CUARTO DOMINGO ORDINARIO

                    CUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ª Lct.: Jermías 1,4-5.17-19:Te nombré profeta de los gentiles

Sal.70,1-2.3-4ª.5-6ab.15ab y 17:Mi boca anunciará tu salvación

2ªLct.:1ªCo 12.31-13.13:Quedan la fe ,la esperanza y el amor.

Evangelio Lc.4,21-30:Ningún profeta es bien mirado en su tierra.

El profeta Jeremías nos narra su vocación o llamada se ser profeta de Dios, de hablar en su nombre .Es muy consciente de su elección: ”antes de formarte en el vientre de tu madre, te escogí y antes de que salieras del seno materno te consagré”.

Como todo profeta de Dios, anuncia las maravillas de Dios, consuela, instruye, llama a la esperanza. Pero también ha de ejercer un papel difícil: denunciar el pecado y el desorden, de ahí que :”diles lo que yo te mando, no les tengas miedo, lucharán contera ti pero no te podrán porque yo estoy contigo”.

En el caso del profeta Jeremías, notamos que su historia es martirial, de sufrimiento por ser perseguido, maltratado y finalmente aniquilado. En tiempos de Jeremías aún no se había revelado que después de la muerte hay una retribución para el hombre justo.No podía pensar en un destino justo después de la muerte por eso su único consuelo “sé tu la roca de mi refugio, ponme a salvo, sálvame.”(Sal.70)

Jesús después de haber leído el fragmento del profeta Isaías sobre la identidad del Mesías como Siervo y salvador, se apropia esta identidad: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”. Jesús es el profeta de Dios por excelencia: ”Todos expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia”.

Su Palabra, su anuncio de Reino de Dios es consoladora, esperanzadora, realizadora de signos y curaciones pero también denuncia las actitudes de algunos  de su propio pueblo, que se resistían a su misión. Pone en evidencia su actitud, ponderando la cercanía de dos  paganos o extranjeros :la viuda de Sarepta que socorre al profeta Elías y el general sirio Naamán curado de la lepra con la intervención del profeta  Eliseo que le ordena bañarse en el Jordán.

Nosotros hemos sido bautizados en Cristo y confirmados en el Espíritu Santo. Somos “un pueblo de reyes que se rigen por el amor, de sacerdotes que se ofrecen con Cristo y un pueblo de profetas que anuncian el reino de Dios.

Por nuestra condición de profetas, el Espíritu que habita en nosotros nos impulsa a decir y defender la verdad en esta sociedad poscristiana y secularizada en la que nos toca vivir. En todas las profesiones y estados de vida, seguramente en estos momentos de relativismo, alguien está defendiendo la verdad y sufriendo sus consecuencias.

Es cierto que el año 1947 se declararon en la ONU, los derechos fundamentales pero ¿sobre qué se sustentan? ¿sobre el derecho  natural? o sobre decisiones de mayorías del momento ??. Recientemente el presidente francés ha propuesto que el aborto sea un derecho en la UE…

Cuando el Obispo von Gallen, el «león de Munster», se iba enterando  de que los nazis destinaban a la muerte a muchos enfermos, subió al púlpito de la catedral para decir que si “eso lo realizaban con los enfermos, entonces nadie estaba seguro de su vida”. Se cuenta que cuando dos agentes de las SS acudieron a palacio episcopal y salió él mismo en persona quedaron como petrificados y sin mediar palabra se fueron.

Existen  unos principios, pocos pero importantes, según los cuales hay determinadas acciones que nunca deben realizarse. Acciones que la moral católica define “intrinsece malum”,”intrínsecamente desordenados que ninguna circunstancia puede justificarlos”. Los diez mandamientos de la ley de Dios que constituyen el depósito de la moral cristiana desde hace dos mil años y no sólo eso, sino que se da la mano con la ética griega y romana del sentido común y la ley natural ,anteriores al cristianismo.

Bueno pues con humildad y sencillez estamos llamados a ser profetas a decir y defender la verdad “que nos hace libres” y que abre al mundo a un horizonte de esperanza, aunque algunos se empeñen en su absoluta autonomía para  decidir lo que está bien o mal.

Un ilustre predicador el siglo pasado solía decir: “cuando predico a los fieles cristianos desde el púlpito, desde el ambón soy como uno león defendido los derechos de Dios yd e los hombres, pero cuando me siento en el confesionario soy como un corderillo acogiendo y ayudando al penitente.

En el siglo XV en Constantinopla se descubrió la Carta a Diogneto, un escrito del s.II, una bellísima defensa del cristianismo. Muy apreciada en la literatura apologética de los primeros cristianos. Los estudiosos se asombran de cómo ha estado oculta tantos siglos

“Los cristianos no se distinguen  de los demás hombres ni por el lugar, lenguaje, ni costumbres. Su sistema doctrinal no ha sido inventado por talento humano.

Dan muestras de un tenor de vida admirable…Igual que todos se casan y engendran hijos, pero no se deshacen de los hijos que conciben…..Tienen mesa en común pero no el lecho.

Obedecen la leyes establecidas y con su modo de vivir las superan. Aman a todos y todos los persiguen. Los judíos los combaten ,los gentiles los persiguen y sin embargo, los mismos que los aborrecen no saben explicar el motivo de su enemistad .Los cristianos son en el  mundo lo que el alma en el cuerpo…El mundo persigue a los cristianos porque ellos e oponen a sus placeres .¡Tan importante es el puesto que Dios les ha asignado, del que no les es lícito desertar¡».(Carta a Diogneto,cap.5-6) .¡Que precioso y altísimo profetismo¡

«Concédenos amarte con todo el corazón a Dios y a todos los hombres…» «Esta ofrenda signo de nuestra servidumbre se convierta en sacramento de vida y redención» .»Que el pan de vida eterna nos haga crecer en la fe verdadera.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies