VIGESIMOQUINTO DOMINGO ORDINARIO

VIGESIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Amós 8,4-7: Contra los que compran por dinero al pobre

Sal.112,1-2.4-6.7-8:Alabad al Señor que ensalza al pobre.

1ªTm.2,1-8:Dios quiere que todos los hombres se salven

Lc.16,1-13:No podéis servir a Dios y al dinero.

El profeta Amós describe el bajo y perverso mundo del hombre injusto cuyo afán desmedido de aumentar su riqueza le lleva a la trampa y al engaño para despojar al pobre de sus escasos bienes. Tal es su avaricia y mezquindad que “vende hasta el salvado del trigo” es decir, la cáscara del grano desmenuzado por la molienda.

Pero el profeta denuncia categórico:”Jura el Señor por la gloria de Jacob, que no olvidará jamás vuestras acciones”

Esta perversidad del corazón humano y  escarnio de “la víctima inocente”, este pecado que clama al cielo por despojar al pobre de lo poco que tiene y que podría pasar desapercibido hasta por los más próximos, tiene un testigo de excepción: El Señor que “se eleva sobre todos los pueblos” .Así exclama el salmista:¿Quién como el Señor que se eleva en su trono y se abaja  mirar el cielo y la tierra?”.

Decíamos el pasado domingo que cuando estamos delante de Dios , pongámonos de parte del pueblo para interceder por el pueblo. Pero cuando estamos con el pueblo, pongámonos a favor de Dios como en este caso en que Dios se siente herido ofendiendo al pobre. No se puede obviar “estos pecados que claman al cielo”

Saludable es airarse contra la injusticia y el desorden y resistir pacíficamente al injusto y al violentos pero el apóstol S. Pablo acrisola y atempera nuestras reacciones apasionadas y ,en ocasiones, resentidas:”haced oraciones por todos, por los reyes, por los que tienen autoridad para que “podamos llevar una vida tranquila y apacible”. Y esta oración lleva un matiz especial:”alzando las manos limpias de ira y divisiones”.El apóstol nos da una razón espléndida:”Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento  de la verdad” y “Jesús se entregó en rescate por todos”.

Jesús en la parábola del administrador, despedido por el amo por su mala gestión, pondera la destreza y sagacidad, al perdonar a sus deudores lo que le correspondía por los intereses de su gestión ,granjeándose la simpatía de los mismos y tal vez los que en un futuro le podrían ayudar económicamente. Nos sugiere como en las situaciones más adversas que nos puede deparar la vida, con nuestros propios errores y pecados siempre “puede haber una salida, una solución  de esperanza. Un periodista, irónicamente ,al describir la situación actual de impuestos ,ivas, o de sistemas jurídicos que “lo que no es obligado está prohibido….” hace alusión a una ventana de esperanza, como la de dos  testigos de los campos de Auschwitz o en Rummanía :Viltor Frankl y Nicolae Stainhardt que “se sintieron libres” pues nuestro espíritu, nuestra alma es un “Paraíso fiscal”. Bien ,pero  Jesús a través de la parábola se sirve también  para introducir el asunto del dinero y la riqueza en el gestionar de la vida. ”No se puede servir a Dios y al dinero, no se puede tener dos dioses a la vez…

Jesús no está en contra del dinero y la riqueza Él que invita a negociar con los talentos que hemos recibido y por los cuales Dios nos pedirá cuentas por la justicia o injusticia con que se negocie. Le decía un Ministro de Fianzas alemán a un Padre agustino que a él también le quitaba el sueño el desarrollo de las industria y las dificultades del mundo obrero.

Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber…Con talento, con inteligencia, con negociación, con trabajo remunerado podremos llevar a cabo el bien.

Nuestra madre la iglesia desde 1898 con la Rerum Novarum hasta Laudato sii y Fratelli tutti del Papa Francisco ,envía una corriente de doctrina social con dos principios fundamentales:»Destino universal de los bines»(“Dios ha destinado los bienes para todos”) y el «Derecho a la propiedad privada. Son orientaciones para el campo económico, político, cultural y social .Desde ahí se han de orientar los cristianos y los hombres y mujeres de buena voluntad para la consecución de una justicia social. No sólo una justicia (dar a cada uno lo suyo) sino también la caridad como un sentido todavía más profundo en las relaciones de las gentes y los pueblos   

Señor,”concédenos cumplir tus mandamientos para llegar a la vida eterna”,” que alcancemos en el sacramento eucarístico los bienes en los que creemos por la fe”,”para que por los sacramentos en nuestra propia vida recibamos los frutos de la redención”.

  

VIGESIMOCUARTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO CUARTO ORDINARIO

 

1ªLct:Ex.32,7-11.13-14:El Señor se arrepintió de la amenaza que había pronunciado

Sal.50,3-4.12-13.17 y 19:Me pondré en camino adonde está mi padre.

2ªLct:Tim.1,12-17:Jesus vino al mundo para salvar a los pecadores.

Evangelio. Lc.15,1-32:Habrá alegría en el cielo por uno solo pecador que se convierta

LA ENTRAÑABLE MISERICORDIA DE NUESTRO DIOS

Venimos a acoger la luz que el Señor nos envía por su Palabra. El gran dramaturgo Antonio Buero, recurría a personajes ciegos para mostrar la tragedia humana y en alguna ocasión se expresó diciendo que a Dios, si lo pudiera definir, lo afirmaría como luz. Una cálida luz que nos envuelve, nos anima  y eleva. Jesús dijo: Yo soy la luz del mundo.

En el libro del Éxodo se nos narra uno de los encuentros de Dios con Moisés que actúa de intercesor ante Dios en favor de su pueblo. Después de recibir una reprimenda por su idolatría: «Anda, baja del monte que se ha pervertido tu pueblo, el que tu sacaste de Egipto. Pronto se ha desviado del camino que yo les había señalado»; Moisés poniéndose de parte del pueblo, recurre a un-digámoslo así-chantaje:¿Por qué Señor, se va a encender tu ira contra tu pueblo, que tú sacaste de Egipto con gran poder y mano robusta?…»Moisés acude al mundo de los sentimientos para despertar la debilidad de Dios:»¿Cómo vas destruir a tu pueblo que es tuyo, que es tu elegido?En alguna ocasión también el salmista se expresará así: «Y en el abismo, en hades¿quién te alabará?». 

Moisés recibe una gran revelación, pues el Señor a veces airado, celoso, es «rico en misericordia»: «se arrepintió de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo». Nosotros que confesamos «la comunión de los santos», «la comunión con la Stma Trinidad», «la comunión con las cosas santas: Escrituras, Sacramentos, gracia», vivimos en comunión con aquellos que han recibido la gracia de la salvación, las cosas santas. Estos son santos: los cristianos, el pueblo santo  en que conviven justos y pecadores» y por eso somos intercesores unos por otros. Vosotros, dice un espiritual  de nuestros días, «cuando estéis ante el Señor poneos de parte de los hombres y cuando estéis ante los hombres poneos de parte de Dios».

Otro predicador decía: Cuando subo al púlpito, a veces soy como un león reivindicando los derechos de Dios ,pero luego en el confesonario soy como uno corderillo ayudando a mis hermanos pecadores.

 «Que Dios pueda perdonar no significa que se haya convertido en un abuelito o indiferente. Dios perdona al hombre pero no en contra de su obstinación. Solamente puede recibir respuesta el ansia viva del perdón. Y este ansia viva del perdón tiene una forma muy concreta: la disposición al perdón y al amor»(Ratzinger)

 La Palabra de Dios nos vuelve a enviar al territorio del mundo donde el hombre se debate entre el misterio de la gracia y el misterio de la iniquidad, donde Dios puede ser para él, Plenitud o Tragedia pues al gozar de la debilidad de Dios que le ha hecho libre, en tantas ocasiones usa mal de este hilo grandioso pero también de vértigo(Abysus abysum invocat: el abismo llama al abismo y enloquece al hombre ávido de vivencias arrolladoras y placenteras)

En esta pugna en que es un hecho la existencia del mal en sus distintas manifestaciones (enfermedad, muerte, injusticias, pobreza, desórdenes respecto al orden moral),el hombre  se pierde pues piensa que no es posible conciliar al Dios bueno con el sufrimiento ,especialmente, de los inocentes. Aunque también se puede pensar que  si es difícil conciliar la existencia del mal con Dios, más difícil explicar el mal sin Dios.

Y en esta situación trágica el hombre vive su historia de derelicición, extrañamiento, desorden, pecado. Vive extraviado, descarriado, lejos de Dios.

El hombre ha recurrido a la violencia para resolver sus problemas, incluso del pueblo de Dios y ha caído en uno círculo vicioso(Hasta Elías recurrió a la violencia para salvar la puridad de la religión de Israel. Los profetas tuvieron que denunciar las malas estrategias de los reyes con los extranjeros y sufrieron el destierro, anhelaron un nuevo David y quedaron frustradas sus esperanzas.Los mimos discípulos de Jesús pidieron azufre y fuego sobre los samaritanos que no les acogieron y Jesús tuvo que poner calma.O Pedro con su espada o Pablo tal como él nos cuenta de su persecución a la iglesia de Jesús.Hasta que los profetas,en nombre de Dios, abrieron una luz nueva con un Siervo que mediante su sufrimiento nos cura o ,en la plenitud, Jesús que cura enfermedades y dolencias, expulsa demonios y no se enfrenta al pecado y al mal destruyéndolos aparatosamente sino cargando con ellos. La sangre de Jesús entregada de una vez para siempre ,es como una diálisis lenta y purificadora de la sangre humana envenenada. ¿Nos parece lento el proceso?¿Querríamos hacer despare4cer el mal y el pecado de un día para otro?

Este es el camino creyente, humilde y lleno de esperanza. Dios, Jesús, no desesperan de la conversión de los pecadores como una madre no desespera de su hijo. Ya Sto Tomás apuntaba que la voluntad de Dios es que el policía busque y detenga al delincuente y la voluntad de Dios es  que la madre y la esposa lo oculten pues sólo ellas no desesperan de que un día  vuelva a la verdad.

En todo caso, la oveja perdida, la perla hallada, el pecador que se arrepiente y los 99 que hacen penitencia o el hijo pródigo ,son alentadoras parábolas que muestran el corazón misericordioso de nuestro Dios.Un senador protestaba porque en la ciudad habían fundado un centro de acogida para adolescentes desnortados, que no daría resultado. Otro le contesta. Para mi es razón suficiente el que pudiera redimirse mi hijo o el suyo¡¡¡

Así es el tono de S.Pablo, dirigiéndose a Timoteo. Primero se reconoce blasfemo, perseguidor y violento que recibe la compasión de Dios «porque yo no era creyente y no sabía lo que hacía» y recibe también  la revelación de  «Jesús que  vino al mundo para salvar a los pecadores» y ahora es decidido ministro para anunciarlo. También esta palabra nos impulsa a ser intercesores en favor de los hombres para lo que necesitamos un sumo grado de paciencia y fe en Jesús «que se compadeció de mi, para que en mi, el primero, mostrara Cristo toda su paciencia y pudiera ser modelo de todos los que creerán en él y tendrán vida eterna».

Jesús dirigiéndose a los fariseos que alardean de ser cumplidores de la ley para obtener beneficios o méritos ante Dios, El es gracia, amor que pide de nosotros la misma gratuidad. Sta Teresa del Niño Jesús no se sentía gran pecadora pero oraba por los pecadores pues la gran misericordia de Dios para con ella era haberla prevenido del pecado.

«Señor, míranos, para que sintamos el efecto de tu amor, concédenos servirte de todo corazón». «Que la oblación que cada uno ofrece en tu honor de tu nombre sirva para la salvación de todos» Que la acción de este sacramento penetre en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu para que sea su fuerza y no nuestro sentimiento, quien mueva nuestra vida»

SOLEMNIDAD DE NTRA SRA DE LA CONSOLACIÓN

SOLEMNIDAD DE NUESTRA SRA.DE LA CONSOLACIÓN

 

Is.49,8-11.13-15:El señor se conmueve como una madre

Sal.29,2-9.11-13: La misericordia del señor por siempre

2ª Co 1,3-7: Padre de la misericordia  y del consuelo

Jn.19,25-27: He ahí a tu madre¡¡He ahí a tu hijo¡

Jn.2,1-11: Haced lo que Él os diga

Lc.1,39-47:¿De dónde a mí la madre de mi Señor?

 

Atravesando la cancela o armazón de madera que hay a la entrada de la iglesia de los PP.Agustinos de Valladolid, Filipinos,7,en el techo hay una pintura en la que aparecen Ntra.Sra. de la Consolación y San Agustín y  santa Mónica  recibiendo un cinturón o ceñidor de color negro(la correa) que les entrega la Virgen.

Nuestra Sra. De la Consolación es la patrona titular de la orden agustiniana cuya Solemnidad hoy celebramos. La Consolación(cum  solus…con el solo) es aliviar la pena o aflicción de una persona nos sugiere la presteza con la que la Madre de Dios acuda compasiva ante la soledad de Santa Mónica que llora la vida errante, la falta de fe  de su hijo. San Ambrosio será también confidente de Santa Mónica quien la alentará a esperar la “conversión de un hijo de tantas lágrimas”

La Palabra de dios por medio del profeta Isaías nos abre el corazón de Dios. Él es el que restaura a su pueblo, lo pastorea, lo conduce el compasivo. El Señor consuela a sus hijos porque es como “un madre que se conmueve por el hijo de sus entrañas”

Cambiaste mi luto en danzas, me has vestido de fiesta….La cóleras de Dios dura un día…su bondad de por vida”(sal.29)

En la 2ª carta a los Corintios 1,3-7,S.Pablo bendice a Dios y Padre de Nuestro  señor Jesucristo. El es Consolador-Paráclito, abogado-que se pone al lado del necesitado. Consolamos recibiendo y dando consuelo.

María junto a la cruz con Juan consuelan a Jesús y comparten el consuelo de madre e Hijo: “He ahí a tu madre¡(y la recibió en su casa)¡He ahí a tu Hijo¡El discípulo desde aquella hora de Jesús” la recibió en su casa. No la dejó sola sino que le ofreció compañía y cuidado.

María arrebató adelantando la hora de Jesús, le arrebató un signo para no privar de la alegría a una boda en Caná de Galilea.

Isabel recibió la visita , el consuelo de María quien exultante por la alegría del Espíritu Santo y confiando ,conmovió con su alegría a Isabel y a Juan en su vientre.

Recibamos esta hermosa llamada del Señor :“Compartiendo el mismo ánimo que recibimos de Dios”. El apóstol Pablo después de antas venturas y desventuras por causa del evangelio, tiene la gracia y el valor de compartir el consuelo que él recibe de Dios, Padre d nuestro Señor Jesucristo , Padre de la misericordia y del consuelo con que nos conforta para confortar a nuestros hermanos.

Que recibamos tus consolaciones y las compartamos. Nuestra incorporación al misterio de Cristo es fuente de consuelo temporal. Que seamos mensajeros creíbles de la Resurrección.

VIGÉSIMO TERCER DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGESIMOTERCERO ORDINARIO

1ªLct: Sab.9,13-19:¡Quién comprende lo que Dios quiere¡

Sal.89,3-4.5-6.12-13.14 y 17.:Señor tu has sido nuestro refugio de generación en generación.

2ª Lct.Film.9b-10.12-17:Recíbelo no como esclavo sino como hermano

Evang.Lc.14,25-33:El que no renuncia a todos sus bienes no pude ser discípulo mío.

 

ADQUIERE UN CORAZÓN SENSATO

El fragmento del libro de la Sabiduría que acabamos de escuchar comienza su reflexión desde la capacidad de asombro y admiración con que contempla todo lo creado y los interrogantes que se hace sobre lo existente.Reconoce el autor sagrado la supremacía de Dios y el misterio de su designio y la falibilidad del hombre en sus explicaciones .Culpa de  esta limitación humana al “cuerpo mortal, lastre del alma” ”tienda terrestre que abruma la mente de quien medita”. Reminiscencias de una filosofía griega en la que la materia es mala y el espíritu bueno. La mente humana por sí misma no alcanza a darse respuestas satisfactorias “si  no le das la sabiduría enviando tu Santo Espíritu”.

Apenas conocemos las cosas terrenas ¿quién conocerá las celestes”. Ya Jesús recrimina a los fariseos su falta de fe ante los signos que realiza :si viendo lo que veis no creéis…cómo creer cuando os hablo del cielo (Jn.33,5-7.15..)

El camino de la sabiduría para el creyente es ascendente en la medida en que acoge las insinuaciones del Espíritu .Hoy día el cientifismo absolutista nos impulsa a creer que sólo es real y verdadero lo que la ciencia y la razón experimental pueden demostrar. El científico ecuánime reconoce que hay otros órdenes de lo real y racional a los que no se puede acceder mediante la ciencia como: el orden, el sentido, lo moral, el amor .El famoso Galileo dirá: «Es verdad. La Biblia no nos enseña cómo va el cielo sino cómo se va al cielo», distinguiendo dos órdenes de conocimiento: el científico y el metafísico o religioso.

Por eso con el salmista decimos al Señor: «Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato»(Sal.89)El hombre necesita adquirir los saberes: literario, científico, técnico. Y sobre todo saber por qué y para qué vive. Es la sabiduría del sabio que después de años de experiencia disfruta del sentido de la vida, del amor y de la muerte. «Ya podría saber las lenguas de los hombres y de los ángeles…tener todos los conocimientos…si me falta el amor no me sirve de anda»(1ªCo.13)

La carta a Filemón de San Pablo pone de relieve la progresiva sabiduría o modo de comportarse y comprender el mundo. La cultura del tiempo veía normal la esclavitud, el que alguien dominase y oprimiese a alguien si había pagado el precio de la compra. ¡Lo que ha costado superar esa mentalidad esclavista¡ San Pablo por la sabiduría ascendente tiene otro modo de ver y comprender: si eres cristiano, si eres hijo de Dios no te está permitido tratar a un hombre como esclavo-la ley lo permitía- sino como un hermano.

Vemos hoy que valores humanos adquirido por la visión cristiana de la vida pueden desaparecer. Nuestra cultura parece regresiva, solipsista, encerrada. Cuando el obispo von Gallen “el león de Münster vio cómo se trataba a los enfermos y cuál iba a ser su destino… subió al púlpito a denunciar que si eso hacían con los minusválidos nadie estaría a salvo.

En el juicio de Nuremberg algunos médicos pusieron la excusa de que habían puesto en las listas a algunos enfermos para la muerte  pero a otros les habían salvado quitándolos de las lista. Y los jueces, dijeron apoyándose en la moral humanista y cristiana que la vida de cada persona es inviolable. No cabe ninguna excusa: hay acciones que siempre son en sí mismas perversas y hay que evitarlas.  Bastantes médicos perdieron sus puestos por no someterse a esa selección  de enfermos y sanos.

Jesús no cesa de actualizar su gran mensaje: El Reino de Dios está en medio de vosotros. Convertíos, acogedlo, tomadlo, vividlo. Luego Jesús llama al corazón del hombre: aceptado con alegría el reino de Dios, lo demás por añadidura de ahí que «si alguno viene conmigo ha de posponer sus bienes absolutos. No es que la familia no importe y no sea algo principal y fundamental .El ha respondido a la insidia de los fariseos sobre la ley del divorcio permitida por Moisés por vuestra terquedad, pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre. Jesús es el don de Dios superior  al don de la familia y al mismo tiempo realza esta realidad natural: cuidarse mutuamente los hijos y los padres. A algunos el Señor los llama para una vocación de especial consagración a la causa del reino y renuncian a algo hermoso como es el matrimonio y fundar una familia natural. El gran cómico español Paco Martínez Soria respondía a un periodista que el mayor disgusto de su vida lo había recibido cuando su hijo universitario de 18 años le había comunicado su intención de ingresar en el seminario escolapio y la alegría más colmada cuando fue ordenado su hijo que se convirtió también en confidente espiritual».   Los bienes son buenos e importantes en relación al Bien principal que es Jesús y la dedicación a su Reino. La respuesta del hombre a Dios necesita de la sabiduría, de la gracia, del don acogido, del salir de uno mismo, del aligerar el peso, del despojo, de fundamento, de motivación profunda. «El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío». Cada uno sabrá si domina los bienes o es dominado por los bienes. Si el Señor es Señor de su vida y ordena su vida y sus bienes conforme a Él. Desde la gracia del reino de Dios cada uno administrará sus bienes .”Señor, te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor y que alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies