NATIVIDAD DEL SEÑOR

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

Domingo, 25 de Diciembre de 2011

LA PALABRA SE HIZO CARNE Y ACAMPO ENTRE NOSOTROS

1ªLect.:Is.52,7-10:Los confines de la tierra verán la victoria de nuestro Dios

Sal.97,1.2-3ab.3cd-4.5.6:Cantad al Señor un cántico nuevo

2ªLect.:Hb.1,1-6:Dios nos ha hablado por su Hijo.

Evangelio:Jn.1,1-18:La Palabra se hizo carne.

La aparición humilde del Mesías, ungido del Señor, recostado en un  pesebre, desconcierta a cuantos lo esperaban con aparatosidad y poder. Por eso el profeta Isaías describe la ternura y el encanto del mensajero que trae la buena nueva y anuncia la paz. He aquí cómo despierta también el alborozo y júbilo de los vigías que ven cara a cara al Señor que vuelve a Sión:”Cantad al Señor un cántico nuevo porque ha hecho maravillas”

Dios ha actuado con misericordia y fidelidad y después de haber hablado de muchas maneras y con pedagogía “ahora nos ha hablado por el Hijo, reflejo de su gloria, impronta de su ser. El sostiene el universo con su palabra poderosa”:La Palabra que estaba junto a Dios ,se hizo carne y acampó entre nosotros”

En el principio del mundo Dios con su Palabra creó esta realidad maravillosa donde vivimos. Dijo Dios: Hágase la luz, el mar, la tierra, el sol, los animales. Y dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra  imagen y semejanza. Dios con su palabra, con su Espíritu ordenó el Caos y lo transformó en cosmos lleno de sentido, orden y armonía.

Mas las palabras tan llenas de posibilidades creativas pueden ser torcidas ,manipuladas, mentirosas y malignas pueden trastornar el sentido, el orden. Pueden matar la vida.

Las palabras desencadenan vida, amor, encanto, entusiasmo, orden, sentido. Pero generan también violencia, odio, resentimiento, mentira. Son maliciosas y malignas en lo que perversamente ocultan bajo un rostro dulcificante e inofensivo:”interrupción voluntaria del embarazo” “violencia de baja intensidad”

Entre tanta palabra ambigua, perezosa o perversa vuelve a sentirse presente la Palabra de Dios que desde la humildad hace exclamar al profeta:¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz¡ El señor consuela a su pueblo¡

La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros y hemos contemplado su gloria .Y en la Palabra había vida y la vida era la luz de los hombres. Vino a los suyos y no la recibieron. A los que la recibieron les dio el poder para ser hijos de Dios.

Somos hijos de Dios, hemos sido creados y recreados para la vida, la verdad, la plenitud. Y en este mundo frágil, fragmentado, Jesús, la Palabra de Dios hecha carne que curó, consoló, perdonó, murió y resucitó nos dijo que El es  el camino la verdad y la vida. Quien cree en El tiene vida eterna.

Somos llamados por la Palabra de Dios a ser palabra de comunión, de amor, de bien, de verdad. Somos llamados a ser palabra valiente y sincera con el fin de alcanzar   el respeto y dignidad de todas las personas..

La Palabra de vida que hoy llama a nuestro corazón, nos pide hoy realizar un gesto, una palabra visible de solidaridad y caridad con los necesitados a través de la Colecta en favor de Caritas. No se trata de acallar momentáneamente nuestra conciencia .Se trata de prolongar la gratuidad que Dios tiene con nosotros compartiendo lo que tenemos con los necesitados. Pues así todos somos testigos de la alegría desbordante que brota en el corazón generoso

nochebuena 2011

NOCHEBUENA 2011

Sábad0, 24 de Diciembre de 2011

Misa de Gallo

LA BUENA NOTICIA,LA GRAN ALEGRIA

1ªLectura:Isaías 9,2-7:Un Hijo se nos ha dado

Sal.95,1-2a.2b-3.11-12.13:Hoy nos ha nacido el Salvador:El Mesías,el Señor

2ªLectura:Tito,2,11-14:Ha aparecido la gracia de Dios para todos los hombres

Evangelio:Lc.2,1-14:Hoy os ha nacido un salvador

La aparición del Mesías esperado es como una luz ,un resplandor que brilla en las tinieblas de la opresión, la violencia y el sufrimiento. Es un  niño, un hijo donado, Príncipe de la paz para dilatarla sin fin con la justicia y el derecho y las frutos de su presencia son la alegría y el gozo desbordantes .Con el pueblo humilde y creyente, con María , Isabel y Juan Bautista en presencia del Señor, hoy la Iglesia se siente convocada a proclamar un canto nuevo, a unirse al júbilo del universo ”porque ha aparecido la gracia de Dios que trae la salvación para todos los hombres”(Tito,2,11)

Lejos de cualquier espectacularidad potente y avasalladora, el nacimiento de Jesús narrado por el evangelista Lucas se verifica en pobreza extrema :”lo envolvió en palles y lo acostó en un pesebre porque no tenían sito en la posada” .Los primeros receptores de tan celestial noticia “envueltos en la gloria del Señor ”fueron también, como María, trasladados “de un gran temor a la buena noticia, la gran alegría: Ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”.Y para que no tuviesen ninguna confusión, les ofrece una señal:”Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”

No podemos vivir sin fiesta y sin alegría. Ni podemos estar siempre enfadados porque el anhelo del corazón es el cielo aunque tantas veces esté perdido en el infierno del odio ,del desamor. Así que en estos días nuestra sociedad comercial reviste nuestra vida de fiesta, regalos, comidas, luces y colores para que al menos durante unos días vivamos con ilusión. Es bueno que esto sea así, que se liberen odios resentimientos familiares y vecinales porque el cielo es una familia reconciliada.

Todo esto es bueno pero es mejor peregrinar espiritualmente a la fuente de la alegría y de la paz  que ha aparecido en la humildad de un niño, Hijo de Dios, Consejero maravilloso en justicia y derecho, Príncipe de la paz. Reconocer este don de Dios en la pobreza es la condición para el gozo y la alegría. Prolongar estos frutos recibidos implica una vida sobria, honrada y religiosa dedicada a las buenas obras como prolongación de la gracia de Dios que ha aparecido. Si la comunidad parroquial -y así tantas comunidades cristianas-ha organizado una campaña de solidaridad con los más pobres de la parroquia no es para acallar momentáneamente la conciencia, sino para prolongar la gratuidad del Señor con todos. Recibimos la gracia de Jesucristo y nos sentimos impulsados a ser gratuitos.

Después de haber celebrado y disfrutado  en familia esta fiesta de la Nochebuena, lo que verdaderamente acrecienta el caudal de alegría en nuestra vida es imaginarnos un Belén, con María, José, el Niño Jesús, los pastores. Y allí ,que nuestra conciencia despierta, esté atenta a recibir y guardar en el corazón la gran Noticia: HOY NOS HA NACIDO EL SALVADOR, JESUS, EL SEÑOR.

¿Dónde se estará celebrando  hoy la mejor  Navidad? ¿Quiénes se sentirán agraciados en esta noche? ¿Quiénes sentirán su vida como más iluminada y llena de esperanza? Pienso en los policías, los médicos ,en funcionarios de prisiones. Recuerdo  a los misioneros, los enfermos, los  vigilantes ,ancianos, pobres, tanta gente de buena voluntad dispuesta a  hacer el bien. Muchos corazones recibirán abundancia de luz y paz y exclamarán:¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor¡

Concédenos, Padre, gozar en el cielo el esplendor de su gloria a los que hemos experimentado la claridad de su presencia en la tierra.


IV DOMINGO DE ADVIENTO

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Domingo, 17  de Diciembre de 2011

¿ERES TU QUIEN ME VA A CONSTUIR UNA CASA PARA QUE HABITE EN ELLA?

1ªLct Samuel.7,1-5.8B-11.16:El reino de Dios durará por siempre

Salmo.88,2-3.4-5.27 y 29:Cantaré eternamente las misericordias del Señor

2ªLect.:Romanos.16,25-27:Revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos

Evangelio:Lucas 1,26-38:Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo

En la primera lectura del segundo libro de Samuel que hemos escuchado ,se nos refiere cómo el rey David y el profeta Natán están de acuerdo en dedicar un lugar más digno y honorable al arca del Señor que ahora vive en una tienda.

En una segunda apreciación el profeta recibe un aviso del Señor para que comunique a David que en la historia de su pueblo Israel, es el Señor quien lleva la iniciativa. Su actual situación esplendorosa, en paz, libre de los enemigos es fruto de la acción de Dios. Por tanto,”¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella?”

S.Pablo en la carta a los Romanos exalta la manifestación de Jesucristo-misterio secreto durante siglos-para la salvación de la humanidad. Por eso:”Al que puede fortalecernos, al Dios eterno, la gloria por los siglos”¡

Efectivamente, en el evangelio de S.Lucas que hemos escuchado se acentúa también la singular intervención de Dios en la historia de los hombres y en la elección de una mujer, María que se siente turbada al ser requerida como madre de Jesús, por obra del Espíritu Santo sin intervención de varón

El misterio de la Encarnación del Hijo de Dios en el seno de María sin la acción del varón no minusvalora el matrimonio como institución maravillosa del amor y la procreación responsable y al mismo tiempo realza la virginidad como disposición total y fecunda para Dios. Se pone de manifiesto que Jesús tiene un solo Padre, Dios  y El es el Unigénito del Padre y María es madre de Jesús y por tanto madre de Dios. El misterio de la Encarnación del Hijo de Dios es misterio de gracia. En él se expresa lo que Dios hace por el hombre y que el hombre no puede hacer por sí mismo. Dios viene gratuitamente al hombre, se acerca al hombre. Esto es algo inaudito en las demás religiones

Sobre la misión de María en el misterio de la Encarnación  de Jesús así se expresa S.Agustín: María es más notable por acoger en la fe a su Hijo, por ser discípula de su Hijo que por haberle dado a luz.

En nuestra cultura actual científica y técnica, con aportaciones tan estupendas y maravillosas, se detectan también sombras. El hombre con la ciencia y la técnica, con el saber y el hacer adquiere conciencia de un inmenso poder de intervención. Toca las fuentes de la vida. Puede servir a la vida. Llamado a ser Administrador y servidor corre el riesgo, la tentación de decidir por sí  mismo: TODO LO QUE TECNICA Y CIENTIFICAMENTE PUEDE HACERSE, DEBE HACERSE .,SIN COACCIÓN DE NINGUN TIPO. Con un bisturí podemos salvar vidas pero también quitarlas. La ciencia y la técnica sin ética deshumaniza.

La Iglesia no está contra la ciencia y la técnica. Ha sido  la filosofía cristiana la que ha propiciado el despliegue investigador del hombre “llamado a prolongar la creación de Dios con su inteligencia y su amor”.La Iglesia se opone a la orientación ideológica y confusa que siguen algunos científicos que pretenden erigirse en árbitros en el origen y en el final de la vida. El hombre no es Dios y ha de adivinar los caminos de Dios .EL HOMBRE NO PUEDE PRETENDER HACER LA CASA A DIOS.

En Agosto 1914 de Alexander Soljenitsin, literato, profeta ruso de nuestros tiempos, describe una escena en que dos estudiantes rusos, entusiastas de las ideas revolucionarias entablan un diálogo con un extraño sabio al que designan el Astrólogo. Este pretende alejarles de la vana ilusión de un orden científicamente elaborado. El Astrólogo se pregunta:¿Quién se atreverá a pensar que es capaz de inventar las instituciones ideales? La petulancia es síntoma de poco desarrollo. El desarrollado profundamente se hace humilde .Un estudiante pregunta:¿No es la justicia suficiente principio para la construcción de la sociedad?-Sí-responde el Astrólogo-pero tampoco la justicia nuestra para hacer un paraíso terrestre, sino la justicia cuyo espíritu existió antes que nosotros, sin nosotros ,por sí mismo y vosotros tenéis que adivinarlo.

La tarea definitiva del hombre no es INVENTAR SINO ADIVINAR, prestar oído a la justicia creadora, a la verdad misma del creador. Sólo así se segura aquel inviolable respeto del hombre al hombre.

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

III DOMINGO DE ADVIENTO

Domingo, 11 de Diciembre de 2011

III DOMINGO DE ADVIENTO

ME HA ENVIADO PARA DAR LA BUENA NOTICIA

1ªLect.:Is.61,1-2a.10-11:Desbordo de gozo con el Señor

Sal.Lc.1,46-48.49-50.53-54:Se alegra mi Espíritu en Dios mi Salvador

2ªLect.:1ªTs.5,16-24:Estad siempre alegres.

Evangelio:Jn.1,6-8.19-28:En medio de vosotros hay uno que no conocéis

En este tiempo litúrgico de Adviento, la Palabra de Dios ,ofrecida por nuestra Madre la Iglesia, nos advierte a los creyentes que nuestra vida ,orientada hacia el futuro, ha de estar atenta y vigilante porque viene el Señor. Con la Palabra de Dios recordamos su venida en el tiempo ”encarnándose y naciendo de María Virgen” y su venida al final de los tiempos ”para juzgar a los vivos y a los muertos”

Nuestra esperanza en la venida del Señor, el Mesías, el Cristo, el Ungido, se une a la esperanza del pueblo judío que después de tantas vicisitudes y sufrimientos persiste en esperar un Mesías, un Liberador, un Ungido.

¿Qué Mesías, ungido, Cristo, esperaban los judíos? Distintas sensibilidades acentuaban uno u otro carácter diferenciador. Tendría que ser Mesías político o guerrero para liberarlos definitivamente de la opresión de los pueblos extranjeros. Pero el fragmento del profeta Isaías que se ha proclamado el Mesías o Cristo aparecerá bajo la condición de Siervo de Yahvé,”enviado para dar la buena noticia a los pobres, a los que sufren”,consolando, liberando, curando hasta desbordar los corazones con el gozo y la exultación jubilosa porque “El Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos”.

En tiempos de Juan Bautista, en el pueblo judío, continuaban las mismas expectativas ante la venida de un Mesías prometido y el mismo Juan predicando y bautizando con la coherencia de una vida sobria y exigente y a contracorriente despertaba inquietudes e interrogantes sobre su identidad.¿No serás tú el Mesías?.Yo no soy ni Elías, ni El Mesías .Así de rotunda y veraz era su respuesta. Mi vocación, mi misión es predicar:”Allanad el camino del Señor”

Y continuaba diciendo” En medio de vosotros hay uno que no conocéis, existía antes que yo y no soy digno de desatar la correa de su sandalia

¿Cómo nos imaginamos al Mesías, al Cristo, la Ungido, a Jesús a quien recordamos nacido de María de Nazareth y viniendo en la etapa final de la historia?

Cuentan que una aldea fue ocupada por el ejército invasor y se la halló culpable de un delito que nadie reconocía haber cometido .Los jefes militares llamaron al alcalde y al sacerdote de aquella aldea para comunicarles que alguien tenía que pagar por aquel delito. Recientemente también había legado a aquella aldea un hombre bueno y honrado .Durante toda una noche el alcalde y el sacerdote estuvieron dilucidando y sopesando el asunto hasta que decidieron que aquel hombre recién llegado tendría que pagar por todos. Le pidieron perdón y disculpas y aquel  hombre aceptó aquella peligrosa elección. En la noche siguiente todo el pueblo oyó los gritos de dolor de aquel hombre torturado.

Varios años después pasó otro hombre por aquella aldea y dirigiéndose al alcalde y al sacerdote les reprochó aquella trágica elección. Ellos se defendieron diciendo que habían estado toda la noche consultando las sagradas escrituras y al final encontraron la frase:”conviene que alguien muera por el pueblo”

Sí- respondió el anónimo personaje-mirasteis en las escrituras pero no mirasteis a sus ojos.

Mirar al Mesías, al que viene, mirar a Jesucristo, conocer a Jesucristo “que está en medio de vosotros y lo desconocéis”.

El jueves asistí al funeral de un joven de 32 años de la parroquia que hacía dos meses que se había casado. Un infarto causó la muerte. Ahora los mismos que habían asistido a la fiesta de las bodas, ahora asistían a la celebración de su sepelio. En medio del dolor, de los interrogantes, nos invitábamos unos a otros a  mirar a Jesucristo crucificado que había sollozado ante la muerte de su amigo Lázaro y quien ”con gritos y lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte y fue escuchado por su actitud reverente.”(Hb.4,14-16;5,7-9)

De este mirar, esperar, conocer e intimar con Jesucristo, con constante oración, con acción de gracias,”guardándonos de toda maldad”,brotará como fruto el gozo, la alegría, el júbilo de quien se siente colmado por en su espíritu por el don de Dios”.

En el camino creyente en este adviento de 2011 voy a decidir acercarme más a Jesucristo, mirarle a los ojos, escuchar su Palabra y pedir con la Iglesia: Concédenos llegar a la Navidad-fiesta de gozo y salvación-y poder celebrarla con alegría desbordante



INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA

ALEGRATE,MARIA,LLENA DE GRACIA

Juees, 8 de Diciembre de 2011

1ªLect.:Gn.3,9-15.20:Establezco hostilidades entre ti y la mujer

Salmo97,1.2.-3ba.3bc-4:Cantad al Señor un cántico nuevo

Ef.1.3-6.11.12:Dios nos elIgió oen la persona de Cristo

Evangelio:Lc.1,26-38:El Señor está contigo

La confesión de Jesús muerto y resucitado por nuestra salvación difunde luz desbordante sobre el misterio de la humanidad redimida. Y en esta humanidad adquiere singular relieve la persona de María, Madre de Jesús, que en su adolescencia recibió una especial visita del ángel Gabriel. Fue saludada en el gozo del Señor: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.

Decir Inmaculada, sin mancha, sin pecado es decir llena de gracia, llena de Dios, agraciada con la simpatía de Dios. Y sorprendida por esta abundante bendición que la conturba María con fe y confianza exclama: HAGASE EN MI SEGUN TU PALABRA

Ninguna reserva, ningún egoísmo cabe entre Dios y aquella joven mujer. Por don, por gracia, María se halló íntegra, sin pecado, sin doblez, sin egoísmo. Toda entregada a Dios coopera para que lo “imposible para los hombres sea posible para Dios: redimir al hombre empecatado, autosuficiente, curvado sobre sí.

El misterio de la Concepción Inmaculada de María por los méritos de su Hijo Jesucristo apunta al misterio de iniquidad y pecado de los hombres.

El fragmento del libro del Génesis que ha sido proclamado nos descubre a Adán (primer hombre) y a la primera mujer Eva involucrados en la tragedia del pecado. Prescindiendo, desobedeciendo, fascinados por la fruta del conocimiento prohibido deciden su propio vivir y al caer en la cuenta de su mal paso, al sentirse culpables, desplazan su culpa también a la serpiente, al tentador. Arraigados en su egoísmo y complacencia han perdido el horizonte de Dios de la vida.

Pero el mismo Señor que al crear todo lo hizo bien, que creó al hombre y a la mujer a su “imagen y semejanza”,no se arrepintió de su creación y pensó en una estirpe nueva, una mujer nueva, María madre de Jesucristo, Nueva Eva. Ella será digna morada de su Hijo en quien ”nos eligió-antes de crear al mundo-para que fuésemos santos e irreprochables ante El por el amor”(Ef.1,3ss.) .

María, la llena de gracia, sin pecado, hermosa ,Nueva Eva, con su Sí a Dios ha cooperado para que en Jesús volvamos a vivir la condición de Hijos de Dios




Celebrando la Inmaculada Concepción de María, exaltamos su presencia, nos unimos a la corriente de generaciones que desde su prima Isabel la han llamado dichosa, bienaventurada,”porque ha creído en el Señor”.Y junto a ella reconocemos que su Hijo Jesucristo redunda en alabanza de Dios y nosotros mismos “seremos alabanza de su gloria”

Concédenos, Señor, por intercesión de María llegar a ti limpios de nuestras culpas.