DECIMOCUARTO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct:Isa.66,10-14:Yo haré derivar hacia ella como uno río la paz.

Sal.65,1-3ª.4-5.6-7ª.16 y 20:Aclamad al Señor tierra entera.

2ªLct.:Ga.6,14-18:Yo llevo en mi cuerpo las marcas de Cristo.

Evangelio: Lucas,10,1-12.17-20:Vuestra paz descansará sobar ellos.

 

Estas palabras del profeta Isaías ,tanto años ha pronunciadas, como un resorte de gracia y de consuelo alzándose sobe las desventuras de un pueblo cansado, deprimido, exilado; hoy, el Espíritu Santo de Jesús resucitado,  nos las regala   .»Festejad a Jerusalén ,gozad con ella, alegraos de su alegría los que por ella llevasteis luto…”Es el Señor que en esta mañana nos anima a soltar riendas, resentimientos, tristezas a tender nuestro corazón al sol de la justicia y gracia de Dios, a dejar que la alegría, la paz  el consuelo, broten espontáneos en nuestro corazón que anhela  la fiesta, la plenitud. Se trata de dejarse llevar por la escucha atenta de la Palabra de Dios y  los ritos sacramentales de la Eucaristía que culminan en la comunión. Ahora el Señor nos consuela y nos prepara para la paz, haciéndonos pacíficos: ”Yo haré derivar hacia ella como uno río la paz”.

Nos enseña el Señor su camino: “Aclamad, tocad, decid al Señor :¡Qué inmensas  son tus promesas ¡Venid a ver las obras de Dios en favor de los hombres¡ El Señor nos quiere conducir por el camino de la alabanza ,personal y comunitaria.

Y en esta mañana el Señor nos acompaña en la galería de sus testigos, de sus enviados a anunciar el evangelio de la gracia, el Reino de Dios, a Jesucristo Salvador. Hoy en el fragmento de la carta a los Gálatas S.Pablo nos abre su corazón creyente: se gloria en la cruz de Nuestro Señor Jesucristo en la cual el mundo está crucificado para mi(el mundo del pecado y lo negativo, de la muerte está dominado por la muerte y resurrección de Jesucristo) y yo (lleno de la gracia y la libertad de los hijos de Dios)estoy crucificado para el mundo, he muerto para la vida del mundo del pecado. Todo por gracia de Jesucristo por el cual lleva en su cuerpo las marcas de Jesús. A esta hora de su vida, después de tantos viajes misioneros ,tanta persecución y peligro de muerte S.Pablo presume de su adhesión y amor a Jesucristo.

Y en el evangelio Jesús nos ayuda a asomarnos a la vida de los setenta y dos discípulos a quienes envía con poder a anunciar el reino de Dios “como corderos en medio de lobos”, ”sin talega ni alforja”, con el don de la paz  y el don de curar a los enfermos como señal del Reino de Dios.Y nos dice que volvieron muy contentos “porque se les sometían los demonios”, curaban…Sin embargo «Estad contentos no porque se os sometan los espíritus sino porque vuestros nombres están inscritos en el cielo» .Es decir ,estáis en el corazón de Dios, y ese sí que es el cielo.

Así que en esta mañana el Señor después de inundarnos con su Espíritu, su alegría y su paz nos envía a ejercer como enviados. El año 1983, finales de agosto, al cerrar el despacho parroquial se acercan dos jóvenes ,uno con barba y otro con clergyman .Quieren hablar con el párroco, que en aquel momento era yo. Cuando los vi, barrunté de qué se podía tratar. Pasamos al despacho y el de clergyman me dijo que eran dos catequistas del Camino Neocatumenal que después de 5 días de ejercicios en el Catecumenio de Porto S.Giorgio cerca del Adriático en Italia con otros trescientos catequistas de todo el mundo, sus catequistas les ponían una prueba a realizar. En el tiempo de 10 días, regresando a su tierra, desprendiéndose de su dinero, excepto el necesario para el viaje, debían  anunciar el evangelio de dos en dos a los párrocos. Y entonces contaron que les había pasado de todo: algunos les recibieron muy  bien, alguno les dijo que como se atrevían a predicar el evangelio a alguien que llevaba toda su vida anunciándolo…dormían en la calle o en las estaciones de trenes o autobuses…mendigando…Una auténtica odisea por causa del evangelio pero satisfechos de esta misión. Cómo eran casi las dos y media de la tarde ,visto el panorama al escucharlos  pues…¿qué puedo hacer por vosotros?. Les invité en nuestra comunidad y continuamos la rica  la conversación y también quedé evangelizado. Porque nosotros los curas y los seglares y los obispos pues también necesitamos que el Espíritu Santo, el evangelio nos renueve, libere, sane…Horacio, un coronel capellán ya jubilado nos dio testimonio: Yo celebraba, rezaba el breviario, hacía  oración pero por gracia caí en la cuenta que yo era quien ordenaba a Dios con mi espíritu militar y la gracia me ayudó a dejar las riendas de mi vida en manos de Dios y estoy pleno.

Un compañero me dijo un día en la parroquia de Sta Rita : He ido a Correos y me ha atendido una funcionaria de una manera exquisita y veía que hacía lo mismo con quienes estaban conmigo. Pero quise probar si esto lo hacía con todos y he ido un día a observar y efectivamente lo hacía. Le dije pues voy a hacer lo mismo que tu y efectivamente así era y además era una de la parroquia. He ahí el anuncio del evangelio. La hermana Mariluz , hija de la caridad que llevaba a los presos el evangelio en Alcalá Meco y en Daroca y les ayudaba con tantos favores a ellos y sus familias.En una DKW destartalada el domingo de resurrección regresaba con un grupo de jóvenes que venían de celebrar la Pascua. Les detuvo la policía porque algo le faltaba a la DKW. Sale la hermana tan espontánea del coche y con los brazos abiertos y entusiasmada se dirige a la polía : ¡Aleluya.¡ Jesús ha resucitado¡, no nos multe porque nos ha pasado esto…El policía sonriente: sigan, sigan, pero arreglen el coche….¡¡¡¡  El Presidente de una autonomía  ante la oferta de un grupo de hermanas de la Caridad de Sta Ana de trabajar con los del Sida les dijo. En todo mis años de gobierno no he recibido otra noticia más gozosa que esta. Así son los enviados del evangelio.

Síntámonos enviados a anunciar el evangelio con el poder del Espíritu Santo de Jesús que nos envía

“Concede a tus hijos la verdadera alegría, que librados de la esclavitud del pecado alcancemos la felicitad eterna” ”Concédenos participar con mayor plenitud de la vida del reino glorioso” ”Haz que perseveremos siempre cantando tu alabanza”  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + trece =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies