VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO

DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO ORDINARIO

1ªLct.:Isaías 22,19-23:Colgaré de su hombro la llave del palacio de David
Sal.137,1-2ª.2bc-3.6 y 8bc:Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.
2ªLct.:Rm.11,33-36:Él es origen, guía y meta del universo.
Evangelio: Mt.16,13-20: Tú eres Pedro y te daré las llaves del reino de los cielos.

El primer fragamento del libro de Isaías en el que se nos narra que el Señor destituye a Sobna,encargado de palacio que ha llegado al puesto por influencias humanas y lo sustituye por Elyaquin, se advina como el proyecto de Dios sobre su enviado,su Mesías tiene los visos de Elección,de gracia,de predilección:”le vestiré tu túnica,le ceñiré tu banda,le daré tus poderes,será padre para los habitantes de Jerusalén,dará un trono glorioso a la casa paterna”,”Señor tu misericaordia es eterna,no abandones la obra de tus manos”.Y al fondo, la elección de su Hijo Jesucristo
Hoy Jesús en el evangelio proclamado, actualiza para nosotros la misma pregunta que dirigiera a sus discípulos:¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?¿Quién soy yo?¿Qué dices de mí?
Pedro en nombre de los demás contestó: eres tan famoso como Juan Bautista , Elías o Jeremías. Eres un profeta. Yo digo. Tú eres el Cristo, el Ungido, el Hijo de Dios. Algo así como: más importante y grande que ellos.Tú eres alguien muy especial.
El comentario de Jesús nos indica que Pedro hizo una confesión que le superó :”Dichoso tú, Simón, porque esto no te lo ha revelado nadie de carne y hueso sino mi Padre”
Y les mandó a sus discípulos que no dijeran a nadie que era Él el Mesías. Esta confesión podría ser malinterpretada debido a las diversas opiniones que sobre el Mesías tenían especialmente las autoridades religiosas judías.
Jesús se ha ido manifestando en la palabra y en lo signos llenos de poder y curación. Ha puesto de relieve “la gran conciencia d que tiene de sí mismo”. Así lo percibe la ente y así lo perciben sus discípulos. Sin embargo cuando les hable de subir a Jerusalén ,de ser condenado, de la cruz, la resistencia es inmediata por parte de Pedro: Eso no sucederá.
También la paciencia de Jesús les insta a:”…el que quiera ser mi discípulo tome su cruz y me siga, sea servidor…conviene que yo me vaya para enviaros un Abogado, un Paráclito que os revele la verdad”. Jesús constituye a Pedro con un ministerio o servicio especial en la nueva comunidad cristiana. El ministerio petrino, el ministerio del Papa es un servicio de amor y de confirmación de la fe de los creyentes. Con toda su fuerza y energía ha urgido a los jóvenes de la JMJ: “No neguéis a Jesucristo” ”El no quita sino da” .
Hasta cierto punto, Jesús está presente en la cultura actual. Libros, películas, ensayos, Jesús Superstar. Se cuenta que algunos condenados al ver la película de la Pasión de Mel Gibson se han sentido culpables.
Sin embargo Jesús no está presente en cuanto a la confesión explícita que Jesucristo crucificado y resucitado es nuestro Salvador. ”Nadie puede decir Jesús es el Señor sino es con la fuerza del Espíritu Santo”. ”¡Qué abismo de generosidad, de sabiduría y de conocimiento el de Dios¡¡Qué insondables su decisiones y qué irrastreables sus caminos¡
Es preciso hacer un gran acto de fe en Jesucristo. En el reciente jubileo de ooro,de los 50 años de la renovación carismática enh la Iglesia católica,una corriente de gracia en el Espíritu Santo que ha reunido una asamblea de 40000 personas de 128 países un lema en varios idiomas en el palco central decía.JESUS ES EL SEÑOR, JESUS IS THE LORD.Necesitamos una gran efusión del Espíritu Santo para todos los cristianos y ¡ojalá también para nosotros¡ Que se cumplan las palabras de otro gran ministro, Pablo:”Todo lo estimo pérdida con tal de llegar al conocimiento de Cristo que me amó y se entregó por mí” Confiesa en tu corazón: Jesús es el Señor, es mi Señor. “para que nuestros corazones estén fundamentados en la verdadera alegría”, ”condúcenos a perfección tan alta y mantennos en ella de tal forma que en todo sepamos agradarte”, ”concédenos los dones de la unidad y de la paz en tu Iglesia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *