QUINTO DOMINGO ORDINARIO

QUINTO DOMINGO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 58,7-10:Entonces nacerá tu luz como la aurora

Sal.:Sal.111,4-5.6-7.8ª y 9:El justo brilla en las tinieblas como una luz

2ªLct.:1ªCo.2,1-5:Os he anunciado a Cristo crucificado.

Evangelio:Mat.5,13-16: Vosotros sois la luz del mundo.

 

 

El profeta  habla en nombre de Dios. Se siente habitado por el Espíritu que le impulsa hablar y emite un mensaje, en este caso exigente y prometedor. Exigente por dirigirse a la persona siempre ávida de poseer, tener y gozar a costa ,incluso, de los demás. El Ego humano ,llevado por un deseo incalmable  e incolmable de dicha, nunca se siente satisfecho. Por  eso Palabra que denuncia y sala escociendo, resuena así: “destierra lo opresión, el gesto amenazador y la maledicencia”. Domina y doma tus impulsos de superioridad y altanería, frena tu lengua lista para la mentira y el engaño y asciende por la senda del amor que «comparte su pan con el necesitado, hospeda al sin techo y viste al que va desnudo» y “no te cierres a tu propia carne”. Sobre nuestra sociedad se cierne un inmenso individualismo, ciego en tantas ocasiones para descubrir la presencia del otro, «la alteridad» tan relevante para el desarrollo y madurez armónicos de la persona. ¡Es bueno que vivas, mejor que convivas.» Acoger y amar a una persona es decirle “tú nunca morirás”(G.Marcel)

Este mensaje que denuncia y corrige es prometedor porque, abierta la carne, la casa sola del ego insaciable ,se abre a la luz que entra y sale a raudales: “tu oscuridad se volverá mediodía ”y “el justo brilla como una luz”

De este modo el hombre justo refleja la gloria de Dios. Es el hombre benevolente y benefactor. Es el hombre que desde Jesús encarna las bienaventuranzas y se parece a Dios y a Jesús porque le impulsa a ser y a obrar en el Espíritu Santo. que lo habita: ”romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana”. La Palabra de Dios se hace carne, la palabra del hombre se hace amor porque sólo el amor es creíble, es digno de fe .Es la hora del hombre de la beneficencia, es el  benefactor que ha sido beneficiado por Dios y por los suyos.

San Pablo después de su aparente fracaso en el areópago predicando al Dios desconocido y escuchando expresiones de cierto desprecio: “otro día te escucharemos”- comprende donde reside  el poder de la palabra y del evangelio. No es la elocuencia, ni la oratoria.Ni en la mentira, ni en la perversión, ni en las “fake news·, aquellas falsas noticias que de tanto insistir se quieren volver verdaderas. Reconocemos a los excelente profesionales de la comunicación que cautivan con su retórica y bien hacer ,pero también se constata el daño y el engaño de algunos  para manipular y engañar. Pablo se presenta débil y temeroso” ,para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres “sino en la manifestación y poder del Espíritu Santo” Es el hombre de la bendición, es el hombre que dice bien, bendito.

He aquí como se anuncia y se hace presente el evangelio, la buena noticia anunciada por Jesús. A través de sus discípulos, conforme al servicio a realizar en su vida. Son llamados a ser sal y luz del mundo.

Cuando el discípulo de Jesús vive en el mundo con coherencia entre lo que dice y hace se parece a la sal que da sabor, que preserva a los alimentos de la putrefacción conservándolos.  El discípulo de Jesús se convierte en luz que orienta, ilumina, consuela, estimula a  veces denuncia y amonesta y duele.

 A veces a los cristianos en el vecindario se les califica como “quienes van a la parroquia”. En circunstancias graves se les insta a servir de enlace con el sacerdote para requerir un servicio religioso que nunca habían necesitado. Son luces que impulsan a la esperanza en circunstancias difíciles

Los artistas nos enseñan a mirar la luz de sus cuadros. Una religiosa cisterciense, Isabel Guerra, pintora reconocida nos ofrece cuadros de la vida ordinaria transfigurados por la luz y la paz de sus rostros.

La película de Terrence Malik”Vida oculta” Franz Jägerstätter, campesino que fue ejecutado en 1943 por negarsea hacer el juramento protocolario de lealtad al Führer. También como a Tomás Moro le dicen que lo  que ha de hacer decir unas palabras pero sin sentirlas. Y él estima que eso  es deslealtad a la verdad.¡Otra luz en nuestro camino¡

En una entrevista al Premio Nóbel de Física de 2005 (Theodor W. Hänsch), un sabio del láser, le pregunta el periodista si el progreso hace mejor al hombre. A veces más conocimiento supone hacer más daño con eficacia. Debemos trabajar desde otro ámbito para que no suceda así. Buscando la luz se ve la esperanza? Tratamos de saber para vivir mejor. Nuestra esperanza es comprender más al mundo y las reglas que lo rigen.Por último le pregunta el periodista:¿Se puede llegar a ver a Dios? No, pero sí un mundo maravilloso y su evolución.

Hoy para nosotros, ser sal de la tierra y luz del mundo “carne abierta”, tiene un nombre: Manos Unidas, Campaña contra el hambre ,benemérita institución de las Mujeres de Acción católica de España

Al hacernos partícipes de un mismo pan y de un mismo cáliz, concédenos vivir tan unidos a Cristo que fructifiquemos con gozo para la salvación del mundo ”porque vosotros sois la sal de la tierra y la luz del mundo.

 

 

FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR

FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR

 

1ªLct.Mal.3,´-4: Entrará en el santuario el Señor a quien vosotros buscáis

Sal.23: El señor Dios de los ejércitos, es el rey de la gloria.

Heb.2,14-18: Tenía que parecerse en todo a sus hermanos

Lc.2,22-40: Mis ojos han visto a tu Salvador.

 

He aquí la fiesta de la Presentación del Señor ya se celebraba en el s.V en Jerusalén y en Roma desde el siglo VII. Hemos escuchado el relato según S.Lucas: María se presenta para su purificación en el templo después de haber dado a luz y presentan a Jesús como primogénito que ha de ser consagrado al Señor. Como ofrenda un par de tórtolas o dos pichones. Los padres de Jesús forman parte de la  en la corriente de fe y devoción del pueblo de Israel: “Jesús participó de nuestra carne y sangre” ,”tenía que parecerse en todo a sus hermanos para ser compasivo y pontífice” como nos ha dicho la carta a los Hebreos. 

Pero atentos a la Palabra de Dios proclamada por el profeta Malaquías en su vibrante fragmento  nos sentimos conmovidos por la iluminación y explicación  de este acontecimiento de la presentación de Jesús en el templo, normal como una familia humilde de Israel pero que supone al mismo tiempo la irrupción poderosa del Dios de la alianza: “Será un fuego de fundidor, una lejía de lavandero y como a la plata y al oro refinarán a los hijos de Leví”, ”presentarán la ofrenda del Señor como es debido”.

Todas las profecías del Antiguo Testamento se orientan al gran Acontecimiento de la manifestación del Hijo de Dios en la carne :”tenía que parecerse en todo a sus hermanos”.

La carta a los Hebreos nos instruye sobre esa poderosa intervención en Dios en la historia:” de la misma carne y sangre”, fue bautizado en la muerte para “liberar a todos los que por miedo a la muerte pasaban la vida entera como esclavos” Así es como “el compasivo…pasando por la prueba del dolor puede auxiliar a los que ahora pasan por ella”

Fijémonos en la comitiva procesional: María, José y Jesús que contemplados desde la luz del Espíritu Santo por  Simeón anciano lo toma en  brazos al niño y exclama: Ahora, Señor, según tu promesa , puedes dejar a tu siervo irse en paz”, ”porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has prestado ante todas los pueblos, luz para alumbrar a las naciones, gloria de tu pueblo Israel” .Y después de esta sublime oración exclamación, una profecía: “Mira, Éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten…Y una espada te atravesará el alma. María, la nueva Eva, la Hija de Sión, la Iglesia recibe esta doliente y compasiva profecía.  O la anciana Ana que después de larga vida ,da gracias por el encuentro con el autor de la vida y “hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Israel”.

Poco a poco vamos creciendo en nuestra vida de fe y vamos entendiendo la acción de Dios en favor de nuestra salvación. Actúa en lo oculto, en lo pequeño, en lo insignificante, en la entrega de su Hijo por amor en la cruz y deja caer como bienaventuranza o felicidad a aquellos “pobres de espíritu” con un corazón limpio y abierto para Dios que en medio de las luchas, tribulaciones, persecuciones, reciben un halo de alegría y esperanza.

Por eso desde el fondo del corazón nos asociamos al salmista. PORTONES, ALZAD LOS DINTELES, VA A ENTRAR EL REY DE LA GLORIA.

Hoy damos gracias al Señor en la «Jornada de la Vida Consagrada» , por tantos hombres y mujeres que han seguido y siguen a Jesucristo con los consejos de pobreza, castidad y obediencia en vida de comunidad ,y han enriquecido y enriquecen la vida de la iglesia.  

“Señor, te rogamos que así como tu Hijo revestido de nuestra humanidad ha sido presentado en el templo concédenos la gracia de ser prestados delante de ti con alma limpia..” ”Has querido que tu Hijo unigénito se inmolara como cordero inocente por la            salvación del mundo”…”Llénanos de tu gracia que has colmado de esperanza a Simeón, no le dejaste morir sin haber tenido en sus brazos a Cristo, concédenos a nosotros que caminamos al encuentro del Señor, merecer el premio de la vida eterna”

 

TERCER DOMINGO ORDINARIO

TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 9,1-4:En la Galilea de los gentiles, el pueblo vio una luz grande

Sal.26,1.4.13-14:El señor es mi luz y mi salvación.

2ª Lct.:1ªCo.1.10-13.17:Poneos de acuerdo y no andéis divididos.

Evangelio: Mt.4,12-23:Vino a Cafarnaúm  para que se cumpliese lo que había dicho el profeta Isaías.

 

El profeta Isaías   proyecta sobre la triste realidad de las tribus de Zabulón y Neptalí humilladas por el Señor un rayo de esperanza:”el pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande”.La imagen de la luz y del color despierta en nosotros un sentimiento de seguridad y de alegría en contraste con la oscuridad que nos impide ver y vivir .Y así también para el creyente:”El Señor es mi luz y mi salvación”.Un compañero de estudios que atravesaba un momento difícil , me confió que viviendo en un colegio para estudiantes  en compañía de un ciego, éste le confesó: vivo como si viese .Tal era el grado de aceptación de ese ciego.”No puedes irte, tú eres nuestra luz”, le decían unos jóvenes rebeldes e insoportables de un colegio de los barrios de Miami, a una profesora a  quien costó sudor y lágrimas hasta ser aceptada. La película “Mentes peligrosas” nos relata las tribulaciones de una joven profesora que desde un golpe de efecto: enseñó algunas tácticas de kárate a sus alumnos que comenzaron a ver en ella una maestra ejemplar.

Todo que con fe y esperanza anunciaron los profetas del Antiguo Testamento-como Isaías en el fragmento que acabamos de escuchar-Jesús, el Ungido de Dios lo realiza en su persona, sus palabras y obras. El es la luz que brilla en la tiniebla. También con el salmista podemos decir:”Una cosa pido al Señor, eso buscaré, habitar en la casa del Señor, gozar de la dulzura del Señor contemplando su templo”.

Los profetas en el Antiguo Testamento ante el pecado y la infidelidad del pueblo a la alianza llamaban a la conversión “para que se os perdonen los pecados”.Lo mismo predicaba Juan: convertíos, bautizaos para que se os perdonen vuestros pecados. Pues  bien, Jesús también llama a la conversión con un toque especial : Convertíos y creed porque está cerca el Reino de Dios, porque el Reino de Dios está en medio de vosotros”. Cambiad, tomad, recibid, apropiaos el Reino de Dios, la salvación de Dios. ”Convertíos creyendo”

Jesús mismo es el Reino de Dios, la bondad y cercanía de Dios que predica con autoridad curando enfermedades y dolencias .Es el Reino de Dios realizándose.

Convertirse, volverse , a mirar a Jesús, apropiarse la gracia de la salvación es el tono que Jesús imprime a la Conversión.

Paradójicamente en nuestra sociedad notamos una presencia y ausencia de Jesús hasta negarlo o maltratarlo o perseguirlo en sus amigos. Hay libros sobre Jesús que se convierten en bestsellers o películas pero que ignoran la mejor investigación tanto de los escrituristas  protestantes como de los católicos.

El conocimiento de Jesús mediante los evangelios, el testimonio de la iglesia y de los santos requiere el ejercicio de la fe para confesarlo como el Señor y Mesías resucitado con la ayuda de su Espíritu pues “Nadie puede decir Jesús es el Señor si no es con la fuerza del Espíritu Santo”. Llama la atención que en el Evangelio los demonios reconocen en Jesús al Hijo de Dios, al Ungido pero no lo confiesan como Señor porque supondría cambiar de actitud, aceptarlo como Señor, Dueño.

Como creyentes, como Iglesia esta es nuestra misión: Conocido y amado Jesús anunciar que el Reino de Dios, la gracia de la salvación está en medio de nosotros, está aquí. Y hemos de anunciarlo desde la unidad “de los cristianos”. ¡Qué logro dedicar un octavario de oración por la unidad de los cristianos¡

La Iglesia, las órdenes y congregaciones religiosas, los nuevos movimientos, los grupos parroquiales no estamos para decir cuántos somos, qué cosas hacemos sino para anunciar a Jesucristo.

No con estrategias , planificaciones complejas-que aunque necesarias siempre son medios. “No con sabiduría de palabras para no hacer ineficaz la cruz de Cristo”.Os imagináis cómo pudo expandirse el cristianismo en los primeros tiempos: el testimonio

Este ha de ser el anhelo de los creyentes: ”Una cosa pido al Señor, eso buscaré, habitar en la casa del Señor, gozar de la dulzura del Señor contemplando su templo” y atraer a otros al Reino.

Unas palabras consoladoras de la Encíclica de Benedicto XVI, Spe Salvi:”La fe no es solamente un tender de la persona hacia lo que ha de venir y que está totalmente ausente. La fe nos da algo. Nos da ya ahora algo de la realidad esperada y esta realidad presente constituye para nosotros una prueba de lo que aún no se ve. Ésta atrae al futuro dentro del presente, de modo que el futuro ya no es el puro “todavía no”. El hecho de que el futuro exista cambia el presente y así las realidades futuras repercuten en las presentes y las presentes en las futuras” (Spe salvi, nº 7)

“Ayúdanos a llevar una vida según tu voluntad” para que podamos dar en abundancia  frutos de buenas obras en nombre de tu Hijo”.. ”Al consagrarlos con el poder de tu Espíritu se conviertan en dones de salvación”. ”Cuantos hemos recibido tu gracia vivificadora nos alegremos siempre de este don admirable que nos haces”. 

 

SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

 

  •                     Smo.Nombre de Jesús de Filipinas.

 

1ªLct.:Isaías 49,3.5-6:Te hago luz de las naciones para que seas mi salvación.

Sal.39,2.4ab.7-8ª.8b-9.10:Aquí estoy ,Señor, para hacer tu voluntad.

2ªLct.:1ªCo.1,1-3:Gracia y paz os dé Dios ,nuestro Padre y Jesucristo, nuestro Señor.

Evangelio: Juan 1,29-34: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

 

La Palabra de Dios en este segundo domingo del tiempo ordinario prolonga el acontecimiento del Bautismo de Jesús que celebramos el domingo pasado.

La predilección de Dios por su Siervo  a quien encarga restablecer y convertir a las tribus de Jacob y de Israel se ensancha al  hacerlo  luz de las naciones hasta el confín de la tierra”. Y el diálogo amoroso entre Dios y su Siervo es espléndido como nos indica el salmo responsorial pues frente a los sacrificios y ofrendas siempre exteriores de los creyentes Él se muestra dispuesto a ofrecerse a sí mismo :”Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad”. Y el camino y el destino del Siervo que encarnará Jesús será el de la cruz, la muerte por amor: ”no hay amor más grande que dar la vida por los amigos”. San Bernardo se expresará así sobre el destino de Jesús y su muerte en la cruz ante la mirada del Padre : “Dios no podía alegrarse por el sufrimiento de su Hijo pero sí se alegró en la disposición interior a cumplir su voluntad…a continuar confían do en Él.”.

Sí ,como Juan atestigua en el Evangelio, Jesús es “el cordero de Dios que quita el Pecado del mundo” , es el Ungido, el Consagrado, el Hijo de Dios  sobre quien desciende el Espíritu Santo, que bautizará con Espíritu Santo, esto es como fuego abrasador y cauterizador, con poder.

Por ello puede exclamar S.Pablo, convencido de su pertenencia a Jesucristo pues es su Apóstol ,su enviado, que quienes acogen a Jesucristo e invocan su Nombre , son un pueblo consagrado, ungido, inundado por el Espíritu Santo: la gracia y la paz de parte de Dios sean con vosotros”.

Hoy somos también convocados para realizar un gran acto de fe en Jesucristo en esta celebración Eucarística. Desde un libro encantador del P. Hans Urs von Balthasar podemos acoger, meditar y personalizar: “¿Conozco yo a Jesús? ¿Me conoce a mi

Jesús …¿Estoy listo para el asombro, el estupor, la admiración, el amor de Jesús y la efusión del Espíritu Santo que se derrama en cada Eucaristía?(Recordamos dos efusiones: sobre el pan y el vino en la consagración y sobre la iglesia después de la consagración).

En ese marco de la celebración litúrgica, La Provincia del Smo. Nombre de Jesús de Filipinas a la que nuestra comunidad de agustinos pertenece, hoy en proceso de unión con otras tres provincias agustinas españolas,  celebra a su patrono ,el Sto, Niño de Jesús de Cebú.

En el siglo 16 un ilustre marino, luego sacerdote agustino, Andrés de Urdaneta, nacido en Villafranca de Ordicia(Guipúzcoa)  acompañó a Legazpi en la colonización y evangelización de Filipinas donde nació la Provincia agustiniana del mismo nombre. La evangelización de Filipinas es una de las grandes obras misioneras en la que participaron todas las grandes órdenes de España, entre ellas la de S.Agustín.

Reconociendo debilidades y pecados de aquellos hombres, la gran gesta  no fue sólo que Colón descubriese América o Legazpi y Urdaneta llegasen a las Islas Filipinas sino que América y Filipinas descubriesen a Jesucristo. Y eso sí que es un gran acontecimiento: El Hijo muy amado es el  Cordero de Dios que quita el pecado del mundo hasta poder exclamar en un exceso con S.Agustín, recogido en el pregón Pascual: ¡Oh feliz culpa que mereció tal Redentor¡

Pertenecemos, dentro de la Orden Agustiniana, a la provincia de Filipinas presente en 10 naciones. Vivimos con vosotros la experiencia de Iglesia local de la Diócesis de Bilbao unida a la iglesia universal con los hermanos agustinos de Filipinas, China, India, Tanzania, Perú, Amazonía Peruana, Colombia, Honduras, El Salvador, Venezuela, y España. Esta es una gran riqueza. Vosotros con vuestra generosidad habéis apoyado nuestros  proyectos pastorales .

Señor, escuchas paternalmente , haz que los días de nuestra vida se fundamenten en tu paz. ”Cada vez que celebramos el memorial del sacrificio de Cristo se realiza la obra de la redención” ”Derrama tu Espíritu de caridad para que el alimentados  con el mismo pan del cielo permanezcamos unidos en el mismo amor”   

 

 

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

BAUTISMO DEL SEÑOR

 

1ªLct.:Isa.42,1-4.6-7:Mirad a mi siervo  a quien prefiero

Sal.28,1ª.2.3ac-4.3b y 9b-10:El Señor bendice a su pueblo con la paz.

2ªLct.:Hechos10,34-38:Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo

Evangelio: Mt.3,13-17:Apenas se bautizó Jesús, vio que el Espíritu de Dios bajaba sobre él..

 

Siempre que proclamamos la Palabra de Dios, narramos y recordamos los MIRABILIA DEI, las maravillas de Dios, las acciones admirables que Dios hace en nuestro favor. Celebramos hoy la fiesta del Bautismo de Jesús  en el Jordán.

Hoy movidos por la Palabra de Dios proclamada podemos hacer un camino espiritual con nuestra mente, nuestra imaginación y nuestros sentimientos.

Acompañemos a Jesús hasta la orilla del Jordán donde Juan predica y realiza un bautismo de conversión al que acuden muchos judíos sinceros.

Se acerca Jesús a Juan y se despliega una acción magnífica según S.Mateo: se abre el cielo y desciende el Espíritu, al tiempo que se oye una voz: ESTE ES MI HIJO AMADO…

Jesús, el Hijo Unigénito del Padre que vive en la eternidad en comunión con el Espíritu Santo y el Padre ahora en el tiempo, en su humanidad ha recibido una unción, una efusión o derramamiento del Espíritu Santo. ”CONCEBIDO POR OBRA DEL ESPÍRITU SANTO” en el seno de la Virgen María. Ella se alegra y exulta y proclama la grandeza del Señor. Isabel en la visita de la de la Madre de mi Señor” es testigo del salto de gozo de Juan el Bautista en su seno”   

Ahora ,hoy, mientras ora y es bautizado por Juan recibe una segunda unción ,efusión derramamiento del Espíritu Santo.. Es explicada por la voz del Padre : Éste es mi Hijo, mi Predilecto.Jesús es presentado al pueblo de Israel como el Ungido, el Consagrado, el Mesías de Dios, Salvador. Con una misión: PASAR HACIENDO EL BIEN, CURANDO TODA DOLENCIA porque Dios estaba con Él, como nos dice S.Pedro en los Hechos.

El Bautismo de Jesús y la unción nos indica el inicio de su acción evangelizadora. Su persona: Éste es mi Hijo, el amado, escuchadlo; éste es el Cordero de Dios, éste es el Siervo, el ungido, el Cristo;su palabra(Convertíos, el reino de Dios está cerca…) y sus acciones(obras de poder y de misericordia curando y perdonando…)  con una compañía íntima y especial, un confidente: el Espíritu Santo ponen de manifiesto el tiempo culminante del Salvador en medio de su pueblo. Se nos dirá :“impulsado por el Espíritu Santo…se fue al desierto…;»exclamó lleno de gozo en el Espíritu Santo…Desde entonces nos dice algún santo Padre “las aguas del Jordán quedaron perfumadas por la presencia de Jesús ungido por el Espíritu Santo

Nuestra memoria cristiana nos recuerda  que somos cristianos, cristos, ungidos, bautizados en el Espíritu Santo por el sacramento del bautismo y de la confirmación.

Por eso podemos apropiarnos de las Palabras de Jesús en la sinagoga: El Espíritu de Dios está sobre mí , me ha ungido y me ha enviado a dar una buena noticia a los pobres, a hacer el bien, a perdonar y a dar la vida como Jesús.

Hoy también, en esta acción eucarística , dejándome llevar por la acción del Espíritu Santo puedo suplicar que se cumpla la Palabra de Dios en mí: ”Reaviva la gracia que recibiste por la imposición de manos..”(2 Tim.1,6)

Que el Señor nos renueve en el Bautismo de agua y de Espíritu Santo. Amén .“En el bautismo de Cristo revelaste solemnemente que era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu Santo, concédenos a tus hijos de adopción renacidos del agua y del Espíritu Santo permanecer en tu benevolencia” que las ofrendas de tu pueblo se conviertan en aquel sacrificio con el que Cristo purificó el pecado del mundo” ”que escuchemos con fe la palabra de tu hijo para que podamos llamarnos y ser en verdad hijos tuyos”.