Palabras Frases
    Acción

    *No basta con hacer cosas buenas. Hay que hacerlas bien (In ps. 118)

    *El hombre no se mueve por sus pies, sino por sus afectos (In ps. 9)

    Aceptar

    1. Da lo que mandas, y manda lo que quieras (Conf.10, 29)

    Alma

    *El primer vicio del alma racional es la voluntad de hacer lo que prohíbe la suprema e íntima verdad. (De vera relig. 38)

    *En este siglo, los hombres siempre andan con esperanzas, y apenas alcanzan lo que desearon; luego baja de precio lo conseguido. Y surgen nuevos deseos y nuevas esperanzas de cosas queridas; y también éstas, al poseerse, pierden sus encantos, porque son pasajeras. Porque a ti, ¡oh alma!, no te llena sino tu Creador. (Enr in. Ps. 125, 11)

    Amistad

    * Examina por qué te ama tu amigo, y sabrás lo que amas tú. (In Ioan. 32)

    *¿Pues qué otra cosa es la amistad, que trae su nombre de amor y que nunca es fiel sino en Cristo, en quien únicamente, además, puede ser eterna y dichosa?. (Epistola contra Pelagio, 1.1)

    *La verdadera amistad no se mide por intereses temporales, sino que se vive por amor gratuito. (Carta 155, 1.1)

    *La amistad es el acuerdo en cosas divinas humanas acompañado de benevolencia y de caridad. (Epist. 258, 1). (Carta 155, 1.1)

    Cara es la amistad de los hombres por la unión que hace de muchas almas con el dulce nudo del amor (Conf. 2,5)

    * La amistad humana, basada en lazos de cariño, es una dulce realidad por razón de la identificación de muchas almas entre sí (Conf. 2, 5, 10)

    * *Durante toda la vida, en todo tiempo y lugar, ten amigos de verdad, o búscalos.

    *En este mundo existen dos cosas: la salud y un buen amigo (Serm. Dennos 16, 1).

    *Tanto más se amigan los hombres entre sí cuanto más comunes son las cosas que aman (Sol. 1, 13, 22).

    *La mayor consolación en medio de las agitaciones y penalidades de la sociedad humana es la fidelidad y al amor de los buenos amigos (De Civ. Dei 9, 8)

    *Un amigo íntimo no sólo está de acuerdo con su amigo en lo que atañe a la vida humana, sino también en lo que atañe a la religión. No en vano la verdadera amistad ha sido definida como "un acuerdo benévolo y amoroso sobre las cosas humanas y divinas" (Con. Acad. 3, 6, 13).

    *Ama de verdad a su amigo quien ama a Dios en él (Serm. 336, 2, 2).

    *La verdadera amistad es fruto maduro de ese amor de lo eterno y verdadero que se da en la república cristiana, cuyo rey es Cristo. Dicha amistad no se mide por intereses temporales, sino que hay que gozarla con amor gratuito. De hecho, nadie puede ser amigo del hombre si no lo es primero de la verdad. Y si tal amistad no es gratuita, no existe en modo alguno (Epist. 155, 1).

    *Ya eres amigo mío. Gracias a Dios por ello. Ahora sí que hay entre nosotros verdadero acuerdo en las cosas divinas y humanas. Lo hay benévola y amorosamente en Jesucristo, el Señor, que es nuestra paz. El recapituló todos los oráculos divinos en estos dos preceptos: Amarás al Señor tu Dios... y al prójimo como a ti mismo. Por el primero, hay acuerdo en las cosas divinas. Por el segundo, en las humanas. Y en ambos, con benevolencia y caridad. Si, a una conmigo, mantienes firmemente ambos preceptos, nuestra amistas será verdadera y sempiterna. Y no sólo nos asociará mutuamente, sino a ambos con Dios. (Epist. 258, 2).

    *La amistad llega a su plenitud en el hombre cuando le capacita para decir y confiar al amigo todas sus cosas (De div. quaest. 83, 71, 5-6)

    *La verdadera amistad no tiene precio. Es gratuita. (Epist. 155, 1).

    Amor

    *Cada uno es lo que es su amor (In Io. Epist.tract, 2, 14).

    *Si amas la tierra, te harás tierra; si amas a Dios, te harás Dios (In Io. Epist. Tract. 2, 14)

    *El amor es una vida que enlaza –o quiere enlazar- a dos cosas: el amado y el amante (De Trin. 8, 10).

    *Pero, ¿qué es lo que amo cuando yo amo? No hermosura de cuerpo, ni gracia del tiempo, ni resplandor de luz, que deleita nuestros ojos; no melodía de cantos suaves con variedad de tonos, no perfumes suaves de flores, de ungüentos y especias aromáticas, no manó ni miel, ni miembros agradables al contacto de la carne; no es esto lo que amo cuando a mi Dios amo. Y, con todo esto, amo cierta luz, u una voz, y un olor, y un manjar, u aun abrazo a Dios. Esto es lo que amo cuando a mi Dios amo. (Conf. X, 6).

    *El amor al mundo contamina al alma; el amor al autor del mundo purifica al alma. (Serm. 142, 3).

    *¿Qué hay pesado para quien ama? Por ventura, ¿no vemos al amigo de la caza cuánto sufre: los ardores del estío, los fríos del invierno, las espesuras de la selva, los tropiezos de los senderos, las pendientes de los montes? Con todo, el amor no sólo hace llevaderas estas cosas, sino de gusto, y tan de gusto que, si le prohíben cazar, padece un horrendo hastío de ánimo; no aguanta la quietud. ¡Tanto se corre por llegar a un jabalí, y resulta difícil llegar a Dios!. (Serm. 126, 12)

    *Buscaba qué amar amando el amar y odiaba la seguridad y la senda sin peligros, porque tenía dentro de mí hambre del interior alimento, de ti mismo, ¡oh Dios!, aunque esta hambre no la sentía yo no porque estuviera lleno de ellos, sino porque, cuando más vacío, tanto más hastiado me sentía. (Conf. 3, 1, 1).

    *Amar y ser amado era la cosa más dulce para mí. (Conf. 3, 1, 1).

    *¿Qué era lo que me deleitaba, sino amar y ser amado? (Conf. 2, 2, 2).

    *Cuando se atrofia el amor, se paraliza la vida. (In ps. 85)

    *Cada hombre es lo que ama. (De Div. Quaest. 83)

    *Del mismo modo que no odias a los ciegos, aunque ames la luz, debes amar la paz sin odiar a los que hacen la guerra. (Serm. 357)(Serm. 336, 2, 2).

    *Sin amigos no vale la pena amar. (Epist. 130)(Epist. 155, 1).

    *Si amas de verdad, no temas. Todo lo que hagas estará bien hecho. (In epist. Ioan. 78)

    *Si pones amor en las cosas, las cosas tendrán sentido. Si les retiras el amor, se tornarán vacías. (Serm. 138).

    *¿Quiéres saber cuál es tu amor? Mira adónde te lleva. (In ps. 121)

    *Lo que no se ama por sí mismo, no se ama de verdad. (Sol. 1, 13)

    *Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)

    Amor a si mismo

    El amor al prójimo comienza por el amor a uno mismo. (Serm. 178, 8).

    *Cuanta menos atención presta el ser humano a sus propios fallos, tanto más curioso se vuelve para escudriñar los ajenos. (Serm. 19, 2).

    *Todas las espiraciones del cristiano se resumen en este deseo: "Señor, que me conozca y que os conozca". (Sol. 2, 1,1)

    Amor al prójimo

    *No te falten los dos pies, no quieras ser cojo. ¿Cuáles son los dos pies? Los dos preceptos de la caridad: el amor a Dios y al prójimo (Enr. Iin ps. 33, S.2,10).

    *Las dos alas de la caridad son el amor a Dios y el amor al prójimo (Enr. in ps. 149, 5)

    *Hay que amar la criatura; pero si este amor se refiere al Creador, no será ya codicia, sino caridad (De Trin. 9, 6).

    *Por una vez se te ha dado un precepto breve: ama y haz lo que quieras; si callas, tu silencio sea de amor; si gritas, grita de amor; si tienes que corregir, hazlo por amor; si perdonas, perdona por amor; no falte dentro la raíz del amor, porque de ella no puede brotar sino el bien (In Io. Epist. Tract. 7, 8).

    *No te solaces con el pez que se deleita en la dulzura del cebo; aún no ha levantado el anzuelo el pescador (Enr. in ps. 91, 8).

    *Con el amor al prójimo purificas tu ojo para ver a Dios (In Io. Evang. Tract. 17, 8).

    *Bienaventurado el que te ama a ti, Señor, y al amigo en ti, y al enemigo en ti, porque sólo no podrá perder al amigo quien tiene a todos por amigos en aquel que no puede perderse. (Conf. 4, 9. 14)

    *El amor al prójimo comienza por el amor a uno mismo. (Serm. 178, 8).

    *Amando al prójimo, a quien ves, limpias los ojos para ver a Dios, a quien no ves. (In Ioan. 17)

    *Si amas a tus amigos como debes, odia sus vicios. (Serm. 49)

    *Es fácil odiar al malo por ser malo. ¡Qué difícil es amarlo por ser hombre! (Epist. 153)

    *Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)

    Aprendizaje

    *No hay lugar para la sabiduría donde no hay paciencia. (Serm. 153)

    *El que no puedas hacer todo lo que quieres, no es razón para que dejes de hacer todo lo que puedes. (Epist. 166).

    Arrepentimiento

    Cuando comenzamos a aborrecer los pecados, este mismo odio comienza a hacernos semejantes a Dios, porque aborrecemos lo que Él aborrece (En.in ps. 84,15)

    Avaricia

    *La avaricia quiere poseer muchas cosas; pero tú sólo las posees todas. La envidia cuestiona sobre excelencia, pero ¿qué hay más excelente que tú? La ira busca venganza, pero ¿qué venganza más justa que la tuya? (Conf. 2, 6, 13).