Palabras Frases
    Valores humanos

    * Que nadie se considere inmortal por no tener sentimientos. La salud del hombre que se retuerce de dolor está mucho más cerca de la inmortalidad que la torpeza del que no quiere aceptar su enfermedad (In ps. 55, 6).

    * Cuanto menos vale un hombre, tanto más trata de hacerse valer. Frente a los demás y frente a sí mismo (Epist. 22, 3, 7).

    * El pecado, o fallo moral, consiste en usar de lo que debe ser gozado o en gozar de lo que debe ser usado. Por el contrario, la virtud o el acierto moral, consiste en gozar de lo que debe gozarse y en usar de lo que debe usarse (De div. Quaest. 83, 30).

    * Una voluntad corrompida se convierte en pasión. Una pasión consentida, en certidumbre. Y una costumbre tolerada, en necesidad (Conf. 8, 5, 10).

    * Un funeral decente y un entierro apropiado, más que beneficios de muertos son solaz de vivos. No quiero decir con ello que los cuerpos de los difuntos no deban ser respetados y honrados. Por el contrario, si los vestidos o el anillo del padre son preciosos para los hijos como recordatorio del amor que le profesaban en vida, tanto más precioso y honorable ha de ser su cuerpo, ese cuerpo que llevó "vestido" en vida, en forma mucho más íntima y cercana (De civ. Dei, 1, 12, 13).

    * No se puede atribuir grandeza de espíritu a quien pone fin a su vida por carecer de entereza para enfrentarse a sus propios problemas o para soportar las afrentas ajenas. Por el contrario, hay que achacarle flojera y pusilanimidad (De civ. Dei 1, 22).

    * Grande de espíritu es quien, en vez de huir de sus responsabilidades y limitaciones, tiene valor para afrontarlas desafiando el juicio de los hombres (con frecuencia obnubilado por las sombras del error) y dejándose guiar por todo el dictamen de su propia conciencia (De civ. Dei, 1, 22).

    * Existe una escala de valores que va desde los terrenos a los espirituales, desde los visibles a los invisibles. Su diversidad hace posible la existencia de todos (De civ. Dei, 11, 22).

    * Una cosa es estar equivocado. Otra, muy distinta, ser un mentiroso. Lo primero es secuela de nuestra miseria. Lo segundo, de nuestra malicia (Serm. 133, 4).

    * ¿Qué es el miedo? Un intento de huida por parte del alma (In Joan. 46, 8).

    * Procura comportarte de tal forma con los delincuentes que tengan la oportunidad de serlo (Epist. 100, 1).

    * En medio de los escándalos, piensa siempre bien de los demás. Sé tú humildemente lo que quieres que ellos sean, y no pensarás que ellos son lo que tú no eres (In ps. 30, 2, 7)

    * Es mejor la tristeza de quien soporta la iniquidad que la alegría de quien la comete (In ps. 56, 14).

    351. Se muere por falta de pan. Pero también se muere de sólo pan (In ps. 32, 2, 15).

    * Las ganancias injustas son como el lodo: no se pueden ganar sin ensuciarse las manos (Conf. 5, 12, 22)

    * ¿Te alegras porque te nació un hijo? Alégrate en buena hora, pero alégrate bien. No olvides que el hijo nacido pide paso para sucederte y, al crecer, te desplaza para hacerse sitio (In ps. 127, 15).

    * La envidia es una especie de "invidencia" o ceguera por la que se odia la felicidad ajena (In ps. 104, 19).