SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARIA A LOS CIELOS

1º Lct.:Crónicas 15,3-4.15-16;16,1-2:Instalaron en el centro de la tienda el arca de Dios.
Sal.131,6-7.9-10.13-14:Levántate, Señor, ven a tu mansión.
2ªLct.: 1ªCo.15,54.57:Nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo
Evanglio: Lucas 11,27-28:¡Dichoso el vientre que te llevó¡

1ªLct.:Apocalipsis 11,19ª;12,1-6ª.10ab.:Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal.
Sal.44,11.12ab.16:De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro
2ªLct.:1ªCo.15,20-26:Primero, Cristo como primicia; después todos los cristianos.
Evangelio: Lc.1,39-46:El poderoso ha hecho obras grandes por mí.

Imaginamos el momento en que María ,llena de júbilo, convencida íntimamente exclama:”Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador…Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí”.
Después de la turbación por aquel anuncio del ángel :”Ave Maria, llena de gracia, el Señor está contigo …” y aquella pregunta inquietante:¿Cómo podrá ser esto si no conozco varón … María fue llevada al interior del misterio de Dios para saberse y sentirse agraciada por Dios, elegida, llena de Dios. Es la Madre de Dios, la madre de Jesucristo que recorre un singular camino hasta llegar junto a la cruz de su Hijo acompañada por Juan y algunas mujeres.
Ante el júbilo compartido con su prima Isabel, ésta le dice:”Dichosa tú que has creído”.Toda una cascada de gracia y bendición baña a aquellas dos mujeres y María ya ha respondido admirablemente:” Hágase en mí según tu Palabra”
“María ,dice S. Agustín, fue discípula de su Hijo antes que Madre” por eso “María es más por haberlo concebido en la fe que en la carne”.
Celebrar el misterio de la Asunción de María a los cielos, “sin experimentar la corrupción del sepulcro”, como su Hijo, es resaltar la obra graciosa y grandiosa de Dios con la humanidad que eligiendo a María como Madre de su Hijo la corona con la gloria y la vida eterna.”La muerte ha sido absorbida en la victoria.¿Dónde está, muerte tu aguijón”(1ª Co 15,54-57)
La alegría, el júbilo, la fiesta de tantas generaciones en torno a la “Dormición de María” “Tránsito de María”, “Asunción de María” ; el que tantos pueblos de España celebren esta gran solemnidad pone de relieve la seriedad de la vida que no oculta “los sufrimientos de la humanidad” pero más la afirmación y confesión de Jesús crucificado y glorioso primicia de los que van a resucitar “como su Madre María y los que crean “pues nuestra vida está escondida con Dios en Cristo” hasta que se revele la manifestación plena de los hijos de Dios”.
Una hermosa leyenda se nos ofrece sobre la imagen del Tránsito de María, patrona de Zamora. Una imagen yacente de María cautiva la admiración de cuantos la contemplan. Un día llegó un peregrino al convento de clarisas de Zamora a quien la comunidad recibió y le dispensó alojamiento .Como gratitud a aquella acogida él les pidió un recinto privado al que no deberían de acceder mientras él estuviera allí.Después de varios días la Madre superiora picada por la curiosidad se acercó a observar por la ranura de la puerta y vio una gran claridad. Tomo la llave, abrió la puerta y ¡oh, qué maravilla¡, se encontró ante una espléndida imagen de la virgen durmiente en su lecho¡ Se acercó más y descubrió que le faltaba el dedo de la mano derecha¡ Ella interpretó que su curiosidad femenina había impedido la conclusión de aquella imagen celestial pues también se le reveló que aquel peregrino había sido un ángel.
María en su Asunción es “figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada”.
Como amadores de Dios, salvados por Jesús y felicitando a la Madre de su Hijo Jesucristo y nuestra Madre, continuamos en esperanza anhelando el encuentro definitivo con el amor pleno cuando Dios sea todo en todos.

DOMINGO DECIMONOVENO

DECIMONOVENO DOMINGO ORDINARIO.
1ªLct.:1º Re.19,9ª.11-13ª:Aguarda al Señor en el monte.
Sal.84,9ab-10.11-12.13-14:Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
2ªLct.:Rm.9,1-5:Quisiera ser un proscrito por el bien de mis hermanos.
Evangelio: Mt.14,22-33:Mándame ir hacia ti andando sobre el agua.

Todos los que ahora estamos aquí reunidos hemos decidido que en nuestra vida Dios sea nuestro Señor, el sentido, la fuerza y la orientación de nuestro existir.
Pero nuestra vida nos es un recorrido rectilíneo, trazado y vivido con precisión de ahí que en determinadas ocasiones nos podamos sentir desconcertados, indecisos, ásperos, secos, tentados, desilusionados. En alguna ocasión hasta podemos exclamar pero…¿dónde está Dios?
Al profeta Elías ,conforme nos ha referido el fragmento del 1er libro de los reyes, lo sorprendemos en una situación lastimosa. Ha denunciado, ridiculizando y degollado a los falsos profetas que adoran a Baal, ha recriminado a la reina Jezabel y ahora se siente perseguido. Ha tenido que huir y refugiarse en el monte de Dios, Horeb. Cansado, recibe la visita de Dios por medio de un susurro:”al oírlo, se cubrió el rostro con el manto y salió a la entrada de la gruta”.Como Elías,como el salmista:”Voy a esuchar lo que dice el Señor:Dios anuncia la paz.Muéstranos,Señor tu misericordia y danos tu salvación”.
También Pablo “transparente en su concidencia iluminada por el Espíritu Santo, lamenta con pena y dolor el que sus hermanos,los de su raza los israelitas,los herederos de Dios,sus alianza su ley sus promesas han rechazado al Mesías” y sin embargo exclama:”Dios bendito por los siglos”.Así estos hombres se presentan ante Dios para escucharlo.
El relato evangélico de S.Mateo nos narra también la zozobra y angustia que vivieron los discípulos en el mar con la barca a la deriva ”sacudida por las olas”.Y Jesús que “después de despedir a la gente subió al monte a solas para orar “, se acercó a sus discípulos asustados y le dijo:”Ánimo, soy yo ,no tengáis miedo”
Tan apegados estamos a la tierra, a los asuntos de cada día, tan dominados por ellos, que cualquier acontecimiento desdichado o no previsto, nos asusta y desorienta. Hemos perdido la capacidad de escuchar e interpretar los acontecimientos desde la mirada lúcida de la fe.
Desde luego que Pedro el apóstol, el líder de los discípulos de Jesús que habría de morir por el Maestro ,es el prototipo de aquello que a veces nos sucede ante la adversidad.”Comenzó a hundirse y gritó:”Señor, sálvame”.
“¡Qué poca fe¡¿Por qué has dudado?” es el reproche de Jesús a Pedro. En cuanto Jesús estuvo con ellos, amainó el viento, se sintieron seguros y lo reconocieron:”Realmente eres Hijo de Dios”
Circula un hermoso canto de un cantautor cristiano uruguayo ,Luis Alfredo Díaz.:”Una tarde en la playa” que hace alusión a una hermosa leyenda en la que S.Agustín paseando por la playa sorprende a un niño llenando con agua un hoyo en la arena y S.Agustín le dice que es imposible llenar aquel hoyito con el agua de todo el mar. A lo que contesta el niño que más imposible es para Agustín comprender el misterio de la Sma Trinidad sobre el que está meditando. Pues bien imagina Luis Alfredo que un hombre está buscando a Dios y no lo encuentra y pregunta a mucha gente que le contesta: “está aquí, esta allá” , pero él no lo ve”. Se va a pasear y a pensar a la playa,junto al mar
“entonces tristemente a la playa regresé
vi a un niño jugar en la arena y me acerqué

“Oh¡ oh¡ ¿dónde dónde esta Dios? sé que todo lo ha hecho Él
pero ¿dónde dónde esta Dios?, no lo se(bis)

El niño sonriendo me dijo: yo lo encontré,
vive dentro de mi desde que en el creí.
y allí mismo en la arena un largo rato lloré
destruyendo mi yo hasta que nació él

///Oh,Oh Dios vive dentro de mi Sé que ´El vive dentro de mi
desde que como el niño aquel en el creí ///

:”Oh,Oh, Dios vive dentro de mi, sé que Él vive dentro de mi desde que como el niño aquel en Él creí”.
Somos peregrinos en la fe. El Señor nos acompaña y está dispuesto a dilatar nuestra visión , a ayudarnos a crecer en ella. Por eso con tanto amor nos reprocha:¡Qué poca fe¡¿Por qué has dudado? De ahí que Él nos inste a estar a solas con Dios, a orar, a retirarnos a nuestro interior, a escuchar y a aprender a estar en silencio. El domingo pasado, 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración de Jesús nos dio una indicación preciosa para dejarnos invadir por la luz de la Resurrección del Señor, un recuerdo sublime de nuestro ser contemplativos en la acción o descubrir la presencia de Dios en nuestro vivir cotidiano.
Hay muchos cristianos: sacerdotes o seglares que han redescubierto el gusto por la oración silenciosa, por la contemplación. Ella es como un impulso maduro para la acción fecunda, jugo sabroso para la vida que ensancha y dilata el corazón para amar al prójimo.Un detalle precioso nos da el evangelio sobre la oración de Jesús y así entre líneas podemos acercarnos a esta vivencia augusta del Maestro. Jesús busca el silencio y la soledad de la noche para orar. En Mateo 14,23 como hemos proclamado; en Marcos 1,15:”se levantó de madrugada fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración”;en Lc 5,16:”pero Él se retiraba a lugares solitarios donde oraba”; Da gracias en el momeneto de las comidas:Mt.14,19″tomó los cinco panes y los dos peces y levantando los ojos al cielo pronuncio la bendición y partiendo los panes se los dio a los odiscípulos” y ,Mt.15,36:”tomó los panes y dando gracias los partió…”Mt,26,26-27:”mientras comían tomó pan y lo bendijo y dándoselo a los discípulos dijo: tomad y comed…”Ora también en momentos importantes como en el Bautismo Lc.3,21:”bautizado Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo…”;en la elección de los doce:”…se fue al monte a orar y se pasó la noche en oración. Cuando se hizo de día llamó a sus discípulos y eligió a 12 de entre ellos…”,en la enseñanza del Padrenuestro en Lc.11,1: “Estando en cierto lugar orando cuando terminó uno de sus discípulos dijo: Enséñanos a orar…”,en Mt.6,5:cuando oréis no seas como los hipócritas…”…entra en tu aposento y cierra la puerta y ora al Padre…”en la confesión de Cesarea: Sucedió que mientras él estaba orando a solas…les preguntó a sus discípulos ¿Quién dice la gente que soy yo…”;en la Transfiguración Lc.9,28-29::sucedió que mientras oraba el aspecto de su rostro se mudó…” o en Getsemaní Mt.26,36-44:Seantaos aquí mientras yo voy a orar…”;en la cruz Mt 27,46:y a la hora de nona Jesús clamó con fuerte voz:Elí,Eli,¿lemá sabactani…Dios mío, Dios mío…”,en Lc.23,46:…dando un fuerte grito dijo: Padre, en tus manos pongo mi espíritu…”Ora por sus verdugos Lc.23,24:Jesús decía: Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”; ora por Pedro::”…pero yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca…y cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos”; ora por sus discípulos y los que les seguirán Jn.17,9-24:Padre,los que tú me has dado quiero que donde yo esté, estén también conmigo” .;ruega por sí mismo: Padre, si es posible que pase de mi este cáliz pero no se haga como yo quoero sino como Tú quieras”.;Jn.17,1-5:Padre,ha llegado la hora, glorifica a tau Hijo para que tu Hijo te glorifique a tí”;Hb.5,7:”ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte fue escuchado por su actitud reverente”. Esto manifiesta la comunicación permanente con el Padre Mt.11,25-27:Yo te bendigo Padre…Nadie conoce al Hijo sino el Padre ni al Padre sino el Hijo…”quien nunca le abandona: Jn.8,29Y el que me ha enviado está conmigo, no me ha dejado solo porque yo hago siempre lo que le agrada a Él” y le escucha siempre: Jn.11,22:l”:pero yo ahora sé que cuanto pidas a Dios, Dios te lo concederá” o en Mt 26,53:¿o piensas que no puedo yo rogar a mi Padre que pondría al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles?” Jesús inculca a sus discípulos la necesidad y el modo de orar.Mt.6,5:Cuando oréis no seáis como los hipócritas que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas para ser vistos” Ahora en la gloria continúa intercediendo por los suyos Rm 8,34:¿Acaso Cristo el que murió ,el que resucitó, el que está a la derecha de Dios intercediendo por nosotros?, en Hb.7,25:”…ya que está siempre vivo para interceder por nosotros” o en 1ªJn.2,1:”…tenemos a uno que abogue ante el Padre, a Jesucristo el justo” tal como prometió Jn.14,16: Y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito para que esté con vosotros para siempre”

Vamos a la soledad para orar y volver a la vida solidarios con nuestros hermanos
“Señor, aumenta en nuestros corazones el espíritu filial” y “la comunión en los sacramentos afiance la luz de tu verdad”

TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

TRANFIGURACION DEL SEÑOR

1. Lect: Daniel 7,9-10.13-14:Su vestido era blanco como la nieve
Salmo.96,1-2.5-6.9: El Señor reina, Altísimo sobre toda la tierra
2ª Lct: 2ª 1,16-19: Esta voz traída del cielo la oímos nosotros.
Evangelio Mt.17,1-9: Su rostro resplandeció como el sol.

Cuando el apóstol Pedro quedó restaurado de su quebranto al negar a Jesús en su pasión y quedó lleno del Espíritu Santo en Pentecostés que le impulsaba a dar testimonio de la verdad, con la fuerza del mismo Espíritu fue recordando y comprendiendo lo que les había ocurrido con el maestro en sus correrías evangelizadoras
En esta ocasión ,según nos narran los evangelios, Pedro, Santiago y Juan habían subido con Jesús a una montaña. al monte Tabor y habían disfrutado de una vivencia especial. Jesús se transfiguró delante de ellos “su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blan cos como la luz” y volvieron a escuchar las mismas palabras que en el bautismo de Jesús en el Jordán: Este es mi Hijo, el escogido, el amado, escuchadle.
Fue tal gratuita y gozosa la experiencia que Pedro exclamó:¡Qué bien se está aquí ¡Paremos aquí, no nos movamos de este lugar precioso ¡Hagamos tres tiendas¡
Jesús les impuso secreto de esta experiencia hasta que resucitase de entre los muertos. Pero ellos no entendieron eso de “resucitar de entre los muertos”. Eran muy llanos, muy terrenos, muy del día a día.
La experiencia de la Pasión de Jesús tan real y crucificante caló en la profundidad de los discípulos que se sintieron desconcertaqdos y desorientados y ahora la inigualable experiencia de la Resurrección transformó a aquellos discípulos. Ahora entienden que la transfiguración fue una prefiguración, un adelanto de la Resurrección.
Esto confirma la palabra de los profetas y hacéis muy bien en prestarle atención como una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que después el día y el lucero nazca en vuestros corazones 2ªPe.1,17-19.”No nos fundábamos en invenciones fantásticas,sino que habíamos sido testigos oculares de su grandeza.Él recibió de Dios Padre honra y grandeza cuando la sublime gloria le trajo aquella voz:”Este es mi Hijo amado en el que yo me he complacido” Ahora sí que aquella visión y sueño de Daniel:”un anciano vestido blanco como la nieve,cabellera como lana limpísima…un trono,llamas de fuego,miles y miles de servidores y una especie de hombre a quien se le dio poder y honor y reino” se realiza en Jesús,el Hijo del hombre,quien siendo de condición humana se rebajo hastra someterse a la muerte de cruz y a quien Dios lo levantó y le dio el Nombre sobre todo nombre”.
Nuestro camino cristiano con sus gozos iy tristezas luces y sombras es un seguimiento de Jesús crucificado y glorioso. Es la luz en la noche, es nuestro descanso y nuestro consuelo.
Hoy también contemplamos a Jesús transfigurado,lleno de luz,resucitado que nos invita a detenernos a orar con él, para poder decir:¡qué bien se está aquí¡Mirando siempre al resucitado mientas con nuestro trabajo,dedicación,nuestro esfuerzo vamos iluminando,transfigurando nuestra realidad cotidiana.
Contemplad al Señor y queadréis radiantes¡Gustad y ved qué bueno es el Señor¡
La fiesta de la transfiguración del Señor es una llamada a renovar nuestra fe en el crucificado y resucitado y en nuestra futura y feliz resurrección.
Es una de las grandes fiestas de la Iglesia ordtodxa.En el Mone Athos,penínsulo Calcídica de 45 Kms de largo y 10 de ancho se eleva el monte a 2034 sobre el nivel del mar.En la costa 20n monasterios que le han dado nombre de Haguib Iris(Santa Montaña)
Un abad de uno de los monasterios del monte Athos nos ofrece un bellísimo testimonio de la celebración de la Transfiguración del Señor, fiesta que se celbra el 6 de agosto. En la cima del Monte Athos a 2000 metros sobre el nivel del mar hay una ermita. Allí peregrinan monjes de todos los monasterios de la montaña. Al atardecer por distintos sendas al son del tintineo de los animales que portan útiles para la celebración los peregrinos van cantando salmos inspirados. Durante toda la noche una gran Liturgia se celebra en aquella cima conmemorando la Transfiguración del Señor. Cuando regresan a sus monasterios o casas y aprecian destellos de luz tabórica en sus rostros

Señor,”`prefiguraste maravillosamente nuestra perfecta adopción como hijos tuyos ,que seamos un día coherederos de su gloria..”Con los resplandores de tu luz límpianos de las manchas de nuestros pecados”.”Los celestes alimentos que hemos recibido nos transformen en imagen de tu Hijo,cuya gloria nos has manifestado en el misterio de su Transfiguración.

DOMINGO DECIMOCTAVO ORDINARIO

DECIMOCTAVO DOMINGO

1ªLct.:Isaías 55,1-3:Daos prisa y comed
Sal.144,8-9.15-16.17-18:Abres tú la mano y nos sacias de favores.
2ªLct.:Rm.8,35.37-39:Ninguna criatura podrá apartarnos del amor de Dios.
Evangelio. Mt.14,13-21:Comieron todos hasta quedar satisfechos.

Es tan frágil y necesitada nuestra naturaleza que todos los días, por lo menos, en tres ocasiones acudimos a la mesa para comer. Una vez al año, de manera solemne, por medio de “Manos Unidas, campaña contra el hambre” nos solidarizamos con el mundo del hambre y la miseria. En la vida ordinaria vuestros donativos para los pobres dirigidos a la institución eclesial Caritas ,hace que la comunidad eclesial se haga presente en medio de los pobres.
Este rito del comer se ha cultivado tanto que el ingenio del hombre ha creado una cultura rica y sofisticada para que dicha acción tenga su sentido más placentero. En su extremo le lleva al hombre a la gula y a la glotonería.
Un acento que enriquece el acto de comer es el banquete, la comida en común, signo de familia, fiesta y alegría.Y esta experiencia del hambre y la comida, la sed y la bebida, del banquete ,le lleva al profeta a alertar a los fieles creyentes de su relación con Dios semejante a la participación en un banquete abundante y generoso:”oí sedientos, comprad trigo, comed sin pagar”,”¿por qué gastáis dinero en lo que no alimenta?”¿y el salario en lo que no da hartura”.Por elevación de lo visible a lo invisible el profeta pide una nueva relación con Dios:”escuchadme y viviréis”,”sellaré con vosotros alianza perpetua”. Pues el Señor “da la comida su tiempo y sacia fe favores a todo viviente”.La palabra de Dios por el profeta Isaías convoca a este sabroso banquete de la sabiduría y de la gracia precisamente porque el espíritu humano es superficial,inmediatista,perezoso para abrir el alma y corazón a esta corriente de gracia que desde lo más hondo nos está llamando.Sabemos que para lograr agua de un pozo artesiano hay que horadar el terreno  muchos metros de profundidad.Una corriente electrica de gran potencia atraviesa un pueblo peero si éste no está conectado pues se queda sin luz.Los pescadores de perlas de los mares del sur han de bucear muy profundo para conseguir una perla y luego subirla a la superficie.Así nos invita hoy la Paslabra de Dios,a participar en su banquete.
Y así el esta palabra de Dios nos introduce en el ámbito de Jesús que anuncia el Reino de Dios curando enfermedades, dando de comer a una multitud y despertando el sentimiento de solidaridad:”dadles vosotros e comer”,”comieron todos y quedaron satisfechos.Importa destacar en los relatos de los tres evangelistas el tono de Jesus:”al ver aquel gentío,le dio lástima,sintió compasión”
Un grupo de personas rodearon una fuente inmensa de rica y humeante arroz. A todos se les entregó un largo cubierto para comer pero era imposible tomar el arroz y llevarlo a la boca. Así hasta que a uno de los comensales se le ocurrió tomar con su cubierto arroz y le dio de comer al que estaba en frente. Y así fueron haciendo los demás y así se creo un cielo de solidaridad.
Jesús desde la realización de estos signos: curar y dar de comer nos lleva con una mirada profunda al banquete de la Eucaristía y del reino de Dios soñado por Isaías.
Con los ojos nuevos de la fe transcendiendo “nuestro pan de cada día” descubrimos que “no sólo de pan vive el hombre” sino del sentido que el Señor nos regala en el banquete de la Palabra y de la Eucaristía.
Con esta actitud renovada para acoger el alimento de la Palabfra y de la Eucaristía que nos da fuerza para compartir nuestros bienes podemos vibrar con el apstól S.Pablo que después de sus idas y venidas para anunciar el evangelio con tantas dificultades y tantas acciones de la gracia y poder de Dios anunciando a Jesucristo,haciendo uon balance entre éxitos y fracasos se expresa con tanta magnanimidad y madurez de alma”ni la muerte,ni la vida,ni criatura alguna,ni la aflicción ni la angustia podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús”
Derrama tu bondad inagotable,renueva la obra de tus manos en favor de los que te alaban como creador y guía.Transfórmanos en oblación perenne.A quienes has renovado con el pan del cielo,protégelos siempre con tu auxilio.
El conocimiento y el amor de Jesucristo de quien nadie nos podrá separar es la fuerza que nos impulsa a anunciarlo compartiendo con los demás nuestros dones.

DECIMOSÉPTIMO DOMINGO ORDINARIO

DECIMOSÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
1ªLct.:1º Re 3,5.7-12: Pediste discernimiento.
Sal.118,57.72.76-77.127-128.129-130:¡Cuánto amo tu voluntad, Señor¡
2ª Lct.:Rm.8,28-30:Nos predestinó a ser imagen de su Hijo.
Evangelio: Mt.13,44-52:Vende todo lo que tiene y compra el campo

Jesús vuelve a recurrir a las parábolas, relatos de la vida ordinaria que nos remiten a un plano superior para ilustrarnos y enseñarnos con pedagogía y hondura vital. El fin de la predicación de Jesús es mostrar que EL REINO DE DIOS está entre vosotros y es preciso  convertíos y creed. Abrid los ojos y apropiaos de esta gracia de Dios.Y para mostrarnos qué cosa sea el Reino de Dios hoy nos dice que es semejante a un tesoro escondido en el campo y quien lo encuentra vuelve a ocultarlo, vende lo que tiene para comprar el campo y el tesoro. O el joyero que se desprende de todo lo que tiene para comprar la perla fina y preciosa.
El Reino de Dios es una oferta de gracia, de vida en plenitud, de salvación .La iniciativa parte del Señor y como Dios no nos ha creado como veletas o marionetas sino seres libres para que seamos responsables, nos pide “soltar lastre” ”despojarnos del hombre viejo” “andar ligeros de equipaje”.
Pensamos en la disciplina y autodominio que implica la vida del trabajo, la profesión, la convivencia social y familiar. Y lo asumimos porque en el fondo un hilo superior conductor, de sentido y amor va tirando de nosotros y junto con los desgarros e incomprensiones hay un “quid”, un sentido, un amor, un tesoro por el que el merece dar la vida. O puede que nos muramos de egoísmo placentero y de aburrimiento.
En esta tesitura se encuentra el joven Salomón, con una herencia real que administrar. Y en sueños(antes de los profetas el Señor siempre se manifestaba en sueños)con sus dudas, inquietudes y responsabilidades. Y el Señor le dice: “Pídeme lo que quieras…” Y Salomón le pide: “un corazón para gobernar a tu pueblo”. Le pide conocimiento, sabiduría, discernimiento para escuchar y gobernar.
¿Qué difícil el papel de ejercer la autoridad y el gobierno. La dificultad de ser padres responsables de la educación sana de los hijos con orientaciones precisas. Todos deseamos lo mejor. La madre de Santiago y Juan le pidió a Jesús un buen puesto a su lado y Jesús respondió:¡No sabéis lo que pedís¡ S.Agustín al tratar sobre la oración y nuestra ignorancia en el pedir dice: pide la vida eterna¡
Por eso con el salmista decimos:¡Cuánto amo tu voluntad¡ Mas estimo los preceptos de tu boca que miles de monedas de oro y plata ¡Mis delicias serán tu voluntad. La explicación de tus palabras, ilumina, da inteligencia los ignorantes.
La sabiduría, el conocimiento, el discernimiento que recibimos de Dios nos lleva a ahondar en el asunto del Reino de Dios. S.Pablo nos ha dicho: ”A los que aman a Dios todo les sirve para el bien incluso la persecución, el sufrimiento. Porque así es la riqueza y hondura del reino, un tesoro, una piedra preciosa. Y así él nos recuerda: Dios nos ha elegido en la persona de su Hijo a ser sus hijos”.Nos llamó(nos eligió libre y gratuitamente);nos justificó(nos declaró justos, santos= nos libró del pecado y nos revistió de su gracia) y nos glorificó(nos hizo partícipes de la gloria de su resurrección).
Señor, multiplica los dones de tu misericordia y que bajo tu guía nos sirvamos de los bienes pasajeros y nos adhiramos a los eternos(perla preciosa, tesoro escondido).Que estos santos misterios donde tu Espíritu actúa eficazmente santifique los días de nuestra vida y nos conduzcan a la vida eterna. Que este don inefable nos aprovecha para la salvación.