FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA: JESUS, MARIA Y JOSÉ

1ªLct.:Eclesiástico 3,3-7.14-17ª:El que teme al Señor honra a sus padres
Sal.127,1-2.3.4-5:Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos
Col.3,12-21:La vida de familia vivida en el Señor.
Evangelio :Lc.2,41-52:Lo encuentran en medio de los doctores.

CRECÍA EN SABIDURÍA Y GRACIA ANTE DIOS Y LOS
HOMBRES

La palabra de Dios que ha sido proclamada es como un foco de luz abundante sobre la familia de Nazareth : José, María y Jesús.El misterio de Dios en la vida de María y José ha dilatado su fe, su visión, su apertura de corazón para acoger la vida de Jesús.
Los sencillos y parcos relatos que los evangelios nos dan de la Encarnación y nacimiento del Hijo de Dios ponen de manifiesto cómo María y José elaboran en su interior con madurez y fe sincera todo lo que desborda sus cálculos humanos. Sus preguntas, preocupaciones y  temores son guiados por la luz del Espíritu que les ayuda a entregarse a los designios de Dios.
.-Hijo ¿cómo nos has tratado así? Mira que te hemos buscado angustiados .-¿No sabíais que he de preocuparme de las cosas de mi padre?
“Ellos no comprendieron lo que quería decir”.María y José han de realizar un camino progresivo en la fe:”su madre conservaba todo esto en su corazón”, han de fiarse de su hijo:” que bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad “”creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres” Contemplamos como un orden, sentido y pedagogía de Dios en relación a esta bendita familia de Nazaret. Dios que se revela como una comunidad en relación, en comunicación: Padre, Hijo y Espíritu Santo es la fuente de toda familia humana. Y la familia padre, madre, hijos… en comunión y en relación armónica es reflejo de la familia Trinitaria. Por eso en la oración colecta hemos pedido que “imitando sus virtudes domésticas y su unión en el amor, lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo”. ¡Qué mejor ejemplo o imagen para acercarnos a imaginar la felicidad eterna sino una familia bien avenida, reconciliada, festiva de todos sus miembros¡ Un cineasta italiano decía que no existía ni había felicidad alguna en ningún sitio,”salvo en la casa de mi madre”(Bertolucci).
Hoy dejamos que la luz del Señor ilumine nuestras familias. Con vosotros nos alegramos por tantos momentos de alegría y éxitos logrados y compartidos en familia. Nos unimos a vuestras dificultades, sufrimientos, incomprensiones, silencios de convivencia. Comprendemos el necesario y a veces dificultoso ejercicio de la autoridad.Nuestra cultura actual “parece haber dado muerte al padre” y sin figura paterna no puede desarrollarse una personalidad sana y equilibrada.El autoritarismo no se cura con una “actitud líquida!” en la que todo vale y no hay puntos de referencia y orientación. La experiencia pedagógica de la Summer Hill,escuela libertaria,con el correr de los tiempos hizo que algunos de sus antiguos alumnos militasen en partidos conservadores.
En medio de las convulsiones sociales que afectan a la institución familiar, los cristianos estamos llamados a testificar que la unión matrimonial hombre y mujer responsablemente abierto a la vida, elevado a la categoría de sacramento por Jesús, ha ayudado a humanizar el amor entre el hombre y la mujer, la elección y el afecto intersexual con el fruto de los hijos. Con la gracia sacramental de estado ha sido y continúa siendo un ámbito de salud, alegría cariño para los esposos y los hijos.
Ante la plaga de la poligamia en la periferia de Paris, un joven francés de origen africano, Kofi Jumeau comenta:”Yo estaría contra la poligamia incluso en África. He crecido entre cuarenta hermanos nacidos de las once mujeres de mi padre. Todos mis hermanos y yo hemos sido víctimas de la misma descomposición familiar
El cristiano sabe que la familia es un don de Dios que se despliega en el amor, el cuidado, la ternura, la comprensión ,el, sacrificio y se fortalece en torno al cuarto mandamiento: honrarás a tu padre y a tu madre. La sensibilidad cristiana con nuestros padres se expresa así:”sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones mientras viva; aunque flaquee su mente ten indulgencia, no lo abochornes mientras seas fuerte” Hay una indicación preciosa de la palabra de Dios:”la piedad para con tu padre no se olvidará, será atenida en cuenta para pagar tus pecados; el día del peligro se te recordará y se desharán tus pecados como escarcha bajo el sol” .El pecado de endurecimiento, peligro en nuestras almas, sólo puede ser quebrado por la piedad, la misericordia, la delicadeza y la ternura.Nuestros hermanos agustinos tanzanos nos recuerdan la veneración y estima que guardan hacia sus mayores.Un antiguo superior español,recién fallecido entre ellos, fue cuidado con estima y consideración “como un padre” “como un anciano” digno de respeto y cálida consideración.
Vuestra presencia vecinal, en tantas ocasiones, los grupos de cáritas que ayudan a las familias, los grupos de matrimonios que preparan a los novios o que se reúnen para compartir y comunicarse son iniciativas para que el mundo sea más humano y divino que se construye desde la familia.Frente al “divorcio expres”,algunos abogados y juristas de la familia han propuesto el importante papel de “mediadores” que evitaría separaciones precipitadas y bastante sufrimiento especialmente a los hijos.
Que el Señor nos bendiga y nos dé entrañas de misericordia, bondad, humildad, dulzura y comprensión. ”Concédenos, Señor que imitando las virtudes domésticas de la Sagrada Familia, lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo””Guarda a nuestras familias en tu gracia y tu paz” ”que después de las pruebas de esta vida podamos gozar en el cielo de su eterna compañía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *