ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS

ASCENSIÓN DEL SEÑOR

1ªLct.:Hch.1,1-11:Se elevó a la vista de ellos
Sal.46,2-3.6-7.8-9:Dios asciende entre aclamaciones
2ªLct.:Ef.1,17-23:Lo sentó a la derecha en el cielo
Evang.:Mc.16,15-20:Actuaba con ellos y confirmaba las palabras con signos.

Los testimonios de los apóstoles y discípulos de Jesús narrados en los Evangelios y en Hechos nos ofrecen una visión sobria, serena, realista, en ocasiones intensamente gozosa y estupefacta de sus encuentros con el Resucitado.
Aparece, se presenta en medio de ellos ”con las puertas cerradas”,desaparece. Dudan, lo reconocen…Se llenan de alegría. El que vive, Jesús resucitado, lleno de gloria lleva la iniciativa en dichos encuentros y va realizando una pedagogía para enviarlos con “poder” a continuar anunciando el reino de Dios.
En días pasados en el evangelio de San Juan Jesús se ha dirigido a sus apóstoles a quienes les nota tristes por su partida y le dice :Conviene que yo me vaya…Os sentís tristes pero vuestra tristeza se convertirá en gozo””
Hay un momento en el acontecer de la comunidad cristiana primitiva en que Jesús resucitado deja de manifestarse visiblemente.
Estamos celebrando la Solemnidad de la Ascensión de Jesús a los cielos. Es otro modo de confesar la Resurrección de Jesús, la exaltación del Señor sentado a la “derecha del Padre”.
Las lecturas nos dicen que “lo vieron levantarse hasta que una nueve se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo viéndole irse…hasta que unos ángeles le dicen: ¡qué hacéis ahí plantados mirando al cielo¡.Con el salmista hemos aclamado:”Dios asciende entre aclamaciones,el Señor al son de trompetas”…”Pueblos todos,batid palmas,aclamad a Dios con gritos de júbilo”
Todos recordamos la escena de la Transfiguración del Señor en el monte Tabor,el anhelo de Pedro de hacer tres tiendas pues ¡qué bien se está aquí¡.Se sintieron arrebatados,fascinados ante el esplendor de Jesús.Y luego bajan con Jesús que les prohíbe hablar de ello hasta después de su resurrección.
Jesús desaparece de su visión terrena después de haberles instruido y ordenado:”Id por todo el mundo a proclamar el evangelio con los mismos signos con los que el lo anunció.”Y el Señor actuaba con ellos y confirmaba la palabras con los signos que los acompañaban” Ahora la comunidad cristiana es la prolongación en la tierra de Jesús glorioso que ha ascendido, que ha dejado de mostrarse visiblemente pero que continúa realizando la salvación en el mundo.Ahora,hoy, nos volvemos hacia el cielo,hacia Jesús que sube al cielo y pedimos que nos conceda el poder de anunciar el evangelio con poder,con convicción,con signos para que nuestros hermanos también se sientan consolados con esta buena noticia.
La noticia objetiva: Jesús crucificado y glorioso, que ascendiendo “está sentado a la derecha del Padre ,continúa operando en la subjetividad de los creyentes que “con ojos iluminados””con sabiduría y revelación” comprenden la esperanza a la que les llama y la eficacia de su fuerza poderosa.
Más aún:”Y todo lo puso bajo sus pies y lo dio a la Iglesia como Cabeza, sobre todo. Ella es su Cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.
Como veis no estamos recordando un acontecimiento pasado. La Iglesia ,Cuerpo de Jesús, movida por el Espíritu Santo, dispensadora de la Salvación, actualiza el Acontecimiento más sublime de toda la historia: Jesús crucificado ha sido constituido Señor y Mesías y está sentado a la derecha del Padre.Esto es lo que celebramos en la Eucaristía. Jesús es el mismo ayer,hoy y siempre
Por eso podemos interiorizar cada uno y todos juntos:”Concédenos exultar de gozo y darte gracias en esta liturgia de alabanza porque la ascensión de Jesucristo tu Hijo es nuestra victoria y donde nos ha precedido El, que es nuestra cabeza, esperamos llegar también nosotros como miembros de su Cuerpo” “Que la participación de este misterio eleve nuestro espíritu a los bienes del cielo””Que deseemos vivamente estar junto a Cristo en quien nuestra naturaleza humana ha sido tan extraordinariamente enaltecida que participa de tu misma gloria”

DOMINGO SEXTO DE PASCUA

SEXTO DOMINGO DE PASCUA

1ªLct.:Hch.10,25-26.34-35.44-48:El don del Espíritu Santo se derrama también sobre los gentiles.
Sal.97,1-2-3ab.3cd-4:El Señor revela a las naciones su justicia
2ªLct.:1ªJn.4,7-10:Dios es amor
Evang:Jn.15,9-17:Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos

                              VOSOTROS SOIS MIS AMIGOS
La lectura de los Hechos de los apóstoles, pone de manifiesto la llamada universal a la salvación. El apóstol Pablo recibe el impulso del Espíritu Santo para anunciar el evangelio a los “gentiles”(los no judíos).Y ahora el mimo apóstol Pedro constata que el Centurión romano Cornelio ha sido tocado por la gracia de Jesucristo, por el Espíritu Santo.”Bajó el Espíritu Santo sobre los que escuchaban..hablaban lenguas extrañas y proclamaban la grandeza de Dios” y los “creyentes circuncisos se sorprendieron que el Espíritu Santo se derramara sobre los gentiles”
Y Pedro “mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo, solemnizando esta acogida de la gracia con el Sacramento del Bautismo y con la incorporación a la comunidad eclesial.
Al mismo tiempo que se verifica esta línea de expansión del evangelio de Jesús por el testimonio y contagio de los apóstoles y discípulos, la iglesia continúa proclamando y celebrando la Palabra con el poder del Espíritu Santo que se derrama y provoca la admiración y el reconocimiento de las maravillas de Dios “En lenguas extrañas”,un lenguaje jubiloso, un balbuceo feliz como el de los niños que desean pero no saben expresar el gozo y el júbilo al ser tocados por la gracia de Dios.
El mismo Espíritu Santo que mueve a Pedro y a Pablo a predicar con audacia y coraje, al discípulo amado, San Juan, le introduce en una meditación prolongada y fructuosa sobre Jesús en comunión con el Padre y el Espíritu y la relación con sus discípulos.
Lo primero que destaca Juan en la relación del creyente con Jesús es:”A vosotros os llamo amigos””No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien o he elegido”.
También en la primera carta de Juan(2ª lectura):”En esto consiste el amor :no en que nosotros hayamos amado a Dios sino en que Él nos amó y nos envió a su Hijo.
Volvamos a recordar el movimiento asombroso en nuestra fe de discípulos cristianos: Dios, Jesús, se acerca a nosotros. Jesús viene a nosotros para darnos un mandamiento nuevo:”Que os améis unos a otros como yo os he amado””el amor más grande es dar la vida por los amigos”.
La vida de los santos canonizados y no canonizados ,o la de tantos héroes y heroínas en la vida ordinaria son pruebas de que lo “imposible para los hombres es posible para Dios: dar la vida por los amigos “y de que “sólo el amor es digno de fe”.
Un delicioso diálogo enre el padre y el hijo en “Como en un espejo” de Igmar Bergman,atormentados por la enfermedad de Kathin ,nos sugiere la presencia de Dios aún en la tragedia y sufrimientos humanos:
El hijo.- ¿Para ti Dios y el amor son un mismo fenómeno?…Háblame, papá.
El padre.- Encuentro en ello como si mi vacío se colmase de riqueza y mi desesperación de vida. Como si me hubiera llegado la amnistía en una condena a muerte.
El hijo.- Tus palabras son terriblemente irreales, papá; pero veo que crees lo que dices y eso me impresiona hasta lo más íntimo… Si es como tú dices Karim estaría como rodeada de Dios, puesto que la amamos de verdad.
El padre.- Sí, yo lo creo. (El adolescente se echa a correr por la playa. De repente se detiene y murmura: “Mi padre ha hablado conmigo”).

Álvaro Iglesias, el héroe de Madrid que en los años ochenta, al pasar con su moto frente a un piso en llamas, se bajó de la misma, entró en el edificio y fue sacando personas hasta que volvió a entrar y ya no pudo salir. O el héroe, más reciente, Jesús Neira que por defender a una mujer recibió una salvaje paliza con el peligro de haber pedido la vida. Ha manifestado que “volvería a hacer lo mismo”.
Y aquí se halla la gracia y el valor para “dar la vida”:”Todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer…todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo concederá”Jesús nos da a conocer la intimidad de Dios que es amor del Padre:”tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo”,”yo y el Padre somos una sola cosa”;gracia de Jesucristo:”cumplir la voluntad del Padre”,”dar la vida por todos los hombres”,”nadie conoce al Padre sino el Hijo”;y comunión del Espíritu Santo:”de parte del Padre os enviaré el Espíritu Santo”.El corazón de Dios es trinitario”que se derrama para la salvación del mundo.
De esta respuesta a la gracia y al amor del Señor se deriva un signo y un fruto transformante: la alegría ”Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros y vuestra alegría llegue a plenitud”
Hoy estamos celebrando la jornada del enfermo. Nos hacemos conscientes del mundo de los enfermos para acercarnos a ellos con el amor de Jesús. Nos acercamos a sus familias y a los profesionales de la salud. Damos gracias al Señor por cuantas personas visitáis a los enfermos en nombre de la comunidad parroquial.
Concédenos continuar celebrando con fervor estos días de alegría”, “que los sacramentos pascuales”transformen nuestra vida y se manifiesten en nuestras obras”,”que podamos participar más dignamente en los misterios de tu amor”,” den en nosotros fruto abundante y el alimento que acabamos de recibir fortalezca nuestra vidas “.

DOMINGO QUINTO DE PASCUA

QUINTO DOMINGO DE PASCUA
1ªLct.Hch.9,26-31:Les contó cómo había visto al Señor en el camino.
Sal.21,26b-27.28.30.31-32:El señor es mi alabanza en la gran asamblea
Jn.3,18-24:Este es su mandato: que creamos en El y nos amemos.
Evangelio:Jn.15,1-8 Permaneced en mí y yo en vosotros.

Los relatos que los evangelios y los Hechos de los apóstoles nos ofrecen sobre la Resurrección de Jesús siempre se refieren a encuentros de Jesús glorioso con personas con nombre, identificadas: María, Pedro, Juan, Tomás y “muchos otros discípulos, no todos”.
Estos encuentros fueron acontecimientos personales tan vivos y reales que transformaron la vida de las personas dando una orientación nueva a su estilo de vivir.
A la altura del capítulo nueve de los Hechos de los apóstoles aparece una persona excepcional, Pablo de Tarso que no habiendo vivido con Jesús y habiendo sido su perseguidor, confiesa “haber visto al Señor” en el camino de Damasco. Su conversión a Jesucristo le llevó a entrar en contacto con la iglesia en la persona de Ananías que se puso a la defensiva ante aquel intruso perseguidor ahora cristiano. También la iglesia tuvo sus reservas frente a quien de la noche a la mañana pasa de perseguidor a apóstol de fuego perseguido.
Primero los judíos y luego los gentiles recibieron la buena noticia de la salvación de labios de este apóstol de amor y de fuego que vivía por y para Jesucristo en la fe de la iglesia ”que gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría…animada por el Espíritu Santo”.
La fe en Jesucristo antes que nada es un acontecimiento personal, un encuentro con el Señor que nos cambia el corazón y nos lleva a expresar la fe en la confesión de la verdad, en la celebración festiva del misterio y en la coherencia moral.
Jesús se ha servido de una alegoría: la vid y los sarmientos, para prepararnos el perfil de quienes quieren ser sus discípulos: “Yo soy la vid y vosotros los sarmientos, sin mi no podéis dar fruto”. Nos habla de permanecer, de estar con Él: ”Como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece unido a la vid así tampoco vosotros si no permanecéis en mí”. Se trata de estar con Jesús y familiarizarnos con su modo de vivir y crecer, no detenernos: ”al que da fruto lo poda para que dé más fruto”. Este es el momento crítico de nuestro seguir a Jesús:sufrir despojo, purificación, liberación, muerte al hombre viejo…poda. El sentido de esta poda:” para que dé más fruto”
San Juan insiste y resume el estilo del discípulo de Jesús: ”Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo y que nos memos unos a otros tal como nos lo mandó”.
Al escuchar la Palabra de Dios de este domingo podemos volver a preguntarnos con audacia y coraje:¿Me conoce Jesús a mi entre tantos millones y millones de personas?¿Me siento conocido y amado por Jesús? .Y también:¿Conozco yo a Jesús?¿Entro en el círculo de su amistad e intimidad?
Como podemos constatar, también nuestra fe puede caer en la rutina y en la costumbre y Jesús nos habla de amistad, de amor, de conocimiento, de cercanía, de frutos de vida. El apóstol S.Pablo, convertido lo da todo por causa de Jesús y razona su respuesta: ”mi vivir es Cristo y una ganancia el morir”(Flp.1,21)”todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Cristo Jesús que me amó y se entregó por mi(Flp..3,8)
Otro gran converso a Jesucristo, Agustín de Hipona, buscador infatigable de la verdad a través de tantos sistemas filosóficos llega a expresarse en sus Confesiones : “Andaba yo buscando el procedimiento para adquirir fuerzas que me capacitaran para gozarte, pero no lo hallaba sino abrazándome con el Mediador entre Dios y los hombres ,el hombre Cristo Jesús que es sobre toda las cosas Dios bendito por los siglos…Al no ser humilde ,no me cabía en la cabeza que ese Jesús humilde fuera mi Dios. Tampoco comprendía de qué podría ser maestra su debilidad…Buen sistema para hacer que desciendan de su encumbramiento personal todas aquellos que se le van a rendir .Para atraerlos hacía sí , curando la hinchazón de su orgullo y tonificando su amor ,no sea que por exceso de confianza en sí se vayan más lejos de Él. “(Conf.VII,18,24).
Vive e interioriza esta oración sobre las ofrendas: por el admirable trueque de este sacrificio nos haces partícipes de tu divinidad; concédenos que nuestra vida sea manifestación y testimonio de la verdad que conocemos”…y con la de la comunión:…vivamos ya desde ahora la novedad de la vida eterna”.
Que hoy Jesús sea nuestro médico y amigo del alma.

CUARTO DOMINGO DE PASCUA

CUARTO DOMINGO DE PASCUA

1ªLct.:Hch.4,8-12:Ningún otro puede salvar
Sal.117,1.8-9.21-23.26.28cd y 29:la piedra que desecharon los arquitectos es ahora
La piedra ngular
2ªLct.1ªJn.3,1-2:Veremos a Dios tal cual es
Evangelio:Juan 10,11-18:El buen Pastor da la vida por sus ovejas

YO SOY EL BUEN PASSTOR

Los encuentros de los Apóstoles con Jesús resucitado han estado salpicados por la alegría, el estupor, la sorpresa, la duda y la fe vibrante y esperanzada: HEMOS VISTO AL SEÑOR .
Llenos de Espíritu Santo se sintieron impulsados a proclamar la gran noticia:”Quede claro a vosotros y a todo Israel que ha sido Jesús Nazareno a quien vosotros crucificasteis a quien Dios resucitó de entre los muertos…Por eso este se presenta sano”
Jesús crucificado y resucitado prolonga su acción salvífica en la joven iglesia que se sorprende y reconoce signos de salvación visible como la curación de este paralítico.
Si ya en el Antiguo Testamento los profetas revelan que Dios es como el pastor de su pueblo,Si Jesús lavó los pies a sus discípulos y les habló de entrega y servicio, hoy nos alegramos profundamente al escuchar a Jesús como Buen Pastor que conoce a sus ovejas y es conocido por ellas.
Los que hayamos conocido o pertenecido a una cultura rural, sabemos del conocimiento y cercanía del pastor que conoce una por una a sus ovejas aunque nos parezca que todas son iguales.
Jesús se acerca a cada uno de nosotros porque nos ama y nos conoce y quiere que le conozcamos por medio del amor y de la entrega de la vida.
“Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues, lo somos¡ Esta noticia sí que hemos de recodarla e interiorizarla permanentemente. Pues cuando se manifieste seremos semejantes a El porque le veremos tal cual es”.Y este anhelo hondo colmado es nuestra felicidad.
Pero la plenitud, la alegría, regocijo de ser hijo de Dios se realiza cuando ejercitamos el amor siendo pastores de nuestros hermanos .
Padre, madres, médicos, servidores del orden público y en la vida social, catequistas…tantas formas de ejercer el pastoreo, la cura de las almas, el cuidado de los demás, la preocupación por los demás .Pensad en tantas perronas anónimas que hacen el bien a los demás no están lejos de Jesús Buen Pastor, no están lejos del reino de los cielos.
Hoy de manera especial celebramos la jornada de las Misiones Agustinianas en el marco de oración por las vocaciones a una consagración especial: vida religiosa y sacerdotal . Supliquemos ardientemente por las vocaciones al matrimonio cristiano para que sean generosos en la vida familiar y el Señor suscite religiosos y sacerdotes que lo sigan con fidelidad iy amor.
Supliquemos: Señor, has dado a la iglesia el gozo inmenso de la Resurrección de Jesucristo, concede a ese débil rebaño de tu hijo la alegría eterna y que la actualización repetida de nuestra redención(en los sacramentos)sea fuente de gozo incesante y tenga parte en la admirable victoria de su Pastor.

TERCER DOMINGO DE PASCUA

TERCER DOMINGO DE PASCUA

1ªLect.: Hech.3,13-15.17-19:Matasteis al autor de la vida pero Dios lo resucitó
Sal.4,2.4.7.9:Haz brillar sobre nosotros el resplandor de tu rostro
2ªLect.: IJn.2,1-5ª:El es víctima de propiciación por nuestros pecados
Evangelio: Lc.24,35-48: Les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras.

ENTONCES COMPRENDIERON LAS ESCRITURAS

Llenos de Espíritu Santo, mostraban su valor predicando la gran noticia:”Rechazasteis al Santo, al justo, pedisteis el indulto de un asesino , matasteis al autor de la vida pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos.
Explicaban los apóstoles la intervención poderosa de Dios afirmando que El Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, de nuestros padres, de Jesús y de este paralítico ahora curado, es el Dios de la vida que perfora la enfermedad, la muerte, la injusticia dejándose tocar por la maldad pero venciéndola y superándola.
Más aún, los apóstoles, recuperados de sus miedos y cobardías por Jesús resucitado, dirigiéndose al pueblo judío ,muestran su comprensión:”Lo hicisteis por ignorancia…” ”Arrepentíos, convertíos y se os perdonarán vuestros pecados” Porque la situación más desesperada y pecadora en que se encuentra cualquier persona es oportunidad y gracia para la manifestación de Jesús, víctima de propiciación para todos. Es abogado ante el Padre.
Algo ha ocurrido en la vida de aquellos hombres y mujeres que dicen ser Testigos de la resurrección de Jesús. Nos manifiestan como dos planos que se entrecruzan y se interfieren: un plano terreno, visual ,táctil, sensible de Jesús que afirma que no es un fantasma, que come con ellos y otro plano espiritual, trascendente:”Se presenta en medio de sus discípulos”,”no acaban de creer por la alegría”, seguían atónitos, como restregándose los ojos, llenos de miedo, de sorpresa, alarmados, dudando.
En su paciente pedagogía Jesús resucitado “les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras: el Mesías padecerá y resucitará de entre los muertos al tercer día”.
Hoy nosotros ,al cabo de 2000 años nos encontramos con el testimonio actualizado de aquellos discípulos dignos de fe y confianza, en la corriente de vida eclesial impulsada por el Espíritu Santo de Jesús que hace nueva y eterna esta gran noticia de salvación. También nosotros, reunidos en el nombre de Jesús somos sorprendidos gozosamente por el Espíritu Santo de Jesús resucitado que abre y renueva nuestro entendimiento al leer las Escrituras y profesar la fe católica:”padeció ,fue crucificado y resucitó al tercer día”.Pues también en nosotros se ha cumplido la “predicación de la conversión y el perdón de los pecados” en su nombre.
Que el pueblo cristiano “exulte sierpe al verse renovado y rejuvenecido en el espíritu. Y que se afiance la esperanza de resucitar gloriosamente”
El anuncio de Jesucristo crucificado y resucitado hace que la Iglesia exulte de gozo y se vea movida por tanta alegría al anhelar la participación en el gozo eterno.