MISA DE MEDIANOCHE

                         Nochebuena 2018.

                   MISA DE MEDIANOCHE
1ª Lct:Is.9,2-7:Un Hijo se nos ha dado
Sal.95,1-2ª.2b-3.11.12.13:Nos ha nacido un Salvador:El Mesías el señor
2ªLct:Tit.2,11-14:Ha apre4cido la gracia de Dios.
Evangelio: Lc.2,1-14: Hoy os ha nacido un Salvador.

La alegría de esta noche santa, nochebuena, compartida en familia ,llena de recuerdos y nostalgia que nos unen a nuestras generaciones pasadas y nos llena de esperanza, se abre también a la percepción grandiosa de Dios que ha tomado el camino de la encarnación, de hacerse hombre como nosotros para salvarnos y divinizarnos. Ante una situación de oscuridad y de tinieblas, de opresión y de sangre he aquí la palabra del profeta:”Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. maravilla de consejero, príncipe de la paz para establecer la justicia y el derecho. Él desencadena una luz grande y un gozo inmenso.
Por eso esta noche santa es un tiempo para el cántico nuevo con toda la tierra, un tiempo para la alabanza y la exultación jubilosa: ”alégrese el cielo, goce la tierra, retumbe el mar, vitoreen los campos porque “el Señor llega a regir la tierra”. El hombre, la humanidad, sin religión, encerrada en los deseos mundanos y en la impiedad, sin esperanza ha “recibido la gracia de Dios, ”la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo” y ahora sí surge un pueblo purificado, dedicado a las buenas obras nos lleva a una vida sobria, honrada y religiosa, una vida dichosa.
Ha nacido un Salvador, el Mesías ,el Señor. Pero esta aparición gloriosa ,esta gracia de la salvación no ha sido espectacular y aparatosa con un escenario grandioso, exuberante,sobrecogedor, sino en la humildad de María embarazada y José que al cumplir con el censo ordenado suben de Nazareth a Belén. Y “mientras allí…a María le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y los acostó en un pesebre porque no tenían posada. Y esta manifestación de la gloria de Dios en la pequeñez de un niño se apoderó de unos pastores, vigilantes y centinelas de la noche “que envueltos por la claridad de la gloria ,llenos de temor reciben la aclaración y explicación de un ángel: ”No temáis…una buena noticia…una gran alegría…Ha nacido el Salvador: El Mesías”.
Todos ,niños,jóvenes,adultos,ancianos,sacerdotes,seglares,consagrados también hoy,aquí y ahora,en nuestro corazón a través de tantos signos::ornamentación,luz,color,flores,cantos,personas,sacramentos,percibimos esa voz silenciosa y a la vez ardiente de la Palabra de Dios que nos invita a dar vueltas en nuestra memoria ,corazón e inteligencia, la alegre noticia de la venida de Jesucristo, el Hijo de Dios.
Señor, has iluminado esta noche santa con el nacimiento de Cristo, luz verdadera. Concédenos gozar en el cielo del esplendor de su gloria a los que ahora hemos experimentado la claridad de su presencia en la tierra….Haznos partícipes de la divinidad de tu Hijo que al asumir la naturaleza humana nos ha unido a la tuya de modo admirable…Que cuantos rebosantes de gozo celebramos el nacimiento de Cristo nos concedas la gracia de una vida santa..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *