VIGÉSIMO SEGUNDO DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

 

1ª Lect: Eclesiástico 3,1921.30-31:Hazte pequeño y alcanzarás el favor de dios

Salmo 67,4-5ac.6-7ab.10-11:Has preparado , señor , tu casa a los desvalidos

2ªLectura:Hebreos 12,18-19,22-24ª :Os habeis acercado a la ciudad de Dios.

Evangelio: Lucas 14,1.7-14:Todo el que se enaltece  será humillado y el que se humilla será enaltecido  

 

 INVITADOS A UN BANQUETE DE GRATUIDAD Y ALEGRÍA           

 

La celebración de un banquete al que ha sido invitado Jesús, le sirve de argumento para exponer su enseñanza, mejor su sabiduría sobre  cómo es el comportamiento de los hombres y cómo debería ser desde la situación nueva que crea “el Reino de Dios” que Él anuncia ya presente. Jesús que no ha venido a abolir la ley y los profetas sino a  darle plenitud comienza por asumir el “sentido común” que debiera regir la vida de los hombres

Una actitud de humildad(de humus=tierra, a flor de tierra, sin vanidad ,ni altanería)  de saber estar, es una estupenda recomendación para que cada uno ocupe el lugar debido en  la vida ,en un banquete de Dios con los hombres y sea dichoso .En alguna otra ocasión , Jesús, de forma inusitada en él que predica la misericordia de Dios, arremete contra la actitud hipócrita y altanera de algunos fariseos que simulando piedad que buscan los primeros puestos creyéndose más importantes que los demás  y  “son sepulcros blanqueados” .Pues el Señor quiere misericordia, quiere el corazón, quiere la sinceridad, la verdad.

Jesús ,con la imagen del banquete para explicar el contenido del Reino de Dios, profundiza aún más en su enseñanza sobre la gratuidad y largueza de Dios y recomienda que cuando celebres un banquete, invita a todos aquellos que no pueden invitarte, que no pueden corresponderte. Como si nos dijera: sé como Dios, sé gratuito como Dios  que hace “llover sobre buenos y malos”, que hace salir el sol sobre justos e injustos.

Y he aquí que se nos hace difícil comprender la recomendación el maestro .Todos en nuestra vida actuamos con  “un esquema  o tipo de comportamiento” que podríamos llamar “esquema de la ley”. ..Al trabajo , le corresponde un salario… Si hago un favor, lo normal es que o me lo reconozcan o me lo devuelvan. Si alguien quebranta el orden, se espera que se le castigue. Si cumplo los mandamientos y rezo, Dios tiene que favorecerme.. Estamos acostumbrados  a que la vida funcione de este modo. Y por supuesto el colmo es el cinismo, el alardear en hacer y comportarse mal. O la hipocresía, simular hacer el bien. Aunque al menos “la hipocresía es el tributo que paga el vicio a la virtud”(Le Rochefoucauld)

Pues Jesús, rompe “el esquema de la ley”. Recordad lo que dice S.Pablo: “apenas se encontrará un justo que muera por otro justo, pero lo que es un justo por uno pecador…Pues esto es lo que ha hecho Jesús, el santo ,el justo, ha muerto por los pecadores para hacernos justos. El ha perdonado a sus enemigos, se ha entregado totalmente por nuestro amor y ha roto también “el esquema de la ley”= se vive y se muere” por VIVIR ETERNAMENTE 

Jesús ha inaugurado “una nueva forma de vivir” ”unos cielos nuevos y una tierra nueva”, una “ciudad celeste” incoada aquí en la tierra. Así que el perdón, el compartir los bienes, el construir la paz , el ser sinceros y honrados son el estilo del creyente cristiano que vive “bajo la gracia” y no bajo el peso de la ley. :”cuando celebres un banquete…invita a quienes no pueden invitarte.

«El que se humilla será enaltecido» y el que se enaltece será humillado»

Somos peregrinos, somos conscientes de nuestra pobreza, deseamos ser así pero no lo realizamos. Por eso venimos a la Eucaristía , a este banquete de gracia y perdón, a recibir la palabra de Dios y el cuerpo y sangre de Jesucristo como alimento e impulso de la gracia a fin de realizar los cielos nuevos y la tierra nueva.

La fuerza de la humildad, la fuerza del servicio, la fuerza de la gracia se amplifica cuando se abre la puerta de la eternidad del amor de Dios manifestado en Jesucristo con la acción del Espíritu Santo.La carta a los Hebreos aviva nuestra esperanza: os habéis acercado al monte de Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, ciudad de Dios, ciudad de la paz ,nuestro destino es la nueva alianza que inauguró Jesucristo, Mediador.

Siembra en nuestros corazones el amor de tu nombre

“Señor, el amor con que nos alimentas, fortalezca nuestros corazones y nos mueva a servirte en nuestros hermanos, haz más religiosa nuestra vida” ”que el amor con que nos alimentas fortaleza nuestros corazones y nos mueva serviste en nuestros hermanos”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *