TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

TRANFIGURACION DEL SEÑOR

1. Lect: Daniel 7,9-10.13-14:Su vestido era blanco como la nieve
Salmo.96,1-2.5-6.9: El Señor reina, Altísimo sobre toda la tierra
2ª Lct: 2ª 1,16-19: Esta voz traída del cielo la oímos nosotros.
Evangelio Mt.17,1-9: Su rostro resplandeció como el sol.

Cuando el apóstol Pedro quedó restaurado de su quebranto al negar a Jesús en su pasión y quedó lleno del Espíritu Santo en Pentecostés que le impulsaba a dar testimonio de la verdad, con la fuerza del mismo Espíritu fue recordando y comprendiendo lo que les había ocurrido con el maestro en sus correrías evangelizadoras
En esta ocasión ,según nos narran los evangelios, Pedro, Santiago y Juan habían subido con Jesús a una montaña. al monte Tabor y habían disfrutado de una vivencia especial. Jesús se transfiguró delante de ellos “su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blan cos como la luz” y volvieron a escuchar las mismas palabras que en el bautismo de Jesús en el Jordán: Este es mi Hijo, el escogido, el amado, escuchadle.
Fue tal gratuita y gozosa la experiencia que Pedro exclamó:¡Qué bien se está aquí ¡Paremos aquí, no nos movamos de este lugar precioso ¡Hagamos tres tiendas¡
Jesús les impuso secreto de esta experiencia hasta que resucitase de entre los muertos. Pero ellos no entendieron eso de “resucitar de entre los muertos”. Eran muy llanos, muy terrenos, muy del día a día.
La experiencia de la Pasión de Jesús tan real y crucificante caló en la profundidad de los discípulos que se sintieron desconcertaqdos y desorientados y ahora la inigualable experiencia de la Resurrección transformó a aquellos discípulos. Ahora entienden que la transfiguración fue una prefiguración, un adelanto de la Resurrección.
Esto confirma la palabra de los profetas y hacéis muy bien en prestarle atención como una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que después el día y el lucero nazca en vuestros corazones 2ªPe.1,17-19.”No nos fundábamos en invenciones fantásticas,sino que habíamos sido testigos oculares de su grandeza.Él recibió de Dios Padre honra y grandeza cuando la sublime gloria le trajo aquella voz:”Este es mi Hijo amado en el que yo me he complacido” Ahora sí que aquella visión y sueño de Daniel:”un anciano vestido blanco como la nieve,cabellera como lana limpísima…un trono,llamas de fuego,miles y miles de servidores y una especie de hombre a quien se le dio poder y honor y reino” se realiza en Jesús,el Hijo del hombre,quien siendo de condición humana se rebajo hastra someterse a la muerte de cruz y a quien Dios lo levantó y le dio el Nombre sobre todo nombre”.
Nuestro camino cristiano con sus gozos iy tristezas luces y sombras es un seguimiento de Jesús crucificado y glorioso. Es la luz en la noche, es nuestro descanso y nuestro consuelo.
Hoy también contemplamos a Jesús transfigurado,lleno de luz,resucitado que nos invita a detenernos a orar con él, para poder decir:¡qué bien se está aquí¡Mirando siempre al resucitado mientas con nuestro trabajo,dedicación,nuestro esfuerzo vamos iluminando,transfigurando nuestra realidad cotidiana.
Contemplad al Señor y queadréis radiantes¡Gustad y ved qué bueno es el Señor¡
La fiesta de la transfiguración del Señor es una llamada a renovar nuestra fe en el crucificado y resucitado y en nuestra futura y feliz resurrección.
Es una de las grandes fiestas de la Iglesia ordtodxa.En el Mone Athos,penínsulo Calcídica de 45 Kms de largo y 10 de ancho se eleva el monte a 2034 sobre el nivel del mar.En la costa 20n monasterios que le han dado nombre de Haguib Iris(Santa Montaña)
Un abad de uno de los monasterios del monte Athos nos ofrece un bellísimo testimonio de la celebración de la Transfiguración del Señor, fiesta que se celbra el 6 de agosto. En la cima del Monte Athos a 2000 metros sobre el nivel del mar hay una ermita. Allí peregrinan monjes de todos los monasterios de la montaña. Al atardecer por distintos sendas al son del tintineo de los animales que portan útiles para la celebración los peregrinos van cantando salmos inspirados. Durante toda la noche una gran Liturgia se celebra en aquella cima conmemorando la Transfiguración del Señor. Cuando regresan a sus monasterios o casas y aprecian destellos de luz tabórica en sus rostros

Señor,”`prefiguraste maravillosamente nuestra perfecta adopción como hijos tuyos ,que seamos un día coherederos de su gloria..”Con los resplandores de tu luz límpianos de las manchas de nuestros pecados”.”Los celestes alimentos que hemos recibido nos transformen en imagen de tu Hijo,cuya gloria nos has manifestado en el misterio de su Transfiguración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *