DECIMOQUINTO DOMINGO

DOMINGO XV DE TIEMPO ORDINARIO

1ª Lct.:Amós 7,12-15:Ve y profetiza a mi pueblo
Sal.84,9ab-10.11.12..13-14.:Muéstranos ,Señor, tu misericordia
2ªLct.:Efesios 1,3-14:Nos eligió antes de crear el mundo
Mc.6,7-13:Los fue enviando

Si Jesús había dicho a Andrés, Santiago y Juan que el Hijo del Hombre no tenía donde reclinar la cabeza…si Jesús era el hombre libre que iba de un sito a otro anunciando el evangelio del reino, ahora les envía a sus discípulos de dos en dos con libertad y disponibilidad total. En unos sitios les reciben y en otros no y a los que les reciben les da un signo: la paz.
Luego ellos anuncian el evangelio de la conversión y del Reino de Dios  con signos y prodigios. Con Jesús, la buena noticia del Reino es acompañada por signos que indican que Dios está aquí amando, curando, consolando. Los discípulos también atestiguan los signos de curación que acontecen cuando se predica el Reino
Como cada domingo nos reunimos para actualizar la presencia de Jesús resucitado que nos da qué pensar; nos da su Espíritu y nos recuerda.:yo estoy con vosotros.
Cuando Juan pablo II el 22 de octubre de l1978 inauguró su pontificado dijo: No tengáis miedo, abrid las puertas a Cristo, el mundo se conmovió. Esta palabra la retomó Benedicto XVI en la inauguración de su pontificado y dirigiéndose a los jóvenes: Cristo no quita nada, absolutamente nada, lo da todo y dirigiéndose a los hombres de estado les dijo :Cristo no quita nada ,lo da todo. Os quita la mentira, la injusticia, el enriquecimiento injusto.
Recordamos lo que dice S.Pablo:”En Cristo hemos sido llamados a ser hijos de Dios santos e irreprochables , a ser eternos.””El nos ha destinado en la persona de Cristo-por pura iniciativa suya-a ser hijos en su querido Hijo”.Él nos ha elegido para ser alabanza de su gloria para participar en la libertad de los hijos de Dios que en la ciudad eterna,en la nueva Jerusalén son bienaventurados cantando y alabando al Padre y al cordero:”Santo,Santo es el Señor…¡
Nos envía al mundo a realizar los signos de su reino: justicia, fraternidad, paz.
Pero no recuerda: Mi reino no es de este mundo y nosotros rezamos: venga a nosotros tu Reino. Por eso nuestra oración de súplica  espera recibir como don y gracia :”rechazar lo que es indigno del nombre cristiano y cumplir cuanto en él se significa”,”crecer continuamente en santidad” y que “al celebrar el sacramento de la Eucaristía acrecentar en nosotros el fruto de la salvación”

DECIMOCUARTO DOMINGO

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Ez.2,2-5:Sabrán que hay un profeta en medio de ellos
Sal.122,1-2ª.2bcd.3-4:Misericordia, Señor, misericordia
2ªLct.2ªCo.12,7-10:Presumo de mis debilidades, porque así residirá en mi la fuerza de Cristo.
Evang.Mc.6,1-6:No desprecian a un profeta más que en su tierra

Un profeta es aquel que en nombre de Dios anuncia, consuela, exhorta, anima o denuncia por la palabra ,por gestos o símbolos.
En la primera lectura vemos que este es el sentimiento de Ezequiel. Movido por el Espíritu denuncia la infidelidad de su pueblo aunque no le hagan caso. “Pero que se sepa que es un profeta.”.Que se ponga de manifiesto que al menos alguien es testigo de la verdad y da la vida por la justicia y la verdad pues “la verdad nos hace libres”como dice Jesús. 
En el evangelio la impresión de la gente ante lo que Jesús hace y dice es de  incredulidad:”¿Pero quién es éste? ¿No es uno de los nuestros?¿Por quién se tiene? “En su propio pueblo Jesús, la Palabra de Dios es rechazada. No pudo hacer milagros por su falta de fe.”Solo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos”.”Encadenaron su palabra” pues ”vino a los suyos y no le recibieron”.Jesús instará a la fe pues ”si tuvierais fe como un grano de mostaza… o se lamentará de la torpeza de sus discípulos:”hombres de poca fe”……La persona camina entre la fe y la incredulidad que en cierto modo es otro tipo de fe. Por eso ante las situaciones difíciles y adversas, la persona con fe o creyente es como una luz en el camino de los hombres, un profeta de Dios necesario.
Sin embargo Jesús es considerado por el pueblo como un gran profeta con autoridad y realizó gran cantidad de signos y milagros como expresión de su palabra:” el Reino de Dios está en medio de vosotros, creed en el evangelio.¡Qué grande es tu fe¡¡Tu fe te ha curado ¡Que se realice según tu fe¡”.Al don y gracia del evangelio es preciso responder con fe y confianza activa y así es efectiva fructuosa: ve, que se cumpla según crees.
Hoy también se actualiza la Palabra. Nos reunimos en su nombre en torno a la palabra de Dios que se proclama, a la fracción del pan, la caridad y a los pastores.
Dejamos que hable el Señor, y realice su salvación: Nos ama, consuela, alegra y denuncia para que nos convirtamos.”Si el grano de trigo no cae en tierra y muere no puede dar fruto, si muere da fruto abundante”. Se trata de crecer y madurar en la fe.
Celebremos la palabra de Dios, dejemos que resuene en el mundo y aunque débiles los cristianos “nos sentimos un pueblo de profetas , reyes y sacerdotes que proclaman las hazañas de Dios”.Sentimos consoladoras las palabras de S.Pablo: “Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad” .Presumo de mis debilidades porque así residirá en mi la fuerza de Cristo.
Nos convertimos en signos de contradicción.”Pero cuando soy débil, entonces soy fuerte” Un gran polemista novelista, periodista inglés K.G.Chesterton convertido al catolicismo decía: “cuando uno se convierte a la Iglesia católica al entrar ,ella no te pide quitar la cabeza(pensar y no ser borrego) sino por respeto quitarse el sombrero (prejuicios, egoísmos ) y además a los cristianos les cabe la misión de ir contra corriente para defender al mundo de caer en la moda, en la modorra borreguil. Nos orienta y despierta a lo humano.
Cuenta el papa cómo su padre, un gendarme alemán ,alentaba contra el nazismo que llegó a adueñarse del corazón alemán
Que el Señor nos de la palabra de la verdad y de la vida y seamos al de la tierra y luz del mundo.
Señor, concede a tus fieles la verdadera alegría, que alcancen la vida eterna y perseveremos siempre cantando tu alabanza.

DECIMOTERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

                     DOMINGO XIII ORDINARIO
1ªLct:Sabiduría 1,13-15;2,23-25:Entró la muerte en el mundo
Sal.29,2-4.5-6.11.12ª.13b:Te ensalzaré ,Señor porque me has librado.
2ªLct.:2ªCo.8,7-9.13-15:Vuestra abundancia remedia la falta que los pobres tienen.
Evang.Mc.5,21-43:Contigo hablo,niña,levántate

                                       LEVÁNTATE

Ante el sufrimiento y la muerte, ante el mal, el escritor sagrado del libro de la sabiduría afirma la bondad de Dios y su acción creadora y remite a la envidia del diablo por quien entró la muerte en el mundo.El hombre,creado a imagen y semejanza de Dios, experimenta  el vértigo de la tentación instigada por el diablo(diabolus=tentador) y haciendo mal uso de su libertad se aparta de Dios y peca.
La amenaza del “caos” y del “abismo”,de los enemigos y de la “tumba”,impulsan al creyente a suplicar:”Señor, socórreme, ten piedad de mí” y al mismo tiempo, experimentando la acción benefactora de Dios recurre a ensalzar, dar gracias, tañer para su santo nombre pues “su cólera dura instante, su bondad de por vida, al atardecer nos visita el llanto y por la mañana el júbilo”.La presencia del Dios de bondad es lo que predica el salmista:”cambiaste mi luto en danzas.Señor,Dios mío, te daré gracias por siempre”
Jesús ante el sufrimiento y la muerte, despliega su acción evangelizadora anunciando la presencia del reino de Dios, su cercanía, su amor y desencadena su poder contra el mal, su acción taumatúrgica curativa.
“Tu hija no ha muerto, está dormida,¿para qué molestar al Maestro? Así es la reacción humana ante lo inevitable como la muerte: no se puede hacer nada más. Dolor, resignación, silencio.¡Qué difícil trascender la muerte.¡Cuántos interrogantes sin respuesta¡
Pero donde no se espera otra respuesta Jesús afirma: “la niña no está muerta, está dormida”.Jesús hace saltar el círculo vicioso, mecánico ,determinista e implacable del mal y de la muerte con un signo milagroso de la vida y de Dios, de la resurrección y de la esperanza.
“No temas, basta que tengas fe”.Jesús que es el mismo hoy ayer y siempre continúa realizando signos de poder que nos conmueven, despiertan o fortalecen la fe. El mundo ordinario de curar a los enfermos, lo sabemos, es la medicina ,un don maravilloso para ayudar o restaurar a la naturaleza enferma. Y a ella hemos de recurrir con agradecimiento y confianza. Pero Dios ,Jesús, nos hace guiños,nos da pruebas, signos de que este mundo no está encerrado en sí mismo sujeto a las leyes inexorables e implacables. Este mundo redimido que “gime con dolores de parto hasta la redención final” es sorprendido y conmocionado por el amor de Dios que sana, cura, libera, perdona y en ocasiones nos conmociona con un signo de curación. La fe de la hemorroísa sencilla y audaz iba a horadar una realidad enferma y sangrante “acercándose por detrás tocando el borde del manto pensando que con solo tocarle el vestido curaría. Y así fue ”¿Quién me ha tocado? Porque Jesús había notado que había salido una fuerza de él.Y he aquí la fiRma del signo: Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud”. He aquí el orden nuevo al que está llamado este mundo herido.
“Tócale por la fe”, así anima a sus fieles San Agustín ¿Qué es tocar sino creer ¿Es preferirlo no tocarlo con las manos y sin con la fe a tocarlo con las manos y no con la fe..Tocarlo era fácil …tocarlo con la fe no tan sencillo. Oh Iglesia. Tócalo con la fe. Si piensas que Cristo es solamente hombre lo has tocado en la tierra… pero te privas del cielo si no confiesas su divinidad
Concédenos, Señor permanecer siempre en el esplendor de la verdad. Señor, que obras con poder en tus sacramentos que ante el sufrimiento, el dolor y la enfermedad seamos canales de misericordia y vida.Esta es la llamada de San Pablo a los Corintios para que desde la fe ejerzan la generosidad compartiendo bienes con los necesitados.