LOGOTERAPIA Y PASTORAL.4

 

LOGOTERAPIA Y PASTORAL.4

La neurosis colectiva

Cada edad tiene su propia neurosis colectiva. Y cada edad precisa su propia psicoterapia para vencerla. El vacío existencial que es la neurosis masiva de nuestro tiempo puede descubrirse como una forma privada y personal de nihilismo, ya que el nihilismo puede definirse como la aseveración de que el ser carece de significación. Por lo que a la psicoterapia se refiere, no obstante, nunca podrá vencer este estado de cosas a escala masiva si no se mantiene libre del impacto y de la influencia de las tendencias contemporáneas de una filosofía nihilista; de otra manera representa un síntoma de la neurosis masiva, en vez de servir para su posible curación. La psicoterapia no sólo será reflejo de una filosofía nihilista, sino que asimismo, aun cuando sea involuntariamente y sin quererlo, transmitirá al paciente una caricatura del hombre y no su verdadera representación. En primer lugar, existe un riesgo inherente al enseñar la teoría Esta convicción la comparte Allport cuando dice: “Al igual que el foco de los cambios que compiten desde el conflicto a las metas no egoístas, la vida en conjunto se fortalece aunque las neurosis no desaparezcan nunca por completo’ (op. cit. pág. 95)

.
Crítica al pandeterminismo

Se culpa con frecuencia al psicoanálisis de lo que se llama pansexualismo. Yo, por mi parte, dudo de que tal reproche haya sido alguna vez legítimo. Ahora bien, sí hay algo que a mí me parece todavía una presunción más errónea y peligrosa, a saber,lo que yo llamaría “pandeterminismo”. Con lo cual quiero significar el punto de vista de un hombre que desdeña su capacidad para asumir una postura ante las situaciones, cualesquiera que éstas sean. El hombre no está totalmente condicionado y determinado; él es quien determina si ha de entregarse a las situaciones o hacer frente a ellas. En otras palabras, el hombre en última instancia se determina a sí mismo. El hombre no se limita a existir, sino que siempre decide cuál será su existencia y lo que será al minuto siguiente.
Análogamente, todo ser humano tiene la libertad de cambiar en cada instante. Por consiguiente, podemos predecir su futuro sólo dentro del amplio marco de la encuesta estadística que se refiere a todo un grupo; la personalidad individual, no obstante, sigue siendo impredecible. Las bases de toda predicción vendrán representadas por las condiciones biológicas, psicológicas o sociológicas. No obstante, uno de los rasgos principales de la existencia humana es la capacidad para elevarse por encima de estas condiciones y trascenderlas. Análogamente, y en último término, el hombre se trasciende a sí mismo; el ser humano es un ser autotrascendente.
Permítaseme citar el caso del Dr. J. Es el único hombre que he encontrado en toda mi vida a quien me atrevería a calificar de mefistofélico, un ser diabólico. En aquel tiempo solía denominársele “el asesino de masas de Steinhof, nombre del gran manicomio de Viena. Cuando los nazis iniciaron su programa de eutanasia, tuvo en su mano todos los resortes y fue tan fanático en la tarea que se le asignó, que hizo todo lo posible para que no se escapara ningún psicótico de ir a la cámara de gas. Acabada la guerra, cuando regresé a Viena, pregunté lo que había sido del Dr. J. “Los rusos lo mantenían preso en una de las celdas de reclusión de Steinhof, me dijeron. “Al día siguiente, sin embargo, la puerta de su celda apareció abierta y no se volvió a ver más al Dr. J.”. Posteriormente, me convencí de que, como a muchos otros, sus camaradas le habían ayudado a escapar y estaría camino de Sudamérica. Más recientemente, sin embargo, vino a mi consulta un austríaco que anteriormente fuera diplomático y que había estado preso tras el telón de acero muchos años, primero en Siberia y después en la famosa prisión Lubianka en Moscú. Mientras yo hacía su examen neurológico, me preguntó,de pronto, si yo conocía al Dr. J. Al contestarle que sí, me replico: “Yo le conocí en Lubianka. Allí murió, cuando tenía alrededor de los 40, de cáncer de vejiga. Pero antes de morir, sin embargo, era el mejor compañero que imaginarse pueda. A todos consolaba. Mantenía la más alta moral concebible. Era el mejor amigo que yo encontré en mis largos años de prisión.” Esta es la historia del Dr. J., el “asesino de masas de Steinhof’ ¡Cómo predecir la conducta del hombre! Se pueden predecir los movimientos de una máquina, de un autómata; más aún, se puede incluso intentar predecir los mecanismos o “dinámicas” de “dinámicas” de la psique humana;pero el hombre es más que psique

El credo psiquiátrico
Nada hay concebible que pueda condicionar al hombre de tal forma que le prive de la más mínima libertad. Por consiguiente, al neurótico y aun al psicótico les queda también un resto de libertad, por pequeño que sea. De hecho, la psicosis no roza siquiera el núcleo central de la personalidad del paciente.
Recuerdo a un hombre de unos 60 años que me enviaron a causa de las alucinaciones auditivas que padecía desde hacía décadas. Tenía frente a mí a una personalidad totalmente derrumbada. Cuando pasaba por algún lugar, cuantos había en su derredor le tomaban por un idiota. Y sin embargo, ¡qué extraño encanto irradiaba aquel hombre! De niño había querido ser sacerdote, pero tuvo que contentarse con la única alegría que podía experimentar y que era cantar los domingos por la mañana en el coro de la iglesia. Pues bien, la hermana que le acompañaba nos informó de que, a veces, se ponía muy excitado; pero, en el último momento era capaz de dominarse. Me interesó sumamente la psicodinámica que acompañaba al caso, ya que pensé que el paciente tenía una fuerte fijación en su hermana; así que le pregunté como hacía para controlarse: “¿Por quién lo hace?” A continuación siguió una pausa de unos segundos y entonces el paciente contestó: “Lo hago por Dios.” En ese momento, lo más profundo de su personalidad se hizo patente y en el fondo de aquella hondura se reveló una auténtica vida religiosa a pesar de la pobreza de su formación intelectual. Un individuo psicótico incurable puede perder la utilidad del ser humano y conservar, sin embargo, su dignidad. Tal es mi credo psiquiátrico. Yo pienso que sin él no vale la pena ser un psiquiatra. ¿A santo de qué? ¿Sólo por consideración a una máquina cerebral dañada que no puede repararse? Si el paciente no fuera algo más, la eutanasia estaría plenamente justificada.

La psiquiatría rehumanizada

Durante mucho tiempo, de hecho durante medio siglo, la psiquiatría ha tratado de interpretar la mente humana como un simple mecanismo y, en consecuencia, la terapia de la enfermedad mental como una simple técnica. Me parece a mí que ese sueño ha tocado a su fin. Lo que ahora empezamos a vislumbrar en el horizonte no son los cuadros de una medicina psicologizada, sino de una psiquiatría humanizada.
Sin embargo, el médico que todavía quiera desempeñar su papel principal como técnico se verá obligado a confesar que él no ve en su paciente otra cosa que una máquina y no al ser humano que hay detrás de la enfermedad. El ser humano no es una cosa más entre otras cosas; las cosas se determinan unas a las otras; pero el hombre, en última instancia, es su propio determinante. Lo que llegue a ser —dentro de los límites de sus facultades y de su entorno— lo tiene que hacer por sí mismo. En los campos de concentración, por ejemplo, en aquel laboratorio vivo, en aquel banco de pruebas, observábamos y éramos testigos de que algunos de nuestros camaradas actuaban como cerdos mientras que otros se comportaban como santos. El hombre tiene dentro de sí ambas potencias; de sus decisiones y no de sus condiciones depende cuál de ellas se manifieste.
Nuestra generación es realista, pues hemos llegado a saber lo que realmente es el hombre. Después de todo, el hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas cámaras con la cabeza erguida y el Padrenuestro o el Shema Yisrael en sus labios.

SELECCIÓN BIBLIOGRÁFICA SOBRE LOGOTERAPIA
Libros
BAZZI,TULLID Y FIZZOTTI,EUGENIO, Guía de la, logoterapia, Herder,Barcelona 1989.
BULKA, REUVEN P., The Quest for Ultimate Meaning. Principles and Applications of Logotherapy, Philosophical Library, Nueva York 1979.
—, FABRY, JOSEPH B., and SAHAKIAN, WILLIAM S., Logotherapy in Action. Aronson, Nueva York 1977.
DIENELT, KARL, Von der Psychoanalyse zur Logotherapie, Ernst Reinhardt,Munich 1973.
FABRY, JOSEPH B., La búsqueda de significado. La logoterapia aplicada a la vida, Fondo de Cultura Económica, México 1977.
FIZZOTTI, EUGENIO, De Freud a Frankl. Interrogantes sobre el vado existencial, Ediciones Universidad de Navarra, Pamplona (España) 1977.
FRANKL, VIKTOR E., Psicoanálisis y existencialismo. De la psicoterapia a la logoterapia, Fondo de Cultura Económica, México 1978. ,
—, Um psychologo no campo de concentrando, Editorial Áster, Lisboa.
—, A psicoterapia na pratica, Editora Pedagógica e Universitaria, Sao Paulo 1976.
—, La presencia ignorada de Dios. Psicoterapia y religión, Herder, Barcelona 1991.
—, O homen incondicionado, Armenio Amado, Coimbra 1968.
—, Teoría y terapia de las neurosis, Herder, Barcelona 1991 (ampliada).
—, La idea psicológica del hombre, Ediciones Rialp, Madrid 1976.
—, Fundamentos antropológicos de psicoterapia, Zahar Editores, Río de Janeiro 1978.
—, El hombre en busca de sentido, Herder, Barcelona 1991.
—, Ante el vacío existencial. Hada una humanización de la psicoterapia,Herder, Barcelona 1990.
—, Trotzdem ja zum Leben sagen. Ein Psychologe erlebt das Konzentrationslager, Kösel-Verlag, Munich 1978.
—, La voluntad de sentido, Herder, Barcelona 21991.
—, El hombre doliente. Fundamentos antropológicos de la psicoterapia,Herder, Barcelona 21990.
—, La psicoterapia al alcance de todos, Herder, Barcelona 1990.

—, Der Mensch vor der Frage nach dem Sinn, Piper, Munich 1980.
—, Psychotherapy and Existentialism, Simon and Schuster, Nueva York 1978.
—, Logoterapia y análisis existencial, Herder, Barcelona 1990.
—, The Will to Meaning. Foundations and Applications of Logotherapy, New American Library, Nueva York 1978.
—, The Unheard Cry for Meaning.Psychotherapy and Humanism, Simon and Schuster, Nueva York 1978.
LESLIE, ROBERT C., Jesus and Logotherapy, Abingdon Press, Nueva York 1965.
TAKASHIMA, HIROSHI, Psychosomatic Medicine and Logotherapy,Gabor Science Publications, Oceanside, Nueva York 1977.
TWEEDIE, DÓNALO F., Logotherapy and the Christian Faith, Baker Book House, Grand Rapids, Michigan 1972.

Capítulos de libros
ASCHER, L. MICHAEL, “Paradoxical Intention. An Experimental Investigation”en Handbook of Behavioral Interventions, John Filey, Nueva York 1978.
BAZZI, TULLID, “Consideraciones acerca de las limitaciones y las
contraindicaciones de la logoterapia”, en IV Congreso Internacional de
Psicoterapia, Editorial Scientia, Barcelona 1958.
DIENELT, KARL, “El análisis existencial de V. E. Frankl como explicación de la existencialidad personal”, en Antropología pedagógica, Aguilar, Madrid1979.
FRANKL, VIKTOR E., “Análisis existencial y logoterapia”, en IV Congreso Internacional de Psicoterapia, Editorial Scientia, Barcelona 1958.
—, “Logoterapia y religión”, en Psicoterapia y experiencia religiosa, Ediciones Sígueme, Salamanca 1967.
—, ” Reductionism and Nihilism”, en Beyond Reductionism, Arthur Koestler (ed.), Macmillan, Nueva York 1970.
—, Die Sinnfrage in der Psychotherapie, en Suche nach Sinn, Styria, Graz (Austria) 1978.
—, “Der Mensch vor der Frage nach dem Sinn. Empirische und klinische Befunde”, en Glaube und Wissen, Herder, Viena 1980.
KEPPE, NORBERTO R., “Logoterapia”, en A medicina da almo, Hemus, Sao Paulo 1967.
MIRA y LÓPEZ. EMILIO. “La psicoterapia existencial de Frankl”. en
Psiquiatría, Librería El Ateneo. Buenos Aires 1955.
—, “La logoterapia de V. Frankl”, en Doctrinas psicoanalíticas, Editorial
Kapelusz, Buenos Aires 1963.

Artículos periodísticos
ASCHER, L. MICHAEL, Employing Paradoxical Intention in the BehavioralTreatment, ” Scandinavian Journal of Behavior Therapy”, 6 (1977) 28.
—, and JAY S. EFRAN, Use of Paradoxical Intention in a Behavior Program,
“Journal of Consulting and Clinical Psychology” (1978) 747.
—, and RALPH, M. TURNER, Paradoxical intention and insomnia: an
experimental investigation, Behav Res. & Therapy 17.
BROGGI i GUERRA, FRANCESC: El concepte de naturaleza humana segons
l’anàlisi existencia! de Frankl, en “Annals de Medicina” 65 (1979) 641.
—, El análisis existencia! y la logoterapia de Frankl (La tercera escuela
vienesa de Psicología), “El Correo Catalán”, 14 y 21 de octubre de 1979.
FABRY, JOSEPH B., Aspects and Prospects of Logotherapy: A Dialogue with
Viktor Frankl, “The International Forum for Logotherapy”, 1 (1978) 3.
FRANKL, VIKTOR E., Dimensiones del existir humano, “Diálogo”, 1 (1954)53.
—, Logos y existencia en psicoterapia, “Revista de psiquiatría y psicología médica de Europa y América Latina”, 2 (1955) 153.
—, Análisis existencial y logoterapia, “Revista de psiquiatría y psicología médica de Europa y América Latina”, 4 (1959) 42.
—, Reintegración de la psicoterapia a la medicina, “Panorama médico”, enero de 1963, 6.
—, Problemas de actualidad en psicoterapia, “Psicología Industrial”, 5 (1965)13.
—, Labirintos do pensamento psicoterapéutico, “Humboldt. Revista para o mundo luso-brasileiro”, 6 (1966) 81.
—, Dar un sentido a la vida, “La actualidad española”, 21 de noviembre de 1968.
—, A logoterapia e o seu emprego clínico, “Servicio bibliográfico Roche”, 38 (1970) 29.
—, La logoterapia y su uso clínico,”Servicio bibliográfico Roche”, 38 (1970)53.
—, O vazio existencial, “Servicio bibliográfico Roche”, 41 (1973) 9 y 13.
—, El sentimiento de la falta de sentido: un desafío a la psicoterapia,
“Sociedad Argentina Asesora en Salud Mental” (1974) 22.
—, Psiquiatría y voluntad de significado, “Istmo (Revista Cultural)”, Número 82 (septiembre-octubre 1972), 5.
—, Neurosis y sentido de la vida, “Istmo (Revista del Pensamiento Actual)”,
Número 107 (noviembre-diciembre 1976), 5.
—, Determinismo y humanismo, “Psychologica (Revista Argentina de Psicología Realista)”, n.° 2 (enero-junio 1979), 25-35.
IDOATE, FLORENTINO, El análisis existencial de Viktor E. Frankl, “Revista de Filosofía de la Universidad de Costa Rica”. 2 (1960) 363.
KEPPE, NORBERTO R., Analise existencial – Logoterapia, “Arquivos”(Universidad de Sao Paulo), 1. 23.
MESEGUER, PEDRO, El análisis existencial y la logoterapia de Viktor Frankl,”Razón y Fe” (1952) 582.
MUSSO, VANNI, Terceira Escola Viennese, “Folha de Tarde”, 1 de marzo de 1974, 4.
PAVÍA, MARÍA TERESA, La amistad (Comparación entre Aristóteles y Frankl),“Istmo (Revista del Pensamiento Actual)”, Número 107 (noviembre diciembre1976), 58.
PELEGRINA, HÉCTOR E.. Viktor Frankl en la Universidad de Navarra, “Actas Luso-Españolas de Neurología y Psiquiatría”, 27 (1968) 76.
POPIELSKI, KAZIMIERZ, Karol Wojtyla and Logotherapy, “The International Forum for Logotherapy” 1 (1980) 36.
SARDI, RICARDO JOAQUÍN, Viktor Frankl. Una vida dedicada a la búsqueda de un sentido, “Mendoza” (19 de marzo de 1980) 6. SOI.YOM,”Comprehensive Psychiatry”, 13 (1972) 291.

Películas y cintas magnetofónicas
FRANKL, VIKTOR E., Logotherapy, una película producida por University of Oklahoma Medical School, Department of Psychiatry, Neurology and
Behavioral Sciences.
—, Frankl and the Search for Meaning, una película producida por Psychological Films, 110 North Wheeler Street, Orange, California 92669.
—, Youth in Search of Meaning, cinta magnetofónica producida por WordCassette Library, 4800 West Waco Drive, Waco, Texas 76703.
—, Therapy through Meaning, cinta magnetofónica producida por
Psychotherapy Tape Library, (T 656), Post Graduate Center, 124 East
28th Street, Nueva York, N.Y. 10016. $ 15.00.
—, Existential Psychotherapy, two cassettes. The Center for Cassette
studies, 8110 Webb Avenue, North Hollywood, California 91605.
—, The Defiant Power of the Human Spirit: A Message of Meaning in a Chaotic World. $ 6.00. The Institute of Logotherapy, One Lawson Road,Berkeley, California 94707.
—, JOSEPH FABRY, MARY ANN FINCH and ROBERT C. LESLIE, A Conversation with Viktor E. Frankl on Occasion of the Inauguration of the “Frankl Library and Memorabilia.” The Graduate Theological Union. 1798 Scenic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *