DOMINGO VIGÉSIMO SEGUNDO

                      DOMINGO VIGÉSIMO SEGUNDO ORDINARIO

1ªLct.:Jr.20,7-9:La Palabra del Señor se volvió oprobio para mí

Sal.62,2.3-4.5-6.8-9:Mi alma está sedienta de ti,   Señor, Dios mío

2ªLct.:Rm.12,1-2:Ofreceos vosotros mismos como sacrificio vivo.

 Evangelio: Mt.16,21-27:El que quiera venirse conmigo que se niegue a así mismo.

La explicación que Jesús da a sus discípulos y la reprimenda dirigida a Pedro nos señala el profundo realismo de su identidad personal.

Se puede apreciar cómo Jesús asume en su vida la voluntad del Padre, lo que supone vivir la condena, el rechazo de las autoridades religiosas, la pasión,  la cruz y la muerte.

Ante toda tentativa de negar la humanidad de Jesús, la Encarnación del Verbo, estas palabras ponen de relieve que Jesús es hombre. Ya les había dicho que no dijeran a nadie que Él era el Mesías por temor a confusiones sobre su identidad. Ahora no les impone silencio sino les explica, les habla claramente de quién es y a dónde va.

En este fragmento evangélico que ha sido proclamado se superponen dos imágenes del Mesías que laten ya en el A.Testamento: el Siervo doliente y el Hijo del Hombre que viene con poder. En lo que dice y hace apreciamos esta identificación con el Siervo doliente.

Los apóstoles, los amigos de Jesús,  se sentirían orgullosos de acompañar a aquel hombre que tantos signos y prodigios hacía, que era bien visto por el pueblo.

Pero Jesús va directamente al meollo de su misión y la de sus discípulos:”quien quiera ser mi amigo, tome su cruz  y me siga, Se ha de desposeer, despegar y me ha de  seguir. Dar la vida ,entregarse.

Rechazamos el aspecto doloroso de la vida, pensamos en clave de confort, y bienestar aunque tarde o temprano nos damos de bruces con el dolor

Todos los días los medios de comunicación nos ofrecen sucesos dolorosos de muertes violentas. En estos días estamos celebrando el tercer aniversario del accidente aéreo en Madrid.¡Cuánto dolor en las familias que han perdido seres queridos. Dolor de los que fallecieron, de los responsables de la empresa. Dolor de los que han abrazado el dolor: Policías, bomberos, personal sanitario…Ante tanto dolor: o desesperación o esperanza activa dando amor y mirando a Jesús doliente: “al que traspasaron” pero también al que transfigurado dijo: “todo se cumplirá…”y al tercer día resucitará”

Dejemos que la Palabra de Dios “sea para nosotros fuego ardiente”, que como a Jeremías nos alimente y nos afecte tanto que exclamemos:”intentaba contenerla y no podía”.O con el salmista:”mi carne tiene ansia de ti como tierra reseca, agotada sin agua”,”me saciaré como de enjundia y de manteca y mis labios te alabarán jubilosos”,¡Oh Dios tu eres mi Dios ,por ti madrugo¡ Que el amor con que nos alimentas fortalezca nuestros corazones.

SOLEMNIDAD DE SAN AGUSTÍN

SOLEMNIDAD DE SAN AGUSTIN

1ªLct.:Hech.2,47-47:Vivían todos unidos y lo tenían todo en común

Sal.83,2-6.11.:Dichosos los que viven en tu casa ,Señor.

2ªLvct.:2ªTim.4,1-8:Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo.

Evangelio. Jn.10,7-18:El buen pastor da la vida por las ovejas

 Confiesa S.Agustín que le atraían más los relatos de los clásicos griegos con sus héroes y heroínas que los relatos de la Biblia. Era un hombre ávido de verdad pero dominado todavía por los límites de la razón, llámese maniquea, académica o escéptica que le dejaban siempre insatisfecho pues el corazón humano ha sido creado para la verdad, la bondad y la belleza que es el Dios amado manifestado en Cristo Jesús que “ha derramado su amor y el Espíritu Santo en nuestros corazones (Rm.5,5,).

Cuenta S.Agustín que Genadio un médico de Cartago dudaba de la existencia del más allá hasta que en un sueño un joven le dice: sígueme. Llegaron a una ciudad donde comenzó a oír una melodía, un canto d dulzura superior. El joven le explicó: son los himnos de los bienaventurados.

Para ahondar en esta sabiduría de los sueños refiere S.Agustín: a la noche siguiente el joven se aparece a Genadio que había grabado en su memoria el sueño de la noche anterior.  Y este joven le dice ahora:.-¿Dónde está ahora tu cuerpo?.-En la habitación de dormir-responde Genadio.-Sábete-le dijo-tus ojos están cerrados e inoperantes en tu cuerpo y a pesar de todo ves.-¿Con qué ojos? No sabiendo qué responder Genadio calla. pero el joven continúa:  los ojos de tu cuerpo mientras duermen en el lecho están inoperantes. Tienes otros ojos con los que me contemplas y gozas de la presente visión. Cuando hayas terminado tu vida terrena  los ojos de tu cuerpo serán inoperantes pero serás dotado de una vida que te permitirá vivir y sentir. No dudes más de la persistencia de tu vida. A aquel hombre se le habían disipado las dudas.¿Quién se lo enseñó sino la misericordia divina? (Ep.159,4-19)

La lectura del libro El Hortensio de Cicerón  y de los libros neoplatónicos  le sitúan en  un nuevo plano de la realidad que no se reduce la materia que perciben nuestros sentidos .Se asoma la dimensión del espíritu, de lo invisble. Sorprendido por la gracia, renovado por el poder del Espíritu Santo,”revestido de nuestro Señor Jesucristo” , derramado en lágrimas de liberación y renovación; ampliados los límites de la razón por la luz de la fe y la visión S.Agustín emprenderá un itinerario creyente concentrado en esta expresión tan de su agrado: “la obra mayor del hombre en esta viva consistirá en curar lo ojos del corazón para ver a Dios”.

A nosotros cristianos, seglares, religiosos y sacerdotes, con tanta gracia recibida y en este momento de nuestra historia personal S.Agustín pude ayudarnos también a una renovación profunda en nuestra vida.

Una pasión dominante de Agustín se movía en el terreno de la afectividad y sexualidad. Allí se sabía de sus caídas y debilidades.”Y sentía el clamor de sus apetencias que le pedían no las abandonase”.El mismo Agustín en sus confesiones nos describe su lucha interior y su ambigüedad pues se expresaba así: “Señor, dame castidad y continencia pero no hoy”.

Cada uno de nosotros seguramente hemos de dar un golpe o cambio audaz en nuestra vida, en algo que nos domina.

Cuenta el gran filósofo y predicador danés Sören Kierkegaard que un jugador también mantenía una lucha entre seguir jugando o abandonar. Una noche se levantó y le dijo al Señor:

  -Señor, mira, esta noche va a  ser la última noche que juego. Ayúdame a abandonar definitivamente este vicio.

Pero la voz del Señor nos se hizo esprar:

-Mira, amigo, hoy no vas a jugar más. Decídelo por esta noche y después podrás jugar tolo que quieras.

Renovemos este ejercicio de la fe en el Señor que nos da la gracia de convertirnos y activemos la decisión capaz de nuestra voluntad libre.

San Agustín que había sido llorado por la madre Mónica creyente, acompañado por el obispo Ambrosio y aleccionado por los magistrados cristianos, descubrió el sentido eclesial de su fe. No sería creyente si la iglesia no me hubiera entregado la fe .Así que ahí está la raíz de porqué sus monjes han deservir en el apostolado. En ocasiones de berán abandonar la contemplación para atender a sus hermanos.

El caso de Vitorino (retórico de Roma).No se avergonzó de se siervo de Cristo. Leía la Sagrada Escritura y le decía a su amigo Simpliciano, no en público sino en lo secreto: ¿Sabes que ya soy cristiano?. A lo que Simpliciano le replicó :No lo creeré ni te contaré entre los cristianos si tu no te veo en la iglesia de Cristo. A lo que respondió burlándose:¿Acaso las paredes hacen cristianos?(Confe.8,2).Es lo que Benedicto XVI ha dicho a los jóvenes en la Jornada Mundial de Jóvens 2011 en Cuatro vientos(Madrid): no podéís ser cristianos “por libre”, necesitáis sentir, vivir y compartir en la iglesia, cuerpo de Cristo.

“¡Oh belleza siempre antigua y siempre nueva, cuán tarde te conocí y cuán tarde te amé…¡Dejemos que nos conmueva la belleza y hermosura de Dios, estemos listos para contemplar, disfrutar  y gozar de Dios. Como Agustín y Mónica en la tarde de Ostia Tiberina que tocados por la sabiduría de Dios, gustaron de la deliciosa eternidad. Tocar la sabiduría no con brevedad sino con eternidad. Como Agustín y Mónica gustaron y hablaron de eternidad así los creyentes predican y hablan del futuro del hombre como horizonte de amor gozoso y eterno de Dios cuando los sea todo en todos.”Creo en la vida eterna”

“Renueva el espíritu que infundiste en S.Agustín, para que nosotros sedientos de sabiduría nunca cesemos de buscarte, fuente de viva de amor eterno”.”Que este sacramento de amor se signo de unidad y vínculo de caridad”

VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO ORDINARIO

                          DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO ORDINARIO

1ªLct.:Isaías 22,19-23:Colgaré de su hombro la llave del palacio de David

Sal.137,1-2ª.2bc-3.6 y 8bc:Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

2ªLct.:Rm.11,33-36:Él es origen, guía y meta del universo.

Evangelio: Mt.16,13-20: Tú eres Pedro y te daré las llaves del reino de los cielos.

 

Hoy Jesús en el evangelio proclamado, actualiza para nosotros la misma pregunta que dirigiera a sus discípulos:¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?¿Quién soy yo?¿Qué dices de mí?

Pedro en nombre de los demás contestó: eres tan famoso como Juan Bautista , Elías o Jeremías. Eres un profeta. Yo digo. Tú eres el Cristo, el Ungido, el Hijo de Dios. Algo así como: más importante y grande que ellos.

El comentario de Jesús nos indica que Pedro hizo una confesión que le superó:”Dichoso tú, Simón, porque esto no te lo ha revelado nadie de carne y hueso sino mi Padre”

Y les mandó a sus discípulos que no dijeran a nadie que era Él el Mesías. Esta confesión podría ser malinterpretada debido a las diversas opiniones que sobre el Mesías tenían especialmente las autoridades religiosas judías.

Jesús se ha ido manifestando en la palabra y en lo signos llenos de poder y curación. Ha puesto de relieve “la gran conciencia d que tiene de sí mismo”.Así lo percibe la ente y así lo perciben sus discípulos. Sin embargo cuando les habla de subir a Jerusalén ,de ser condenado, de la cruz, la resistencia es inmediata por parte de Pedro: Eso no sucederá.

También la paciencia de Jesús les insta a:”…el que quiera ser mi discípulo tome su cruz y me siga, sea servidor…conviene que yo me vaya para enviaros un Abogado, un Paráclito que os revele la verdad”. Jesús constituye a Pedro con un ministerio o servicio especial en la nueva comunidad cristiana. El ministerio cetrino, el ministerio del Papa es un servicio de amor y de confirmación de la fe de los creyentes. Con toda su fuerza y energía ha urgido a los jóvenes de la JMJ: “No neguéis a Jesucristo””El no quita sino da” .

Hasta cierto punto, Jesús está presente en la cultura actual.  Libros, películas, ensayos, Jesús Superstar. Se cuenta que algunos condenados al ver la película de la Pasión de Mel Gibson se han sentido culpables.

Sin embargo Jesús no está presente en cuanto a la confesión explícita   que Jesucristo crucificado y resucitado es nuestro Salvador.”Nadie puede decir Jesús es el Señor sino es con la fuerza del Espíritu Santo”.”¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento el de Dios¡¡Qué insondables su decisiones  y qué irrastreables sus caminos¡

Es preciso hacer un gran acto de fe en Jesucristo. Este jubileo con motivo de la vista del Papa a España en la Jornada Mundial de la juventud está siendo una gran efusión del Espíritu Santo para amuchas personas y ¡ojalá también para nosotros¡ Que se cumplan las palabras de otro gran ministro, Pablo:”Todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Cristo que me amó y se entregó por mí” Confiesa en tu corazón: Jesús es el Señor, es mi Señor. “para que nuestros corazones estén fundamentados en la verdadera alegría”,”condúcenos a perfección tan alta y mantennos en ella de tal forma que en todo sepamos agradarte”,”concédenos los dones de la unidad y de la paz en tu Iglesia”.    

ASUNCIÓN DE MARÍA A LOS CIELOS

                SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARIA A LOS CIELOS

1º Lct.:Crónicas 15,3-4.15-16;16,1-2:Instalaron en el centro de la tienda el arca de Dios.

Sal.131,6-7.9-10.13-14:Levántate, Señor, ven a tu mansión.

2ªLct.: 1ªCo.15,54.57:Nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo

Evanglio: Lucas 11,27-28:¡Dichoso el vientre que te llevó¡

1ªLct.:Apocalipsis 11,19ª;12,1-6ª.10ab.:Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal.

Sal.44,11.12ab.16:De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro

2ªLct.:1ªCo.15,20-26:Primero, Cristo como primicia; después todos los cristianos.

Evangelio: Lc.1,39-46:El poderoso ha hecho obras grandes por mí.

 

Imaginamos el momento en que María ,llena de júbilo, convencida íntimamente

 Exclama:”Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador…Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí”.

Después de la turbación por aquel anuncio del ángel :”Ave Maria, llena de gracia, el Señor está contigo …” y aquella pregunta inquietante:¿Cómo podrá ser esto si no conozco varón … María fue llevada al interior del misterio de Dios para saberse y sentirse  agraciada por Dios,  elegida, llena de Dios. Es la Madre de Dios, la madre de Jesucristo que recorre un singular camino hasta llegar junto a la cruz de su Hijo acompañada por Juan y algunas mujeres.

Ante el júbilo compartido con su prima Isabel, ésta le dice:”Dichosa tú que has creído”.Toda una cascada de gracia y bendición baña a aquellas dos mujeres y María ya ha respondido admirablemente:” Hágase en mí según tu Palabra”

“María ,dice S. Agustín, fue discípula de su Hijo antes que Madre” por eso “María  es más por haberlo concebido en la fe que en la carne”.

Celebrar el misterio de la Asunción de María a los cielos, “sin experimentar la corrupción del sepulcro”, como su Hijo, es resaltar la obra graciosa y grandiosa de Dios con la humanidad que eligiendo a María como Madre de su Hijo la corona con la gloria y la vida eterna.”La muerte ha sido absorbida en la victoria.¿Dónde está, muerte tu aguijón”(1ª Co 15,54-57)

La alegría, el júbilo, la fiesta de tantas generaciones en torno a la “Dormición de María” “Tránsito de María”, “Asunción de María” ; el que tantos pueblos de España celebren esta gran solemnidad pone de relieve la seriedad de la vida que no oculta “los sufrimientos de la humanidad” pero más la afirmación y confesión de Jesús crucificado y glorioso primicia de los que van a resucitar “como su Madre María y los que crean “pues nuestra vida está escondida con Dios en Cristo” hasta que se revele la manifestación plena de los hijos de Dios”.

Una hermosa leyenda se nos ofrece sobre la imagen del Tránsito de María, patrona de Zamora. Una imagen yacente de María cautiva la admiración de cuantos la contemplan. Un día llegó un peregrino al convento de clarisas de Zamora a quien la comunidad recibió y le dispensó alojamiento .Como gratitud a aquella acogida él les pidió un recinto privado al que no deberían de acceder mientras él estuviera allí.Después de varios días la Madre superiora picada por la curiosidad se acercó a observar por la ranura de la puerta y vio una gran claridad. Tomo la llave, abrió la puerta y ¡oh, qué maravilla¡, se encontró ante una espléndida imagen de la virgen durmiente en su lecho¡ Se acercó más y descubrió que le faltaba el dedo de la mano derecha¡ Ella interpretó que su curiosidad femenina había impedido la conclusión de aquella imagen celestial pues también se le reveló que aquel peregrino había sido un ángel.

María en su Asunción es “figura y  primicia de la Iglesia que un día será glorificada”.

Como amadores de Dios, salvados por Jesús y felicitando a la Madre de su Hijo Jesucristo y nuestra Madre, continuamos en esperanza anhelando el encuentro                        definitivo con el amor pleno cuando Dios sea todo en todos.           

VIGÉSIMO DOMINGO ORDINARIO

                           VIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 1ªLct.:Isaías 56,1.6-7:A los extranjeros les traeré a mi monte santo.

Sal.66,2-3.5.6 y 8:¡Oh Dios¡,que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Rm.11,13-15.29-32:Los dones y la llamada de Dios son irrevocables para Israel.

Evangelio: Mt.15,21-28: Mujer ¡qué grande es tu fe¡

 El profeta Isaías abre una oquedad en la conciencia nacionalista de Israel que se siente el pueblo elegido y amado de Dios:”a los extranjeros que perseveran en mi alianza los traeré a mi monte santo y los alegraré en mi casa de oración”. “¡Oh Dios que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben ¡Que le teman hasta los confines del orbe¡¡Qué Dios es tan grande como nuestro Dios¡

El apóstol Pablo sin embargo señala una trágica brecha entre Dios y su pueblo que ha rechazado a Jesús:”siento una gran pena y un dolor incesante pues por el bien de mis hermanos, los de mi raza y sangre ,quisiera incluso ser un proscrito lejos de Cristo”(Rm.9,1-5) aunque a la vez una esperanza:”si su reprobación es reconciliación   del mundo ,¿qué será su reintegración sino un volver de la muerte a la vida?”.Aun doliéndose por esta situación de su pueblo mantiene la esperanza de su vuelta al Señor. “Pues los dones y la llamada de Dios son irrevocables” Pues “Dios nos encerró a todos en desobediencia para tener misericordia de todos”. “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen a al conocimiento de la verdad”.

Jesús en el Evangelio manifiesta la conciencia salvífica particular que el pueblo de Dios tiene sobre sí mismo:”El les contestó: Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel”.El apóstol Mateo que habla a cristianos venidos del judaísmo señala esta limitada conciencia de Israel porque el mismo Jesús en su diálogo con la samaritana amplia el ámbito de culto a Dios  “Llegará un tiempo en que ni en Jerusalén ni en Garizim  daréis culto al Padre”,”los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad” (Jn.4,7-24)

Más aún, Jesús muestra su corazón y el “sin acepción de personas”,y ”rico en misericordia”.Ante el grito lastimero de una mujer cananea con la pesada carga de su hija gravemente enferma:”Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David”, Jesús tocado por la poderosa fe de aquella mujer exclama: ¡qué grande es tu fe¡,que se cumpla lo que deseas.

La fe, la oración del creyente encuentra aquí un estilo de relación vigorosa con el Dios de la vida especialmente en los momentos difíciles y duros de la existencia. Es confiada sin condiciones, es audaz, atrevida y constante. Es como una saeta lanzada con fuerza al corazón de Dios. En la espiritualidad cristiana las jaculatorias, iacula: saeta, avivan  y resumen el contenido de nuestra oración y fe: Ten compasión de mi, Jesús hijo de Dios vivo¡.”Madre del Buen consejo, ruega pro nosotros¡ Dirijamos nuestra oración confiada así al Señor.

Siempre en cualquier familia alguno de sus miembros ha abandonado la fe y las madres son las primeras heridas por ese desacierto de sus hijos. Y son las que van a lograr ese milagro de Dios .Recuerdo que al visitar el Santuario dedicado a Sta Rita en Milán, centro de peregrinaciones y de gracias como lo es del de Casia, en la bajada a la cripta del santuario junto a una hornacina donde había una pequeña imagen de la santa vi de soslayo el rostro atribulado y al mismo tiempo fervoroso de una mujer que suplicaba silenciosamente. Me impactó aquella escena y me convencí de que Dios estaba respondiendo a aquella mujer que seguro estaba intercediendo por algún hijo.

Todos somos intercesores, también por lo que no nos caen bien.,por nuestros adversarios  pues así nos parecemos a Dios “que hace llover sobre justos e injustos, malos y buenos”

“Señor, infunde tu amor en nuestros corazones para que amándote en todo y sobre todo consigamos alcanzar las promesas que superan todo deseo”.Pues esta es nuestra recompensa:”al ofrecerte lo que tú nos diste ,merezcamos recibirte a ti mismo”