SÁBADO SANTO

VIGILIA PASCUAL

1ªLct:Gn.1,1-31;2,1-1:Vio Dios lo que había hecho y era muy bueno

Sal.10·:Envía tu Espíritu ,señor y repuebla la faz de la tierra.

2ªLct.:Ex.14,15-15,1:Los israelitas entraron en medio del mar a pie enjuto

Sal.Ex.15,1-2.3-4-5-6.17-18:Cantemos al Señor, sublime es su victoria.

3ªLct.:Isa.5,1-11:Venid a mi y viviréis ;sellaré con vosotros alianza perpetua.

Sal.Is.12,2-3.4bcd.5-6:Sacaréis agua con gozo de las fuentes de la salvación.

4ªLct.:Ez.36,16-28:Derramaré sobre  vosotros un agua pura y os daré un corazón nuevo.

Sal.41,3-5bcd;42,3.4:Como busca la cierva corrientes de agua así te busco, Dios mío.

 

 

Rm.6,3-11:Cristo una vez resucitado ya no muere más.

Sal.117:Este es el día en que actuó el Señor.

Evan.:Mt.28,1-10:Ha resucitado y a delante de vosotros a Galilea.

 

María, la Madre, y Juan, el discípulo amado, testigos de aquellos dramáticos momentos de la muerte de Jesús habían recogido sus últimas palabras ofreciendo al Señor el consuelo de su presencia.

Aquel desenlace final de Jesús parecía sepultar su persona en la nada y en el olvido. Se había impuesto el rigor de las autoridades judías y romanas. Un inocente injustamente condenado y abandonado por los suyos muere en el suplicio de una cruz. La amistad y piedad de José de Arimatea y Nicodemo lo descienden del madero y lo sepultan en un sepulcro excavado en la roca.

Hemos comenzado esta celebración con la liturgia del fuego y de la luz y como una metáfora nos hemos movido entre la oscuridad y la luz .Nos sentimos tocados por la luz y apreciamos la maravilla de las cosas. Somos llamados a la luz para ser luz. El nos ha sacado del mundo de las tinieblas y nos ha trasladado al reino  su luz maravillosa”.Jesús es la luz del mundo.

Hemos escuchado la historia de Dios con nosotros desde la creación del mundo y del hombre, pasando por la historia del pueblo elegido pronto a la idolatría y al pecado, y hemos escuchado la voz de los profetas que denuncian y también llaman a la esperanza

.

 Y así como los discípulos atemorizados, acobardados fueron sorprendidos por Jesús viviente y resucitado así también hoy somos llamados a acoger de nuevo esta gran noticia: “No os asustéis. .No está aquí…Ha resucitado…”

Jesús has resucitado, vie glorioso. Con su amor hasta el extremo ha roto el círculo infernal del la muerte, el odio la mentira y la injusticia. El mundo aunque sometido a tantos sufrimientos está abierto a la esperanza ,a una nueva creación en el amor.

En toda esta celebración colmada de signos, palabras, gestos, presencias personales, en todos estos signos visibles se transparenta la presencia de Jesús resucitado y glorioso que nos da su Espíritu.

Ahora por el elemento de agua ,signo de la vida somos invita a renacer a la vida nueva de Jesucristo renunciando al pecado y confesando al Dios uno y trino, siempre vivo .Por el sacramento del bautismo nos incorporamos a la muerte y a la resurrección de Jesús.

Con Jesús resucitado comeremos su cuerpo y beberemos su sangre en comunión con Él y nuestros hermanos reafirmando que el amor es más fuerte que la muerte comportaie4ndo nuestra vida con quien necesita de nuestra ayuda..

¡Jesús vive¡¡Ha resucitado y es nuestra esperanza y nuestra alegría. ¡Aleluya.¡¡Feliz Pascua de la Resurrección de Jesús¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *