DOMINGO TERCERO DE ADVIENTO

  •                               III DOMINGO DE ADVIENTO
    1ª Lct.:Sofonías 3,14-18ª.:Alégrate m y gózate , Jerusalén.
    Sal.Isa.12,2-3.4bcd.5.6:Gritad jubilosos.”Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel¡”
    2ªLct..Filipenses 4,4-7:Os lo repito: estad alegres
    Evangelio Lc.3,10-18:¿Qué hemos e hacer?

En la tradición litúrgica la celebración de este tercer domingo lleva el sobrenombre de “GAUDETE” (Imperativo de Gaudio: Alegraos, regocijaos en el Señor).Y se le añade una nota de color a la casulla del sacerdote :el rosa, señal de alegría.
El profeta Isaías dirige a la hija de Sión y a Jerusalén una orden vibrante y ardorosa :”Regocíjate ,hija de Sión, grita de júbilo, Israel, alégrate Jerusalén. Porque el Señor está en medio de ti. El se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta”. Cuando han fracasado todas las estrategias humanas, cuando se han sentido defraudados por los malos gobernantes, cuando a los “pobres de Yaveh”(“los anawim)han soportado tribulaciones y persecuciones y han sido rectos en los caminos de la justicia y el derecho de Dios y han soportado la desesperación y la angustia, esta poderosa palabra del Profeta Isaías ha acrecentado su esperanza para volar raudos por la vida con la alegría íntima que les da el Señor. En estos días también el profeta Isaías nos decía: “los que esperan en el Señor son como las águilas…sus alas levantarán …caminarán y no se cansarán…Nuevas fuerzas tendrán los que esperan en el Señor ”
Igualmente S.Pablo exhorta a los creyentes de Filipos : Estad siempre alegres en el Señor os lo repito: estad alegres. El Señor está cerca. ¡Qué vivencia tan profunda del apóstol y qué convicción de la presencia poderosa del Señor resucitado¡
No menos ardiente es el salmista: ”Gritad jubilosos habitantes de Sión:¡Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel¡
Pero ¿cómo conseguir estar alegres?¿Los acontecimientos, las noticias de cada día nos dejan margen para estar alegres y contentos? Sin embargo han personas que cada día se levantan y van a la calle, a su trabajo y profesión con el deseo de cumplir bien su trabajo y hacer el bien cuesto lo que cueste. Aunque rodeadas y tentadas por la desesperación abren su corazón a la esperanza y se apoyan en el Dios de la vida y la esperanza. ¿Acaso la alegría es fruto de una acción voluntarista: quiero estar alegre e inmediatamente lo consigo ?Sabemos los mecanismos a los que recurren las personas para conseguir artificial y ficticiamente estar alegres: comida abundante, alcohol, droga, danzas desenfrenadas. Pero estas actitudes y prácticas no hacen brotar la alegría desbordante.La alegría no es objeto de una técnica o desgtreza sino fruto del Espíritu Santo.
Un converso de nuestros días, Leonado Mondadori, presidente de una gran Editorial italiana que se había divorciado dos veces y unos años antes de su grave enfermedad había acogido la gracia de la conversión, después de mucho tiempo se encuentra con su legítima esposa, Paola, quien le manifestó si se había hecho la plástica o cirujía estética pues le notaba tan contento y sonriente a quien siempre le había notado serio. Sí, he realizado la cirugía estética …”del alma”.He encontrado al Señor.

¿Qué hemos de hacer? –preguntan los judíos impactados por la Palabra de Dios que les dirige Juan el Bautista. ¿Qué hemos de hacer cada uno de los que hoy nos encontramos celebrando la Eucaristía?
Reparte una túnica, no exijas más que lo establecido. No extorsiones, ni abuses. Abre el alma, el corazón y las manos. Comparte tu vida. Escucha, comprende, ayuda, agradece los bienes que has recibido, ordena y orienta el ejercicio de la caridad hacia los que lo necesitan.
Juan el Bautista continúa su predicación: acoged al que viene que os bautizará con Espíritu Santo y fuego. El fuego signo de destrucción, lo es también de purificación, cauterización, liberación del pecado. El bautismo de conversión para el perdón de los pecados que predica Juan Bautista presentará una novedad singular con la Resurrección de Jesús. ”Recibiréis fuerza de los alto para interiorizar y cumplir la alianza que el pueblo tantas veces ha frustrado”. Y así nosotros mismos tan autónomos, tan pagados de nuestro orgullo ,tan pecadores
Termina el evangelio de hoy: ”Exhortaba al pueblo y le anunciaba la Buena Noticia.
Esta es la causa de la verdadera alegría: Dios con nosotros, Jesucristo su Hijo amado y el Espíritu Santo que nos inunda con su amor.
Recordad cómo al final del discurso de Pedro en los Hechos de la Apóstoles en que predica la pasión, muerte y resurrección de Jesús muchos compungidos, afectados por el mensaje preguntan:¿Qué hemos de hacer?.Y Pedro responde: Bautizaos en el nombre de Jesús ,se os perdonarán los pecados y recibiréis el Espíritu Santo.
¿Qué hemos de hacer nosotros en medio de nuestro mundo desencantado y sufriente que necesita esperanza y alegría? Renovar nuestra fe en Jesús y disponernos a las actitudes de caridad ,justicia y verdad que comparte en el nombre de Jesús.
Pidamos una nueva efusión del Espíritu Santo sobre nuestra vida para que la libere, la purifique de sus pecados, cauterice sus heridas, nos caldee.”Que esta comunión que hemos recibido nos purifique de todo pecado” .”Que te ofrezcamos siempre este sacrificio como expresión de nuestra propia entrega .
“Concédenos ,Señor, llegar a la Navidad-fiesta de gozo y salvación-y poder celebrarla con gozo desbordante.”Así “la paz de Dios que sobrepasa todo juicio custodie nuestros corazones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *