FIESTA DE SANTA MÓNICA

         SANTA MÓNICA, MADRE DE AGUSTIN

1ªLct:Eclesiástico 26,1—4.16-21: El sol bri8lla en el cielo, la mujer bella en el hogar

Sal.137,1.3.8-  R.144,18:Cerca está el Señor de los que lo invocan

Rm.12,9-16:Que vuestra caridad no sea una farsa.

Evanglio: Mt.7,7-12:Quien pide,recibe

 

En El libro de las confesiones cuenta Agustín un sueño de su madre en que un ángel le decía  par consolarla :DONDE TU ESTAS,ÉL ESTARA. Pero S.Agustín, todavía no convertido la tomaba el pelo diciéndole que era al revés: Donde yo, Agustín estarás tú, Mónica. Y Mónica se enfadaba porque era como ella había dicho. Esta visión me mi madre era auténtica. Pero a veces las visiones de mi madre no eran auténticas, eran fruto de sus deseos como cuando me buscaba una mujer para mis intereses.

  1. ¡Qué bien ha captado S.Agustín la entraña maternal y creyente de aquella singular mujer que sigue a su hijo y sufre por sus desvíos morales e intelectuales. El cree que la sabiduría de aquella mujer es superior a toda su cultura intelectual. Goza de la sabiduría del evangelio. Agustín destaca que su madre puso en paz muchos hogares evitando lo corrosivo de las murmuraciones y  de las alcahuetas.

.Mónica no sólo es madre carnal de Agustín ,sino también madre en la fe. Podríamos calificar a Mónica de pesada y terca hasta acercarse al gran obispo de Milán S.Ambrosio para confiarle sus cuitas y desvelos por la fe de su hijo. ”Mujer, no puede perderse un hijo de tantas lágrimas”. Y así Mónica llega a ver  a su hijo cristiano en la madre Iglesia.

.Agustín  nos narra  una de sus experiencias místicas “el éxtasis de Ostia”, donde en la tarde asomados al balcón de la casa se sienten  como llenos de una sabiduría y dulzura inexpresables .Ya no podrán regresar juntos a Hipona porque al poco morirá su madre. Lo que es a mi, poco me importa donde me entierres. Lo que importa es que me recuerdes en el altar del señor.

En la Ciudad de Ostia a 20 Km.de Roma, antigua ciudad  deshabitada hay en una des las avenidas una placa recordando este pasaje de las Confesiones que a instancias de uno gran agustinólogo a principios del siglo XX cuando se descubrió esta ciudad y se arrregló.

En la Iglesia de S.Agustín de Roma se conserva está la tumba de Sta Mónica. Parece que una lápida referida a la Madre fue la indicadora del sepulcro de Sta Mónica

Como Mónica , como creyentes cristianos el Señor ha asociado la vida creyente de tantas personas que no conocemos pero que en su momento se nos dará a percibir. Vosotras que habéis asistido a tantos enfermos, sois presencia y testimonio de eternidad. Lo definitivo está escondido  con Cristo en Dios 

 

 

 

VIGESIMOPRIMER DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.Josué 24,1-2ª.15-17.18b.:Serviremos al Señor porque El es nuestro Dios

Sal.33,2-3.16-17.18-19.20-21:Gustad y ved qué bueno es el Señor.

2ªLct.Ef.5,21-32:Este es un gran misterio y yo lo refiero a Cristo y a su iglesia

Evangelio:Jn.6,61-70:¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna

 

NADIE PUEDE IR AL PADRE SINO ES POR MÍ

El juez Josué, dirigiéndose a las tribus de Israel les recuerda su identidad como pueblo: Dios les libró de la esclavitud de Egipto y los sacó de aquel pueblo con signos y prodigios para conducirlos a la tierra prometida.

Esto nos hace suponer que el contacto con otros pueblos a algunos los llevó a contaminarse con la idolatría y  el politeísmo .De ahí la energía con que Josué proclama que él y su casa servirá al Señor.

En la historia de aquel pueblo pequeño y frágil siempre aparecerá la tentación de olvidarse de Dios y caer en la idolatría. Y en todo momento aparecerán hombres de Dios, iluminados, profetas que denunciarán estas situaciones.

También nosotros hoy nos sentimos tentados por tantos dioses o ídolos que la sociedad del bienestar nos ofrece. Es sospechoso que nuestro rostro se ilumine más ante cualquier bien(Casa, propiedad, coche…) que ante un gesto de solidaridad, gesto ,a veces heroico, de dedicación con un necesitado, un anciano. Cada uno de nosotros seguramente tendrá pruebas en su vida que le lleven a decir lo mismo que a Josué: ”Lejos de mi abandonar al Señor para servir a dioses extranjeros. El Señor es nuestro Dios. Nosotros serviremos al Señor porque Él es nuestro Dios”. Y también en las circunstancias adversas ,como las pruebas de la enfermedad, el dolor u otras circunstancias difíciles pues :” Aunque el justo sufra muchos males, de todos los libra el Señor; él cuida de todos sus huesos y ni uno solo se quebrará” Y en fe podemos decifr :”Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor”.

Para el creyente, Dios no es una hipótesis o una realidad intranscendente que en nada afecte a su vida. El Dios vivo modela su conducta, su forma de vivir: “…que la relación con vuestras esposas se caracterice por una santa reverencia no dominados por la pasión como hacen los gentiles que no conocen a Dios”(ITesa.3,4).En cambio ,al entrar Dios en el contexto de una vida ,Él llega hasta lo más íntimo y personal de las relaciones humanas. El desconocimiento de Dios, el ateísmo, se expresa en concreto en una falta de reverencia y respeto del hombre al hombre. Conocer a Dios significa ver al hombre con ojos nuevos”(Ratzinger, teoría de los principios teológicos, p.78)

Observamos que en una sociedad como la nuestra pluricultural, relativista, permisiva resulte llamativo que un hombre y una mujer, movidos por la gracia celebren y vivan una alianza matrimonial, un sacramento, donde siendo “una sola carne” se abra responsable a la vida y educación de los hijos. Dios, Jesucristo, al hacerse presente en una realidad tan viva como el amor humano entre hombre y mujer, lo elevan a la categoría de sacramento o signo de su amor de Dios al Hombre y de Jesucristo a su Iglesia. Más aún: ”amar a su mujer es amarse a sí mismo y nadie jamás ha odiado su propia carne sino que le da alimento y calor como Cristo hace con su Iglesia”

Ya  Jesús ante la trampa que le tendieron los fariseos sobre la licitud del divorcio les contestó que Moisés lo había permitido pro la terquedad del corazón pero que al principio no fue así: Dios los creó para ser una sola carne. Y ante la insinuación de Pedro: más vale no casarse”,Jesús le responde: Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.

Con esta misma tonalidad que en los evangelios de  domingos anteriores, prolonga Jesús su predicación sobre el pan de vida elevando el listón de su seguimiento:» Si no coméis mi carne y no bebéis mi sangre no tendréis vida en vosotros». Jesús se da cuenta de que algunos no le comprenden y lo abandonan:”este modo de hablar es inaceptable,¿quién puede hacerle caso?» Jesús es admirado y aplaudido y hasta lo buscan para hacerlo rey por las multiplicación de los panes pero Jesús lleva al extremo  su manifestación de ser enviado del Padre y entonces algunos de sus discípulos se resisten y lo critican y se van. Jesús no es solo un gran profeta o modelo moral a quien admirar.Jesus tiene conciencia de ser el Hijo de Dios,objeto de seguimiento y elección: «Quien me ve a mi ha visto al Padre»»Nadie puede ir al Padre sino es por mi».»El que no toma su cruz y me sigue no puede ser discípulo mío» Este es el gran misterio: en el hombre singular Jesús se revela Dios. Fijaos que en el evangelio hasta los demonios reconocen que Jesús es el Ungido:”¿Qué tienes que ver con nosotros, Hijo de Dios?¡ no nos atormentes¡”.Pero lo que no hacen los demonios es confesar que Jesús es el Señor porque no lo aceptan en su propia vida. Reconocer que Jesús es el Señor es confesar objetivamente que Dios lo ha resucitado lo ha constituído Mesías pero es también aceptarlo como el Señor de toda nuestra vida lo que significa creer en Él ,entregarse a Él, dejarse afectar por Él que además es nuestro  Salvador y nuestro amigo. Y esto ocurre por gracia, por don:”Por eso os he dicho que nadie puede venir a mi si el Padre no se lo concede” Y muchos discípulos se echaron atrás y no volvieron a ir con Él”.Así continúa siendo signo de contradición Jesús en el mundo de hoy.¿Cómo un hombre,de un país insignificante puede ser el Salvador de la Humanidad?  

Con audacia y desafío dirigiéndose a los íntimos les dice Jesús ¿También vosotros queréis dejarme? Y Pedro ,a quien también le resultaría difícil aquel lenguaje como cuando les hablaba de servir y no ser servidos, portavoz en aquella situación difícil, le responde :Señor,¿a quien vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna.

Ellos, aunque pobres e ignorantes han gustado ya de la amistad y presencia de Jesús.

Seguramente que cada uno de nosotros ha visto realizado en su vida esta palabra del Salmo: Gustad y ved qué bueno es el Señor.¡Que buen amigo,cercano,confidente y descanso ha sido para mi y para ti¡

Nuestra fe no es una carrera de obstáculos con leyes y normas que nos pidan un heroísmo frío y desencarnado. Es una relación de confianza personal, de gracia con Dios, con Jesucristo en el Espíritu Santo que nos ama y nos sostiene.

Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida que ilumina, sostiene nuestra vida que desde la gracia nos ayuda en la seriedad y exigencia de su seguimiento. Tentados por tantos ídolos y felicidades podemos decir: Sé de quien me he fiado. He gustado qué bueno es el Señor .En una iglesia de Milán,un sacerdote recibiío a una mamá y a su hijo de 5 años.El niño le pregunta al sacerdote ante un gran crucifijo.Y ese que está ahí¿quién es?.Al sacerdote admirado ante singular pregunta, le vinieron mil respuestas a su mente:el catecismo,el dogma,la palabra de Dios…Pero ¿cómo responder a un niño de cinco años?. Ah¡ respondió el sacerdote:Este es el que ha llenado mi corazón  de felicidad muchas veces.El numeroso público que lo escuchaba rompió en un encendido aplauso.y  a él  se le ascaparon las lágrimas.

Señor, inspira a  tu pueblo el amor a tus preceptos y la esperanza en tus promesas para  que en medio de las vicisitudes el mundo, nuestros corazones estén firmes en la verdadera alegría.

Señor, por el único sacrificio de Cristo  Unigénito te has adquirido un pueblo de hijos; concédenos propicio los dones de la unidad y de la paz en tu iglesia”.También somos intercesores por cuantos han perdido la fe o no la han encontrado pues estamos unidos a tantos hermanos por tantos motivos como Pablo que prefiere ser anatema de Cristo con tal de que su pueblo se salve.”lleva en  nosotros   a plenitud la obra salvadora de tu misericordia…que en todo sepamos agradarte”.  

 

 

 

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA A LOS CIELOS

 

1º Lct.:Crónicas 15,3-4.15-16;16,1-2:Instalaron en el centro de la tienda el arca de Dios.

Sal.131,6-7.9-10.13-14:Levántate, Señor, ven a tu mansión.

2ªLct.: 1ªCo.15,54.57:Nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo

Evanglio: Lucas 11,27-28:¡Dichoso el vientre que te llevó¡

 

1ªLct.:Apocalipsis 11,19ª;12,1-6ª.10ab.:Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal.

Sal.44,11.12ab.16:De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro

2ªLct.:1ªCo.15,20-26:Primero, Cristo como primicia; después todos los cristianos.

Evangelio: Lc.1,39-46:El poderoso ha hecho obras grandes por mí.

 

Aprendimos en las  catequesis que Jesús después de su Resurrección ,ascendió al cielo por su propio poder o virtud y que María fue subida al cielo(Assumpta) por la gloria de Dios.

Celebramos la Asunción de María al cielo, quien al morir, sin sufrir la corrupción del pulcro, subió en cuerpo y alma al cielo.

Agraciada en su inmaculada concepción, en virginidad y maternidad, es ahora coronada en su Asunción.

Todos estos privilegios, gratuitos ,que reconocemos en la Madre de Dios por su Hijo Jesucristo, nos llevan a entonar himnos de acción de gracias y de alabanzas con cánticos inspirados.

Como David y el pueblo de Israel ante el Arca de la alianza que instalaron en el centro de la tienda  , festejaron con instrumentos, arpas, cítaras, platillos, nosotros ahora ,ante María que es el arca de la Nueva alianza, Jesús, también elevamos cantos de admiración y de gloria pues festejándola a ella, festejamos a su Hijo .Los misterios de María nos remiten a los misterios de Jesús y Jesús ilumina la gracia y simpatía de María.

Con el reconocimiento de la grandeza de María que acoge con humildad en su vida: ”Bienaventurada me llamarán todas las generaciones porque el poderoso ha hecho ob ras grandes por mi”, hay un reconocimiento, admiración e imitación o seguimiento de quien a respondido a la gracia con un sí generoso y delicado: “Fiat, hágase…¡O impulsada por su in tuición femenina y espíritual se atreve a decir a su Hijo: ¡No tiene vino¡ ayúdalos ¡Su mismo Hijo lo reconoce: Mas bien dichoso el que cumple la voluntad de Dios…Ese es mi madre y mi hermano…el que cumple la voluntad de Dios. Y María así vivió

O su saber estar junto a la cruz recibiendo el sufrimiento de su Hijo y el cuidado mutuo de Juan y ella, O permaneciendo con los apóstoles esperando Pentecostés.

Dice S.Agustin que María antes de ser Madre fue discípula de su Hijo y es más por ser discípula que por darle en la carne

Pero hoy también reconocemos y confesamos que María ha vencido a la muerte y ha entrado con la integridad personal de alma y cuerpo en la gloria de Dios.

Nos abre un futuro feliz, inmortal, pues por Jesús glorioso,” la muerte ha sido absorbida en la victoria”.

Porque si Jesús ha resucitado y su Madre participa de su gloria, también nosotros resucitaremos y esperamos “un cielo nuevo y una tierra nueva”, el banquete de las bodas del cordero, de manjares enjundiosos y vinos generosos .

Que María ,la Madre de Dios y nuestra Madre, nos obtenga el perdón de los pecados y nos ayude a vivir en continua acción e gracias”…Que vivamos siempre libres de todos los males”.  

 

DOMINGO XIX ORDINARIO

DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:1ºRe.19,4-8:Con la fuerza de aquel alimento caminó hasta el monte de Dios

Sal.33,2-3-.4-5.6-7.8.9:Gustad y ved qué bueno es el Señor

2ªLct.:Efesios 4,30-5.2.:Vivid en el amor como Cristo.

Ev.Jn.6,41-52:Yo soy el pan bajado del cielo

 

                        NOS DISTE EL PAN DEL CIELO

Después de haber confundido a los profetas de Baal y haber mostrado la superioridad de Yahvé, Dios de Israel ,Elías es perseguido por la reina Jezabel y tiene que huir al desierto. También a él le llegó la prueba , la tentación. Se sentía cansado, abandonado y deseaba morir ”Basta ya, quítame la vida puesto no valgo más que mis padres”.

Se nos cuenta de dos grandes Santos :Francisco de Asís e Ignacio de Loyola sintieron la tentación de la desesperación. Muy fuertes y duras fueron las pruebas y tentaciones que soportaron. Sta Teresa de Lisieux: “me importunan las ideas de los materialistas peores”, ”me siento en el pellejo de los pecadores”

En nuestro caminar  diario podemos sentirnos cansados, secos, insípidos, aburridos, hastiados, rutinarios. Podemos sentirnos incomprendidos.

Pues aquí y ahora se actualiza la palabra de Dios por el ángel de la lectura primera: “Levántate y come que el camino es superior a tus fuerzas”. Le da un pan natural para saciar el hambre, pues sin él nadie puede vivir y un alimento de aliento y fortaleza.

¿Qué comer? El pan de cada día y no es poco que podamos comer todos los días frente a la miseria y hambre de tanta gente .Y algo más: pan de sentido. Come, rumia, la palabra de Dios. ”Este es mi consuelo en la tristeza, sentir que tu palabra me da vida” ”Yo consulté al Señor y me respondió ,me libró de todas mis ansias” ”Gustad y ved qué bueno es el Señor”

Somos tentados por un realismo desmesurado y de estrechez de miras: lo inmediato, lo que entra por los sentidos. El alimento, la bebida, todo esto nos parece natural. Es común a todos los hombres. Pero cuando Jesús aúpa a los hombres para transcender el alimento natural por el alimento de vida eterna ahí hace detenerse a sus oyentes que extrañados se preguntan :»¿No es éste el hijo de José?¿Cómo dice semejantes cosas: yo soy el pan de vida? ¿En qué escuela se ha formado este hombre?

Jesús es el pan de vida, el da la gracia, una nueva visión y sabiduría de las cosas :”Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende, viene a mí”. Y aquí surge el escándalo y la incomprensión porque la gracia,la llamada a una vida plena, al alimento perfecto implica una respuesta libre y amorosa pues el amor de Dios no se impone por presión o coacción sino por atracción:” No es que nadie haya visto al Padre a no ser el que viene de Dios: ese ha visto al Padre” .He aquí la conciencia de grandeza de Jesús y de relación íntima y filial con el Padre que desconcierta a sus oyentes Y además “Nadie puede venir a mi si el Padre no lo atrae”. ”Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna”. Aquí se sitúa la tragedia humana de poder rechazar la nueva dimensión de la existencia humana iluminada por Dios y su Hijo Jesucristo ”pan de vida”,”palabra que da vida”,”luz para mis ojos”.Aquí se sitúa el drama del hombre que en el hombre Jesús no acepte al divino, al Ungido, al Hijo unigénito del Padre”.Por eso “nadie puede ir al Padre si no es por mi” y “nadie puede venir mi si no lo atrae  el Padre que me ha enviado”

El pan de cada día ,el alimento cotidiano, a veces lo recibimos  sin la luz y la sal de Aquel que da pan del cielo para la vida eterna. ”El pan que yo daré es vida para el mundo.

Comer a Jesucristo, comulgar a Jesucristo, entrar en comunión con Jesucristo para sentirnos dilatados capaces de ver, sentir, amar y dar la vida por quien nos atrae hacia sí.

Dios todopoderoso y eterno a quien podemos llamar Padre, aumenta en nuestros corazones el espíritu filial para que merezcamos alcanzar la herencia prometida.

Hoy también, aquí ahora se está derramando el Espíritu Santo sobre toda esta asamblea. Dejémonos bendecir por el dedo de Dios, el Espíritu Santo del amor y de la paz.

“Que estos dones que le has dado a tu Iglesia para que pueda ofrecértelos ,transfórmalos en sacramento de nuestra salvación” “que la comunión en tus sacramentos nos ayude y no afiance en la luz de tu verdad.

Esta palabra de Dios circunscrita en estos últimos domingos sobre el relato de la “multiplicación de los panes y peces” nos centra en la Eucaristía, memorial de su muerte y resurrección, sacrificio de alabanza y suma entrega, banquete de comunión ,sacramento del amor y de  comunidad,prenda de la futura gloria.     

 

 

 

DECIMOCTAVO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO DECIMOCTAVO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct:Ex.,16,2-4.12-15:Yo haré llover pan del cielo

Sal.77,3.4bc.23-24.25 y 54:El señor les dio pan del cielo

2ªLct.:Ef.4,17.20-24:Vestíos de la nueva condición humana

Evangelio Jn.6,24-35:El que viene a mi no pasará hambre

 

  NOS DISTE EL PAN DEL CIELO

 

La experiencia del hambre en medio del desierto y otras tantas dificultades empujaron al pueblo de Israel a protestar ante Moisés y a lamentar el tiempo en que aún ,esclavo en Egipto, podía comer hasta hartarse. Hicieron suyo el pesimista adagio: “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”

El maná y la carne en el desierto son signos de que Dios camina con ellos, de que  se acuerda de su pueblo. Moisés les ayuda a descifrar el signo de Dios: Es el pan que el Señor os da de comer” .

Jesús en el evangelio prolonga la catequesis sobre la multiplicación de los panes y de los peces. Desde el pan multiplicado para dar a comer a tanta gente, Jesús quiere aupar aquella multitud que le sigue y que anhela buenas noticias para que con el  pan de cada día anhelen y hallen el pan vida eterna.

Tampoco es fácil para Jesús  explicarles aquel signo .”Me buscáis no porque habéis visto signos sino porque comisteis pan hasta saciaros”. Recordamos el encuentro con la samaritana a quien desde la experiencia de la sed de agua la lleva a la sed de agua viva. Así también  Jesús empuja a sus oyentes a mirar más arriba, más allá de la apariencia.

La persona humana es perezosa para preguntarse, para ahondar en su vida y mirar a lo profundo .Por eso, los profetas, los videntes , los catequistas, los ungidos, nosotros, humildes discípulos , estamos llamados a vivir y comunicar una nueva visión ,una palabra de sentido, esperanza y de pan de vida eterna.

Las utopías que han querido construir la felicidad y el paraíso al margen de Dios han terminado por ser opresoras e inhumanas. Jesús huyó porque a raíz de la multiplicación de los panes lo quisieron hace rey .A Pilato en el pretorio ya le había dicho :Mi reino no es de este mundo” Y al  tentador en el monte:” no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

Jesús forcejea con quienes han recibido el pan y  le escuchan con agrado .»Este es el trabajo que Dios quiere:que creáis en el que él ha enviado». Y elevados a ese anhelo profundo puedan exclamar: Señor, danos siempre de ese pan». Porque entonces Jesús responderá : Yo soy el pan de vida. El que cree en mi no pasará hambre y el que cree en mi no pasará nunca sed»

Y entonces, sí, cuando el hombre deja entrar a Dios a Jesús en su vida y en su corazón, ocurre un cambio radical, una visión nueva, una honda renovación. “Cristo nos ha enseñado a abandonar el anterior modo de vivir, a renovaros en la mente y en el espíritu. Dejad que el espíritu renueve vuestra mentalidad y vestíos de la nueva condición humana, nos ha terminado de decir S.Pablo en el fragmento de la carta a los Efesios. Por eso en esta celebración eucarística con la colecta suplicamos: ”Señor, renueva y protege a los que te alaban como creador y como guía” «Protege y reconforta a quienes has renovado con el pan del cielo»,»Transfórmanos en oblación perenne»

Estamos celebrando la Eucaristía,la cima de la vida litúrgica cristiana. La Eucaristía es el memorial, la acualización del misterio de la pasión muerte y resurrección de Jesús por nosotros, es un sacrificio de alabanza que Jesús(sacerdote y víctima) ofrece al Padre atrayendo a su cuerpo que es la Iglesia. La Eucaristía es un banquete de  comunión en el que los creyentes son impulsados a realizar el mayor trabajo:conocer al Padre y a Jesús porque en ellos están la vida eterna que impulsan a compartir el banquete humano de los bienes de la tierra que el Señor ha creado para todos.