DECIMOSEXTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct:Gn.18,1-10ª:Señor, no pases de largo junto a tu siervo.

Sal.14,2-3ab.3cd-4ab.5:Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?

2ªLct:Col.1,24-28:El misterio de Dios escondido lo ha revelado ahora a su pueblo.

Evang.:Lc.10,389-42:Marta lo recibió en su casa .María ha escogido la mejor parte.

SEREMOS SEMEJANTES A ÉL.LO VEREMOS TAL CUAL ES

Dios visita a Abraham bajo la forma aparente de tres hombres a los que ofrece una digna hospitalidad: «se prosternó en tierra…les lavó los pies y les ofreció pan…».Luego recibió una bendición: «cuando vuelva a verte, Sara habrá tenido un hijo».

Este admirable relato inspiró el famoso icono de la Trinidad a uno monje ,Andrei Rubliov. Tres ángeles alrededor de la mesa eucarística con idénticos rostros simbolizando a la Trinidad. Todo lleno de simbolismo y color que inspira paz y serenidad.

Con el salmista oramos: ¿Quién puede estar en tu templo y habitar en tu cas Señor? El que practica la justicia, el derecho, la verdad.

El fragmento del evangelio nos dice que Jesús se hospedó en casa de Marta y María. Siempre le dispensaban una entrañable acogida y hospitalidad. Pero en esta clave de amistad y confianza Marta se dirige a Jesús para reprochar a la hermana que está de brazos cruzados escuchando ensimismada a Jesús y no la ayuda.

Jesús entonces reconociendo el ajetreado ir y venir de Marta quiere elevar su inquietud y nerviosismo, su trabajo necesario, a una dimensión trascendente de plenitud : “Marta, Marta, tu te afanas en tantas cosas…Una sola es necesaria. María ha elegido la mejor parte.

Sí, Jesús que alabó la actitud y dedicación del buen samaritano, que vituperó la pereza de aquel que no había puesto a producir su talento y alabó el trabajo de aquellos a quienes les dieron 5 y 10 talentos. Jesús que ponderó   la fidelidad del administrador quien después de realizar los trabajos del campo sirve  en casa a su amo, sitúa el sentido de la dimensión activa de las personas en el descanso y contemplación amorosa de Dios.

Este festín de la sabiduría , hospitalidad y  amistad de Dios ,no fue posible sin el cuidado y el ajetreo de Marta que Jesús tanto aprecia pero reconoce que María ha elegido la mejor parte. Se ha querido ver aquí la dimensión activa y contemplativa de la fe cristiana y la superioridad de esta última: «María ha elegido la mejor parte y no se la quitarán». Pues sí, este será el futuro del creyente: «ver a Dios». «Aún no se ha manifestado lo que seremos, sabemos que cuando se manifieste seremos semejantes a Él por lo veremos tal cual es»(1ªJn.3,2)»Ahora vemos como en un espejo de adivinar, entonces veremos cara a cara. Mi conocer es ahora inmaduro, entonces podré conocer como Dios me conoce»(1ªCo13,13)

Desde que Dios creó el mundo y mandó al hombre continuar la obra de la creación, la actividad honrada del hombre en el mundo es valiosa y buena y perfecciona al hombre. Dice San Francisco de Sales: «el cristiano padre de familia cuanto más sueldo honrado traiga a casa mejor. El no puede estar todo el día en la iglesia, ni el obispo ha de ser como un cartujo ,ni un cartujo como un obispo. «No obstante Jesús al sufrir las tentaciones en el desierto dirá: no sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. La persona necesita trabajar, actuar pero con sentido, con sabiduría con plenitud. Ha de saber el por qué y el para qué de su vida, de su trabajo, de su familia, del amor ,de la enfermedad y de la muerte. Y eso lo recibe de arriba, de lo alto. El gran psiquiatra vienés Dr.Viktor Frankl que vivió la terrible experiencia de un campo de concentración, dirá que «cuando alguien tiene un por qué  y un para qué soporta cualquier  cómo…?

Es preciso ser Marta y María, acción y contemplación, sentimiento y razón, inteligencia y amor. Vivimos, nos movemos, trabajamos, actuamos, nos fatigamos para desarrollarnos como personas. Necesitamos el descanso y  la fiesta, el juego , la contemplación.

Pablo ha recibido la visita del Señor. Se le apareció en el camino de Damasco, tocó su vida ,lo transformó y con plenitud reconoce: «me ha nombrado ministro de la iglesia para anunciar el misterio que ha tenido escondido desde siglos y que ha revelado a su pueblo santo»: «Cristo sufriendo por la Iglesia» ,»Cristo rico y glorioso, esperanza para nosotros». Y con este por qué y para qué vive el cómo: «me alegro de sufrir por vosotros: así completo en mi carne los dolores de Cristo sufrimiento por su cuerpo que es la iglesia.

Señor, que encendidos de fe , esperanza y caridad perseveremos fielmente en el cumplimiento de tu ley, «que la oblación que ofrece cada uno de nosotros en honor de tu nombre sirva para la salvación de todos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies