LIBRO I

ENFERMEDAD-SOLICITUD DE BAUTISMO-APLAZAMIENTO DEL MISMO

Tú viste ,Señor, que un día siendo todavía niño ,me subió de repente la fiebre como consecuencia de una oclusión intestinal y estuve en trance de morir…con qué fe solicité de la piedad de tu iglesia el bautismo…pero me repuse…así pues quedó aplazada mi purificación como si fuera inevitable que la vida fuera salpicándome de lodo y pensando que después del lavado bautismal sería mayor y más peligrosa la recaída en las salpicaduras de los pecados…Yo quisiera saber, como favor tuyo ,Dios mío ,si tal es tu voluntad ,qué razones hubo par aplazar mi bautismo ¿Resulta más provechoso darme rienda suelta para pecar o ponerme freno? ¿Qué explicación darle a la expresión ,ahora tan de moda y  que de manera indiscriminada se deja oír de un lado y de otro :Déjale que haga lo que le venga en gana, porque aún no está bautizado ?Cuando se trata de la salud corporal no decimos :Déjale que le hieran más porque aún no está curado.

Cuánto mejor hubiera sido sanarme cuanto antes y que esta sanación se hubiera llevado a cabo en mi persona por diligencia propia y de los míos ,para que,

recuperada la salud de mi alma, estuviera a salvo bajo tu  protección, que serás quien me la habría procurado…Pero qué bien conocía mi madre el oleaje de las tentaciones que a gran escala me amenazaban ,pasada la niñez ¡¿Qué bien preveía mi madre estos golpes de mar ¡Por eso prefiero exponer a su embates el barro de que iba a plasmarse mi imagen antes que exponer la imagen misma

( I ,11,17-18)

MÁXIMA IMPORTANTE

Señor, tú has establecido una ley que no falla: que toda alma desordenada lleva consigo el escarmiento(I,12,19)

CURIOSIDAD INTELECTUAL

Resulta evidente que par el aprendizaje de vocabulario tiene más mordiente la curiosidad espontánea que la coacción y la intimidación .Sin embargo los excesos de la primera quedan amortiguados por la segunda mediante tus leyes ,oh Dios.

(I,14,23)

CONCIENCIA

Indiscutiblemente, no hay un conocimiento de letras más íntimo que el de las escritas en la propia conciencia. Lo que no quieras par ti no se lo hagas a otro.(I,18,29)

ENGAÑOS

En los juegos usaba trucos para conseguir victorias a base de trampas , todo por sobresalir. Y la cosa que peor me sentaba y me alteraba más era sorprenderles en las mismas trampas que yo les hacía a ellos .Y si el sorprendido era yo, prefería pelearme, pero no ceder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *