PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

Primer domingo de cuaresma

1ªLct.:Génesis,2,7-9;3,1-7:Creación y pecado de los primeros padres

Sal.50,3-4.5-6ª.12-13.14 y 17:Misericordia, Señor, hemos pecado.

2ªLct:Rom.5,12-19:Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia.

Evangelio: Mateo,4,1-11:Jesús ayuna durante cuarenta días y es tentado.

Iniciado el camino cuaresmal ,nos encontramos todos dispuestos  a dejarnos iluminar por la Palabra de Dios que volverá a ser rica y abundante.Como en un proceso catecumenal ,al inicio se nos anuncia una gran noticia:“Si por la desobediencia de uno todos se convirtieron en pecadores, así por al obediencia de uno, todos se convertirán en justos .El don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, sobró para una multitud.

La gran noticia advertida y llena de misericordia no deja de señalar la gravedad de una herida profunda en el corazón de la humanidad que el catecismo llama “pecado original” o “hereditario”:”la doctrina del pecado original es el reverso de la Buena Noticia de que Jesús es el Salvador de todos los hombres que todos necesitan salvación”.

En el relato del Génesis se nos muestra una verdad por medio de dos grandes imágenes: la del jardín y la de la serpiente. El jardín es la patria que nutre y sostiene un mundo de acuerdo con el deseo del Creador.

La imagen de la serpiente está tomada de los cultos orientales de la fecundidad. La serpiente le dice al hombre :no te acojas a la Alianza, sumérgete en la corriente de la vida, de la embriaguez, del éxtasis. Así tú mismo podrás participar de la realidad de la vida y de su inmortalidad .La serpiente, símbolo de la atracción que estas religiones significaban para Israel.

La tentación de Adán, reflejo de la tentación de Israel y del pecado de todos los pueblos. El hombre no debe aceptar las limitaciones de su ser.

Pensemos en la técnica:¿Qué puede hacer?¿Qué debe hacer? El físico Robert Oppenheimer cuenta que cuando surgió la posibilidad de la bomba atómica ésta había constituido para los físicos nucleares la seducción técnica, su fascinación como un imán que debían seguir.

El ´çultimo comandante de Auschwitz,  R.Hess, afirmaba en su diario que el campo de exterminio había sido una inesperada conquista técnica: horario del ministerio, capacidad de los crematorios y el combinar todo esto constituía una programa fascinante.

Edsto es un engaño de Satán que quiere destruir al hombre y al universo. La forma más grave del pecado consiste en que el hombre quiere negar el hecho de ser una criatura, de aceptar los límites y entonces se transforma todo. El pecado es una negativa a la verdad.

La respuesta sobre el relato del pecado original la tenemos en Filp.2,5-11:siendo de condición divina se despojó de su rango, obedeció hasta la muerte por eso Dios le otorgó el nombre sobre todo nombre”

El evangelio de hoy nos muestra al hombre Jesús seducido por Satán que le quiere desviar de la voluntad del Padre: pan, riquezas y poder. Y Jesús rechaza la tentación :No sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios…”No tentarás al Señor tu Dios, a Él sólo servirás”

Cada uno de nosotros, aquí en presencia del Señor, podemos identificar nuestras tentaciones, nuestros dioses, aquellos que creemos que nos va a dar la libertad y la felicidad. A veces no quiere decir que sean grandes tesoros. Un orgullo, una vanidad, un envidia, un capricho pueden ocupar el lugar de Dios.

Por todo esto,suplicamos ardientementee:concédenos avanzar en la inteligencia del misterio de Cristo….Nuestra vida sea conforme con las ofrendas que presentamos…Haznos sentir hambre de Cristo y vivir de toda Palabra que sala de tu boca.

NOVENO DOMINGO ORDINARIO

NOVENO DOMINGO ORDINARIO

1ªLct.:Deuteronomio 11,18.26-28:Mirad: os pongo delante maldición y bendición:

Sal. 30,2-3ª.3bc-4,17 y 25:Sé la roca de mi refugio, Señor.

2ªLct.:Rom.3,21-25.28:El hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley.

Evangelio: Mt.7,21-17:La casa edificada sobre roca y la casa edificada sobre arena

La palabra evangelio significa buena noticia. Jesús mismo es buena noticia. Su mismo nombre, Yeshua=Yahvé salva, significa que Dios está con notros pues “tanto amó Dios al mundo que le entregó a su propio Hijo para que todo el que crea en El tenga vida eterna”.

Las palabras y acciones de Jesús se concentran en un sueño y  un anhelo :EL REINO DE DIOS. Y de ahí su mensaje: “Convertíos porque el Reino de Dios está en medio de vosotros”.Y su acción:”ungido por el Espíritu pasó curando a los enfermos, haciendo el bien. Por tanto, creed, confiad, apropiaos de lo que gratuitamente se os ofrece :la vida de Dios.

El evangelio de Jesús, la buena noticia es la  gracia, el don de Dios. El Señor viene al hombre, se adelanta. Es muy importante que resaltemos esto:”Así se manifestó el amor de Dios entre nosotros. No somos  nosotros los que  hemos amado a Dios sino en que El nos amó primero y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados: en esto está el amor”(1ªJn. 4,9-10).

San Pablo-hacemos alusión al fragmento de la carta a los Romanos que ha sido proclamado-dice que “la justicia de Dios se ha manifestado independientemente de la Ley”,”el hombre es justificado por la fe sin las obras de la Ley”.¿Cómo se entiende esto?San Pablo, fariseo, cumplidor estricto de la ley, un hombre autorrealizado y justo en el camino de Damasco es abordado por Jesús que rompe todos sus esquemas, derribándolo no solo física sino espiritualmente de su cabalgadura. Él experimenta que no son sus obras la que le salvan sino Jesucristo:”todos pecaron y son justificados por su gracia mediante la redención de Cristo Jesús” .Entonces la justicia de Dios no es como la de los hombres. La justicia de Dios es su amor y su misericordia. Lo que el hombre tiene que hacer es creer, apropiarse de esta gracia:”por la fe en Jesucristo viene la justicia de Dios a todos los que creen”.

Ahora bien, en la historia de Dios con nosotros, historia de alianza, amistad,  amor…,la persona humana no es una marioneta. Aunque condicionado,es un ser libre y responsable ,llamado a colaborar con Dios .Por eso dice Jesús:”No todo el que dice, Señor, Señor ,entrará en el reino de los cielos sino el que cumple la voluntad de mi padre S. Agustín acuñó la frase que resume esta participación del hombre en su historia salvífica :”Dios que te creó sin ti no te salvará sin ti”.

La pertenencia al Reino de Dios no es una llamada a la inactividad y a la indiferencia. Las parábolas de Jesús: la de los talentos, la semilla, los obreros de la última hora, el buen samaritano ,son ejemplo de la fe y del amor  en ejercicio. Y el juicio final del capítulo 25 de san Mateo será un examen certero sobre el amor: “Porque tuve hambre, sed, estuve desnudo y en la cárcel…y  al hacerlo con uno de estos mis hermanos conmigo lo hicisteis”

San Pablo censura la pereza de aquellos cristianos que esperando la inminente venida del Señor distraían a los demás en sus ocupaciones.”El que no trabaje que no coma porque nos hemos enterado que algunos desocupados andan molestando”(2ªTesa.3,10)

“El que escucha mis palabras y las pone en práctica se parece al hombre prudente que edificó su casa sobre roca” La Palabra de Dios, por amor, se hizo carne y habitó entre nosotros. La Palabra de vida que recibimos gratuitamente nos impulsa a encarnarla en los signos de vida y amor pues “ya podría tener fe como para mover montañas y entregarme al fuego y dar todo el dinero a los pobres; si no tengo amor de nada me sirve. De la fe, la esperanza y el amor, la más grande es el amor que no pasará.

Érase una vez un hombre muy austero que no ingería alimentos ni bebida mientras el sol no se hiera ocultado. Un buen día ocurrió algo que le pareció ser un signo de que el cielo aprobaba sus austeridades: en lo alto de una montaña cercana, una estrella singularmente brillante se dejaba ver a plena luz del día aunque nadie sabía quién la había puesto allí.

El hombre decidió subir a la montaña y una niña de la aldea insistió en acompañarle .El día  era caluroso y no tardaron ambos en sentir sed. El animó a la niña a que bebiera pero ella le dijo que no lo haría si no bebía también él. El pobre hombre se vio en un dilema: aborrecía la idea de romper su ayuno, pero también detestaba ver a la niña padeciendo sed. Al fin se decidió a beber y la niña hizo lo mismo. Durante un buen rato no se atrevió a levantar la vista la cielo porque temía que la estrella hubiera desaparecido.-Imagínense su sorpresa cuando al decidirse por fin a mirar hacia arriba vio que había dos estrellas resplandecientes en lo alto de la montaña.

Sí, el amor con tantas tonalidades: amistad, afecto, deseo, atracción pero con un importante ingrediente que lo hace maduro: la decisión fiel. Amar es una decisión fiel que transciende el estado emocional del momento. No sólo cuando sentimos el impulso, el agrado, la simpatía,  sino también cuando no sentimos. “Si decido visitar a un amigo enfermo lo haré bien que haya salido el sol o bien que haga mal tiempo”.Eso es edificar en roca firme. De ahí que con el salmista confesemos: “Sed fuertes y valientes de corazón los que esperáis en el Señor”

Señor, haz que confesando tu nombre no sólo de palabra y con los labios sino con las obras y el corazón merezcamos entrar en el Reino de los cielos.

OCTAVO DOMINGO ORDINARIO

OCTAVO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Is.49,14-15: Yo no te olvidaré

Sal.61.2-3.6-7.8-9ab:Descansa solo en Dios ,alma mía.

2ªLct.:1ªCo.4,1-5:El señor manifestará los designios del corazón.

Evangelio:Mt.6,24-34:No os angustiéis por el mañana.

El fragmento del Profeta Isaías que ha sido proclamado recoge el hondo sentimiento de abandono y postración en que se hallan los creyentes israelitas, desterrados en Babilonia, lejos de Jerusalén, lejos de su tierra amada:”Me ha abandonado el Señor, mi Dueño me ha olvidado.” Nos recuerda el lamento del salmo 21:”Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado?” que el mismo Jesús dirige al Padre cuando se halla en la cruz.

Dios, el amado por los padres, el Dios de los creyentes atribulados calla, no actúa. Esa es la sensación que percibe el israelita. Esa es la primera sensación que tienen las personas ante catástrofes naturales, guerras fratricidas, matanzas de inocentes. El corazón humano se siente tentado a blasfemar, negar a Dios o confesar su silencio.

Pues ante esta desolación y sufrimiento, el profeta, ungido por el Espíritu, movido como por un resorte audaz que hasta nos parece irritante y que brota de las entrañas, es capaz de decir:¿acaso una madre puede olvidarse de su hijo y no conmoverse por el hijo de sus entrañas ?Pues aunque ella se olvide yo  no te olvido.”

Dios no pude ser ajeno a la tormenta interior desencadenada en el alma de cualquier persona ante la presencia del mal. La Palabra de Dios que escuchamos toma muy en  se rio al hombre “creado a su imagen y semejanza”.Dios mismo se hace cargo del lamento y del reproche porque por el profeta percibimos que Dios tiene sentimientos: de amor, cercanía, misericordia ante el creyente dolorido y turbado.Entonces ¿qué hace Dios? Siente, acompaña, escucha…

Un hombre al final de sus días llega al cielo donde le espera Dios. Después de los consabidos saludos Dios le muestra a aquel hombre toda su vida proyectada en una gran pantalla luminosa. Aparece una amplia playa y se percibe en la arena un  surco de cuatro pisadas que luego se convierten en dos. Le dice Dios que el surco de cuatro pisadas corresponde a los momentos de la vida, gozosos y felices, en que ambos  caminaban juntos y el surco de dos pisadas ,a los momentos dolorosos de su vida. Y ¿dónde estabas tú en aquellos momentos?- preguntó el hombre a Dios. Pues en aquellos momentos-replicó Dios- yo te llevaba en mis brazos.

La carta a los Corintios le sirve al apóstol Pablo para dirigirse a los responsables de la comunidad que han de tener  muy claro el sentido de su ministerio: “Administradores de los misterios de Dios”.Entiende Pablo que el corazón, la vida, de aquellos responsables está ocupado por lo único y definitivo: servir al Evangelio, a Jesucristo, a Dios y que por eso ni los hombres, ni su propia conciencia, sino Dios es su juez. No podemos precipitarnos en el juicio sobre la persona y las situaciones:”No juzguéis antes de tiempo”

¡Qué gran criterio espiritual y humano para nuestra vida y nuestra relación con los hombres y con Dios¡ De ahí la sabiduría del salmista que ante situaciones difíciles anima al creyente:” Sólo en Dios descansa mi alma.”

He leído una crónica referida a una fotografía que en el año 1993 ganó el premio Pulitzer. Un niño africano enfermo acurrucado sobre la arena y un buitre detrás como esperando a que muriera para poder comerlo. El mundo quedó consternado y a aquel fotógrafo se le acusó de no haber hecho nada por el niño beneficiándose de la escena sobrecogedora .Aquél hombre se suicidó. Posteriormente se descubrió que el niño no había muerto ni había sido devorado por el buitre y que el mundo ,por esta imagen tan desgarradora, despertó la solidaridad hacia Sudán, ámbito de hambruna y carencias de recursos humanos. De nuevo hemos de dejar  que juzgue Dios

Jesús en el evangelio, anunciando el Reino de Dios pone ante los ojos de sus discípulos la exigencia radical:”no se puede servir a dos señores””no se puede servir a Dios y al dinero”.

No se infiere de aquí que el dinero sea malo. Jesús mismo insta a actuar y a desarrollar los talentos y  no ocultarlos.También advertirá que  “no el que dice ,Señor, Señor sino el que cumple la voluntad de Dios”; invitará a los obreros en paro:”id también a mi viña a trabajar…””Alaba la astucia del administrador infiel…”San Francisco de Sales estima que un padre de familia lo que debe hacer no es estar todo el día en la iglesia sino salir a la calle para ganar dinero para su familia.”

Jesús advierte del deseo primario del tener, del los bienes materiales, necesarios pero también capaces de desequilibrar al hombre. De ahí :”No andéis agobiados porque a   fuerza de agobiarse nadie podrá añadir una hora al tiempo de su vida”

Jesús nos presenta el rostro de Dios como Padre providente que se manifiesta en el esplendor de la naturaleza y en la despreocupación de los animales en quienes funcionan sus instintos con sabiduría y perfección a no ser que estén enfermos.

Con nuestra mentalidad tan técnica y científica, calculadora y efectista no nos es fácil entender la Providencia de Dios como el cuidado amoroso con que Dios conserva y gobierna las cosas especialmente a los hombres. Hemos acuñado la frase: “Ayúdate y Dios te ayudará”.Confiamos más en el poder del hombre y en el  de las máquinas. Y son excelentes las conquistas y logros de la tecnología. Pero también sabemos que las máquinas, la técnica y ciencia sin la ética puede llevarnos a la  deshumanización y a la autodestrucción.

Nuestro mundo tan exacto y calculador también se vuelve, frío, seco, adusto, con el ceño fruncido y serio perdiendo el gusto por el vivir la alegría, la gratuidad, la generosidad, la misericordia porque “no sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

Se han tenido que habilitar divanes de sicología y sicoterapia , el yoga, el taichi, las artes marciales, la risoterapia, porque el hombre enferma por “vacío y falta de sentido”.

El canto a la providencia , a la alegría ,a la despreocupación , la mirada al abandono de Francisco y clara de Asía o de la Beata Teresa de Calcuta de Jesús y tantos otros no indiferentes a loa asuntos de la tierra pues lo único y necesario es “buscar el Reino de Dios y su justicia y lo demás se os dará por añadidura. Conste que también los cristianos se comprometen en la construcción de un mundo mejor.¡Cómo no recordar que grandes cristianos políticos como Robert Schumann, Alcide de Gasperi y Conrard Adenauer  fueron inspiradores del Mercado Común Europeo aunque lamentaban no fuesen acompañados de una elevación moral.

Pidamos al Señor “Sabiduría para sopesar los bienes de la tierra amando intensamente los del cielo” como orábamos en el sábado de la primera semana de Adviento. Así mismo ,Señor, que tu Iglesia se alegre en poder servirte con una entrega confiada y pacífica”

SÉPTIMO DOMINGO ORDINARIO

Séptimo domingo ordinario

1ªLct.:Lev.19,1-1.17-18:Amarás a tu prójimo como a ti mismo

Sal.102,1-1.3-4.8 y 10,12-13:El Señor es compasivo y misericordioso.

2ªLct.:1ªCo.3,16-23:Todo es vuestro, vosotros de Cristo y Cristo de Dios.

Evangelio: Mt.5,38-48:Amad a vuestros enemigos.

El fragmento del evangelio de Jesús según San Mateo que ha sido proclamado es prolongación  del  sermón del monte. Jesús ”que no ha venido a abolir la ley sino a darle  plenitud”  eleva a una categoría sublime e inimaginable el mandamiento del amor:”amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen”.

Conociendo nuestra urdimbre humana y sus reacciones viscerales y primarias de inmediato surgen en nuestro corazón bastantes interrogantes:¿Se podrá llevar a cabo tal propuesta?¿No se tratará de un deseo utópico pero irrealizable?¿Acaso no es legítimo defendernos y luchar contra el mal? Jesús mismo a quien le abofeteó en el tribunal le dijo: Si he hablado mal ¿dime en qué? ,Si no ¿por qué me pegas?

Es seguro este tono en el hablar de Jesús  sobre la exigencia del amor. De hecho el destino, asumido por propia voluntad,  de la vida de Jesús fue la muerte, dar la vida “por nosotros y por nuestra salvación” hasta exclamar:”Perdónalos porque no saben lo que hacen”.En días pasados, en el evangelio de S. Marcos, Jesús increpa a Pedro que le quiere apartar del camino de la cruz:”Apártate de mi ,Satanás, tú  piensas como los hombres no como Dios”

“ Cuanto más nos identificamos con la misión que se nos ha confiado como ha hecho el Hijo eterno, más íntimamente nos haremos hijos e hijas del Padre celeste: de ello da testimonio  todo el sermón del monte” (Hans Urs von Balthasar:”si no os hacéis como este niño …p.54)

Este es el motivo y razón de fondo del amor a los enemigos :“Así seréis hijos de vuestro Padre que hace salir el sol sobre malos y buenos””Si no os hacéis como niños no entraréis en el reino de los cielos”

En el ámbito de la gracia, del Reino de Dios, de la ciudad de Dios, presente ya aquí, el creyente y la comunidad cristiana ensayan esa nueva dimensión del amor total. Quien perdona como Dios nos perdona y como  Jesús en la cruz ,vive la conciencia de ser hijo:”Sed santos como yo soy santo””Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”.

Jacques Lebreton, fue privado de sus manos y sus ojos por la explosión de una granada activada y lanzada por su vecino, presa del pánico. Harán falta cinco años para recobrar una autonomía física mínima ,quince para perdonar antes de dedicar su vida a testimoniar su experiencia humana y espiritual”.(J.Lebreton Sans yeux e sans mins Casterman,Paris 1966

En nuestra vida de cada día, en nuestra convivencia ordinaria vivimos roces, fricciones que nos hieren y van dejando sus secuelas, sus heridas que nos impiden vivir en paz y reconciliados. Podemos sentirnos con odio, resentimiento, rabias, antipatías y a veces solapadas.¡Cuántos corazones lastimados incluso con estupenda actitud creyente¡”Juan José Cortes ,el papa de Mariluz asesinada, se expresaba diciendo el temor de que en el juicio contra los asesinos de su hija se despertase el rencor y la  rabia que tanto daño hace por añadirse al dolor ya soportado.

Siendo joven sacerdote llegaba todos los meses a mi parroquia una señora para que celebrásemos una misa por el eterno descanso de su hermano al que habían asesinado. Siempre me decía “pero yo no perdono a Dios lo que ha sucedido a mi hermano”.Nunca había oído semejante expresión” Poco a poco iba comprendiendo aquella dolorosa situación y la expresión:”No odiarás de corazón a tu hermano, ni te vengarás, ni guardarás rencor sino que amarás a tu prójimo”…Es decir, que tu corazón se sienta libre de cualquier resentimiento de tal modo que al sufrimiento por una injusticia recibida no se añada este sufrimiento””Dejaos reconciliar por Dios en nuestro Señor Jesucristo”.”Antes de depositar la ofrenda si tiene tu hermano algo contra ti ve y reconcíliate con él”

Un samurai visitó a un viejo sabio para plantearle una duda que le atormentaba:¿existen el infierno y el paraíso?

-¿Quién pregunta eso?.-Un guerrero samurai

-¿Con esa cara de idiota? Y ¿además tan estúpido y cobarde?

El guerrero airado desenvainó el sable.

El viejo sabio exclamó: ¡Ahora se abren las puertas del infierno¡

El guerrero comprendió la sabiduría del viejo y guardó el sable avergonzado .El sabio exclamó de nuevo: ¡Ahora se abren las puertas del cielo¡

Está aquí Jesús en medio de nosotros y ve todo nuestro interior, los repliegues de nuestra sicología, nuestros sufrimientos y rencores, nuestras fobias. Vamos a hacer un ejercicio de fe en Jesús que “es el mismo hoy, ayer y siempre”.Vamos a pedirle que hoy nos sane de raíz, nos libere de toda resistencia a la paz y al perdón .Que cure a las personas que nos han hecho sufrir y nos cure por haber hecho sufrir a los demás.

Las iglesias, los templos, los santuarios son ámbitos de paz. A veces como que la tocamos físicamente. Muchos nobles deseos y súplicas humildes han dejado un ambiente de calma. Y además está garantizada por Jesús, l a Sama. Virgen o el Santo de devoción. En la plegaria Eucarístíca  Vb decimos:  “que tu Iglesia sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz, para que todos encuentren en ella un motivo para seguir esperando” No sólo a nivel personal sino también eclesial donde hemos de vivir la utopía del perdón y del amor a los enemigos.

Nos impulsa el Espíritu a ser sal que sala que quema que purifica y que da sabor hasta llevar al extremo el amor incluso  al enemigo.

“La meditación asidua de tu doctrina nos enseñe a cumplir de palabra y de obra lo que te complace”.

“Concédenos loa salvación eterna cuyas primicias nos has entregado en este sacramento”.

SEXTO DOMINGO ORDINARIO

SEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Eclesiástico 15,16-21:No mandó pecar al hombre

Sal.118,1-2.4-5.17-18.33-34:Dichosos los que caminan en la voluntad del  Señor

2ªLct.:Dios predestinó la sabiduría antes de los siglos para nuestra gloria

Evangelio: Mt.5,17-37:Se dijo a los antiguos…pero yo os digo

El fragmento del Eclesiástico que acabamos de escuchar pone de relieve la condición moral de la persona. Está impulsada a elegir un comportamiento: bueno, malo, indiferente…”Ante ti están puestos fuego y agua, muerte y vida”

“Si quieres, guardarás sus mandamientos” ,”…le darán lo que él escoja”.No se trata de un impulso instintivo:”…no mandó pecar al hombre.”,y además incluye responsabilidad:”…no deja impunes a los mentirosos”

El motivo: “…es prudencia cumplir su voluntad” ,“es inmensa la Sabiduría del Señor…conoce las obras del hombre”.

En el Deuteronomio Israel recibe las tablas de la alianza:”para que seas feliz tú y tus hijos”.”Los pueblos dirán qué gran Dios el de Israel que le ha regalado unos mandamientos”.

La confesión de Dios como Padre todopoderoso cambia el modo de vivir. Recordamos a San Pablo que al dirigirse a los maridos cristianos les hace caer en la cuenta de que el trato a su mujer no puede ser igual al de antes de creer.

El tono moral del comportamiento creyente hunde sus raíces en la expresión del salmista:”Dichosos  los que caminan en la voluntad del Señor” y por eso el creyente suplica:”Muéstrame el camino de tus leyes y lo seguiré puntualmente, enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón” .

San Pablo en la carta a los Corintios ahonda aún más en la Sabiduría divina de “los perfectos”.Es misteriosa ,escondida y el hombre no puede alcanzarla pues es regalo de Dios:”no hubieran crucificado al Señor de la gloria si la hubiesen conocido”.

Y así nos adentramos en el fragmento del evangelio de S.Mateo que prolonga el discurso del monte, que explica las bienaventuranzas y que eleva a un tono mayor el modo de comportarse del discípulo de Jesús.

La conciencia de grandeza que tiene Jesús de sí mismo implícitamente se advierte en su modo de hablar: “No he venido a abolir la ley o los profetas sino a dar plenitud””Ved que en otro tiempo se os dijo…pero yo os digo”.Jesús se atreve a corregir a una autoridad tan eminente en el pueblo judío como fue Moisés.

La concreción del obrar del discípulo se presenta exigente y extrema: No sólo “ no matarás” sino “ve a reconciliarte con tu hermano si tiene algo contra ti, antes de la ofrenda” No sólo “no adulterarás” sino que “Ti corazón esté libre del deseo de la mujer del otro”.

“No juréis por Dios”…sino decir “Sí o no”.

Si ya dijimos que las bienaventuranzas no eran unos mandamientos añadidos a los dados sino una actitudes y disposiciones profundas del discípulo de Jesús, lo mismo cabe decir de este extremo de mandatos que da Jesús. Por eso la clave de la comprensión de tal seguimiento radical nos la ofrece el mismo Jesús: “El Reino de Dios está en medio de vosotros”“He venido a dar plenitud a la ley”. La ley por si misma da muerte si falta el corazón que es el amor. San Agustín y Santo Tomás nos dicen que hasta el evangelio sin la gracia nos mata. Por eso Jesús da la gracia, su Santo Espíritu para traducir la vida en amor hasta el extremo.”Cuando os envía fuerza de lo alto seréis mis testigos””El os enseñará la verdad”

Pensemos en una mujer embarazada que lleva en sus entrañas a su hijo y además es primeriza. Recibe órdenes y prohibiciones, sugerencias, consejos. Como ama a su hijo está dispuesta a hacerlo todo por él. Sin amor, sin ese motivo fuerte se moriría.

Por eso “cuanto más nos identificamos con la misión que se nos ha confiado como ha hecho el Hijo eterno, más íntimamente nos haremos hijos e hijas del Padre celeste: de ello da testimonio  todo el sermón del monte” (Hans Urs von Balthasar:”si no os hacéis como este niño …p.54)

Un hombre mató a la madre de un amigo sacerdote. Después de un tiempo aquel sacerdote visitó en la cárcel al asesino de su madre, como Juan Pablo II a su agresor.

Hace pocos años celebré la bodas de oro de los padres de un amigo, cuyas primeras bodas habían sido tristes como un auténtico funeral porque los padres de Mariano no querían que se  casase con Conchita. Al final la madre de Mariano,a quien había desheredado, pasa los últimos años de su vida en su casa cuidada por Conchita como si fuese su propia madre. Y tantos casos en que vemos como el evangelio se vive en radicalidad no como estrategia fría, estoica o heroica sino como fruto de la gracia, del amor, del don del Espíritu Santo.

“Concédenos vivir por tu gracia de tal manera que merezcamos tenerte siempre con nosotros””Que esta oblación sea causa de eterna recompensa para los que cumplen tu voluntad””que busquemos siempre las fuentes de donde brota la vida verdadera”