PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

 

1ªLct.:Génesis,2,7-9;3,1-7:Creación y pecado de los primeros padres

Sal.50,3-4.5-6ª.12-13.14 y 17:Misericordia, Señor, hemos pecado.

2ªLct:Rom.5,12-19:Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia.

Evangelio: Mateo,4,1-11:Jesús ayuna durante cuarenta días y es tentado.

 

En los primeros siglos del cristianismo para los que deseaban ser cristianos y recibir el sacramento del bautismo, nuestra madre la Iglesia estableció, un  tiempo-a veces prolongado- de preparación. Era un tiempo de recepción e interiorización, de conocimiento no sólo nocional o teórico, sino también de aprendizaje activo de la vida cristiana. «El Credo, los sacramentos ,los mandamientos y la oración configuraban  este itinerario con la recepción de algunos ritos(la sal, el exorcismo…). A este recorrido se le denominó catecumenado (catequesis: hacer resonar la buena noticia de la salvación) y después de ese tiempo en la gran vigilia pascual del Sábado Santo accedían a recibir los tres sacramentos de la iniciación cristiana(bautismo, confirmación y Eucaristía).Era un tiempo en que accedían al bautismo personas adultas. 

Iniciado este tiempo o camino cuaresmal, nos encontramos todos dispuestos  a dejarnos iluminar por la Palabra de Dios que volverá a ser rica y abundante y como en un proceso catecumenal, al inicio se nos anuncia una gran noticia: “Si por la desobediencia de uno todos se convirtieron en pecadores, así por la obediencia de uno todos se convertirán en justos .El don de la gracia que correspondía a uno solo hombre, Jesucristo, sobró para una multitud».

La gran noticia advertida y llena de misericordia no deja de señalar la gravedad de una herida profunda en el corazón de la humanidad que el catecismo llama “pecado original” o “hereditario”: ”la doctrina del pecado original es el reverso de la Buena Noticia de que Jesús es el Salvador de todos los hombres que todos necesitan salvación”.

En el relato del Génesis se nos muestra una verdad por medio de dos grandes imágenes: la del jardín y la de la serpiente. El jardín es la patria que nutre y sostiene un mundo de acuerdo con el deseo del Creador.

La imagen de la serpiente , tomada de los cultos orientales de la fecundidad. La serpiente al hombre: no te acojas a la Alianza. Sumérgete en la corriente de la vida, de la embriaguez, del éxtasis. Así tú mismo podrás participar de la realidad de la vida y de su inmortalidad .La serpiente, símbolo de la atracción que estas religiones significaban para Israel.

La tentación de Adán, reflejo de la tentación de Israel y del pecado de todos los pueblos. El hombre no debe aceptar las limitaciones de su ser. Pensemos en la técnica:¿Qué puede hacer?¿Qué debe hacer? El físico Robert Oppenheimer cuenta que cuando surgió la posibilidad de la bomba atómica ésta había constituido para los físicos nucleares la seducción técnica, su fascinación como un imán que debían seguir.

El último comandante de Auschwitz,  R.Hess, afirmaba en su diario que el campo de exterminio había sido una inesperada conquista técnica: horario del ministerio, capacidad de los crematorios y el combinar todo esto constituía un programa fascinante.

Esto es un engaño de Satán que quiere destruir al hombre y al universo. La forma más grave del pecado consiste en que el hombre quiere negar el hecho de ser una criatura, de aceptar los límites y entonces se transforma todo. El pecado es una negativa a la verdad.

La respuesta sobre el relato del pecado original la tenemos en Filp.2,5-11:»siendo de condición divina se despojó de su rango, obedeció hasta la muerte por eso Dios le otorgó el nombre sobre todo nombre”

El evangelio de hoy nos muestra al hombre Jesús seducido por Satán que le quiere desviar de la voluntad del Padre: pan, riquezas y poder. Y Jesús rechaza la tentación : No sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios…”No tentarás al Señor tu Dios, a Él sólo servirás”

Asistimos en estos momentos a la corriente de El transhumanismo,un movimiento cultural e intelectual internacional que tiene como objetivo final transformar la condición humana mediante el desarrollo y fabricación de tecnologías ampliamente disponibles, que mejoren las capacidades humanas, tanto a nivel físico como psicológico o intelectual. ¿Liberará al hombre esta pretensión o lo esclavizará? ¡No será más bien que hemos de humanizar la tecnología para que la tecnología no nos deshumanice¡

He aquí por lo que todos hemos de estar atentos para juzgar y discernir. En estos días se están celebrando do tanto en la Santa Sede como en alguna universidad católica española este asunto tan crucial. 

Cada uno de nosotros, aquí en presencia del Señor, podemos identificar nuestras tentaciones, nuestros dioses, aquellos que creemos que nos va a dar la libertad y la felicidad. A veces no quiere decir que sean grandes tesoros. Un orgullo, una vanidad, un envidia, un capricho pueden ocupar el lugar de Dios.

S.Agustín, en el oficio de lecturas del día, en un comentario sobre los salmos(60,2-3):”hemos sido tentados en él, también en él vencemos al diablo. ¿Te fijas en que Cristo fue tentado y no te fijas en que venció? Reconócete a ti mismo tentado en él, y reconócete también vencedor en él. Podía haber evitado al diablo, pero sino hubiese sido tentado, no te habría aleccionado para la victoria cuando tú fueras tentado”

Concédenos avanzar en la inteligencia del misterio de Cristo y vivirlo en su plenitud….Nuestra vida sea conforme con las ofrendas que presentamos…Haznos sentir hambre de Cristo y vivir de toda Palabra que sala de tu boca 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *