SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

IIº DOMINGO DE ADVIENTO

Sábado, 3 de Diciembre de 2011. B.

OS BAUTIZARÁ CON ESPÍRITU SANTO

1ªLect.:ISAÍAS 40,1-5.9-11:Preparadle un camino al Señor¡

Sal.84,9ab-10.11-12.13-14.:Muéstranos, Señor, tu misericordia

2ªLect:IIªPe,3,8-14:Esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva

Evangelio:Mc.1,1-8:Preparadle el camino al Señor

El profeta Isaías continúa mostrándonos los sentimientos de Dios .El mismo que ofendido se siente airado y celoso ante el pecado de su pueblo Israel, ofrece una corriente de consuelo y compasión:”Hablad al corazón de Jerusalén. Gritadle: está pagado su crimen.”Dios mismo es “como un pastor que apacienta el rebaño”,”su mano los reúne”.”Lleva en brazos los corderos, cuida de las madres”

Mas el profeta que tan tiernamente nos habla de Dios, exhorta al creyente a prepararse para acoger la gloria de Dios. Ha de entrar en el desierto de su vida, un lugar difícil, inhóspito, corrigiendo, enderezando, ordenando lo que impide ver, sentir y contemplar a Dios.

Ha de superarse, mejorar  para percibir y escuchar la voz del heraldo: AQUI ESTA VUESTRO DIOS. Nuestro mundo interior, nuestro desierto está lleno de ruidos, de ambiciones y nuestra conciencia, dormida y bloqueada, no puede acoger la presencia de Dios que como don viene para que ” tenga vida abundante y vida en plenitud”(Jn.10,10).San Agustín con cierto desasosiego llegó a exclamar: Temo que el Señor pase de largo en mi vida.”

Paz, misericordia, fidelidad, justicia son las diversas tonalidades con que se manifiesta la salvación de Dios.

También el Apóstol Pedro nos pone en vela ante el DIA DEL SEÑOR que inaugurará “un cielo nuevo y una tierra nueva”.Destacando la paciencia  de Dios ”que quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan”,señala la gravedad del acontecimiento : “Esperad y apresurad la venida del Señor cuando desaparecerán los cielos consumidos por el fuego y se derretirán los elementos ”Pide al creyente una vida santa y piadosa irreprochable .Es la virtud de la esperanza animosa, activa y responsable.

El fragmento del evangelio según S.Marcos:”Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”,indica un escenario nuevo para completar la acción salvífica de Dios en favor de los hombres .La palabra “evangelio”,”Buena nueva””Buena noticia” tiene el sentido del mensaje  que impacta, alegra y sobrecoge. Lo nuevo es Jesucristo con un Precursor, Juan el Bautista que predica un bautismo de conversión de los pecados ,de transformación radical.

Lo significativo y relevante del Evangelio es “Jesucristo” a quien reconoce  Juan el Bautista: yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias”.Y es precisamente El “quien os bautizará con Espíritu Santo”.Porque toda la historia del pueblo de Israel, toda nuestra historia humana está salpicada de idolatrías infidelidades, de engaños, de cultos superficiales y es manifiesta la incapacidad del hombre para cumplir los mandatos Los profetas lo han denunciado y anuncian un tiempo en que Dios mismo ”infundirá su Espíritu  en el interior para responder a la alianza con Dios”.

El nos bautizará con Espíritu Santo, nos transformará, nos cambiará y nos dará fuerza para cumplir los mandamientos en que se concreta el amor a Dios y al prójimo. Todas las leyes ,los mandamientos, las bienaventuranzas, sin el Espíritu Santo nos matan. El Espíritu Santo que ha sido derramado en nuestros corazones con el amor de Dios hará posible la respuesta del hombre con amor.

“Esperad y apresurad la venida del Señor.”Cuentan que el sacerdote de la parroquia anunció que el domingo siguiente vendría a la  iglesia el mismísimo Jesucristo. y la gente acudió en tropel para verlo .No predicó ,se limitó a sonreír y dijo:¡Hola¡.Todos le ofrecieron la casas pero al final convinieron que lo mejor  era que pasará la noche en la Iglesia. A la mañana siguiente cuando llegaron a la iglesia sacerdote y fieles descubrieron que la Iglesia había sido profanada pues todas las paredes estaban llenas de pintadas con la palabra :¡CUIDADO¡ Dondequiera que uno mirara,¡cuidado¡¡cuidado ¡cuidado¡

El primer impulso de  la gente fue borrar todo rastro de aquella profanación pero…¡Acaso Jesús realizó tales pintadas…¡Y entonces aquella palabra misteriosa ¡CUIDADO¡ comenzó a surtir efecto. Comenzaron a tener cuidado con las Escrituras y consiguieron servirse de ellas sin fanatismo. Comenzaron a tener cuidado con los sacramentos sin caer en la superstición. El sacerdote comenzó a tener cuidado con su poder sobre los fieles y aprendió a ayudarle sin necesidad de controlarlos. Todo el mundo comenzó a tener cuidado.

La palabra en cuestión que fue motivo de escándalo aparece inscrita en la parte superior de la entrada de la iglesia y si pasas por allí de  noche puedes leerla en un enorme rótulo de luces de neón multicolores.

Señor, rico en misericordia, acude compasivo al vernos desvalidos, danos sabiduría para sopesar los bienes de la tierra amando intensamente los del cielo

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

I DOMINGO DE ADVIENTO.Ciclo B

Sábado, 27 de Noviembre de 2011

VELAD MIENTRAS ESPERAIS AL SEÑOR

1ªLect.:Is.63,16b-17;64,1.3b-8:¡Ojalá rasgases el cielo y bajases¡

Sal.79,2ac y 3b.15-16.18-19: Señor,restáuranos,que brille tu rostro y nos salve¡

2ªLect.:1ªCo 1,3-9:Aguardamos la manfestación de Ntro Sr.Jesucristo

Evangelio:Mc.13,33-37:Velad pues no sabéis cuando vendrá el dueño de la casa

El color morado de los paramentos en las celebraciones  al comienzo del nuevo año litúrgico despierta en nosotros la atención para contemplar el Misterio de Jesucristo que llega .

El Adviento(adventus:llegada) es el tiempo litúrgico comprendido entre el primer Domingo de los 4 que lo componen y la vigilia de la Navidad.Este  tiempo lleva un marcado acento de expectación,de espera confiada,de esperanza ,ante la llegada del Señor y nuestra madre la Iglesia nos ofrece la Palabra de Dios en los profetas,especialmente en el gran profeta Isaías vibrante y esperanzado.

El fragmento del profeta Isaías que ha sido proclamado y que forma parte, según los estudiosos de la Biblia, del largo poema 63,7-64,11, tiene una forma de un salmo de súplica colectiva ,semejante a los salmos 44 y 89 y a las Lamentaciones. Las referencias de 63,18 y 64,9-10 a la ruina de Jerusalén y del templo el año 587,indican que el recuerdo de la catástrofe está aún próximo. El poema data de los comienzos del destierro. La evocación de la historia pasada (63,7-14)está de acuerdo con la teología del deuteronomista: DIOS CASTIGA A SU PUEBLO REBELADO Y LUEGO LO SALVA.

El profeta como un vidente de penetrante mirada y de amplia y profunda visión detecta el mal de la comunidad en la que vive: la injusticia, fruto de un corazón endurecido, curvado sobre sí y lejos de Dios. Creados para Dios viven lejos de Dios.

La ardorosa súplica del profeta ante la maldad del hombre pide una intervención contundente y poderosa para desarmar al hombre pecador “entregado al poder de su culpa”:”¡Ojalá rasgases el cielo y bajases derritiendo los montes con tu presencia. Como la lucha de tantos sacerdotes, siquiatras y sicólogos con obsesivos compulsivos, de tantas madres con esposos o hijos alcohólicos, drogadictos o violentos o de tantos educadores con niños y jóvenes difíciles.

Luego el profeta recurre a un sutil chantaje, acude a los sentimientos de Dios: Señor, Tú eres nuestro padre, nosotros somos la arcilla y Tú el alfarero. Somos obra de sus manos.¡Mira que somos tu pueblo¡¿Qué van a decir los pueblos extranjeros?

La bondad de Dios con nosotros se ha manifestado gratuitamente llamándonos por su Hijo Jesucristo a participar en su vida íntima y hemos sido enriquecidos con toda clase de bienes y de dones y ahora “aguardamos la manifestación de Ntro Señor Jesucristo”.”El nos mantendrá firmes hasta el final para que no tengan de qué acusarnos en el tribunal de Jesucristo, Señor nuestro.

Por eso mientras peregrinamos, sometidos a pruebas y dificultades, la palabra ardiente y sazonada de Jesús se actualiza de nuevo para cada uno y para todos: Mirad, vigilad, velad pues “no sabéis cuando vendrá el dueño”.No se trata de una espera obsesiva y paralizante, de querer dominarlo y saberlo todo o de vivir con angustia y temor ante el futuro sino con una saludable tensión de rica y optimista esperanza. En cada día de nuestra vida se hace presente  Señor quien juzga las obras del amor o del egoísmo.

Hoy ,especialmente en nuestra sociedad tan plural y relativista, dominada por las modas y “lo políticamente correcto”, hemos de vivir vigilantes, atentos, informados, sanamente críticos para que nos no sintamos atrapados y anestesiados por el fulgor momentáneo de la posesión, de la apariencia, de la mentira rentable. También los cristianos podemos ceder a lo que un mundo engañoso y aparente nos presenta como verdadero. Junto a hombres de buena voluntad: escritores, artistas, periodistas, intelectuales, informados y atentos  que se resisten a las imposiciones ideológicas del momento, servimos responsablemente a la sociedad con el ejercicio de una crítica sana y razonable .Con realismo esperanzado nos preocupamos por la buena salud moral de nuestra sociedad, tan fácilmente manipulable. Nuestra conciencia personal y comunitaria nos pide buscar no sólo la salvación personal sino también la de todos nuestros hermanos

Todos recordamos el cuento de Christian Andersen. Unos supuestos sastres acuden al palacio del Rey para hacerle un traje especial. Hacen creer al monarca y a los cortesanos, bajo la amenaza de algún castigo, que el rey lleva un traje bellísimo, a todas luces invisible, y se organiza un desfile solemne para que la gente crea ver al rey elegantísimo hasta que un niño entre la multitud grita: El Rey va desnudo. La historia humana también nos presenta situaciones de un autoengaño colectivo por interés o por miedo a  la verdad y a la libertad.

En está actitud y disposición vigilante interiorizamos la oración de nuestra madre la Iglesia:”Aviva el deseo de salir al encuentro de Cristo, acompañados por las buenas obras”.”Que la Eucaristía sea para nosotros prenda de salvación”.”Que en esta vida moral descubramos el valor de los bienes eternos y a poner en ellos nuestro corazón.