SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO,REY DEL UNIVERSO

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

 

1ªLct.:”ºSam.5,1-3:Ungieron a David como rey de Israel.

Sal.121,1-2.3-4ª-4b-5:¡Qué alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor¡

2ªLct.:Col1,12.20: Nos ha traslado al reino de su Hijo querido.

Evang.Lc.23,35-43:Señor, acuérdate de mi cuando llegues a tu reino.

 

Contemplando el Solemne funeral de Estado por el eterno descanso del Rey Balduino de Bélgica, me llamaron la atención las palabras del Cardenal Daneels que presidía la Eucaristía:”Hay algunos hombres que son reyes de los pueblos y algunos reyes son también pastores”.Este fue el caso del  llorado rey Balduino ,tan preocupado por los problemas concretos de sus súbditos.

Al celebrar hoy la Solemnidad de Cristo Rey la Palabra de Dios nos ofrece el testimonio admirable del pueblo de Dios que en el rey David tiene a  su jefe y pastor con quien establece un pacto .Y “David fu ungido como Rey de Israel”.

Naturalmente que el gobierno de Israel fue espléndidamente dirigido por David de ahí que a lo largo de su historia, especialmente en tiempos de los israelitas no dejaban de  anhelar y soñar la llegada de un libertador al estilo del esplendoroso David. Se creía que con el poder de un nuevo David, Israel vencería a todos sus enemigos. Los profetas una y otra vea denunciaban los pecados de los israelitas y los desaciertos de los reyes. Nunca  de llegaba tal anhelado  Mesías ,Rey como David.

De ahí que la esperanza se va purificando y se va perfilando otro modo de Mesías aparece la figura de un Mesías, Ungido, Siervo,  un pastor que a través del sufrimiento salvará a muchos y que el profeta Isaías lo expresará así: “salvó a muchos”,“ y sus heridas nos han curado”.

Así fue como el proceso de la revelación alcanza manifestación del Hijo de Dios como Siervo. 

El elocuente testimonio del evangelio según S.Lucas nos revela la identidad de Jesús que habló con autoridad y realizó signos de poder como las curaciones de tantos enfermos .Le dieron  notoriedad ,poder , grandeza y justamente ahora en el patíbulo de la cruz  se le increpa y desafía para que realice un gesto de poder y baje de la cruz pues si a otros ha curado y salvado  que lo muestre ahora: ”a otros ha salvado, que se salve a sí mismo”.

Pero “ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS” dejaron escrito en un letrero en griego, latín y hebreo. Este es Jesús, el Hijo de Dios, el Mesías, el Ungido, “escándalo para los judíos, necedad para los griegos pero poder de salvación para el que cree en El”, Este es el rey que lavó los pies a sus discípulos en la última cena”, el que dijo: ”El que quiera ser entre vosotros el primero, sea vuestro servidor”. Este es el rey de los judíos, de los gentiles, del mundo

Este es el  modo de acercarse a Jesús y al Reino, este es el modo de conocerlo y amarlo A través del servicio, del amor, del perdón y del no-poder. El ladrón arrepentido al reconocer la inocencia de Jesús –“este no ha faltado en nada”-reconoce su pecado y con una súplica iluminada: ”acuérdate de mi cuando estés en tu Reino”,  recibe, como don ,la respuesta más entrañable y fecunda :”hoy estarás conmigo en el paraíso”

Así ejerce Jesús su Reinado y Señorío: En la Imagen de Dios invisible, el Primogénito de toda criatura, la cabeza de la Iglesia,” reside la plenitud de la divinidad”, el Padre quiso reconciliar consigo todos los seres del cielo y de la tierra.

Por Jesús hemos pasado de las tinieblas a la luz.

Ahora sí que apreciamos que el Reinado de Jesús lo es de justicia amor y paz, que servir es reinar. Ahora  nos viene bien interiorizar que somos “Un pueblo de reyes” que como Jesús estamos dispuestos a dar la vida y servir; “un pueblo de sacerdotes” unidos a Jesús que se ofrece al Padre; y “un pueblo de profetas” que anuncian y celebran las maravillas de Dios que nos ha creado y salvado por su Hijo Jesús con la fuerza del Espíritu Santo. Amén A El todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos

“Haz que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado, sirva a tu majestad y te glorifique sin fin” “Que podamos vivir eternamente con él en el cielo”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *