JUEVES SANTO

JUEVES SANTO
MISA VESPERTINA DE LA CENA DEL SEÑOR
1ªLct.:Ex.12,1-8.11-14:Prescripciones sobre la cena pascual
Salmo.115:El cáliz que bendecimos es la comunión de la sangre de Cristo.
2ªLct:IªCo.11,23-26:Cada vez que coméis del pan y bebéis del cáliz proclamáis la muerte del Señor.
Jn.-13,1-15: Los amó hasta el extremo.

Dijo Jesús a sus discípulos :”conviene que yo me vaya para enviaros un abogado, un paráclito(defensor) que os enseñe la verdad plena. ”Os enseñará todas las cosas y os recordará todas mis palabras”(Jn.14,25).Y esto es lo que el Espíritu del Señor hace con nostros en esta maravillosa tarde el Jueves santo.
Hemos escuchado cómo celebraban los judíos la fiesta anual de la Pascua, recuerdo, actualización, memorial de lo que uno día les aconteció a los judíos, liberados de la esclavitud de Egipto.En familia compartirían la comida de un animal macho(cordero o cabrito).Lo mataréis al atardecer…rociaréis las jambas y el dintel…Carne asada, panes sin fermentar y verduras. Cintura ceñida, bastón y de pie. Comeréis de prisa..Es la Pascua,el paso del Señor.
Esta pascua o paso del Señor es FIGURA o adelanto profético de la Pascua plena del Señor con el acontecimiento de lo que Jesús hizo en la última cena: instituye la Eucaristía y el orden sacerdotal y muestra el mandamiento nuevo del amor “hasta el extremo”,lavando los pies a sus discípulos.Y esto es lo que celebramos hoy en el SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA en este año 2017,en este día, en este hoy del Señor.
Todos de alguna manera nos sentimos contagiados en estos días incluso por el ambiente exterior de turismo, cofradías, procesiones.Lo importante es que ahora nos dejemos abrasar por la palabra proclamada que el Espíritu Santo renueva para cada uno y para la comunidad.
Por eso con alabanza y agradecimiento:”¡Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho¡ el creyente cristiano,cada uno de nosotros ,aunque débiles y pecadores,reconocemos la gracia de conocer y amar a Jesús que ha dado la vida por amor hasta el extremo,nos ha llamdo sus amigos,nos ha lavado los pies y sin “almibaramientos” nos ha dado una señal:”si yo os he lavado los pies..vosotros también haced los mismo” Esta emoción contenida que interiormente nos ilumina y edifica, nos eleva e impulsa a vivir humildemente el estilo de Jesús que nos amó hasta el extremo de dar ls vida.S.Agustín,en un maravilloso comentario al evangelio de S.Juan sobre la plenitud del amor:”Amaos como yo os he amado…””nadie tiene amor más grande que el que da la vdia por sus amigos…Cristo dio su vida por nosotros…también nosotros debemos dar la vida… recurre al libro de los Proverbios y su atinada recomendación:”sentado a la mesa del Señor mira qué te ponen delante,pon la mano en ello pensando en  que tú has de preparar algo semejante…”.Pues este gesto se realiza también hoy:tantas personas que cuidan de otras :niños,ancianos,enfermos.,madres,hijos,médicos,enfermeras,policías, mártires de nuestros días por causa de Jesús.No llegaredmos como Jesús en su libertad que en el momento de morir MATÓ EN SÍ MISMO A LA MUERTE(Trat.sobre S.Juan 84,1-2.CCL.36,536-538…Liturgia de las horas II,p.372).Los mártires al derramar su sangre,ayer y hoy ,mostraron y muestran  lo que habían tomado de la mesa del Señor:su vida abundante ,recibida con gratitud.
En est tarde- memorable Cena de tu Hijo-confías a a tu Iglesia el banquete de su amor,sacrificio nuevo de la Alianza eterna…que la celebraqción de los santos misterios,nos lleve a alcanzar la plenitud del amor y la vida.Concédenos participar dignamente…pues cada vez que celebramos el memorial de la muerte de tu Hijo,se realiza la obra de la salvación.Que la cena de tu Hijo que nos alimenta en el tiempo llegue a saciarnos un día en la eternidad de tu reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *