La movilidad en el Marañón.

En las zonas rurales de la baja amazonía el río marca la movilidad. Actualmente gran cantidad de embarcaciones surcan sus afluentes llevando materia prima, alimentos y personas.

La primera vez que me subí a una embarcación en el río amazonas fue en una lancha llamada “Eduardo”. No recuerdo ya mucho, pues llegué a la selva en mi época de estudiante. Viajé durante toda la noche. Esta movilidad además de llevar pasajeros lleva animales y mercancía y hace la ruta de Iquitos a Yurimaguas. Mi trayecto fue desde Nauta hasta Santa Rita de Castilla. La incomodidad la suplía con mi expectación de llegar a Santa Rita de Castilla.

Mi segunda visita a estas tierras fue bien distinta. La movilidad se llamaba “Titanic”, salía también de la ciudad de Nauta y llegaba a Santa Rita de Castilla, lugar de mi nueva residencia, tardó en llegar doce horas. Estas dos embarcaciones actualmente siguen realizando su trayecto. Analizaré en las siguientes líneas que embarcaciones navegan por el marañón y su repercusión en las comunidades nativas.

mapaiquitosyurimaguas

 

1. Embarcaciones fluviales que surcan por el Marañón.

 

Las lanchas “eduardos”

eduardo

        Comúnmente se les conoce a estas embarcaciones. Son las más grandes que surcan por el Marañón. Llevan tanto mercancía, ganado, como pasajeros. Ellas son las que abastecen a las pequeñas bodegas y por lo tanto a las comunidades. El trayecto que realizan es desde Iquitos a Yurimaguas. Los pasajes oscilan entre veinticinco soles a cincuenta soles embarcando desde el Marañón.

 

El “Eduardo Exprés”

eduardoexpres1

(Foto tomada de https://web.facebook.com/R%C3%A1pidos-Eduardo-637272013270843/)

Es una movilidad exclusivamente de pasajeros. Su trayecto es de Nauta a Yurimaguas. Surcan dos movilidades con capacidad de 232 pasajeros y la otra de 160 pasajeros. Es poco utilizada por los moradores del Marañón debido a su costo que oscila en sesenta soles tanto el trayecto a Santa Rita de Castilla como a la ciudad de Nauta. Se caracteriza por su comodidad al tener asientos amplios, poder estirar las piernas y poder moverse de manera cómoda, y seguridad al ser tan estables y guardar las leyes puestas por las autoridades competentes: Salvavidas, luces de emergencia...

 

El “Titanic”, “La Sonia”, y el “Carisma”

El “Titanic y la Sonia” hacen la ruta Nauta – Santa Rita de Castilla. Se turnan para que siempre haya movilidad. Recogen tanto a pasajeros como la mercancía de los nativos: plátano, yuca y pescado que la llevan a vender a la ciudad de Nauta. Abastecen diariamente a las bodegas. La duración del trayecto de bajada es de unas 8 horas y de surcada unas 12 horas. El pasaje es de veinticinco soles. Se puede ir tanto sentado como en hamaca y ofrecen almuerzo.

El “Carisma” hace la ruta Iquitos hasta Saramuro. Realiza el mismo servicio que los dos anteriores.

 

El “Salvador Lucas” y el “Pocho”

tijera

Estas dos embarcaciones son las denominadas “pongueros”, también conocidos como “Los rápidos”. La característica de ellos es la largura y la inestabilidad al ser tan estrechos. Llevan pasajeros desde Santa Rita a Nauta y al día siguiente de su llegada a la ciudad vuelven a surcar. El tiempo que realizan son unas 6 horas. El precio es de treinta y cinco soles. Durante el trayecto hay que ir sentado debido a que no hay mucho espacio. Consta de baños.

Rápidos “El cuzco, Mangualito...”

pongeros yurimaguas nauta

(Foto tomada de https://yurimaguasonline.com/como-viajar-desde-yurimaguas-a-iquitos/)

Estos rápidos empiezan a surcar por el Marañón hace aproximadamente unos cinco años. Son pongueros que realizan la ruta Nauta – Yurimaguas o San Lorenzo. Se caracterizan por su inestabilidad y rapidez. Su precio oscila por el río Marañón de los cuarenta soles a los ochenta soles).

Remolcadores.

chatas

(Foto tomada de https://www.transjupiter.com/

Movilidades que empujan chatas tanqueras de petróleo. Son lentas debido a envergadura y peso. Tienen expresamente prohibido recoger pasajeros.

(foto)

Las canoas o botes

canoa

Son las utilizadas por los moradores para desplazarse a sus lugares de trabajo y comunidades cercanas. En el año dos mil aproximadamente empiezan a utilizarse de manera más masiva los motores pasando a denominarse “peke peke”.

2. Repercusión en las comunidades Nativas.

El progreso va de la mano de las comunicaciones. Para las comunidades Nativas del marañón su medio de comunicación principal es el río. En él tienen su sustento, realizan sus negocios y entran en contacto con otras personas. Habitan seres vivos, animales como la boa, el lagarto, el bufeo, pero también están los espíritus que pueblan el fondo. De él surgen relatos. El río es un ser vivo que se conecta con la vida de los moradores. A lo largo de los años ha habido muchos cambios: La contaminación, la amenaza de megaproyectos y la navegación.

Vamos analizar como las embarcaciones han influido tanto positivamente como negativamente y que retos se deben afrontar:

1. Positivo:

Un morador de la comunidad nativa de Santa Clara me comentaba que antes de tener motor en su canoa tardaba el doble en llegar a cualquier parte que fuera. Es obvio que la tecnología ha influido de manera cuantitativa en tiempo. Las movilidades públicas hacen que, si antes se tardaba en llegar a la ciudad de Iquitos dos días y una noche, hoy en día se realice en menos de un día. Tanto la movilidad privada como pública ha hecho que haya más interactuación social. Y esto tiene connotaciones: económicas, pensemos en la venta de los productos que, si antes eran para consumo propio y un mercado muy limitado a su comunidad, ahora se le da salida en el mercado de las ciudades. Educacionales, El ingreso de los jóvenes ribereños en la universidad es bien bajo, ello ha producido que busquen otros estudios técnicos en los denominados tecnológicos y emigren a las ciudades. Laborales. La emigración en busca de trabajo es un ingreso más para las familias. Sanitarias. La deficiencia de la salud en la ribera hace que se dependa de la ciudad. El poder desplazarse tanto para consultas simples como de mayor emergencia diariamente hace que se pueda ingresar a estos servicios.

El movimiento ha producido una apertura con el mundo exterior a las comunidades. El campo de realidad que antes estaba muy limitado ahora está más abierto. Vivimos en una era donde el concepto de globalización ya está presente en la ribera y las embarcaciones han jugado un papel decisivo junto a otros sectores como la comunicación de los celulares o el acceso al internet.

2. Negativos:

En el año 2018 un morador de la comunidad nativa de Concordia perdía la vida cuando venía de su trabajo en la canoa debido al oleaje que produjo un rápido que iba a mayor velocidad de la permitida. En la comunidad Nativa de Nueva Alianza una canoa era volteada debido a la misma situación con toda la carga poniendo en peligro la vida del navegante.

Otro morador expresaba como las lanchas debido al ruido y al movimiento espantaban a los peces y animales dificultando más la poca alimentación que hay. La inseguridad también es otro factor. Si es positivo el transito de personas, también produce que gente realice sus actos delictivos. Los grandes proyectos por parte del estado y empresas con capital privado también están presentes. El proyecto polémico de la “Hidrovía” presenta serias dudas en cuanto al tamaño de las embarcaciones y cómo va a influir el tránsito tanto en el río, los animales y personas.

3. Retos.

En los seis años que llevo en la selva peruana lo que me sorprende es la informalidad en muchos aspectos de la vida cotidiana y más concretamente en las instituciones públicas. Un reto bien claro para que no sucedan desgracias en los ríos es la regulación de normas con capacidad de ser cumplidas: La velocidad, la inseguridad, el peligro de naufragio de las embarcaciones y el sentido común, le hace ver a uno que viajar en ellas es poner en riesgo la vida.

Otro reto interesante sería hacer un estudio del impacto de las embarcaciones en la fauna; El ruido y el oleaje qué impacto tiene en la naturaleza y qué alternativas se sugieren para su respeto.

Cada vez hay más inseguridad en los ríos. Los robos son más frecuentes. La situación de la pandemia ha agravado la economía de muchos por lo que todo da a suponer que habrá un mayor incremento de delincuencia. En dos vertientes se deberá mirar: en potenciar más la economía de las riberas por parte de los gobiernos locales y en un mayor control de los territorios por parte de los pueblos indígenas.

El proyecto de la “Hidrovía” es uno más de los que puedan venir. Vital importancia será hacer un seguimiento. Las organizaciones indígenas deben estar atentas para velar por el bien de sus territorios.

3. Conclusión.

No cabe duda que el río juega un papel muy importante. Las embarcaciones han abierto un nuevo mundo de posibilidades para mejorar la vida de los que vivimos aquí. También se ha creado una brecha que crea muchas incertidumbres reflejadas en la inseguridad y el peligro de amenaza a la fauna. De vital importancia es buscar una armonía con la naturaleza y el hombre donde todas las instituciones que aman la amazonía deben ir de la mano para buscar el mejor camino.

Las “opresiones” de los jóvenes ribereños.
Religiosidad en la selva amazónica peruana.
 

Comentarios

Aín no se han hecho comentarios. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Estas registrado? Logeate aquí
Guest
Jueves, 09 Diciembre 2021

Captcha Image

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://amigosdesanagustin.com/