DOMINGO DE RAMOS

DOMINGO DE RAMOS

1ªLct.:Is.5,4-7:No oculté el rostro a insultos; y sé que no quedaré avergonzado.

Sal.21,8-9.17-18ª.19-20.23-24:Dios mío ,Dios mío ¿por qué me has abandonado?

Flp.2,6-11:Se rebajó a sí mismo ;por eso Dios lo levantó sobre todo.

Evangelio. Marvcos,14,1-15,47:


Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado para saber decir al abatido una palabra de aliento.”

Hemos traído a nuestra memoria la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, a lomos de un borrico al estilo del profeta Zacarías y el misterio del dolor y sufrimiento de Jesús.

Todo el mundo de sufrimiento por amor es atravesado por el mundo del pecado y de la muerte. Pues Jesús el Señor en su ser de iniciado, experimentado, nos ayuda a atravesar la barrera y a “no quedar confundidos”. La última palabra es el amor.

San Pablo en el Himno de la carta a los Filipenses declara la Majestad y condición Divina de Jesús y la  kénosis o anonadamiento, su humanidad:”como un hombre cualquiera se rebajó hasta someterse incluso a la muerte y una muerte de cruz”.

Pero Dios lo levantó sobre todo y le concedió el Nombre sobre todo nombre.

Que toda lengua proclame: Jesucristo es el Señor para gloria de Dios Padre .El futuro del hombre no es la muerte sino la vida eterna gloriosa, divina, feliz.

Os invito a interiorizar esta oración:”Fortalecidos con tan santos misterios…del mismo modo que la muerte de tu Hijo nos ha hecho esperar lo que nuestra fe nos promete, que su resurrección nos alcance la plena posesión de lo que anhelamos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − dos =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies