ALELYA. EL SEÑOR ES NUESTRO REY

5.Aleluya, el Señor es nuestro Rey (salmo 97) 
 
Aleluya, aleluya. 
El Señor es nuestro Rey. 
Aleluya, aleluya. 
El Señor es nuestro Rey.
 
Cantad al Señor un cántico nuevo, 
porque ha hecho maravillas: 
su diestra le ha dado la victoria, 
su brazo santo.
 
El Señor da a conocer su victoria, 
revela a las naciones su justicia: 
se acordó de su misericordia y su fidelidad 
en favor de la casa de Israel.
 
Los confines de la tierra han contemplado 
la victoria de nuestro Dios. 
Aclamad al Señor, tierra entera; 
gritad, vitoread, tocad.
 
Tocad la cítara para el Señor, 
suenen los instrumentos: 
con clarines y al son de trompetas 
aclamad al Rey y Señor.
 
Retumbe el mar y cuanto contiene, 
la tierra y cuantos la habitan; 
aplaudan los ríos, aclamen los montes al Señor 
que llega para regir la tierra.
 
Regirá el orbe con justicia 
y los pueblos con rectitud.


6.SALMO 100

A re     sol  DO7      FA   re sol DO7 FA
1.Aclama al Señor tierra entera aleluya.
RE7 sol     RE7        sol  DO la re SOL7 DO
Servid al Señor con alegría aleluya.
FA           SIb        FA     re sol DO7 FA
Entrad en su presencia con vítores aleluya.
2.Sabed que el Señor es Dios aleluya.
Que El nos hizo y somos suyos aleluya.
Su pueblo y ovejas de su rebaño aleluya.
3.Entrad por sus puertas con acción de gracias aleluya.
Por sus atrios con himnos aleluya.
Dándole gracias y bendiciendo su nombre aleluya.
4.El Señor es bueno aleluya.
Su misericordia es eterna aleluya.
Su fidelidad por todas las edades aleluya


7.SALMO 114

ALMA MIA, RECOBRA TU CALMA

1Amo al Señor, porque escucha
mi voz suplicante,
2porque inclina su oído hacia mí,
el día que lo invoco.

3Me envolvían redes de muerte,
me alcanzaron los lazos del abismo,
caí en tristeza y angustia.
4Invoqué el nombre del Señor:
«Señor, salva mi vida».

5El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo;
6el Señor guarda a los sencillos:
estando yo sin fuerzas me salvó.

7Alma mía, recobra tu calma,
que el Señor fue bueno contigo:
8arrancó mi alma de la muerte,
mis ojos de las lágrimas,
mis pies de la caída.

9Caminaré en presencia del Señor
en el país de la vida.

 


8.Este Es El Día SALMO 118

Este es el día en que actuó el Señor

sea nuestra alegría y nuestro gozo

dad gracias al Señor porque es bueno

porque es eterna su misericordia

Aleluya,  aleluya.

Que lo diga la casa de Israel:

es eterna su misericordia

que lo diga la casa de Aarón:

es eterna su misericordia

que lo digan los fieles del Señor:

es eterna su misericordia.

Escuchad hay cantos de victoria

en las tiendas de los justos:

“La diestra del Señor es poderosa,

es excelsa la diestra del Señor”(bis).

Abridme las puertas del triunfo

y entraré para dar gracias al Señor.

Esta es la puerta del Señor

los vencedores entrarán por ella.

Yo no he de morir yo viviré

para contar las hazañas del Señor.

La piedra que el cantero desechó

es ahora la piedra angular.

Es el Señor quien lo ha hecho

esto ha sido un milagro patente.

Te doy gracias porque me escuchaste porque fuiste mi salvación



9.LEVANTO MIS OJOS A LOS MONTES. Sal 121 (120)

    Sol                    Si-
A.  LEVANTO MIS OJOS A LOS MONTES:
        Do          Re7        Sol   
    ¿DE DÓNDE ME VENDRÁ EL AUXILIO?
         Do                   Sol
    EL AUXILIO ME VIENE DEL SEÑOR,
        Re      Do         Sol     
    QUE HIZO EL CIELO Y LA TIERRA.
         Do       Re7         Sol  
    EL AUXILIO ME VIENE DEL SEÑOR,
        Do                 Sol
    QUE HIZO EL CIELO Y LA TIERRA.
 
     Sol                         Si- 
S.  No permitiré que resbale tu pie,
    Do     Re7     Sol
    tu guardián no duerme;
       Do          Sol 
    no duerme ni reposa
           Re   Do     Sol
    el guardián de Israel.
 
     Sol
A.  [LEVANTO ...]
 
    Sol                     Si- 
S.  El Señor te guarda a su sombra,
    Do   Re7       Sol
    Él está a tu derecha;
       Do                    Sol 
    de día el sol no te hará daño,
          Re Do   Sol
    ni la luna de noche.
 
     Sol
A.  [LEVANTO ...]
 
     Sol                        Si- 
S.  El Señor te guarda de todo mal.
    Do Re7       Sol
    Él guarda tu alma;
      Do                    Sol 
    vigila tus entradas y salidas,
     Re   Do    Sol
    ahora y por siempre.
     Sol
A.  LEVANTO ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *