Palabras Frases
    Comunidad

    *No podemos negar que hay muchos malos, y tantos que entre ellos no se ven los buenos, como los granos no se dejan ver en la era. El que mira la era puede creer que todo es paja. Imagínate un hombre inexperto, y piensa que allí los bueyes no hacen nada, ni los que sudan bajo el calor del estío para trillar el bálago; pero allí está la masa de grano que se ha de limpiar. Entonces aparecerá la abundancia de trigo oculto bajo la abundancia de las pajas. ¿Quieres tú ahora encontrar buenos? Sé u no de ellos y los encontrarás.

    *La Iglesia de Dios tiene almas fuertes, tiene almas flacas; no pueden faltar en ella los fuertes ni los débiles (Serm. 76, 3).

    *Todos estamos embarcados; unos trabajan en la nave, otros son conducidos, pero en la tempestad todos igualmente peligran y en el puerto todos están a salvo (Enr. in ps. 106, 12).

    *Estamos en camino hacia la unidad teniendo como punto de partida la diversidad. (Serm. 284)

    *En Adán todos somos prójimos. En Cristo todos somos hermanos. (Serm. 149)

    *En la escuela del Señor, todos somos condiscípulos. (Serm. 242)

    *Todo ser humano es prójimo de sus semejantes. Donde la naturaleza es común, las diferencias son siempre accidentales. (Comentario a los Salmos, 118, 8. 2)

    Codicia

    * Cuando la codicia cobra vigor y nos arrastra, alegremente la llamamos necesidad. (In ps. 30)

    Castigo

    *Tú has ordenado, y así es, que todo ánimo desordenado sea castigo de sí mismo. (Conf. 1, 12, 19).

    Carne

    *Sólo tiene sabor de su carne el que no ha gustado la carne de Dios (In Ioa. Evang.11, 5).

    *Si el hombre vive según la carne, es semejante a las bestias; si vive según el espíritu, es semejante a los ángeles. (In Ion. Evang. 18, 7).

    *Da, pues, leche a los párvulos para dar comida de sabiduría a los mayores. El párvulo no puede con la comida que hay en la mesa; y ¿qué hace la madre? Encarna la comida y la convierte en lecho. Hace lo que podamos tomar. Así, el Verbo se hizo carne para que nos alimentásemos de leche los que no podíamos, por ser infantes, con la comida. (Serm. 117, 16)

    *La carne del Señor, tomada de María, murió para borrar los pecados. Con este cilicio se vistió el Señor, y no fue reconocida porque iba oculto bajo el cilicio (Enr. in ps. 34)

    Caridad

    *Lo más opuesto a la esperanza es vivir de espaldas al futuro. (Serm. 105)

    *La caridad es la margarita preciosa que da valor a todo cuanto tienes y con ella sola te basta (In Io. Evang. Tract. 5,7)

    *Hay que amar la criatura; pero si este amor se refiere al Creador, no será ya codicia, sino caridad (De Trin. 9, 6).

    *Llamo caridad al movimiento del alma que tiende a gozar de Dios por sí mismo y de si mismo, y del prójimo por Dios (De doctr. chr. 3, 16)

    *La caridad que nace de un corazón puro, y de una conciencia recta, y de una fe sincera es la verdadera grande virtud, porque ella es el fin de los mandamientos (Epist. 177,11)

    *Si guardas la caridad no padecerás escándalo ni en Cristo ni en la Iglesia. Pues quien abandona la Iglesia, ¿cómo está en Cristo no estando en los miembros de Cristo? Y ¿cómo está en Cristo quien no está en el cuerpo de Cristo? Luego padecen escándalo los que dejan a Cristo o a su Iglesia (In Io. Epist. Tract. 1, 12)

    *No hay camino más sublime que el de la caridad, y por él sólo andan los humildes (Enr. in ps. 141, 7)

    *Los que no tienen caridad son carga para sí; los que la tienen, se llevan a sí mismos (Enr. in ps. 129, 4).

    *No te falten los dos pies, no quieras ser cojo. ¿Cuáles son los dos *pies? Los dos preceptos de la caridad: el amor a Dios y al prójimo (Enr. Iin ps. 33, S.2,10).

    *El temor es siervo; la caridad es libre (Ser. 156,13).

    *El templo del Rey tiene unidad; el templo del Rey no está arruinado, ni agrietado, ni dividido. El cemento de las piedras vivas es la caridad (Enr. in ps. 44, 31)

    *Como a todos se debe la misma caridad, no a todos se debe propinar la misma medicina; por eso, la caridad da salud a unos, se hace delicada con otros; quiere edificar a éstos y tiembla de ofender a aquéllos; frente a unos se inclina, frente a otros levanta la cabeza; para unos es blanda; para otros, severa; a nadie aborrece, es madre de todos (De cath. rud. 15, 23).

    *La caridad quita la aspereza de los preceptos (Serm. 96, 1).

    *¿Qué es la ciudad de Dios sino la santa Iglesia? Pues los hombres, amándose a sí mismos y a Dios, que en ellos habita, forman la ciudad para Dios. Porque la ciudad está gobernada por cierta ley; la ley de éstos es la caridad, y la caridad es Dios, como claramente se afirma: 'Dios es caridad'. Quien está lleno de caridad, está lleno de Dios; y muchos llenos de caridad forman la ciudad de Dios. Esta ciudad se llama Sión; ella es la Iglesia (Enr. in ps. 98, 4).

    *Donde está la caridad, ¿qué puede faltar? Y donde ella no esté, ¿qué puede aprovechar?

    *La caridad, para que llegue a su perfección, nace; se le alimenta después de nacer; con el alimento se robustece; una vez robustecida, logra su perfección. Y ¿qué dice, entonces, al llegar a ella?: 'para mí, vivir es Cristo, y la muerte una ganancia' (In Io.Epist.Tract, 5,4)

    Caprichos

    * Nada es suficiente para quien no pone límite a sus caprichos. (In ps. 42)

    * Eres un niño necio y caprichoso si amas a tus padre cuando te acaricia y le odias cuando te castiga. (In ps. 32)

    Cantar

    *El coro es la concordia de los cantos. Si cantamos en el coro, hagámoslo al unísono. En el coro de los cantores, una voz disonante ofende al oído y estropea el coro. Pues si una voz desentonada rompe la armonía, ¿cómo la herejía no desconcertará el concierto de los que alaban a Dios? (Enr. in ps. 149, 7).

    *Cantar es ocupación de enamorados. Y la voz de este cantar es el fervor del santo amor (Serm. 336, 1).

    Bien

    *Es tanta la fuerza del bien que lo buscan hasta los malos. (Serm. 29, 1).

    Avaricia

    *La avaricia quiere poseer muchas cosas; pero tú sólo las posees todas. La envidia cuestiona sobre excelencia, pero ¿qué hay más excelente que tú? La ira busca venganza, pero ¿qué venganza más justa que la tuya? (Conf. 2, 6, 13).

    Arrepentimiento

    Cuando comenzamos a aborrecer los pecados, este mismo odio comienza a hacernos semejantes a Dios, porque aborrecemos lo que Él aborrece (En.in ps. 84,15)

    Aprendizaje

    *No hay lugar para la sabiduría donde no hay paciencia. (Serm. 153)

    *El que no puedas hacer todo lo que quieres, no es razón para que dejes de hacer todo lo que puedes. (Epist. 166).

    Amor al prójimo

    *No te falten los dos pies, no quieras ser cojo. ¿Cuáles son los dos pies? Los dos preceptos de la caridad: el amor a Dios y al prójimo (Enr. Iin ps. 33, S.2,10).

    *Las dos alas de la caridad son el amor a Dios y el amor al prójimo (Enr. in ps. 149, 5)

    *Hay que amar la criatura; pero si este amor se refiere al Creador, no será ya codicia, sino caridad (De Trin. 9, 6).

    *Por una vez se te ha dado un precepto breve: ama y haz lo que quieras; si callas, tu silencio sea de amor; si gritas, grita de amor; si tienes que corregir, hazlo por amor; si perdonas, perdona por amor; no falte dentro la raíz del amor, porque de ella no puede brotar sino el bien (In Io. Epist. Tract. 7, 8).

    *No te solaces con el pez que se deleita en la dulzura del cebo; aún no ha levantado el anzuelo el pescador (Enr. in ps. 91, 8).

    *Con el amor al prójimo purificas tu ojo para ver a Dios (In Io. Evang. Tract. 17, 8).

    *Bienaventurado el que te ama a ti, Señor, y al amigo en ti, y al enemigo en ti, porque sólo no podrá perder al amigo quien tiene a todos por amigos en aquel que no puede perderse. (Conf. 4, 9. 14)

    *El amor al prójimo comienza por el amor a uno mismo. (Serm. 178, 8).

    *Amando al prójimo, a quien ves, limpias los ojos para ver a Dios, a quien no ves. (In Ioan. 17)

    *Si amas a tus amigos como debes, odia sus vicios. (Serm. 49)

    *Es fácil odiar al malo por ser malo. ¡Qué difícil es amarlo por ser hombre! (Epist. 153)

    *Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)

    Amor a si mismo

    El amor al prójimo comienza por el amor a uno mismo. (Serm. 178, 8).

    *Cuanta menos atención presta el ser humano a sus propios fallos, tanto más curioso se vuelve para escudriñar los ajenos. (Serm. 19, 2).

    *Todas las espiraciones del cristiano se resumen en este deseo: "Señor, que me conozca y que os conozca". (Sol. 2, 1,1)

    Amor

    *Cada uno es lo que es su amor (In Io. Epist.tract, 2, 14).

    *Si amas la tierra, te harás tierra; si amas a Dios, te harás Dios (In Io. Epist. Tract. 2, 14)

    *El amor es una vida que enlaza –o quiere enlazar- a dos cosas: el amado y el amante (De Trin. 8, 10).

    *Pero, ¿qué es lo que amo cuando yo amo? No hermosura de cuerpo, ni gracia del tiempo, ni resplandor de luz, que deleita nuestros ojos; no melodía de cantos suaves con variedad de tonos, no perfumes suaves de flores, de ungüentos y especias aromáticas, no manó ni miel, ni miembros agradables al contacto de la carne; no es esto lo que amo cuando a mi Dios amo. Y, con todo esto, amo cierta luz, u una voz, y un olor, y un manjar, u aun abrazo a Dios. Esto es lo que amo cuando a mi Dios amo. (Conf. X, 6).

    *El amor al mundo contamina al alma; el amor al autor del mundo purifica al alma. (Serm. 142, 3).

    *¿Qué hay pesado para quien ama? Por ventura, ¿no vemos al amigo de la caza cuánto sufre: los ardores del estío, los fríos del invierno, las espesuras de la selva, los tropiezos de los senderos, las pendientes de los montes? Con todo, el amor no sólo hace llevaderas estas cosas, sino de gusto, y tan de gusto que, si le prohíben cazar, padece un horrendo hastío de ánimo; no aguanta la quietud. ¡Tanto se corre por llegar a un jabalí, y resulta difícil llegar a Dios!. (Serm. 126, 12)

    *Buscaba qué amar amando el amar y odiaba la seguridad y la senda sin peligros, porque tenía dentro de mí hambre del interior alimento, de ti mismo, ¡oh Dios!, aunque esta hambre no la sentía yo no porque estuviera lleno de ellos, sino porque, cuando más vacío, tanto más hastiado me sentía. (Conf. 3, 1, 1).

    *Amar y ser amado era la cosa más dulce para mí. (Conf. 3, 1, 1).

    *¿Qué era lo que me deleitaba, sino amar y ser amado? (Conf. 2, 2, 2).

    *Cuando se atrofia el amor, se paraliza la vida. (In ps. 85)

    *Cada hombre es lo que ama. (De Div. Quaest. 83)

    *Del mismo modo que no odias a los ciegos, aunque ames la luz, debes amar la paz sin odiar a los que hacen la guerra. (Serm. 357)(Serm. 336, 2, 2).

    *Sin amigos no vale la pena amar. (Epist. 130)(Epist. 155, 1).

    *Si amas de verdad, no temas. Todo lo que hagas estará bien hecho. (In epist. Ioan. 78)

    *Si pones amor en las cosas, las cosas tendrán sentido. Si les retiras el amor, se tornarán vacías. (Serm. 138).

    *¿Quiéres saber cuál es tu amor? Mira adónde te lleva. (In ps. 121)

    *Lo que no se ama por sí mismo, no se ama de verdad. (Sol. 1, 13)

    *Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)

    Amistad

    * Examina por qué te ama tu amigo, y sabrás lo que amas tú. (In Ioan. 32)

    *¿Pues qué otra cosa es la amistad, que trae su nombre de amor y que nunca es fiel sino en Cristo, en quien únicamente, además, puede ser eterna y dichosa?. (Epistola contra Pelagio, 1.1)

    *La verdadera amistad no se mide por intereses temporales, sino que se vive por amor gratuito. (Carta 155, 1.1)

    *La amistad es el acuerdo en cosas divinas humanas acompañado de benevolencia y de caridad. (Epist. 258, 1). (Carta 155, 1.1)

    Cara es la amistad de los hombres por la unión que hace de muchas almas con el dulce nudo del amor (Conf. 2,5)

    * La amistad humana, basada en lazos de cariño, es una dulce realidad por razón de la identificación de muchas almas entre sí (Conf. 2, 5, 10)

    * *Durante toda la vida, en todo tiempo y lugar, ten amigos de verdad, o búscalos.

    *En este mundo existen dos cosas: la salud y un buen amigo (Serm. Dennos 16, 1).

    *Tanto más se amigan los hombres entre sí cuanto más comunes son las cosas que aman (Sol. 1, 13, 22).

    *La mayor consolación en medio de las agitaciones y penalidades de la sociedad humana es la fidelidad y al amor de los buenos amigos (De Civ. Dei 9, 8)

    *Un amigo íntimo no sólo está de acuerdo con su amigo en lo que atañe a la vida humana, sino también en lo que atañe a la religión. No en vano la verdadera amistad ha sido definida como "un acuerdo benévolo y amoroso sobre las cosas humanas y divinas" (Con. Acad. 3, 6, 13).

    *Ama de verdad a su amigo quien ama a Dios en él (Serm. 336, 2, 2).

    *La verdadera amistad es fruto maduro de ese amor de lo eterno y verdadero que se da en la república cristiana, cuyo rey es Cristo. Dicha amistad no se mide por intereses temporales, sino que hay que gozarla con amor gratuito. De hecho, nadie puede ser amigo del hombre si no lo es primero de la verdad. Y si tal amistad no es gratuita, no existe en modo alguno (Epist. 155, 1).

    *Ya eres amigo mío. Gracias a Dios por ello. Ahora sí que hay entre nosotros verdadero acuerdo en las cosas divinas y humanas. Lo hay benévola y amorosamente en Jesucristo, el Señor, que es nuestra paz. El recapituló todos los oráculos divinos en estos dos preceptos: Amarás al Señor tu Dios... y al prójimo como a ti mismo. Por el primero, hay acuerdo en las cosas divinas. Por el segundo, en las humanas. Y en ambos, con benevolencia y caridad. Si, a una conmigo, mantienes firmemente ambos preceptos, nuestra amistas será verdadera y sempiterna. Y no sólo nos asociará mutuamente, sino a ambos con Dios. (Epist. 258, 2).

    *La amistad llega a su plenitud en el hombre cuando le capacita para decir y confiar al amigo todas sus cosas (De div. quaest. 83, 71, 5-6)

    *La verdadera amistad no tiene precio. Es gratuita. (Epist. 155, 1).