DOMINGO DE PASCUA

DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCION DEL SEÑOR

1ªLct.Hch.10,14ª.37-43:NOSOTROS HEMOS COMIDO Y BEBIDO CON EL DESPUÉS DE SU RESURRECCIÓN.

Salmo 117,1-2.16ab-17.22-23:ESTE ES EL DÍA EN QUE ACTUÓ EL SEÑOR

2ªlLct.:Colosenses 3,1-4:NUESTRA VIDA ESTA ESCONDIDA CON CRISTO EN DIOS.

Evangelio:Juan 2,1-9:HASTA ENTONCES NO HABÍAN ENTENDIDO LA ESCRITURA:QUE EL HABÍA DE RESUCITAR

En la Vigilia pascual que anoche celebramos nuestra madre la Iglesia nos ofreció la abundante Palabra de Dios que desde la Creación del mundo, pasando por la gran liberación del pueblo de Dios de la esclavitud de Egipto hasta el clamor de los grandes profetas para volver a la alianza con Yavéh, volvimos a renovar la memoria y el sentido de que estamos creados para la vida y no para la muerte, a pesar de los sufrimientos, y vicisitudes dolorosas por las que podamos pasar “porque nuestra vida está  con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo ,vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis juntamente con él en gloria.

¡Qué vivos y reales fueron los acontecimientos de la pasión y muerte del Jesús¡¡Qué bajeza la del traidor Judas¡¡Qué cobarde la actitud de Pedro o la huída de los demás discípulos¡ Si miramos a nuestro corazón también el Maestro nos puede decir aquí y ahora: El que esté libre de pecado tire la primera piedra¡ Vigilad y orad.

El discípulo amado ,María ,la madre y algunas mujeres ofrecieron consuelo y cercanía.

Pero la desolación y tristeza de aquellos días fueron transfiguradas por un acontecimiento especial tan real y vivísimo que desconcierta y trastorna la humilde mirada de aquellos seguidores de Jesús.

María Magdalena, las mujeres, con piadoso atrevimiento quieren dejar el sepulcro de Jesús adornado y honroso.¡Había hecho tanto bien¡ Pero Jesús no estaba en el sepulcro y lo primero que pensaron: Se lo han llevado. A una visión realista del cadáver  de Jesús le sigue ora visión realista: No está en el sepulcro, luego lo han llevado.

Pero fueron llegando a la gran a la gran revelación de Dios:”Lo mataron colgándolo de uno madero, pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver no a todo el pueblo sino a los testigos que él había designado”.

Y lo dijo y continúa diciéndolo Pedro, si, el que había negado y renegado.¡Qué vergüenza¡¡Qué llanto hasta recuperar a Jesús¡ Pues ahora, el mismo e impulsivo Pedro predica: Sepa toda la casa de Israel que Dios ha resucitado a su Hijo Jesús¡

Y entonces todos estamos en una nueva dimensión si acogemos la gracia y la visión:

También nosotros resucitaremos porque Jesucristo vive y es el  Señor .

Qué consolador: Simón Pedro entró en el sepulcro y vio las vendas y el sudario enrollado. Y después,el discípulo amado. Juan  :vio y creyó .Se les manifestó la acción de Dios pues “no habían entendido la Escritura: que el Había de resucitar de entre los muertos”.

Demos rienda suelta a todas nuestras facultades para recibir la unción del Espíritu y confesar convencidos y contentos: JESUS VIVE y es mi Señor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *