VIGÉSIMO CUARTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO.

 

1ªLct.:Eclesiástico 27,33-28,9:Perdona la ofensa a tu prójimo y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas.

Sal.103,1-2.3-4.9-10.11-12.:El Señor es compasivo y misericordioso ,lento a la ira y rico en clemencia.

2ªLct.:Rm.14,7-9:En la vida y en la muerte somos del Señor.

Evangelio: Mt.18,21-35:No te digo que le perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

El libro del Eclesiástico nos da cuenta de los sentimientos que afloran en el corazón humano: furor, cólera, odio. rencor, venganza cuando se siente ofendido más si esa ofensa  se percibe como con intención retorcida por parte del prójimo. Así suele ser la reacción inmediata(«motus primo primi: primer movimiento).¡Ojo por ojo…diente por diente…¡¡El que la hace la paga¡ Pero el sabio, el autor sagrado  ayuda al creyente a calcular la respuesta que se ha de dar a la agresión o a ese error inconsciente del ofensor. «Del vengativo se vengará el Señor y llevará cuenta de sus culpas. «El vengativo, el rencoroso, el que odia lleva su propio castigo en el delito, en el pecado lleva su pena. No significa negar la realidad de la ofensa y cerrar los ojos a lo sucedido. La Palabra de Dios nos orienta en nuestras respuestas

Un escritor y periodista acudió con un amigo a primeras horas de la mañana al quiosko de los periódicos y al pedir el periódico el dependiente se lo tiró con desafección. El periodista lo recogió con tranquilidad y el amigo le dijo: pero no le dices nada a esa falta de educación. No, respondió, no quiero que él dicte y ordene mi  respuesta, mi conducta.

El Señor nos dice: Perdona la ofensa a tu prójimo y se te perdonarán los pecados, reconociendo que también nosotros podemos y de hecho ofendemos a otros.

Con el rencor en el corazón ¿cómo pedir la salud al Señor? Modernamente los médicos nos dicen que las emociones negativas  pueden afectar también a nuestro organismo físico y hasta enfermar. Bien, no se trata de perdonar para no enfermar y por eso el motivo que el Señor nos da es :»piensa en tu fin», en la muerte, en lo definitivo, en lo que merece la pena…»recuerda los mandamientos, la alianza del Señor».

Una hermosa sinfonía de textos en los profetas y los salmos nos hace vibrar  con la compasión y misericordia de Dios «rico en clemencia…lento a la ira»(Sal.86,15)»clemente y compasivo»(Sal.145,8)…;»Dios no guarda rencor»(Jeremías 3,12);»no está eternamente enojado…»(Is.57,16)…»Dios clemente, tardo a la cólera»(Jonás 4,1)»;»clemente y tardo a la cólera»(Joel 2,13).

Y así nos vamos adentrando en la novedad del Reino de Dios que anuncia Jesús con un orden nuevo en las relaciones humanas. El misterio de su muerte y resurrección es la sanción grandiosa al perdón de todo corazón que el hombre ofendido como Jesús crucificado perdona ,disculpa y aguanta sin límites, porque el amor de Dios no pasa nunca. Así «si vivimos, vivimos para Dios, si morimos, morimos para Dios. En la vida y en la muerte somos de Dios» .Este orden nuevo es  que desea el Señor que se infiltre en este mundo a veces trágico, resentido, odioso. Como el grano de trigo, como la mostaza, aunque débiles fructifican y se expanden. Por eso la consigna evangélica es: «Perdónanos como perdonamos…»(Mt.6,12)…»Si al presentar tu ofrenda en el altar tienes algo contra alguien ve y reconcilíate»(Mt.5,23-24″Si vosotros perdonáis…os perdonarán»(Mt.6,14-15t),»No des tu corazón a la tristeza y evítala recordando tu fin»(Eclesiásstaico.38,20).

Jesús con la parábola del siervo sin entrañas nos ayuda a entrar en razón  en el movimiento difícil de las ofensas y el perdón( El origen de la palabra: Perdón;   Perdonar: (Del latín per y donāre, dar). per, que significa «con insistencia, muchas veces» y donare, que significa «donar, dar». El prefijo per intensifica el verbo que acompaña, donare.)Jesús invocando la gracia, la compasión del dueño de la vida» que hace llover sobre malos y buenos», que es compasivo, denuncia la cortedad del hombre injusto que ahora quiere aplastar a su deudor después de que su dueño le ha perdonado hace poco tiempo. Jesús quiere romper el círculo vicioso  del odio y del rencor que emponzoña las relaciones humanas y busca otra salida a los conflictos humanos. Al Hijo del hombre le ha costado la muerte y así decir: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen»(Lc.23,34) y por eso ha podido decir a Pedro: perdona hasta setenta veces siete». La madre Teresa dirá: «Ama hasta que duela».

-Del libro de S.WIESENTHAL, Les fleurs du soleil, Paris,1969:Kart herido de muerte pide antes de morir ser llevado a presencia de un judío para hacer delante de él  su confesión y pedirle perdón. Se trata del autor que habiendo sido designado para ellos debe escuchar el relato de la masacre de casi doscientos judíos, muchos de ellos niños en la que Karl participó. El relato es alucinante, los prisioneros fueron apiñados en una casa a la que los soldados prendieron fuego..S.Wissenthal  escucha  hasta el final el relato y no pronunció ninguna palabra: Mi decisión está tomada. Sin decir palabra dejó la habitación”.El autor se preguntará más tarde si hizo bien:”al final toda mi vida ha girado en torno este rechazo.”Esa duda conducirá a Wissenthal a interrogar a varias personalidades judías y cristianas para recabar opinión.

-Jacques Lebreton, soldado francés de 1,90 de estatura,  privado de sus manos y sus ojos por la explosión de una granada sin seguro que ignorante de la situación le había pasado el su vecino, preso del pánico.En el principio de la 2ª. guerra mundial(1940 en Lybia) Harán falta cinco años para recobrar una autonomía física mínima , quince para perdonar antes de dedicar su vida a testimoniar su experiencia humana y espiritual”.(J.Lebreton Sans yeux e sans mins Casterman,Paris 1966.

Hoy también Jesús presen te aquí en la asamblea pasa en medio de nosotros y quiere que le presentemos todo nuestras heridas interiores, nuestros resentimientos, nuestros traumas.Una palabra tuya basta para sanarnos.

La Comunidad cristiana de S.Egidio, afincada en Roma ,pero presente en el muchas partes del mundo, es llamada como instrumento de mediación en muchos conflictos, algunos con buenos resultados.

Señor, míranos, para que sintamos el efecto de tu amor concédenos servirte de todo corazón. Que la oblación que ofrece cada uno en honor de tu nombre sirva para la salvación de todos. La acción de este sacramento penetre en nuestro cuerpo y nuestro espíritu para que sea tu fuerza y no nuestro sentimiento(alto, bajo, indiferente, rencoroso, reconciliado, pacífico) quien mueva nuestra vida.

 

VIGÉSIMO TERCER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO TERCERO

 

1ªLct.:Ez.33,7-9:Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre

Sal.94,1-2.6-7.8-9:¡Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis vuestro corazón.

2ªLct.:Rom.13,8-10:La plenitud de la ley es el amor.

Evangelio: Mt.18,15-20:Si te hace caso has salvado a tu hermano.

 

NO ENDUREZCÁIS VUESTRO CORAZÓN

Al profeta Ezequiel ,el Señor le encomienda una misión especial: ”ser atalaya-lugar elevado desde donde se observa mucho espacio de tierra o mar-de la casa de Israel, y así corregir al malvado para que se corrija y cambie de conducta. El Señor viene a asociar la salvación del profeta a su grave responsabilidad con el pecador a quien debe amonestar y corregir. ”El amarás a Dios y al prójimo como a ti mismo” ,comienza por responsabilizarse con el destino del malvado. Caín después de haber asesinado a su hermano Abel oye la voz de Dios:¡Cain,Caín, ¿dónde está tu hermano Abel?  Y Caín atolondrado responde ¿Acaso soy yo su guardián…? Pues sí…esta es la encomienda de Dios de preocuparnos por el hermano.

Seguramente que en ocasiones habéis tenido que ejercer vuestra autoridad maternal o paternal con vuestros hijos o con vuestros colaboradores en la profesión(¡Algunos profesionales o empresarios son auténticos maestros en la motivación o corrección de sus empleados. No les llaman la atención ante los demás con resentimiento sino en privado y razonadamente. Así me comentó un empresario de la restauración)No es agradable llamar la atención o corregir pero esa es nuestra tarea.

Hemos de llamar a las cosas por su nombre y en nuestra sociedad se ha instaurado un relativismo destructor: ”Todo es relativo…depende como se mire” y en todas las profesiones encontramos a personas que son profetas, hombres y mujeres que no renuncian a su conciencia aunque se vean acosados y perseguidos. No hace mucho tiempo contemplamos a quienes defendían la legalidad en Cataluña. Una fotografía: la seriedad y preocupación de los constitucionalistas saliendo del parlamento y  al letrado mayor del Parlamento y al secretario general  negándose a tramitar la Ley del referendum por considerarla ilegal. Seguramente les habrá costado sufrimiento y persecución y acoso por cumplir con su deber ,pero gracias a ellos, la humanidad mantiene su dignidad y nobleza aunque sólo sea por parte de unos pocos como los anawin o pobres de Yahvé en el pueblo de Israel, fieles a la alianza con  Dios. Hay comportamientos que nunca deben realizarse: «no cometerás adulterio, no robarás ,no envidiarás etc., expresiones de la ley del amor como nos ha recordado S.Pablo en Rom.13,8-10, porque degradan a la persona que los comete y viola la dignidad de las personas a las que se ofende.Si,exite una muletilla de «…con tal de no hacer daño al prójimo…yo puedo hacer lo que quiera…».Lo que ocurre es que cuando uno va en una barca con su sitio reservado y comienza a agujerearle también se llena de agua los demás asientos reservados de la barca. Vemos que también falla el sentido común que debería ser el más común de los sentidos.

De ahí la palabra tajante del salmo: «Ojalá escuchéis hoy su voz, no endurezcáis el corazón» como en Meribá(disputa),como el día de Massa (tentación) en el desierto. Esta es la tentación del hombre que libre, puede oponerse , resistirse y rechazar a Dios que es Roca de donde brota el agua en el desierto(Ez.17,1)o sobre la que se edifica el templo(2S.24,18).Estas son las quejas de Dios en el desierto con su pueblo:Dt32,15:come Jacob, engorda Yerusum(toro) y desprecia la salvación», Oseas 13,6:se saciaron, se engrió el corazón y se olvidaron de mi; Is.63,10:se rebelaron, contristaron al Espíritu Santo…;Jeremías 5,7:»¿Como te voy a perdonar?…Me dejaron por el no-dios.

El fragmento del evangelio de S.Mateo prolonga el toque de atención del profeta Ezequiel que se siente atalaya de Israel para dar un toque de alarma al malvado para que se convierta de su mala conducta. Uno, dos hermanos, la comunidad, la iglesia, son convocados para reprender la acción grave o pecado del hermano para que cambie de conducta(situaciones graves: idolatría, adulterio, apostasía, asesinato…).En 1ªCo 5,11 se nos dice: no os relacionéis con quien llamándose hermano es impuro, avaro, idolatra, ultrajador, borracho o ladrón. Con estos ni comer».

Después de ejercer la pedagogía de la corrección fraterna, la Iglesia ,la comunidad, consciente de su misión de pastorear, regir, ordenar, gobernar, atar y desatar en su ministerio también puede imponer penas a quien comete determinados delitos que hieren a la comunidad. No tanto por imponer penas cuanto por manifestar la gravedad de los delitos, impropios de un creyente. Y si ni siquiera hace caso a la comunidad, considéralo como un pagano o publicano(indeseable por su avaricia en el cobro de impuestos).No tanto que la comunidad lo  condene o excomulgue sino que él mismo se excomulga, sale de la comunidad. «Guardaos de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido(Rm.16,17 )

«No odies a tu hermano pero corrígelo»(Lv.19,17).En Lc.17,3:» Cuidaos de vosotros mismos…Mt.18,15-20:corrección fraterna…Dt 19,15:»Un solo testigo no es suficiente para condenar culpa o delito sino es por la declaración de 2 ó más testigos y  será firme la causa».

También la palabra de Dios en Mt.16,19):»lo que ataréis en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desataréis en la tierra quedará desatado en el cielo» o  Juan 20,23:»a quienes les perdonéis los pecados les quedarán perdonados…pone de relieve la autoridad dada a la iglesia para penalizar a los hermanos que rompen la comunión.

Luego la promesa dulce y esperanzada y consoladora de Jesús después de la advertencia: «si dos se ponen de acuerdo para pedir para pedir algo ,mi Padre se lo dará…cuando dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» Jesús está ahora aquí .Dejémosle libre, no le atemos las manos, para que moviéndose con libertad nos llene con su Santo Espíritu, con paz , alegría y gozo. A Jesús, a veces no le dejamos entrar en nuestra vida o una vez dentro de nosotros no le dejamos salir para que sea conocido y amado de todos.

Señor, nos ha redimido y hecho hijos, míranos con amor de Padre para que alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna .Tú, fuente de paz y amor sincero, concédenos glorificarte y unirnos fielmente a ti. Con tu palabra, tu pan del cielo, alimentas y vivificas a tus fieles. Que merezcamos siempre participar de tu vida divina.

 

VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO SEGUNDO ORDINARIO

 

1ªLct.:Jr.20,7-9:La Palabra del Señor se volvió oprobio para mí

Sal.62,2.3-4.5-6.8-9:Mi alma está sedienta de ti,   Señor, Dios mío

2ªLct.:Rm.12,1-2:Ofreceos vosotros mismos como sacrificio vivo.

Mt.16,21-17:El que quiera venirse conmigo que se niegue a sí mismo y me siga

 

La explicación que Jesús da a sus discípulos de “tener que subir a Jerusalén y padecer mucho  por parte de senadores, sumos sacerdotes y letrados, ser ejecutado y resucitar al  tercer día” y la reprimenda dirigida a Pedro, nos señala el profundo realismo de su identidad personal.

Se puede apreciar cómo Jesús asume en su vida la voluntad del Padre, lo que supone vivir la condena, el rechazo de las autoridades religiosas, la pasión,  la cruz y la muerte.

Ante toda tentativa de negar la humanidad de Jesús, la Encarnación del Verbo, estas palabras ponen de relieve que Jesús es hombre. Ya les había dicho que no dijeran a nadie que Él era el Mesías por temor a confusiones sobre su identidad. Ahora no les impone silencio sino les explica, les habla claramente de quién es y a dónde va.

En este fragmento evangélico que ha sido proclamado se superponen dos imágenes del Mesías que laten ya en el A.Testamento: el Siervo doliente y el Hijo del Hombre que viene con poder. En lo que dice y hace apreciamos esta identificación con el Siervo doliente.

Los apóstoles, los amigos de Jesús, bien que se sentirían orgullosos de acompañar a aquel hombre que tantos signos y prodigios hacía, que era bien visto por el pueblo.

Pero Jesús va directamente al meollo de su misión y la de sus discípulos: ”quien quiera ser mi amigo, tome su cruz  y me siga, Se ha de desposeer, despegar y me ha de  seguir. Dar la vida ,entregarse.

La cruz de Jesús es revelación ,revela a Dios y a los hombres. Cómo es Dios y cómo somos los hombres. La filosofía griega preanuncia esta idea: el gran filósofo Platón se pregunta  cómo podría obtenerse en ese mundo un hombre completamente justo. La justicia de un hombre sólo llega a la perfección cuando él mismo asume la apariencia de injusticia sobre sí mismo. El verdadero justo es el que en este mundo es el incomprendido y el perseguido. A todo cristiano impresiona profundamente  ese texto 400 años antes de Cristo. Cuando apareció el justo por excelencia fue crucificado y ajusticiado y nos dice despiadadamente quién es el hombre que escarnece, azota al amante. La verdad del hombre su carencia de verdad. Mas la cruz no sólo revela al hombre, sino a Dios. En el abismo de la repulsa humana se manifiesta más aun el abismo inagotable del amor divino. ”Los amó hasta el extremo” ,en expresión de S.Juan y que retoma la Plegaria Eucarística IV en el relato de la consagración.

Rechazamos el aspecto doloroso de la vida, pensamos en clave de confort, y bienestar aunque tarde o temprano nos damos de bruces con el dolor

Todos los días los medios de comunicación nos ofrecen sucesos dolorosos de muertes violentas. En estos días estamos celebrando el duodécimo  aniversario del accidente aéreo en Madrid.¡Cuánto dolor en las familias que han perdido seres queridos. Dolor de los que fallecieron, de los responsables de la empresa.Lamentamos en estos días la muerte de los contagiados por el coronavirus, de los entierros sin poder hacer convenientemente  los duelos .Y al tiempo el  dolor de los que han abrazado el dolor: Policías, bomberos, personal sanitario…,médicos,sacerdotes…Ante tanto dolor: o desesperación o esperanza activa dando amor y mirando a Jesús doliente: “al que traspasaron” pero también el que transfigurado, dijo: “todo se cumplirá…”y al tercer día resucitará”

Dejemos que la Palabra de Dios “sea para nosotros fuego ardiente”, que como a Jeremías nos alimente y nos afecte tanto que exclamemos: ”intentaba contenerla y no podía”. O con el salmista: ”mi carne tiene ansia de ti como tierra reseca, agotada sin agua”,” me saciaré como de enjundia y de manteca y mis labios te alabarán jubilosos”, ¡Oh Dios tu eres mi Dios ,por ti madrugo¡

Al mismo tiempo que recibimos la Palabra que revela a Jesucristo y su misión,interiorizamos las palabras de S.Pablo: “presentad vuestros cuerpos, vuestras vidas, vuestras personas ,como hostia viva, santa, agradable a Dios; transformaos por la renovación de la mente para discernir lo que es voluntad de Dios, lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto”.

“Siembra, Señor en nuestros corazones el amor de tu nombre para que nuestra vida sea más religiosa”. “Que se cumpla por tu poder lo que celebramos en estos misterios”.

“Saciados con el pan del cielo te pedimos, Señor, que el amor con que nos alimentas fortalezca nuestros corazones y que nos mueva a servirte en nuestros hermanos.

 

 

VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 22,19-23:Colgaré de su hombro la llave del palacio de David

Sal.137,1-2ª.2bc-3.6 y 8bc:Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

2ªLct.:Rm.11,33-36:Él es origen, guía y meta del universo.

Evangelio: Mt.16,13-20: Tú eres Pedro y te daré las llaves del reino de los cielos.

Hoy Jesús en el evangelio proclamado, actualiza para nosotros la misma pregunta que dirigiera a sus discípulos:¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?¿Quién soy yo?¿Qué dices de mí?

Pedro en nombre de los demás contestó: eres tan famoso como Juan Bautista , Elías o Jeremías. Eres un profeta. Yo digo. Tú eres el Cristo, el Ungido, el Hijo de Dios. Algo así como: más importante y grande que ellos.

El comentario de Jesús nos indica que Pedro hizo una confesión que le superó , algo así como…”¡no sabes lo que dices¡”:”Dichoso tú, Simón, porque esto no te lo ha revelado nadie de carne y hueso sino mi Padre”

Y les mandó a sus discípulos que no dijeran a nadie que era Él el Mesías. Esta confesión podría ser malinterpretada debido a las diversas opiniones que sobre el Mesías tenían especialmente las autoridades religiosas judías.

Jesús se ha ido manifestando en su persona ,en la palabra y en lo signos llenos de poder y curación. Ha puesto de relieve “la gran conciencia  que tiene de sí mismo”. Así lo percibe la ente y así lo perciben sus discípulos. ”Nadie ha hablado como Él”.”No habla como los escribas y fariseos, habla con autoridad¡ “Ved que en otro tiempo se os dijo…pero y os digo”.Sin embargo cuando les habla de subir a Jerusalén ,de ser condenado, de la cruz, la resistencia es inmediata por parte de Pedro: Eso no sucederá.

También la paciencia de Jesús les insta a:”…el que quiera ser mi discípulo tome su cruz y me siga, sea servidor…conviene que yo me vaya para enviaros un Abogado, un Paráclito que os revele la verdad”. Jesús constituye a Pedro con un ministerio o servicio especial en la nueva comunidad cristiana. El ministerio petrino, el ministerio del Papa es un servicio de amor y de confirmación de la fe de los creyentes. Con toda su fuerza y energía ha urgido el Papa a los jóvenes de la JMJ: “No neguéis a Jesucristo”. ”El no quita sino da” .

Hasta cierto punto, Jesús está presente en la cultura actual.  Libros, películas, ensayos, Jesús Superstar. Se cuenta que algunos condenados al ver la película de la Pasión de Mel Gibson se han sentido culpables.

Sin embargo Jesús no está presente en cuanto a la confesión explícita   del «crucificado y resucitado que es nuestro Salvador.» Ya que  ”nadie puede decir Jesús es el Señor sino es con la fuerza del Espíritu Santo”. ”¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento el de Dios¡¡Qué insondables su decisiones  y qué irrastreables sus caminos¡

Es preciso hacer un gran acto de fe en Jesucristo.¡ Que se cumplan las palabras de otro gran apóstol, S. Pablo :”Todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Cristo que me amó y se entregó por mí”.

De vez en cuando conviene traer a nuestro corazón la pregunta de Jesús: ¿Quién dices tú que soy yo?¿Quién soy yo para ti? He aquí el testimonio de un sacerdote…Estaba en una iglesia de Milán y una mamá y su hijo de 5 años a los que acompañaba al llegar  ante una imagen de Jesús crucificado, pregunta el niño Y ése ¿quién es?. .El sacerdote  titubea y al fin responde :Éste es alguien que en muchas ocasiones ha llenado y llena mi corazón de felicidad…Amigo ,también a mi y también a ti?

 Confiesa en tu corazón: Jesús es el Señor, es mi Señor ,es nuestro Señor…  “para que nuestros corazones estén fundamentados en la verdadera alegría”, ”condúcenos a perfección tan alta y mantennos en ella de tal forma que en todo sepamos agradarte”, ”concédenos los dones de la unidad y de la paz en tu Iglesia”. 

 

 

 

VIGÉSIMO DOMINGO ORDINARIO

VIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 56,1.6-7:A los extranjeros les traeré a mi monte santo.

Sal.66,2-3.5.6 y 8:¡Oh Dios¡,que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Rm.11,13-15.29-32:Los dones y la llamada de Dios son irrevocables para Israel.

Evangelio: Mt.15,21-28: Mujer ¡qué grande es tu fe¡

 

El profeta Isaías abre una oquedad en la conciencia nacionalista de Israel que se siente el pueblo elegido y amado de Dios:”a los extranjeros que perseveran en mi alianza los traeré a mi monte santo y los alegraré en mi casa de oración”. “¡Oh Dios que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben ¡Que le teman hasta los confines del orbe¡¡Qué Dios es tan grande como nuestro Dios¡

El apóstol Pablo sin embargo señala una trágica brecha entre Dios y su pueblo que ha rechazado a Jesús: ”siento una gran pena y un dolor incesante pues por el bien de mis hermanos, los de mi raza y sangre ,quisiera incluso ser un proscrito lejos de Cristo”(Rm.9,1-5) aunque a la vez una esperanza ”si su reprobación es reconciliación   del mundo ,¿qué será su reintegración sino un volver de la muerte a la vida?” .Aun doliéndose por esta situación de su pueblo mantiene la esperanza de su vuelta al Señor. “Pues los dones y la llamada de Dios son irrevocables” Pues “Dios nos encerró a todos en desobediencia para tener misericordia de todos”. “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen a al conocimiento de la verdad”.

Jesús en el Evangelio manifiesta la conciencia salvífica particular que el pueblo de Dios tiene sobre sí mismo: ”El les contestó: Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel”. El apóstol Mateo que habla a cristianos venidos del judaísmo señala esta limitada conciencia de Israel porque el mismo Jesús en su diálogo con la samaritana amplia el ámbito de culto a Dios  “Llegará un tiempo en que ni en Jerusalén ni en Garizim  daréis culto al Padre”, ”los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad” (Jn.4,7-24)

Más aún, Jesús muestra su corazón y el “sin acepción de personas”, y ”rico en misericordia”. Ante el grito lastimero de una mujer cananea con la pesada carga de su hija gravemente enferma: ”Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David”, Jesús tocado por la poderosa fe de aquella mujer exclama: ¡qué grande es tu fe¡ ,que se cumpla lo que deseas.

La fe, la oración del creyente encuentra aquí un estilo de relación vigorosa con el Dios de la vida especialmente en los momentos difíciles y duros de la existencia. Es confiada sin condiciones, es audaz, atrevida y constante. Es como una saeta lanzada con fuerza al corazón de Dios. En la espiritualidad cristiana las jaculatorias, iacula: saeta, avivan  y resumen el contenido de nuestra oración y fe: Ten compasión de mi, Jesús hijo de Dios vivo¡. ”Madre del Buen consejo, ruega por nosotros¡ Dirijamos nuestra oración confiada así al Señor.

Frente a nuestro tedio y fastidio, frente a nuestra rutina incluso en nuestra prácticas religiosas, es precisa una fe ardiente, vigorosa, vibrante, una fe que mueve montañas: ”si tuvieras fe como un granito de mostaza…tú le dirías a la montaña, muévete, muévete…”Una mujer había acudido a una gran asamblea de cristianos del movimiento de la Renovación carismática en Rímini(Italia) Había reunidos alrededor de unos 20.000 católicos .Durante  la comunión un sacerdote emite palabras de conocimiento anunciando curaciones que el Señor  realizaba en la asamblea y…una mujer de 47 años ha venido afligida a este retiro de oración y sufre de dolor de cabeza pues hace un año su hijo se suicidó y ella teme por su condenación…Pues alégrate, mujer ,tu hijo en el último momento se arrepintió y está con el Señor. Esta noche notarás cuando llegues al hotel que ya no te duele la cabeza. Al tercer día de la asamblea en Rímini(Italia) uno de los servidores anunció que se había presentado ante los organizadores del retiro la mamá del hijo que se había suicidado tal como el P.Emiliano Tardif había anunciado. Y la asamblea estalló en un aplauso de acción de gracias. JESÚS está vivo, querido hermanos y está actuando también aquí entre nosotros. Hoy le pedimos que renueve nuestra fe, la haga la ardiente y vigorosa.

Siempre en cualquier familia alguno de sus miembros ha abandonado la fe y las madres son las primeras heridas por ese desacierto de sus hijos. Y son las que van a lograr ese milagro de Dios .Recuerdo que al visitar el Santuario dedicado a Sta Rita en Milán, centro de peregrinaciones y de gracias como lo es del de Casia, en la bajada a la cripta del santuario junto a una hornacina donde había una pequeña imagen de la santa ,vi de soslayo el rostro atribulado y al mismo tiempo fervoroso de una mujer que suplicaba silenciosamente. Me impactó aquella escena y me convencí de que Dios estaba respondiendo a aquella mujer que seguro estaba intercediendo por algún hijo.

Todos somos intercesores, también por lo que no nos caen bien., por nuestros adversarios  pues así nos parecemos a Dios “que hace llover sobre justos e injustos, malos y buenos”

“Señor, infunde tu amor en nuestros corazones para que amándote en todo y sobre todo consigamos alcanzar las promesas que superan todo deseo”. Pues esta es nuestra recompensa: ”al ofrecerte lo que tú nos diste ,merezcamos recibirte a ti mismo”