CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

IV DOMINGO DE ADVIENTO

1ªLct.:Miqueas 5,2-5ª.:Pequeña Belén, de ti saldrá el jefe de Israel.
Sal79,2ac.3b.15-16.18-19:¡Oh Dios¡,restáuranos, que brille tu rostro o nos salve,
2ªLct.:Hebreos 10,5-10:Aquí estoy para hace tu voluntad.
Evangelio. Lc.1,39-45:¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor

                          CUANDO EL SEÑOR NOS VISITA

La escena evangélica de la visita de María a Isabel nos muestra la prisa de María por ver confirmada la noticia del ángel Gabriel : su prima Isabel, ya anciana va a ser madre.
Y así volver a escuchar a Isabel ante su propio embarazo:”Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres”(Lc.5,25).Este era el sufrimiento de una mujer casada estéril.
Comenta S.Ambrosio:”Desde que lo supo, María, no por falta de fe en la profecía ,no por incertidumbre respecto al anuncio, no por duda acerca del ejemplo indicado por el ángel sino, con el regocijo de su deseo, como quien cumple un piadoso deber, presurosa por el gozo, se dirigió a las montañas”(Libro.2,19,22-23; Liturg .de las horas ,vol.1,p.304)
María llevada “como en volandas ” por su fe expansiva y contagiosa ,eleva a su prima al ámbito creyente que la hace exclamar: “Dichosa tú que has creído”. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?
María en fe,”cubierta por la sombra del Espíritu Santo” ,al encontrarse con su prima ,desencadena una onda de fe, visión y alegría. Es reconocida como Madre del Señor y ” en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre”
María e Isabel recibieron el toque de Dios y sus signos concretos de maternidad aunque se sintieron superadas por el misterio y tuvieron que avanzar en la noche de la fe .
¡Cómo nos hubiera gustado escuchar esta confidencia de María al evangelista Lucas que es quien nos describe en su evangelio este acontecimiento tan tierno y hondo , tan grave y misterioso, en dos grandes mujeres judías¡
Las maravillas de Dios en el Antiguo Testamento que a veces son portentosas se van manifestando en la sencillez y humildad de un pueblo pequeño creyente:”los anawin”,”pobres de Yahvé”, “El Siervo de Yahvé”,”la esclava del Señor”.Así lo manifiesta S.Juan en su evangelio:”acampó entre los suyos pero no lo reconocieron”.”A los que lo reconocieron les dio el poder de ser hijos de Dios”
Dios ha elegido lo sencillo, débil y humilde para confundir a los poderosos.
Cuando leemos el diario espiritual del rey Balduino nos quedamos admirados por el camino de este soberano creyente cristiano.
¿Quién iba a imaginar los “vericuetos” por donde había de transitar una cuestión de estado: el rey debía de casarse con una mujer apropiada a su idiosincrasia¿¿Quién iba a pensar que una mujer creyente irlandesa,´Verónica O´Brien, sugeriría al Cardenal Suenens, director espiritual del rey, que habría que dirigirse a España y ,discretamente, adentrarse en la nobleza porque ahí estaría la mujer que le convendría al monarca, Fabiola de Aragón?
Se iluminó la vida de aquel hombre creyente y rey, se casó felizmente con Fabiola y aunque les visitó el sufrimiento por no poder tener descendencia, estos reyes belgas han influido fructuosamente en su querida Bélgica.
De nuevo el profeta Miqueas nos muestra el cariño y alegría de Dios que se admira en la pequeña Belén de Efrata de donde saldrá el jefe de Israel.
De nuevo Dios se admirará ante el sacrificio de su Hijo Jesús que exclama :Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad. Dirá S. Bernardo que Dios no se alegra por el sufrimiento de su Hijo sino que se congratula por la obediencia y entrega confiadas.
Derrama ,Señor, tu gracia en nosotros que hemos conocido la Encarnación para que por su pasión y cruz lleguemos a la resurrección Que este pueblo se prepare con tanto mayor fervor a celebrar el misterio del nacimiento de tu Hijo. Que el mismo Espíritu que cubrió con su sombra y fecundó con su poder las entrañas de María, la Virgen madre, santifique estos dones que hemos colocado sobre tu altar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *