SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN    

                         MARÍA
1ªLct.:Apocalipsis 11,19ª;12,1-6.10ab:Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal
Sal.44,11.12ab.16:De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro
2ªLct.:1ªCo.15,20-26:Cristo como primicia ;después todos los cristianos
Evangelio: Lc.1,39-56:El poderoso ha hecho obras grandes por mi.

SE ALEGRA MI ESPÍRITU EN DIOS MI SALVADOR

Imaginemos el momento en que María ,llena de júbilo, convencida íntimamente exclama. PROCLAMA MI ALMA LA GRANDEZA DEL SEÑÓR, SE ALEGRA MI ESPÍRITU EN DIOS, MI SALVADOR…DESDE AHORA ME FELICITARÁN TODAS LAS GENERACIONES PORQUE EL PODEROSO HA HECHO OBRAS GRANDES POR MÍ.
María se sabe agraciada por Dios, elegida, llena de Dios. Es la Madre de Dios, la Madre de Jesucristo llamada a recorrer un camino de creyente junto a su Hijo Jesús .Los relatos evangélicos, aunque breves y sobrios ,apuntan a una escena final,-“STABAT MATER DOLOROSA”- llena de firmeza y compasión ,al lado del crucificado, con Juan y algunas mujeres.”
Con júbilo compartido, su prima Isabel, llena también de Espíritu Santo se dirige a su prima: DICHOSA TÚ QUE HAS CREÍDO. Toda una cascada de gracia y bendición baña a María que también se ha sentido turbada ante las palabras del ángel y ha tenido que responder a la iniciativa de Dios con un Fiat, hágase en mi según tu palabra.Unida al “hágase tu voluntad de Jesús” ,ha apurado el cáliz del Señor y así “si con Él morimos,viviremos con Él; si con Él sufrimos,reinaremos con Él;en Él nuestras penas,en el nuestro gozo,en Él la esperanza,en Él la salvación”.María recibe en su ser el impacto del dolor y la gloria de su Hijo.
María, escribe san Agustín, fue discípula de su Hijo antes que Madre por eso María es más por haberlo concebido en la fe que en la carne .
Celebrar hoy el misterio de la Asunción de María los cielos,”sin experimentar la corrupción del sepulcro”, como su Hijo ,es resaltar la obra grandiosa de Dios con la humanidad que, eligiendo a María como Madre de su Hijo, la corona con la gloria y la vida eterna.
La alegría, el júbilo, la fiesta de tantas generaciones y tantos pueblos y ciudades en España ,en torno a la “Dormición de María,”el Tránsito de María”,”la Asunción de María”,revela la seriedad de la vida que no ocultando los sufrimientos de la humanidad, afirma y confiesa la fe de que nuestra historia personal y comunitaria está “escondida con Cristo en Dios” hasta que se revele “la manifestación gloriosa de los hijos de Dios” al verlo tal cual es.Así se expresa el poeta:”Dios por no estar en él(cielo)sin vos,traslada la casa al cielo.Amor con divino modo os trasplanta ,bella flor y porque prendáis mejor,os llevan con tierra y todo”(Liturg.horas,vol.IV,p.1113-14)
En la Asunción de María a los cielos se nos manifiesta la belleza y encanto de la fe, la anchura del corazón anhelante de amor y felicidad que contempla en Jesús resucitado y en su Madre Asunta a los cielos, el triunfo de Dios y el destino final y feliz de sus hijos.”Es cosa que ya sabemos.Si se destruye este nuestro tabernáculo,tenemos un sólido edificio construído por Dios,una casa que no ha sido levantada por mano de hombre y que tiene una mansión eterna en los cielos.”(2ªCo.5,1)
En el convento de clarisas de Zamora hay una imagen yacente de María, llamada del Tránsito y patrona de Zamora. En tiempos de Maricastaña, las religiosas echaban en falta alguna imagen de la Virgen. En cierta ocasión tres peregrinos llamaron a la puerta del convento y las monjas les dieron una limosna. Uno de ellos, como gratitud se ofreció para esculpirles una imagen de la Virgen. Necesitaba una habitación donde nadie pudiese entrar para no perturbar el tiempo que iba a dedicar. Al cabo de tres días, la abadesa, picada por la curiosidad, decidió mirar por la rendija de la puerta y ¡oh,maravilla¡ vio una imagen resplandeciente de la Virgen. Llamó a las religiosas, abrieron la puerta, vieron que el peregrino había desaparecido habiéndoles dejado aquel regalo. Pero notaron que faltaba el dedo de la mano derecha. La superiora reconoció que su anhelante curiosidad había interrumpido el punto final de la obra del artista.Siempre nos queda algo que descubir pues todavía no se ha manifestado lo que seremos,sabemos que cuandio se manfieste sremos semejantes a Él porque lo veremos tal cual es”.Esta es nuestra esperanza:”la plena manifestación de los hijos de Dios”
María en su Asunción a los cielos es “figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada”
Concédenos,Señor que aspirando siempre a las realidades divinas lleguemos a aspirar con ella de su misma gloria en el cielo””Que nuestros corazones abrasados en tu amor vivan siempre orientados hacia ti””Por María asunta al cielo lleguemos a la gloria de la resurrección”
Como amadores de Dios, salvados por su Hijo Jesús y felicitando a la Madre del Señor, caminamos en esperanza anhelando el encuentro definitivo con el amor pleno, cuando Dios sea todo en todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *