Mi encuentro y experiencia con los Animadores Cristianos.

animadorescristianosLlevo casi siete años en la selva. Cuando llegue a la ciudad de Iquitos no sabía cuál iba a ser mi destino. Vagamente había oído hablar de los lugares donde laboran mis hermanos Agustinos. El día que me dijo el superior que mi destino iba a ser la parroquia de Santa Rita de Castilla tengo que admitir que me alegre mucho. Lo veía como algo innovador en mi vida y que lo necesitaba. Mi primer contacto con el trabajo fue la lancha “Santa Rita II” que en ese tiempo tenía la parroquia. Ella estaba en el astillero del puerto de Masusa pasando su refacción y como novato el párroco anterior me estaba enseñando.   En este contexto conocí al primer Animador Cristiano. Que estaba cuidando la lancha y velando que todo saliera bien. Esto me llevo a pensar que eran personas muy cercanas y que se tenia mucha confianza en ellos. Y por los años que he vivido con ellos me ha reafirmado este pensar.

            Entonces ¿Quiénes son los animadores cristianos y cuál es su función? Y tengo que remitirme a los cursos de capacitación. Creo que no se entiende la esencia de un animador sino se conocen los conocimientos que están adquiriendo. En la selva el conocimiento es muy valioso. Cuando alguien los transmite le estas dando parte de tu fuerza y que luego ellos lo utilizan. Revisando los archivos de la parroquia encontré un documento de los años noventa donde se trabajaba dicha pregunta. En el aparecían estos tres valores: La honestidad, la servicialidad y la constancia. En mi trayectoria y como los he visto creo definen muy bien lo que es ser animador y cual es función en la comunidad.

1. La honestidad.

Ser ejemplo para los demás implica vivir una vida digna y recta. En las Comunidades Nativas el animador se convierte en un referente de confianza. La comunidad se fija en esta rectitud de vida y elige a la persona más idónea. El ejemplo ha llevado a que muchos animadores sean elegidos como Apus, que es la máxima autoridad.

2. La servicialidad.

Estar al servicio de la comunidad. Si este valor falta el animador no existiría. El animador de la Comunidad Nativa de San Miguel, el Señor Germán, falleció el año pasado. El tenía el conocimiento de las plantas medicinales. Cuanta ayuda ofreció en su comunidad al distrito y en los cursos a los demás animadores para paliar el dolor del cuerpo. El Señor Valencia, animador de la Comunidad Nativa de Saramuro, en las “posesiones” que sufrió mucha gente fue parte fundamental para que volvieran a encontrar paz y el pueblo volviera a la tranquilidad... Y en este periodo de la pandemia muchos de ellos han sido reporteros y coordinadores de la ayuda solidaria recibida.

3. La constancia.

Es fundamental para que exista una comunidad cristiana. El animador si no desfallece en su labor hace que la comunidad cristiana florezca. Un caso muy peculiar es la Comunidad Nativa de Cuninico. Cuando escuche el testimonio firme del animador el Señor Cesar que narraba como fue firme a sus convicciones cuando la compañía petrolera después de un derrame quería sobornarle y el permaneció fiel a sus valores cristianos. El Señor Elías, animador de la comunidad Nativa de San Roque, que su constancia en celebrar todos los domingos, el dedicar su tiempo a los demás, le ha forjado no solo una en su comunidad sino en los demás un respeto y una autoridad moral.

Donde hay un animador existen estos valores. Se van realizando en el silencio y sus frutos solo los conocen aquellos que quieren conocer de una manera más profunda el vivir de las comunidades nativas.

Un hermano Agustinos nos llamaba a reflexionar por que los animadores en esta pandemia no se han dado a conocer de una manera general su aporte por paliar esta enfermdad en los medios de comunicación y en cambio los hermanos evangélicos han tenido más voz. Difícil dar una respuesta concreta. Pero dejando de lado las ideologías e intereses de los medios de comunicación. La labor del Animador Cristiano es fundamental para entender muchos procesos que suceden en las comunidades. Su actuar es de sobra conocido para los que laboramos en estas tierras. En el mes de diciembre del año pasado estuve en el paro que se desarrollo en la Comunidad Nativa de Nueva Alianza. Las Comunidades Nativas de la cuenca del Río Urituyacu junto a la comunidad Nativa de Nueva Alianza pedían una justicia que les es negada por el estado: Que tengan las estructuras necesarias para una vida digna. Como una posta medica donde se implemente lo necesario y no tengan que viajar dos días para llegar a la más cercana... Ellos Fueron parte activa. Sin decir que la labor de los derrames que ha habido en los últimos años en el Marañón, han sido un pilar fundamental para denunciar y se haga justicia.

Esto no lo veremos en los grandes medios de comunicación, pero como el oxigeno que respiramos es fundamental para nuestro vivir y no lo vemos, los Animadores se han ganado un respeto silencioso en la dignidad y justicia de esta tierra Amazónica.

En conclusión, ellos velan por que las comunidades no se olviden de Dios. Son ejemplo de vida en su actuar y por lo tanto un referente moral. Y por último actúan activamente en los procesos de lucha porque esta tierra tenga la dignidad que se merece.

La necesidad del agua en las comunidades amazónica...
Autoridades Comunales.
 

Comentarios

Aín no se han hecho comentarios. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Estas registrado? Logeate aquí
Guest
Sábado, 25 Septiembre 2021

Captcha Image

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://amigosdesanagustin.com/