PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

                                      I er DOMINGO DE CUARESMA

 

1ªLct.:Génesis 9,8-15:Pactó Dios con Noé, liberado de las aguas del diluvio.

Salmo 24,4bc-5ab.6-7bc.8-9:TUS SENDAS SON MIERICORDIA Y LEALTAD                                                        

    2ªLct.; 1 ªPedro.3,18-22:Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva

  Evangelio: Marcos.1,12-15::Era tentado por Satanás y los ángeles le servían

En la primera lectura del libro del Génesis que hemos escuchado ,se nos refiere un acontecimiento trágico para la humanidad: un diluvio .Ya en sus albores, los pecados de los hombres hicieron que Dios se arrepintiese de su obra creadora y decidiese aniquilarla .El diluvio universal fue un gesto de Dios para poner fin a aquella situación de pecado. Pero en el último momento controlando  su enojo decidió salvar a Noé y su familia junto con una serie de parejas de animales que soportaron aquella catástrofe dentro de un arca. Y al terminar aquel diluvio Dios estableció un pacto de amistad con Noé significado por el arco iris.

El salmista medita cómo es Dios:” Recuerda, Señor que tu ternura y tu misericordia son eternas. Acuérdate de mí con misericordia por tu bondad.

Al continuo quebranto de la alianza, Dios envía mensajeros y profetas que denuncian la situación de pecado hasta enviar a Jesús, su propio Hijo.

El fragmento del evangelio de Marcos, breve y conciso, nos narra la situación de Jesús que impulsado por el Espíritu durante cuarenta días permanece en el desierto a semejanza de Moisés. Elías o el pueblo de Israel durante cuarenta años peregrina por el desierto. Vivía entre alimañas y “dejándose tentar por Satanás”. Lucas y Mateo nos narran las tres tentaciones a la que el maligno somete a Jesús: pan, tener, poder. En definitiva apartarse del camino de cumplir la voluntad de Dios.

Jesús, después de sufrir la tentación  y de vencerla, irrumpe en la vida de los hombres anunciando el evangelio, la buena noticia de la gracia: ”Convertíos y creed en el evangelio

S.Agustín en el comentario al salmo 60 nos alecciona sobre el sentido de la tentación en Cristo. El Señor  se halla presente en todos los pueblos y hombres del orbe con graves tentaciones.Él se dejó tentar por ´Satanás y en Él estábamos nosotros tentados. Reconócete tentado en él pero también vencedor en Él. Podría haber evitado al diablo pero si no hubiese sido tenado, no te había aleccionado para la victoria cuando tú fueras tentado»(S.Agustín,salmo 60,2-)

Jesús vivió un bautismo de fuego y de sangre, de humillación e  inauguró el mundo nuevo. ”Como era hombre lo mataron pero como poseía el Espíritu fue devuelto a la vida”.

Nuestro camino cuaresmal tiende a una renovación del bautismo, de sumergirnos en Cristo  para limpiar no una suciedad sino para impetrar(pedir con vehemencia) una conciencia pura por la resurrección de Cristo. Y las tres actitudes que se desprenden del evangelio de Jesús : ayuno, oración, limosna ,son fuerza para combatir al maligno que nos seduce con el placer, tener y ser autosuficiente; tres tendencias  que absolutizadas y desbocadas desequilibran la personalidad humana. El ayuno, limosna y oración   y son signo de la agilidad, libertad y entusiasmo de nuestro espíritu sorprendido por la abundancia y plenitud de la vida divina. Hoy la actitud de oración es de acción de gracias por la misericordia y paciencia de Dios y es también de súplica vehemente: “Concédenos avanzar en la inteligencia el misterio de Cristo y vivirlo en plenitud.” ”Señor, haznos sentir hambre de Cristo, pan vivo y verdadero y vivir de toda Palabra que sale de la boca de Dios.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *