VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO

DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.Dt.4,1-2.6-8:…Así cumpliréis los preceptos del Señor
Sal.14,2-3a.3cd-4ab.4c-5:Señor ¿quién puede hospedarse en tu tienda?
2ªLct.:Sant.1,17-18.21b-22.27:Llevad la palabra a la práctica
Evang.Mc.7,1-8ª.14-15.21-23:Dejas el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.

LA IGLESIA NOS AYUDA A DISCERNIR

El pueblo de Israel recibió la revelación de Dios, Yahvé, “Soy el que Soy”,como liberador y salvador, compañía invisible misteriosa pero real como el Unico y superior a todos los demás dioses a quien Josué y su familia-lo vimos el domingo anterior- servirán siempre.
A esta grandiosa revelación del eterno le acompaña otra no vemos importante: Dios regala a su pueblo unos mandamientos, llenos de sabiduría e inteligencia como expresión del amor y cercanía de Dios de tal forma que el autor sagrado destaca que hasta los pueblos extranjeros se admiran:”¿Cuál es la nación cuyos mandatos y decretos sean tan justos?”…¿dioses tan cerca como el Señor Dios siempre que lo invocamos?”
Al Dios eterno, inefable, inasible se le halla cuando se le invoca:”Cerca está el Señor de los que le invocan sinceramente” y cuando se practica la justicia, no se hace mal al prójimo ni se difama al vecino..Esta es la respuesta a la pregunta del salmista:”¿Quién puede hospedarse en tu tienda ,Señor?”
La carta de Santiago corrobora el tono del conocimiento del Dios vivo:”La Palabra de la verdad nos engendró” Y La Palabra de Dios, Jesucristo, que se hizo carne, visible, prolonga su presencia en las obras del amor que el creyente “no contaminado con el mal del mundo” se dedica a realizar “visitando huérfanos y viudas en sus tribulaciones”.
Esta es hoy para nosotros una consecuencia:”Aceptad dócilmente(con amor,dulzura)la Palabra que ha sido plantada y es capaz de salvaros”Esta es la religión pura e intachable a los ojos del Señor.Dios no es una idea o hipótesis de la que se puede prescindir o ser indiferentes a la misma.Dios es una realidad que afecta a la vida del hombre y del mundo.Dios nos manda continuar su creación,el cosmos y nunca provocar el caos.Esta continúa siendo la tentación del hombre que quiere jugar a ser Dios.Miremos a la realidad que nos circunda.Científicos serios,creyentes y no creyentes,se sienten alarmados cuando el ejercico de la ciencia y de la técnica no va acompañado de la ética pues “no todo lo que se puede hacer se debe hacer”.Con un bisturí(elemento estupendo) se puede salvar la vida o eliminarla.
El debate que Jesús mantiene con algunos escribas y fariseos se concentra en un punto que, aislado de su contexto, resulta anecdótico :lavarse las manos como una tradición higiénica revestida de sentido cultual y religioso .Jesús no es indiferente a la tradición religiosa de Israel: sube al templo, ora incluso llega a decir: No he venido a abolir la ley sino a completar”.Pero igual que los profetas indica que la sana tradición que es buena lleva adherencias de tradiciones pesadas e inauténticas y entonces Jesús acude a la autentico y genuino contenido de la tradición: “Este pueblo me honra con los labios pero no con el corazón” E indica el ámbito necesitado de sanación y cambio: el interior, el corazón de donde sale lo mejor y lo peor.
Muchos pensaron que la celebración del Concilio Vaticano II,un gran acontecimiento del Espíritu Santo en el siglo XX, serviría para que la iglesia se pusiese más al día y de este modo hacer más atractivo el cristianismo. Las grandes constituciones del concilio Vaticano II: La Iglesia, la liturgia, las misiones, los obispos,los sacerdotes,los seglares,las misiones… fueron y son una riqueza inmensa para la puesta al día de la misma. Pero el cambio y la conversión profunda de las personas y de los grupos sociales no es automático. Algunos piensan que si la iglesia rebajase la exigencias habría más creyentes. La dinámica, el movimiento de la fe y del amor cristiano no va por las “rebajas”. Dice Isaías: Si no creéis no permaneceréis….Si no os convertís pereceréis
El gran literato y polemista ingles Gilbert Chesterton, convertido del anglicanismo reflexionaba con humor: Al entrar en la iglesia no me mandaron quitar la cabeza, a lo sumo me invitaron a quitar el sombrero. Y añadía: la Iglesia diciéndonos cosas que nos pueden molestar nos está ayudando a discernir y vivir y superar las modas que van y vienen. La iglesia es así defensora de la humanidad .
Es preciso la renovación de nuestra fe por la gracia del Espíritu Santo acogiendo la gran Tradición de la Iglesia en la fe que Confiesa(El credo),la fe que celebra(los Sacramentos),la Fe que vive en el amor(los mandamientos) y la oración del Padrenuestro como centro de la oración del corazón.Todo ello en la comunión de la Iglesia guiada y servida por sus Pastores.
Señor, siembra en nuestros corazones el amor a tu nombre, acrecienta el bien en nosotros y que el amor con que nos alimentas nos mueva a servirte en nuestros hermanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *