DOMINDGO VIGÉSIMO NOVENO

VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO  ORDINARIO

 

1ªLct.:Isaías 45,1.4-6:Llevó de la mano a Ciro para doblegar ante él las naciones

Sal.95,1.3.4-5.7-8.9-10ª y c: Aclamad la gloria y el poder del Señor.

2ªLct.:1ªTesal.1,1-5b:Recordamos vuestra fe, esperanza y caridad.

Evangelio: Mt.22,15-21:Pagadle al César lo que es el del César y a Dios lo que es de Dios.

DAD AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR  Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS

 

Confesamos en el Credo que Jesús padeció en tiempos de Poncio  Pilato, es decir, Jesús vivió en un lugar y en un tiempo concreto de la historia y que una autoridad romana consintió que las autoridades judías condenasen a Jesús.

Pues en esta clave político-religiosa es donde situamos el diálogo de los partidarios  de Herodes y Jesús.

En un territorio ocupado o dominado por Roma distintas sensibilidades se mostrarían respecto a esta situación política. Por eso a Jesús un personaje singular y relevante se le somete a una prueba.¿Es lícito pagar al César? Jesús les muestra lo aceptado, lo que se está viviendo, lo que indica la moneda de cambio es la de una autoridad.:El César.

Ya la primera lectura del profeta Isaías se nos muestra que el Señor unge y lleva de la mano a un dirigente persa, no judío, Ciro para devolver a Israel la libertad y poder regresar a su patria. El Dios de Israel es Dios de todos los pueblos y también un pagano puede ser instrumento de liberación, como el samaritano lo fue de la misericordia y de la solidaridad bajando de Jerusalén a Gericó.

Las intenciones de Jesús están lejos de cambiar la situación política y su organización social. Sin embargo, Jesús añade: “A Dios lo que es de Dios, lo que quiere decir que el Reino de Dios que no es de este mundo tiene sin embargo un impacto sobre la ciudad terrena. En la encíclica “Caritas in veritate” de Benedicto XVI, al referise a la “Populorum progressio y al desarrollo integral humano afirma que”la Iglesia no tiene soluciones técnicas que ofrecer y no pretende mezclarse en la política de los Estados..No obstante tiene una misión de verdad que cumplir a favor de una sociedad a medida del hombre de su dignidad y de su vocación”.(Caritas in veritate,p.18).

Que sean consideradas todas las persona en su dignidad, que sean respetadas por ser hijos Dios tiene una repercusión social y política relevantes. Jesús no dijo cómo había que organizar la sociedad, el régimen de gobierno, la sanidad, la economía, la educación pero sí que es grave el tratar  o no tratar a la persona en dignidad  de hija de Dios.

Se ha de orar por las autoridades civiles como enseña S. Pablo y al mismo tiempo se ha de  salvaguardar la propia conciencia frente a los ataques a su dignidad.

Sabemos cómo en el impero romano la llegada del cristianismo con sus valores morales marcó una impronta e influencia positiva en la sociedad.

Dad al César lo que es del César quiere decir para un cristiano reconocer el juego en las distintas opciones políticas de las sociedad y a Dios lo que es de Dios implica que la fe cristiana ha de ejercer un discernimiento crítico para que en la sociedad no se maltrate a los indefensos, los pobres, los que no tienen poder y quiera apropiarse de la vida en sus momentos finales(vgr.la ley sobre la eutanasia en estos momentos,que se quiere imponer injustamente)

Recientemente el Papa Benedicto XVI dirigiéndose al Parlamento alemán en un lúcido y espléndido discurso hacía la siguiente reflexión: ¿Cómo podemos reconocer lo que es justo?¿Cómo podemos distinguir entre el bien y el mal, entre el derecho verdadero y el aparente? Para gran parte de la materia que se ha de regular jurídicamente ,el criterio de la mayoría puede ser suficiente. Pero en las cuestiones fundamentales del derecho  en que entra en juego la dignidad del hombre y la humanidad ,el principio de la mayoría no basta. Basados en esta convicción los combatientes de la resistencia actuaron contra el régimen nazi y contra otros regímenes totalitarios prestando así un servicio al derecho y a toda la humanidad.

Reconoce el Papa que en las decisiones de un político democrático no es tan evidente  la cuestión sobre lo que ahora corresponde a la ley de la verdad, lo que es verdaderamente justo y puede transformarse en ley.

¿Cómo se reconoce lo que es justo?.Sobre la base de una referencia a la voluntad divina. El cristianismo nunca ha impuesto al Estado y a la sociedad un derecho revelado. Ha remitido a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho que presupone están fundadas en la Razón creadora de Dios.

Sobre la base de la convicción de un Dios creador, se ha desarrollado el concepto de los derechos humanos, la idea de la igualdad de todos los hombres ante la ley, la conciencia de la inviolabilidad de la dignidad de cada persona y el reconocimiento de la responsabilidad de los hombres por su conducta.

Pedimos que a los políticos y a la ciudadanos y a los cristianos el Espíritu Creador nos llene de discernimiento y que nos apropiemos de “la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo” como nos advierte S.Pablo.

Que el Señor nos dé recuperar aquel impacto del Evangelio en Tesalónica pues “cuando se proclamó el evangelio entre vosotros no hubo sólo palabras sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda”

En esta Jornada del Domund con excelente lema:”Aquí estoy, envíame”, recordamos la urgente tarea del anuncio del evangelio y recordamos a los misioneros en la vanguardia. Ellos también a veces sufren persecución por causa de la justicia, el derecho y el amor para con los más necesitados.  Oración, limosna y solidaridad para que Jesucristo sea conocido y amado en el mundo pues Él es nuestro Salvador.

Señor, nos entregamos con fidelidad, te serviremos con sincero corazón”,te presentamos un corazón libre, que tu gracia   nos purifique”,”que disfrutemos de tus beneficios en la tierra y crezca nuestro conocimiento de los bienes del cielo”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *