SOLEMNIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR A LOS CIELOS

1ªLct.:Hech.1,1-11: Se elevó a la vista de ellos

Sal.46,2-3-6-7.8-9:Dios asciende entre aclamaciones, el Señor al son de trompetas

2ªLct.:Ef.1,17-23: Se sentó a su derecha en el cielo.

Evangelio. Mt.28,16-20: Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.

En este relato del libro de los Hechos de los apóstoles,  S.Lucas a quien se atribuye este libro, nos refiere que “Jesús después de su pasión se les presentó dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo””se les apareció durante cuarenta días y les habló del Reino de Dios”.De nuevo S. Lucas une dos acontecimientos de la vida de Jesús:”su pasión”,tan real como su resurrección, glorificación, exaltación o ascensión aunque en una nueva dimensión que les sorprende y maravilla. S.Lucas insiste en ese acontecimiento tan extraordinario :”numerosas pruebas de que estaba vivo””se les aparecía”,se dejaba ver .Les hablaba del Reino de Dios, de lo definitivo: Dios, plenitud,.salvación. Y con estas instrucciones ,un encargo:”ser sus testigos hasta los fines del mundo”.

¿Qué significa que Jesús ascendió a los cielos? La ascensión de Jesús a los cielos es otra forma confesar su resurrección, exaltación o glorificación. Con la Ascensión de Jesús a los cielos termina como un periodo pedagógico en el que hace caer en la cuenta a sus discípulos de que El vive:”Dios ha actuado  poderosamente” rescatándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo” pues El es su Hijo predilecto, “este es mi Hijo muy amado”. Esto es lo que significa “a la derecha del Padre”.

Más allá de la dimensión espacial:”lo vieron levantarse hasta que una nube se lo quitó de la vista”, Jesús deja de manifestarse resucitado y de ser  visto por sus discípulos.Los envía a la misión de prolongar su presencia salvífica con el poder del Espíritu Santo que les enviará:”cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén y hasta los confines del mundo”,”seréis bautizados con Espíritu Santo”.

Jesús ausente seguirá presente por el Espíritu Santo que enviará de parte del Padre.:»Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”

También hoy nosotros por la potencia del Espíritu Santo, rememoramos dicho acontecimiento ,lo celebramos, nos sentimos concernidos haciéndonos saber:“que Jesús en su Ascensión es nuestra victoria como Cabeza nuestra que es y  nos hace esperar llegar también a esa victoria como miembros que somos de su cuerpo”.

S.Agustín predicando sobre la Ascensión del Señor dice “Mientras El está allí, podemos ya estar allí con el .El fue exaltado a los cielos pero sigue padeciendo en la tierra todos los trabajos que experimentamos. El está con nosotros por su divinidad, poder y amor. Nosotros con El por el amor””No se alejó del cielo cuando descendió hasta nosotros ;ni de nosotros cuando regresó hasta él.”Cristo descendió él sólo pero ya no ascendió El sólo pues “la unidad del Cuerpo pide que éste no sea separado de la Cabeza”.Que gran tino eclesial el de S.Agustín que apunta a la comunión de lo santos y en el de la salvación de la comunidad.(Ser.98,1-2.)

“Que el Señor nos de “espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo, ilumine los ojos de vuestro corazón para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama”.

Concédenos exultar de gozo, darte gracias en esta liturgia de alabanza porque la Ascensión de Cristo es nuestra victoria”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *