad y compasión .Y los cuatro evangelios dan testimonio de esta verdad sobre Jesús. Como si la potencia del mal y la ley del más fuerte, la de siempre ,se hubiesen apoderado de la persona buena hasta aniquilarla. Algo así como que el criminal tiene más razón que el inocente.Algún pensador no creyente(Horkheimer) postula un después de la muerte en que se pueda hacer justicia a los inocentes.
Pero el primer día de la semana ,María Magdalena, de madrugada, por piedad y como un último homenaje fue al sepulcro y se sorprende al “ver la losa quitada” …y ”¡Ay¡se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto¡” Acuden Pedro y Juan y constatan lo mismo pero Juan, el discípulo amado ”vio y creyó” pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que Él había de resucitar de entre los muertos”

“Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en Judea y Jerusalén…pasó haciendo el bien…lo mataron colgándolo de un madero…Dios estaba con Él y “al tercer día lo resucitó y nos lo hizo ver…”Nos encargó predicar al pueblo: los que creen en Él reciben por su nombre , el perdón de los pecados”.He aquí hermanos el arranque de la predicación más viva y poderosa,he aquí el núcleo,lo que se denomina el Kérigma o proclamación solemne: “Sepa toda la casa de Israel, que a Jesús que ungido por el Espíritu Santo pasó haciendo el bien,curando a los enfermos de sus dolencias,lo condenaron,lo colgaron de un madero pero Dios lo resucitó y lo constityó Señor y Mesías y nosottros somo testigos,lo hemos visto””Convertíos ,baautizaos y se os perdoanrán los pecados y recibieréis el Espíritu santo”.
Sí hermanos,por eso ahora todo empieza de nuevo,con gracia,amor y libertad;”el amor es más fuerte que la muerte” Por eso ahora “nuestra vida está escondida con Cristo en Dios” ,“buscad los bienes de arriba”
También nos alcanza a nosotros esta gran noticia. “Concédenos por la Resurrección de Cristo ser renovados por su espíritu para resucitar en el reino de la luz y de la vida”.
Que rebosemos de gozo pascual al celebrar estos sacramentos,lleguemos a la gloria de la resurrección.

VIGILIA PASCUAL

HOMILÍA EN EL SÁBADO SANTO

1ªLct:Gn.1,1-31;2,1-1:Vio Dios lo que había hecho y era muy bueno
Sal.10·:Envía tu Espíritu ,señor y repuebla la faz de la tierra.
3ªLct.:Ex.14,15-15,1:Los israelitas entraron en medio del mar a pie enjuto
Sal.Ex.15,1-2.3-4-5-6.17-18:Cantemos al Señor, sublime es su victoria.
5ªLct.Is.51,1-11: Sellaré con vosotros alianza perpetua.
Rm.6,3-11:Cristo una vez resucitado ya no muere más.
Sal.117:Este es el día en que actuó el Señor.
Evan.:Mt.28,1-10:Ha resucitado y a delante de vosotros a Galilea.

El Dios eterno, el invisible que con sabiduría y poder ha creado de la nada este mundo grandioso y espectacular y ha resucitado a su Hijo Jesucristo también de una manera sublime y prodigiosa, para nuestra salvación ,con su pedagogía divina se acerca a nuestra frágil personalidad humana con un lenguaje cercano y apropiado, aunque también sublime, para que nosotros podamos interiorizar, comprender y maravillarnos de esta acción poderosa de Dios Omnipotente y Padre misericordioso.
El viento, el agua, el fuego, la luz, la sangre y la palabra humana como cuna que Dios ha elegido para nacer y renacer en nuestro corazón y en nuestra historia. “Porque gracias al misterio de la Palabra hecha carne, la luz de su gloria brilló ante nuestros ojos con nuevo resplandor para que conociendo a Dios visiblemente Él nos lleve al amor de la invisible” tal como proclamamos en el Prefacio del día de Navidad. Así que en esta noche santa a través de tantos signos y ritos, a través de nuestras personas y ministros, de toda esta atmósfera inanimada y también personal, el Señor nos da esta Magnífica y admirable Noticia:” A Jesús crucificado, Dios lo ha resucitado”, le ha dado la razón y entonces todo cambia…todo comienza de nuevo. Así lo reconoce la Iglesia en la oración realizada después de la 1ªlectura y el salm:”que tus redimidos comprendan cómo la creación del mundo no fue obra de mayor grandeza que el sacrificio pascual de Cristo en la plenitud de los tiempos”.
En la catequesis de S.Juan Crisóstomo del oficio de lecturas del viernes santo(Vol.II ,p.393)así de atrevido e iluminado dice el santo. “uno de los soldados se acercó con la lanza, le traspasó el costado y al punteo salió agua y sangre: agua como símbolo del bautismo, sangre como figura de la Eucaristía. El soldado le traspasó el costado, abrió la brecha en el muro del templo Santo y YO ENCUENTRO EL TESORO ESCONDIDO Y ME ALEGRO CON LA RIQUEZA HALLADA…si la madre se siente impulsada por su misma naturaleza a alimentar con su propia sangre y con su leche a aquel a quien ha dado a luz, así también alimenta Cristo a quien él mismo ha hecho renacer”
¿Qué nos pide el señor en esta noche? Que por la renovación del bautismo(también sacramento de la iluminación)nos incorporemos de nuevo a su muerte y resurrección porque sabemos que Cristo “una vez resucitado de entre los muertos ya no muere más” y si creemos…viviremos con Él.
Este acontecimiento de su muerte tan real y humano ,tan sangriento y escandaloso como expresión de un amor extremo y de su resurrección, va elevando su tono hasta el nivel de lo sublime, maravilloso y misterioso no porque no podamos comprender sino porque no “terminamos de comprender”. Sí, sabemos que el amor de Dios, el amor de Jesús, el amor de los hombres es digno de fe.
Luego, el relato del evangelio, unas mujeres que no podían ser testigos válidos, pero que han estado con Jesús hasta los momentos más duros y dramáticos, reciben el anuncio de la resurrección por esta causa: “han amado mucho”, han creído más que los discípulos que lo negaron o abandonaron.
Se sintieron impresionadas, marcharon a toda prisa del sepulcro y llenas de alegría corrieron a anunciarlo…¡Os imagináis el cambio del dolor y abatimiento a una alegría contenida y convencida ¡Jesús les sale al encuentro les saluda: Alegraos, se postran, le abrazan los pies y reciben esta palabra :No tengáis miedo”
Señor, que iluminas esta noche santa con la gloria de la resurrección del Señor, aviva el espíritu filial para que renovados en cuerpo y alma nos entreguemos más plenamente a tu servicio…Para que la nueva vida que nace de estos sacramentos pascuales sea ,por tu gracia, prenda de vida eterna. Derrama tu Espíritu de caridad…”

VIERNES SANTO

VIERNES SANTO

 

1ª Lct.Is.52,13-53,12: Fue traspado por nuestras rebeliones.
Sal.30:Padre,a tus manos encomiendo mi espíritu
Hb.4,14-16;5,7-9:Experimentó la opbediencia y fue casua de salvación.
Pasíon de Jesucristo según S.Juan18,1-19,42:

Hemos escuchado la Palabra de Dios y el emotivo relato de la pasión de Jesús según S.Juan donde hemos percibido la dramática pugna de la luz, Jesús, ”el Yo soy” y el mundo de las tinieblas personalizado por las autoridades religiosas y civiles de Israel. Hemos escuchado la reacción violenta de Pedro, que corregido por Jesús, ha de devolver la espada a su sitio pues Jesús ha elegido no el recurso a la violencia y a la destrucción del pecado y del mal por el poder y la fuerza sino cargando con el pecado y no destruyendo la libertad del hombre.
Jesús llevado ante la autoridad judía y desviado a la autoridad romana de Poncio Pilato ,acusado de ser Rey de los judíos desconcierta a Pilato que no encuentra en él ningún delito pues le habla de otro Reino y de la Verdad. Castigado, azotado, escarnecido es presentado como ECCE HOMO,HE AQUÍ EL HOMBRE.
Y así es Jesús, en él se muestra como es el Hijo   Dios, siervo doliente, varón de dolores, despreciado, herido de Dios y humillado como expresión del sumo amor.Platón cuatrocientos años antes, reflexionando sobre cómo sería un hombre justo, había dicho que cuando él mismo asumiese la apariencia de injusticia sobre sí mismo ya que en esto muestra que no sigue la opinión de los hombres sino que se orienta a la justicia por amor a ella.Y así según Platón el verdadero justo es el perseguido y el incomprendido .Impresiona a todo cristiano este discurso.Se ha vislumbrado algo de la revelación del hombre ofrecida en  la cruz .El justo perseguido y crucificado nos dice quien es el hombre.LA VERDAD DEL HOMBRE ES SU CARENCIA DE VERDAD. Pero también nos revela a Dios y su inagotable abismo de amor divino.Y ¿qué hacía Dios ante el sufrimiento de su Hijo?Dice S.Bernardo que Dios no se podía alegrar ante el sufrimiento de su Hijo,Dios se complace en la obediencia y confianza de su Hijo.Los artistas,los pintores antes que los teólogos han captado la respuesta a esta pregunta¿dónde estaba Dios cuando su Hijo sufría? Estaba sufriendo con Él. Y así han esculpido y pintado la la imagen de la Trinidad :Jesús crucificado,el Padre abrazándolo y el Espíritu en medio.
Lo crucificaron,encomendó al cuidado mutuo a la madre y al discípulo Juan con la presencia de algunas mujeres y la audacia de los amigos José de Arimatea y Nicodemo.Algunos no negaron o abandonaron a Jesús Y Juan “el que vio todo da testimonio y su testimonio es verdadero y él sabe que dice la verdad para que también vosotros creaís”.Así en estas palabras está contenida la luz que después de la tiniebla va a despuntar como la aurora de la resurrección
Por todo ello,el Siervo Doliente,herido de Dios y humillado,triturado por nuestros crímenes “aquel que en los días de su vida mortal con gritos y lágrimas presentó oraciones y súplicas fue escuchado” y sus cicatrices nos curaron y podemos acercarnos confiadamente al trono de su gracia a fin de alcanzar misericordia”.
Señor,recuerda que ternura y misericordia son eternas.Que los que hemos llevado grabada por nuestra naturaleza humana la imagen de Adán,por la acción santificadora de tu gracia llevemos la imagen de Jesucristo,el hombre celestial.

JUEVES SANTO

JUEVES SANTO
MISA VESPERTINA DE LA CENA DEL SEÑOR
1ªLct.:Ex.12,1-8.11-14:Prescripciones sobre la cena pascual
Salmo.115:El cáliz que bendecimos es la comunión de la sangre de Cristo.
2ªLct:IªCo.11,23-26:Cada vez que coméis del pan y bebéis del cáliz proclamáis la muerte del Señor.
Jn.-13,1-15: Los amó hasta el extremo.

Dijo Jesús a sus discípulos :”conviene que yo me vaya para enviaros un abogado, un paráclito(defensor) que os enseñe la verdad plena. ”Os enseñará todas las cosas y os recordará todas mis palabras”(Jn.14,25).Y esto es lo que el Espíritu del Señor hace con nostros en esta maravillosa tarde el Jueves santo.
Hemos escuchado cómo celebraban los judíos la fiesta anual de la Pascua, recuerdo, actualización, memorial de lo que uno día les aconteció a los judíos, liberados de la esclavitud de Egipto.En familia compartirían la comida de un animal macho(cordero o cabrito).Lo mataréis al atardecer…rociaréis las jambas y el dintel…Carne asada, panes sin fermentar y verduras. Cintura ceñida, bastón y de pie. Comeréis de prisa..Es la Pascua,el paso del Señor.
Esta pascua o paso del Señor es FIGURA o adelanto profético de la Pascua plena del Señor con el acontecimiento de lo que Jesús hizo en la última cena: instituye la Eucaristía y el orden sacerdotal y muestra el mandamiento nuevo del amor “hasta el extremo”,lavando los pies a sus discípulos.Y esto es lo que celebramos hoy en el SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA en este año 2017,en este día, en este hoy del Señor.
Todos de alguna manera nos sentimos contagiados en estos días incluso por el ambiente exterior de turismo, cofradías, procesiones.Lo importante es que ahora nos dejemos abrasar por la palabra proclamada que el Espíritu Santo renueva para cada uno y para la comunidad.
Por eso con alabanza y agradecimiento:”¡Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho¡ el creyente cristiano,cada uno de nosotros ,aunque débiles y pecadores,reconocemos la gracia de conocer y amar a Jesús que ha dado la vida por amor hasta el extremo,nos ha llamdo sus amigos,nos ha lavado los pies y sin “almibaramientos” nos ha dado una señal:”si yo os he lavado los pies..vosotros también haced los mismo” Esta emoción contenida que interiormente nos ilumina y edifica, nos eleva e impulsa a vivir humildemente el estilo de Jesús que nos amó hasta el extremo de dar ls vida.S.Agustín,en un maravilloso comentario al evangelio de S.Juan sobre la plenitud del amor:”Amaos como yo os he amado…””nadie tiene amor más grande que el que da la vdia por sus amigos…Cristo dio su vida por nosotros…también nosotros debemos dar la vida… recurre al libro de los Proverbios y su atinada recomendación:”sentado a la mesa del Señor mira qué te ponen delante,pon la mano en ello pensando en  que tú has de preparar algo semejante…”.Pues este gesto se realiza también hoy:tantas personas que cuidan de otras :niños,ancianos,enfermos.,madres,hijos,médicos,enfermeras,policías, mártires de nuestros días por causa de Jesús.No llegaredmos como Jesús en su libertad que en el momento de morir MATÓ EN SÍ MISMO A LA MUERTE(Trat.sobre S.Juan 84,1-2.CCL.36,536-538…Liturgia de las horas II,p.372).Los mártires al derramar su sangre,ayer y hoy ,mostraron y muestran  lo que habían tomado de la mesa del Señor:su vida abundante ,recibida con gratitud.
En est tarde- memorable Cena de tu Hijo-confías a a tu Iglesia el banquete de su amor,sacrificio nuevo de la Alianza eterna…que la celebraqción de los santos misterios,nos lleve a alcanzar la plenitud del amor y la vida.Concédenos participar dignamente…pues cada vez que celebramos el memorial de la muerte de tu Hijo,se realiza la obra de la salvación.Que la cena de tu Hijo que nos alimenta en el tiempo llegue a saciarnos un día en la eternidad de tu reino.