Palabras Frases
    Razonamiento sobre Dios

    * Hay quienes razonan de Dios –si esto es razonar- al tenor de sus sentimientos humanos. Y este primer error los arrastra, cuando de Dios discurren, a sentar atormentados e ilusorios principios. (De Trin. 1, 1, 1).

    * Hablamos de Dios. ¿Por qué te admiras de que no le comprendas? Porque si lo comprendes ya no es Dios. Vale más la piadosa confesión de la ignorancia que la temeraria presunción de ciencia. Alcanzar apenas a Dios con la mente, ya es una felicidad. Pero comprenderlo es totalmente imposible. (Serm. 117, 3, 5).

    * Dios es inefable. Más fácilmente decimos lo que no es que lo que es. Piensa en la tierra: eso no es Dios. Imaginas el mar: no es Dios. Te representas los hombres y animales terrenos: no son Dios. Piensa en los ángeles, potestades, virtudes, dominaciones, tronos: no son Dios. Pues, ¿qué es? ¿Sólo he podido decirte lo que no es? Pero, ¿qué es? ¿Buscas lo que es?: lo que ni ojo vio, ni oído oyó, ni logro barruntar corazón de hombre. (Enr. in ps. 85, 12).

    * Y a ti, Señor, de qué modo te puedo buscar. Porque cuando te busco a ti, Dios mío, la vida bienaventurada busco. Búsquete yo para que viva mi alma, porque si mi cuerpo vive de mi alma, mi alma vide de ti. (Conf. 10, 20)

    * El entendimiento hace progresos para entender lo que cree y la fe avanza para creer lo que ha de entender; y para penetrar más y más en estas cosas, la mente desenvuelve las luces del entendimiento; pero esto no se logra con las propias fuerzas naturales, sino con la ayuda y don de Dios; al modo que el ojo dañado no recupera su vista por la propia naturaleza, sino con el remedio de la medicina (Enr. in ps. 118, S. 18, 3).