VIGÉSIMO TERCER DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO TERCERO 

1ªLct: Sab.9,13-19:¡Quién comprende lo que Dios quiere¡

Sal.89,3-4.5-6.12-13.14 y 17.:Señor tu has sido nuestro refugio de generación en generación.

2ª Lct.Film.9b-10.12-17:Recíbelo no como esclavo sino como hermano

Evang.Lc.14,25-33:El que no renuncia a todos sus bienes no pude ser discípulo mío.

 

ADQUIERE UN CORAZÓN SENSATO

El fragmento del libro de la Sabiduría que acabamos de escuchar comienza su reflexión desde la capacidad de asombro y admiración con que contempla todo lo creado y los interrogantes que se hace sobre lo existente.Reconoce el autor sagrado la supremacía de Dios y el misterio de su designio y la falibilidad del hombre en sus explicaciones .Culpa de  esta limitación humana al “cuerpo mortal, lastre del alma” ”tienda terrestre que abruma la mente de quien medita”. Reminiscencias de una filosofía en la que la materia es mala y el espíritu bueno. La mente humana por sí misma no alcanza a darse respuestas satisfactorias “si  no le das la sabiduría enviando tu Santo Espíritu”.

Apenas conocemos las cosas terrenas ¿quién conocerá las celestes”. Ya Jesús recrimina a los fariseos su falta de fe ante los signos que realiza :si viendo lo que veis no creéis…cómo creer cuando os hablo del cielo (Jn.33,5-7.15..)

El camino de la sabiduría para el creyente es ascendente en la medida en que acoge las insinuaciones del Espíritu .Hoy día el cientifismo absolutista nos impulsa a creer que sólo es real y verdadero lo que la ciencia y la razón experimental pueden demostrar. El científico ecuánime reconoce que hay otros órdenes de lo real y racional a los que no se puede acceder mediante la ciencia como: el orden, el sentido, lo moral, el amor .El famoso Galileo dirá: “Es verdad. La Biblia no nos enseña cómo va el cielo sino cómo se va al cielo”, distinguiendo dos órdenes de conocimiento: el científico y el metafísico o religioso.

Por eso con el salmista decimos al Señor: “Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato”(Sal.89)El hombre necesita adquirir los saberes: literario, científico, técnico. Y sobre todo saber por qué y para qué vive. Es la sabiduría del sabio que después de años de experiencia disfruta del sentido de la vida, del amor y de la muerte. “Ya podría saber las lenguas de los hombres y de los ángeles…tener todos los conocimientos…si me falta el amor no me sirve de anda”(1ªCo.13)

La carta a Filemón de San Pablo pone de relieve la progresiva sabiduría o modo de comportarse y comprender el mundo. La cultura del tiempo veía normal la esclavitud, el que alguien dominase y oprimiese a alguien si había pagado el precio de la compra. ¡Lo que ha costado superar esa mentalidad esclavista¡ San Pablo por la sabiduría ascendente tiene otro modo de ver y comprender: si eres cristiano, si eres hijo de Dios, no te está permitido tratar a un hombre como esclavo-la ley lo permitía- sino como un hermano.

Vemos hoy que valores humanos adquirido por la visión cristiana de la vida pueden desaparecer. Nuestra cultura parece regresiva, solipsista, encerrada. Cuando el obispo von Gallen, “el león de Münster, vio cómo se trataba a los enfermos y cuál iba a ser su destino… subió al púlpito a denunciar que si eso hacían con los minusválidos nadie estaría a salvo.

En el juicio de Nuremberg algunos médicos pusieron la excusa de que habían puesto en las listas a algunos enfermos para la muerte  pero a otros les habían salvado quitándolos de las listas. Y los jueces, dijeron ,apoyándose en la moral humanista y cristiana que la vida de cada persona es inviolable. No cabe ninguna excusa: hay acciones que siempre son en sí mismas perversas y hay que evitarlas.  Bastantes médicos perdieron sus puestos por no someterse a esa selección  de enfermos y sanos.

Jesús no cesa de actualizar su gran mensaje: El Reino de Dios está en medio de vosotros. Convertíos, acogedlo, tomadlo, vividlo. Luego Jesús llama al corazón del hombre: aceptado con alegría el reino de Dios, lo demás por añadidura de ahí que “si alguno viene conmigo ha de posponer sus bienes absolutos. No es que la familia no importe y no sea algo principal y fundamental .Él ha respondido a la insidia de los fariseos sobre la ley del divorcio ,permitida por Moisés por vuestra terquedad; pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre. Jesús es el don de Dios superior  al don de la familia y al mismo tiempo realza esta realidad natural: cuidarse mutuamente los hijos y los padres. A algunos el Señor los llama para una vocación de especial consagración a la causa del reino y renuncian a algo tan hermoso como es el matrimonio, y a fundar una familia natural. El gran cómico español Paco Martínez Soria respondía a un periodista que el mayor disgusto de su vida lo había recibido cuando su hijo universitario de 18 años le había comunicado su intención de ingresar en el seminario escolapio y la alegría más colmada cuando fue ordenado su hijo que se convirtió también en confidente espiritual”.   Los bienes son buenos e importantes en relación al Bien principal que es Jesús y la dedicación a su Reino. La respuesta del hombre a Dios necesita de la sabiduría, de la gracia, del don acogido, del salir de uno mismo, del aligerar el peso, del despojo, de fundamento, de motivación profunda. “El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío”. Cada uno sabrá si domina los bienes o es dominado por los bienes. Si el Señor es Señor de su vida y ordena su vida y sus bienes conforme a Él. Desde la gracia del reino de Dios cada uno administrará sus bienes .”Señor, te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor y que alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna.

 

VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ª Lect: Eclesiástico 3,1921.30-31:Hazte pequeño y alcanzarás el favor de dios

Salmo 67,4-5ac.6-7ab.10-11:Has preparado , señor , tu casa a los desvalidos

2ªLectura:Hebreos 12,18-19,22-24ª :Os habeis acercado a la ciudad de Dios.

Evangelio: Lucas 14,1.7-14:Todo el que se enaltece  será humillado y el que se humilla será enaltecido  

 

 INVITADOS A UN BANQUETE DE GRATUIDAD Y ALEGRÍA           

 

La celebración de un banquete al que ha sido invitado Jesús, le sirve de argumento para exponer su enseñanza, mejor su sabiduría sobre  cómo es el comportamiento de los hombres y cómo debería ser desde la situación nueva que crea “el Reino de Dios” que Él anuncia ya presente. Jesús que no ha venido a abolir la ley y los profetas sino a  darle plenitud comienza por asumir el “sentido común” que debiera regir la vida de los hombres

Una actitud de humildad(de humus=tierra, a flor de tierra, sin vanidad ,ni altanería)  de saber estar, es una estupenda recomendación para que cada uno ocupe el lugar debido en  la vida ,en un banquete de Dios con los hombres y sea dichoso .En alguna otra ocasión , Jesús, de forma inusitada en él que predica la misericordia de Dios, arremete contra la actitud hipócrita y altanera de algunos fariseos que simulando piedad que buscan los primeros puestos creyéndose más importantes que los demás  y  “son sepulcros blanqueados” .Pues el Señor quiere misericordia, quiere el corazón, quiere la sinceridad, la verdad.

Jesús ,con la imagen del banquete para explicar el contenido del Reino de Dios, profundiza aún más en su enseñanza sobre la gratuidad y largueza de Dios y recomienda que cuando celebres un banquete, invita a todos aquellos que no pueden invitarte, que no pueden corresponderte. Como si nos dijera: sé como Dios, sé gratuito como Dios  que hace “llover sobre buenos y malos”, que hace salir el sol sobre justos e injustos.

Y he aquí que se nos hace difícil comprender la recomendación el maestro .Todos en nuestra vida actuamos con  “un esquema  o tipo de comportamiento” que podríamos llamar “esquema de la ley”. ..Al trabajo , le corresponde un salario… Si hago un favor, lo normal es que o me lo reconozcan o me lo devuelvan. Si alguien quebranta el orden, se espera que se le castigue. Si cumplo los mandamientos y rezo, Dios tiene que favorecerme.. Estamos acostumbrados  a que la vida funcione de este modo. Y por supuesto el colmo es el cinismo, el alardear en hacer y comportarse mal. O la hipocresía, simular hacer el bien. Aunque al menos “la hipocresía es el tributo que paga el vicio a la virtud”(Le Rochefoucauld)

Pues Jesús, rompe “el esquema de la ley”. Recordad lo que dice S.Pablo: “apenas se encontrará un justo que muera por otro justo, pero lo que es un justo por uno pecador…Pues esto es lo que ha hecho Jesús, el santo ,el justo, ha muerto por los pecadores para hacernos justos. El ha perdonado a sus enemigos, se ha entregado totalmente por nuestro amor y ha roto también “el esquema de la ley”= se vive y se muere” por VIVIR ETERNAMENTE 

Jesús ha inaugurado “una nueva forma de vivir” ”unos cielos nuevos y una tierra nueva”, una “ciudad celeste” incoada aquí en la tierra. Así que el perdón, el compartir los bienes, el construir la paz , el ser sinceros y honrados son el estilo del creyente cristiano que vive “bajo la gracia” y no bajo el peso de la ley. :”cuando celebres un banquete…invita a quienes no pueden invitarte.

“El que se humilla será enaltecido” y el que se enaltece será humillado”

Somos peregrinos, somos conscientes de nuestra pobreza, deseamos ser así pero no lo realizamos. Por eso venimos a la Eucaristía , a este banquete de gracia y perdón, a recibir la palabra de Dios y el cuerpo y sangre de Jesucristo como alimento e impulso de la gracia a fin de realizar los cielos nuevos y la tierra nueva.

La fuerza de la humildad, la fuerza del servicio, la fuerza de la gracia se amplifica cuando se abre la puerta de la eternidad del amor de Dios manifestado en Jesucristo con la acción del Espíritu Santo.La carta a los Hebreos aviva nuestra esperanza: os habéis acercado al monte de Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, ciudad de Dios, ciudad de la paz ,nuestro destino es la nueva alianza que inauguró Jesucristo, Mediador.

Siembra en nuestros corazones el amor de tu nombre

“Señor, el amor con que nos alimentas, fortalezca nuestros corazones y nos mueva a servirte en nuestros hermanos, haz más religiosa nuestra vida” ”que el amor con que nos alimentas fortaleza nuestros corazones y nos mueva serviste en nuestros hermanos”

 

 

 

SOLEMNIDAD DE SAN AGUSTÍN

SOLEMNIDAD DE NUESTRO  PADRE SAN AGUSTIN

 

 

1ªLct.:Hech.2,47-47:Vivían todos unidos y lo tenían todo en común

Sal.83,2-6.11.:Dichosos los que viven en tu casa ,Señor.

2ªLct.:2ªTim.4,1-8:Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo.

Evangelio. Jn.10,7-18:El buen pastor da la vida por las ovejas

 

En el fragor del combate espiritual que San Agustín sostiene en su interior , percibe una voz que le anima y tonifica :”LÁNZATE TRANQUILO QUE EL TE ACOGERÁ Y TE SANARÁ.”

 Por eso, conmovido por el Espíritu Santo que afecta a su corazón con las palabras de S. Pablo:” revestíos de Nuestro Señor Jesucristo; mediador, Dios y hombre, humilde, Agustín después de tanta fatiga intelectual y moral  da rienda suelta a sus lágrimas, expresión de liberación  interior y sanación de su persona turbada y herida.

 Se siente  renovado y colmado y ve cumplida la palabra de Jesús: ”he venido para que tengáis vida abundante y vida en plenitud”.

Porque Agustín, norteafricano, de temperamento apasionado, llegó ,con ingenioso análisis, hasta el fondo de su corazón y  su deseo para diagnosticar el anhelo de toda persona humana: AMAR Y SER AMADO  Apasionadamente buscó la Verdad ,la Belleza. y  la Bondad y por la gracia de Dios se sintió perdonado, curado, sanado por la Sabiduría complaciente  de Dios.

Mas su encuentro con Jesucristo se verificó en el seno de la  Iglesia, cuerpo de Cristo, signo o sacramento de Cristo, pueblo de Dios. Así Mónica, la madre creyente y audaz ,empuja a su hijo Agustín al encuentro con el gran obispo de Milán Ambrosio quien  a su vez lo envía al anciano sacerdote Simpliciano para  prolongar y profundizar la enseñanza del misterio cristiano. Este santo sacerdote testifica la conversión de dos grandes magistrados romanos Victorino y Pablo  quienes habían  descubierto que la vivencia cristiana se realiza en el seno de la comunidad eclesial.

San Águstín se sentirá feliz en el interior de la Iglesia como madre. Su participación en la liturgia y los cánticos de la iglesia de Milán le llevarán a llorar dulcemente y le harán sentir nostalgia de la eternidad y a soñar con la Jerusalén celeste, la ciudad de Dios

Desde la vivencia de la amistad fundará comunidades fraternas y se pondrá al servicio de la Iglesia por la insinuación del obispo  Valerio. Estará siempre dispuesto a sacrificar la contemplación por el apostolado.

Adivinamos que este Pastor de la Iglesia, apasionado por la verdad, se sintió fascinado por  la Sabiduría de Dios  manifestada en Cristo Maestro por el camino de la interioridad y la contemplación. Amador de Dios en Jesucristo presente en su Iglesia peregrina hacia la Jerusalén celeste.

Nos ha legado que a través de la amistad y la comunidad, seamos testigos de Jesús que ha venido para que tengamos vida en abundancia y plenitud. Y que sirvamos a la humanidad la fe cristiana que gratuitamente hemos recibido  pues ”toda la obra de nuestra vida consiste en curar los ojos del corazón para ver a Dios

”¡Qué alegría estar juntos , cantar y alabar al Señor, de recordar el misterio de su pasión ,muerte y resurrección .Si el solo esperarle es causa de alegría que  será el poseerle.

Cuando cantamos aleluya se transforma nuestro espíritu y es como participar en la felicidad de la ciudad celestial, la nueva Jerusalén.”

Un año más ,al recordar lo que tantas veces hemos oído acerca de S.Agustín, le pedimos al Señor “nuevos impulsos de vida para seguir creyendo” en comunidad

de vida a ejemplo de la comunidad de Jerusalén y anunciando el Evangelio en comunión con la Iglesia que nos ha dado la fe.

 

VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO  DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:Is.66,18-21:Traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones

Sal.116,1.2:Id al mundo entero

2ªLct:Hb.12,5-7.11.13:El Señor reprende a los que ama

Evangelio: Lc.13,22-30:Vendrán de Oriente y Occidente a la mesa del reino

 

 QUE TODOS LOS HOMBRES SE SALVEN Y LLEGUEN AL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD

El fragmento de la profecía de Isaías que hemos escuchado, dirigido al pueblo querido de Dios, el pueblo elegido, nos llama la atención sobre otra nota o dimensión de  Yahvé, Dios Salvador de Israel. Se nos revela que además es  Dios de todos los pueblos, superior a todos los dioses: ”Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua, vendrán para ver mi gloria” Junto a la particularidad del Dios de Israel, la universalidad de Dios que “despachará supervivientes y anunciarán mi gloria a todas las naciones”.

“Yo soy el que soy”, El invisible a quien Moisés descalzo, percibe en la zarza ardiente que no se circunscribe a un lugar, que  manifiesta su gloria en el Arca de la alianza y camina con su pueblo hasta el exilio “es superior a todos los dioses” .”El cielo proclama la gloria de Dios ,el firmamento pregona la obra de sus manos…Sin que hablen sin que pronuncien a toda la tierra alcanza su pregón” ”Alabad al Señor todas las naciones, aclamadlo todos los pueblos” ”¿Qué Dios hay tan grande como nuestro Dios?”

A Jesús en el evangelio proclamado alguien le formula una pregunta curiosa. ”¿Serán pocos los que se salven? Jesús no responde a tal curiosidad morbosa sino que dirige al reportero a lo sustancial y esencial de la vida de relación con Dios: ”Esforzaos por entrar por la puerta estrecha” La alegre noticia de la buena nueva de la salvación no está reñida con la seriedad de la predicación. La pedagogía de los padres y de los docentes ha de ser sazonada con el esfuerzo y la exigencia.”Aceptad la corrección porque Dios os trata como como a hijos”

Jesús pone de relieve que no es garantía de salvación pertenecer a una raza ,una familia, nación o cultura o religión: ”hemos comido ,bebido contigo y has hablado en nuestro pueblo”.

“Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”(1ªTm.2,3-6) .”«Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea”(Hch.10.34-38).

Jesús implícitamente se está refriendo a la tragedia del pueblo judío que lo rechazó: “Vino a los suyos y los suyos no le recibieron”(Jn.1,11).Por eso S.Pablo así se desahoga: “desearía ser yo mismo anatema, separado de Cristo por amor a mis hermanos”(Rm.9,3)

Por eso Dios no solo es un objeto de especulación y conocimiento humano siempre limitado e imperfecto sino que es también sujeto de relación y amor  con el hombre que le afecta en su totalidad de tal modo que cuando Dios toca al hombre y éste se deja afectar cambia su propia vida, no puede ser un egoísta, ni odiar al enemigo. El creyente es aquel que confía en el Padre de Nuestro Señor Jesucristo dispuesto a recibir corrección y acrisolamiento en los momentos dolorosos de la existencia: “Hijo mío, no te enfades con la reprensión porque el Señor reprende a los que ama”(Hb.12,7)

No sabemos los caminos que Dios tiene para llegar a todos los hombres. Sabemos que Dios se ha manifestado en Jesucristo que es “el Camino , la Verdad y la vida”(Jn.14,6) .Y este es el fundamento del  impulso misionero: Id y predicad a todas la naciones el evangelio”

“Fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes”. Dios nos salva en comunidad :”te has adquirido un pueblo de hijos, concédenos la unidad y la paz” “Señor que unes los corazones de tus fieles en un mimo deseo; inspira a tu pueblo el amor a tus preceptos y la esperanza en tus promesas en medio de las vicisitudes del mundo nuestros corazones estén firmes en la verdadera alegría” .”condúcenos a perfección tan alta y manteneos en ella de tal forma que en todo sepamos agradarte”.

 

 

DOMINGO VIGÉSIMO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:Jer.38,4-6.8-10:Me engendraste hombre de pleitos para todo el país

Sal 39.2.3.4.18:Señor, date prisa en socorrerme

2ªLct.Hb.12,1-4:Corramos la carrera que nos toca sin retirarnos

Evangelio: Lc.12,49-53: No he venido a traer paz sino división.

 

TENDRÉIS TRIBULACIONES PERO YO HE VENCIDO AL MUNDO

En la lectura primera que ha sido proclamada, el Profeta Jeremías nos narra su desventura y sufrimiento pues su palabra resulta insoportable para los que gobiernan al pueblo de Dios: ”muera ese Jeremías porque está desmoralizando a los soldados y a  todo el pueblo con semejantes discursos”. Así es el destino del profeta que tomando en serio la Palabra de Dios ,no le importa denunciar los pecados e infidelidades de los creyentes judíos .¡Qué felices son los momentos en que el profeta anuncia una feliz ventura o consuela y anima a las personas ¡Pero en otras circunstancias ha de denunciar el desorden y el pecado arriesgando su propia vida como Jeremías hasta que Ebedmelek “reconociendo que lo han tratado inicuamente” interviene para que no muera de hambre ni hundido en el lodo. Imaginamos en su labios la angustiosa oración: “esperaba con ansia al Señor; el se inclinó y escuchó mi grito .Me levantó de la fosa fatal de la charca fangosa”.

Cada día algunos medios de comunicación nos advierten cómo en determinados ámbitos es peligroso ser cristiano: ”recientemente a una azafata inglesa el tribunal de Estraburgo le ha dado la razón  porque la expulsaron del trabajo por llevar una cruz en el cuello” .Muchos padres españoles por el ejercicio de libertad religiosa se han resistido a que el Estado imponga una doctrina como la de “Educación para la ciudadanía” .El Papa Benedicto XVI ha realizado hermosísimas reflexiones sobre el  relativismo y ha ejercido como un profeta de nuestro tiempo. Todavía hay personas íntegras capaces de vivir con coherencia y denunciar lo que es contrario a la verdad de Dios y de los hombres.

Jesús ,en el evangelio, pone de relieve el ardor y la novedad de la noticia que ofrece: “he venido a prender fuego en el mundo y ¡ojalá estuviera ya ardiendo” o en otro momento: “vosotros sois la sal de la tierra y la luz del mundo y si la sal se vuelve insípida ¿con qué la salarán?”. Esto le va a llevar a Jesús a la cruz, a ser condenado por las propias autoridades religiosas judías. De ahí la exclamación del Señor: :”Tengo que pasar por un bautismo y ¡qué angustia hasta que se cumpla¡” Anunciar la verdad y denunciar la injusticia es causa de persecución . El peligro de nuestro tiempo es el relativismo :”esto a ti te parece mal, pero a mi no ” “¡uno es libre de pensar como quiera ¡El obispo Tomás Becket se resistió a las injerencias del Rey Enrique II en la Iglesia; el gran Tomás Moro no cedió a las pretensiones de Enrique VIII de suplantar arbitrariamente a la autoridad de la Iglesia a pesar del peligro de su vida y familia….Siempre recordaremos la anestesia en que cayó el pueblo alemán ante el nazismo y sus derivados y estaremos agradecidos a algunos profetas tanto católicos como luteranos que no se dejaron convencer y denunciaron sus maldades. Se trata de asuntos muy importantes, no superficiales, de la vida, la muerte, la justicia, la verdad. Jesús es signo de contradicción y continúa siéndolo en sus discípulos. Es tan poderosa en ocasiones la conciencia de absoluta autonomía personal  del hombre que le lleva a oponerse a todo aquello que intente frenar o criticar sus propósitos .¡Así es el lado oscuro de los impulsos caprichosos del ser  humano¡

Jesús da un paso más. Sus seguidores encontrarán oposición y resistencia dentro de su propia familia. De varios hermanos, solamente dos deciden acoger y acompañar a su madre anciana. Un matrimonio joven decide abrirse responsablemente a la vida y sufren la oposición de su gente más cercana.

Recientemente un joven periodista decide hacerse cristiano pidiendo amparo para defender el derecho a la libertad religiosa. Jesús continúa siendo signo de contradicción en sus discípulos. Hoy la Palabra de Dios nos sitúa en los aspectos dolorosos de nuestra vida pero la verdad de Dios es la razón por la que merece la pena sufrir y morir por lo que siguiendo el impulso de la carta a los Hebreos: “corramos en la carrera que nos toda sin retirarnos, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe: Jesús, que renunciando al gozo inmediato, soportó la cruz, sin miedo a la ignominia y ahora está sentado a la derecha del Padre” .Nos empuja aún más el motivo del Espíritu: “no os canséis ni perdáis el ánimo…todavía no habéis llegado a la sangre en vuestra pelea contra el pecado”.

En momentos de desierto, dificultad junto a los enfermos le digo al Señor: Te doy gracias por tanto como me has dado en la vida. Me conforta esa mirada del Señor a través de tantas personas que me han hecho el bien.

“Infunde tu amor en nuestros corazones para que amándote en todo y sobre todas las cosas consigamos alcanzar tus promesas que superan todo deseo” ,”para que al ofrecerte lo que tu nos diste, merezcamos recibirte a ti mismo”, que “transformados en la tierra a su imagen, merezcamos participar de su gloria en el cielo”.